7 CLAVES PARA SABER COMER.

CÓDIGO DE LA COMIDA SANA 

Muchas personas comen por placer y eso está bien, pero no debemos olvidar la finalidad que tiene la comida. Los seres humanos necesitamos alimentarnos para obtener energía y así afrontar las actividades diarias. Sin embargo, a veces es al contrario, nos alimentamos en grandes cantidades mayores al ejercicio que vamos a realizar, es ahí cuando llegan los problemas. En este artículo te mostrare las siete claves para saber comer.

1.Calorías, las justas, ni más ni menos: Todos los alimentos pueden engordarte.

Las calorías no utilizadas para vivir y movernos se convierten en kilos y grasa corporal. La persona que come saludablemente es aquella que come de acuerdo con sus características corporales (sexo, edad, peso y estatura) y teniendo conciencia de los alimentos que ingiere, así como cuando y en qué cantidad.

Dos ideas clave a tener en cuenta son:

  • Por la propia evolución del organismo, hay mayor tendencia a engordar a partir de los cuarenta años.
  • Las mujeres aumentan de peso con mayor facilidad que los hombres.
2. Aficiónate a los carbohidratos lentos: Lo dulce y la bollería puede ser tu perdición.

Por placer o incluso ansiedad a ingerir azúcar, acudimos al dulce. Nuestro organismo convierte los hidratos de carbono de absorción rápida; es decir azucares, en kilos. ¿Cómo solucionamos esto? Recurriendo a los alimentos ricos en carbohidratos pero de absorción lenta, como por ejemplo cereales, patatas, verduras…

3. Cuidado al escoger las grasas: Que tu grasa sea de aceite de oliva 

El exceso permanente de grasas de origen animal en la dieta está directamente relacionado con las dos principales enfermedades de los países desarrollados: las cardiovasculares y el cáncer. El truco está en ingerir menos grasa de origen animal que de procedencia vegetal. Las grasas de origen animal procedentes del pescado son mucho más beneficiosas para el corazón que las de la carne. Una alternativa vegetal bastante sana es el aceite de oliva natural sin recibir calor para usos como freír otros alimentos.

4. En la variedad está el triunfo: Come de todo para que tu organismo no pase hambre de nada.

No existe ningún alimento que nos aporte completamente todo lo que nuestro organismo necesita. Por tanto, necesitamos comer de todos los alimentos para una nutrición saludable. La clave es comer de todo pero en su justa cantidad.

Dos puntos a tener en cuenta son:

  • Cocinar los alimentos de distintas formas: hervido, al natural, a la plancha, al horno…
  • Comer frutas y verduras de temporada y no dejarte llevar por el ritmo comercial del mercado.
5. Protégete con vegetales: Ni un día sin vegetales en tu mesa 

Estamos atacados por enemigos invisibles de los cuales necesitamos defendernos. Hablo de infecciones, virus y bacterias que nos producen enfermedades. Vivir significa oxidarse por tanto necesitamos alimentos que nos ayuden a detener el envejecimiento en la medida de lo posible. Vivir en un determinado entorno, en el que respiramos y nos contaminamos es otro factor influyente que con una alimentación rica en vegetales se puede reducir los posibles efectos. La manipulación que hacemos al cocinar alimentos (altas temperaturas, métodos de conservación…) puede ser la causa de problemas de salud junto con un largo etcétera. Tenemos la suerte de disponer de una naturaleza que nos da lo necesario para mantenernos sanos. Los vegetales nos aportan minerales y vitaminas imprescindibles. Además de ser un alimento ligero, depurador y nutritivo que acompaña muy bien a alimentos de contenido proteico animal.

6. Límpiate con fibra: una ración diaria de fibra es un seguro de salud 

Con el refinamiento de los cereales y la invasión a nuestras despensas de tanto producto elaborado, las personas necesitamos limpiar nuestro organismo de sustancias nocivas. La fibra actúa como esponja limpiadora. El tesoro de la fibra se encuentra en los cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y frutos secos. Además se ha comprobado que ayuda a evitar o disminuir el cáncer, diabetes y estreñimiento. Es un elemento fundamental para las personas que estén siguiendo una dieta para adelgazar ya hace que nos saciemos antes, aumenta el volumen de los platos, aligera la digestión y no aporta apenas calorías.

7.Abono de energía y juventud: el soporte de tus huesos son los lácteos 

En nutrición, como en la vida, hay que aprender a darle importancia a lo más humilde: el perejil, frutos secos… Porque nos llenan de minerales nuestros depósitos orgánicos. Una alimentación variada y saludable garantiza que todo esté abonado. El mineral más importante es el calcio ya que sin él el corazón y el cerebro no funcionarían. Es por eso que nuestros huesos tienen una gran reserva de calcio. ¿Como podemos mantener nuestros huesos jóvenes y fuertes? A través de los lácteos. Hoy en día podemos encontrar numerosas opciones, como por ejemplo: yogur, requeson, queso, mantequilla, leche fresca…

 

 

 

CONSEJOS SOBRE ALIMENTOS Y DIETA

Normas que debes seguir si quieres buenos resultados en tu dieta 

Solemos tener dudas sobre lo que podemos nos apetece y debemos hacer, aquí os explico algunos consejos que debéis seguir para tener muy buenos resultados:

¿Son lo mismo los embutidos que los fiambres?

Los embutidos son derivados cárnicos que se elaboran con piezas de carne y grasa pueden ir mezclados con sal y especias y sufren un proceso de fermentación y desecación, los embutidos se preparan con carnes y grasa de animales que además puede llevar almidones vegetales y proteínas de origen no cárnico son estos más baratos que los embutidos pero con menos valor nutricional, los debemos comer con moderación si queremos perder peso.

¿El gluten es bueno o malo? 

El gluten es una proteína que procede de cereales como el trigo, el centeno, la cebada o la avena, es la causante del pan se mantenga tierno lo que pasa es que algunas personas como los celiacos no pueden consumirlo pero para el resto de la gente es bueno.

¿Cómo sabes si eres intolerante al gluten?

Hay varios síntomas que te indican si padeces intolerancia al gluten, aquí te explico algunos de ellos:

  • Problemas digestivos como por ejemplo; estreñimiento, gases, hinchazón y diarrea.
  • Si te sientes fatigado  después de ingerir una comida con gluten, este es otro de los indicativos que te pueden decir si eres intolerante, aun así, consulta con el especialista.
  • El dolor de cabeza y las migrañas pueden ser ocasionados por el gluten.
  • Sí tienes inflamación o dolor en las articulaciones como dedos, las rodillas y caderas.
  • Problemas con el estado de ánimo, como ansiedad , depresión, cambios de humor y poca atención.
¿Que leche es más saludable la entera, semidesnatada o desnatada? 

La leche en general es rica en calcio tiene muchos nutrientes pero si quieres perder peso la más recomendada es la semi o desnatada porque le han quitado parte de esa grasa que nos ayuda a engordar La calidad de tu dieta depende de todos los alimentos que consumas, de la variedad y las veces que lo ingieras. No sirve de nada tomarla desnatada para no engordar si luego nos comemos un dulce o un bocadillo, si no tomas más de uno o dos vasos de leche al día, no habrá grandes diferencias a la hora que se note en tu peso.

¿Podemos tomar refrescos? 

Tienen de 10 a 12 gr de azúcar por 100 ml para quien haga algún deporte no es malo pero para una persona sedentaria es una fuente rápida de energía que carece de nutrientes que no nos aportan nada Contienen azúcar refinada, saborizantes, colorantes artificiales (estas tres cosas suman el 90% de la botella), además de caramelo, cafeína, aditivos y conservantes que derivan del alquitrán El ácido fosfórico, por ejemplo. Se trata de un gran corrosivo que ataca a los dientes, en primer lugar, y después, cuando pasa al cuerpo puede dañar el estómago y el hígado

¿Qué provocan los refrescos?
  • Engancha: Siempre nos pide el celebro consumirlas
  • Altera  el sistema nervioso: Las personas que beben refrescos sufren de una máxima excitación
  • Desequilibrios en el sistema hormonal: puede atacar el sistema endocrino
  • Daño en los dientes: Los mancha, los daña y provoca caries.
  • Desgasta los huesos: Debido a que roba el calcio del cuerpo.
  • Subida de peso: La gran cantidad de azúcares que contienen (aún las versiones light o bajas en calorías) hacen engordar más que cualquier comida.
  • Incremento de las alergia
  • Destrucción y envejecimiento de las células
¿Podemos comer chocolate en una dieta? 

En cantidades moderadas, el chocolate es bueno. Pero si se abusa resulta perjudicial.

Si tenemos que elegir un chocolate apto para dietas aunque con uso moderado porque 100 gramos aportan 500 calorías debemos escoger el chocolate negro por sus sustancias antioxidantes es mejor incluso que el chocolate blanco.

¿Es cierto que la ansiedad engorda? 

El estrés y la ansiedad nos bajan los niveles de serotonina, un neurotransmisor que nos hace sentir bien. Cuando comemos mucha  comida con azúcar y grasa, nos sentimos bien, tendemos a sentirnos culpables e infelices poco después, y más aún si ganamos peso.

Los problemas están causados por una combinación de factores biológicos, ambientales y emocionales, para solucionar problemas de peso hay que aprender a manejar el estrés y a regular conductas y emociones, de nada sirve hacer dieta si cuando nos sentimos mal recurrimos a la nevera 

 

¿Cuanta sal debemos tomar al día? 

No debe exceder los cinco gramos al día, si no queremos padecer la Hipertensión arterial, donde más se acumula es en los productos procesados.

¿Qué problemas conlleva el exceso de sal?

Si tomamos mucha sal la tensión arterial sube, los vasos sanguíneos están más comprimidos y el corazón realiza un esfuerzo adicional para bombear la sangre, Este trastorno es uno de los principales factores de enfermedades del corazón.

¿Cómo comer bien sin que nos resulte sosa?

Para que podemos engañar a nuestras papilas gustativas para que distingan otros sabores sin recurrir a la sal y que nos cueste menos comer menos cantidad de sal, existen trucos para darle un toque de sabor diferente y más sano a las comidas. Se puede echar vinagre o limón en lugar de sal o añadir hierbas aromáticas o especias que dan mucho sabor.

Para que la dieta sea exitosa, la dieta tiene que ser parte de tu forma de vida y aunque no bajes muchos kilos en poco tiempo, lo importante es que bajes de peso de manera gradual y que te mantengas en tu peso ideal.

Para perder peso se necesita tiempo, constancia, paciencia y saber comer, no hay que pasar hambre, hay que aprender a comer. Ya que, si lo que se realiza es una dieta muy estricta, el efecto rebote vendrá en muy poco tiempo y todo el esfuerzo y nuestra esperanza en un cambio de vida solo será un esfuerzo fallido.

 

 

 

SI NO TE GUSTAS, CAMBIA TU ESTILO DE VIDA.

Está comprobado que unos hábitos de vida saludables nos llevarán a tener buena salud para nuestro cuerpo y mente

Aquí te dejo unos consejos muy sencillos pero esenciales para llevar a cabo un cambio de vida sana para gustarnos más a nosotros y a los demás:

1. Establece una hora fija para comer.

Cuando creas en esta norma evitarás en parte la tentación del picoteo. Debes adaptarte a tus horarios y forma de vida. Acudir a una comida con hambre es lo peor que podemos hacer pues nos llevará a consumir más alimento y de manera más rápida sin apenas masticar ni reparar en la necesidad de tomarnos nuestro tiempo a la hora de alimentarnos.

2. Si puedes apaga la televisión mientras comes 

El celebro nos manda señales de saciedad que no percibimos cuando estamos con la atención puesta en otras cosas y situaciones, además de favorecer la comunicación con la familia, si vives solo crear un ambiente donde lo importante sea saborear y controlar lo que comes.

3. Traer la comida adecuada en un plato y no repetir 

La fuente de alimentos no debemos tenerla a plena vista porque da lugar a repetir y no es esta nuestra meta. Dicen que “Corazón que no ve corazón que no siente” pues tenlo en cuenta y solo mira la porción de lo que debes comer. Si repites solo provocarás que luego te sientas mal y se note a la hora de pesarte a la bascula.

4. Come despacio.

Debemos masticar el alimento mínimo diez veces antes de ingerir cualquier bocado para crear hábito y acostumbrarnos a no ir con prisa a la hora de comer. Si se come demasiado rápido, los alimentos no consiguen digerirse como es debido, lo que provoca que en el estómago se puedan formar bacterias de todo tipo que ocasionen problemas. Por ejemplo: Los gases, la diarrea o los dolores.

5. Cepillarse los dientes después de cada comida 

Si queremos unos dientes sanos y blancos es un hábito que debemos hacer después de cada comida. Es un gesto breve pero obligatorio si quieres lucir una bonita sonrisa y una buena salud bucal. Las bacterias en la boca se alimentan de azúcares y almidones que permanecen en los dientes después de comer y, en este proceso, generan ácido, que daña el esmalte. El flúor ayuda a proteger a los dientes de dos maneras: en primer lugar hace que el esmalte sea más fuerte y sufra menos daño; en segundo, revierte las primeras etapas del daño causado por el ácido. Para disfrutar de estos beneficios del flúor es necesario que nuestra pasta de dientes tenga la suficiente cantidad del mineral, esto no siempre ocurre. Los dentífricos que son bajos en flúor por debajo de mil partículas por millón no sirven para nada.

 6. Si tienes hambre asegúrate que no te aporte solo calorías vacías.

Cuando llegamos a casa después de superar un día duro de trabajo es mucho más frecuente caer en la tentación de abrir la nevera. Mejor descansar, beber agua en lugar de refrescos y “diferenciar la sed del hambre”. Las consecuencias del picoteo son muchas. Este tipo de conductas inapropiadas son frecuentes en dietas no saludables. Los alimentos más recomendables son frutas, un puñado pequeño de frutos secos, un yogur o un bocadillo. Ser regular y mantener un orden es la forma de reducir la ansiedad y las ganas de picotear durante todo el día.

7. No debes prohibir alimentos 

Todo se puede comer, eso sí, sabiendo lo que nos aporta en calorías y así saber la cantidad que debemos comer, si no que lo ideal es dosificarlo y controlar su ingesta, si precisamente ese es el que nos está haciendo engordar. Esta medida nos mantendrá nutridos a la perfección evitando así desajustes que nos pueden inducir a darnos atracones de un determinado alimento en momentos de bajón.

8. Respeta las horas de sueño 

Las hormonas se alteran fácilmente la Leptina se encarga de avisar el celebro el grado de saciedad y la Grelina que estimula la sensación de apetito por eso cuando duermes poco puedes sentir más saciedad y sensación de hambre. La falta de riego sanguíneo, la sensación de cansancio durante el día y los dolores de espalda y hombros son las consecuencias más comunes que afectan al rendimiento personal, todo ello provocado por no descansar bien durante la noche. 

9. Hacer cinco comidas al día. 

Si ingieres cinco comidas al día permites un mayor control de la glucemia (pilar clave en el tratamiento de la diabetes) permitiendo controlar tu apetito y saciedad mucho mejor. Por supuesto, todo ello debe de ser contextualizado en un entorno de comida sana y sin un excedente de calorías. Sabemos que el desayuno, comida y cena son la base de una completa alimentación pero si queremos sentirnos saciados debemos añadir dos comidas más media mañana y merienda. Comer cuando se tiene hambre es mejor que comer cuando estás hambriento.

10.No comas lo primero que encuentres en la nevera 

El ritmo acelerado de la vida lleva a algunas personas a consumir frecuentemente comida rápida y otros alimentos no tan sanos. Por ello es que cada vez más personas padecen problemas estomacales, metabólicos, dolores de cabeza y un sinnúmero de afecciones a los que de momento no les encuentran explicación. Seguro si van al médico obtendrán la respuesta. Los desórdenes alimenticios alteran el metabolismo, provocando  trastornos metabólicos.

Las dietas no es un milagro que te llega a las manos hay que trabajarlas con rigor, constancia y paciencia.Tu debes marcar tu ritmo para que no te desanimes en este largo camino pero que al final tiene unos resultados formidables. Hay personas que se pasan media vida a dieta. Bajan peso, suben peso. Y seguramente lo hacen con gran esfuerzo físico y emocional, no seas una de ellas y empieza con las ideas claras hacia tu meta de cambiar tu cuerpo,tu vida y tu salud.

 

 

 

¿LLEVAS SEMANAS HACIENDO DIETA Y NO BAJAS DE PESO?

FÓRMULA PARA PERDER PESO: 

 El ejercicio y una alimentación saludable suma, pero la constancia y el esfuerzo multiplica 

A menudo nos sentimos acomplejados con nuestro físico, y esto en parte es por la influencia que tienen los medios de comunicación en nosotros. Estos imparten la idea de perfección como ideal de belleza, pero no es así. ¡TODOS LOS CUERPOS SON ÚNICOS Y MARAVILLOSOS!

Aquí os dejo algunas soluciones para aquellas dudas que puedas tener y aún te ronden por la cabeza. 

  • ¿Con qué frecuencia debemos hacer ejercicio?

Tu cuerpo necesita oxigeno todos los días, tus músculos te piden ejercitarse a menudo para que no se atrofien y se pongan rígidos.No es mucho pedirte que saques 20 minutos o 60 minutos cada día. Siempre debes moverte según tu condición física. Por ejemplo, si no puedes correr, camina. 

Un adulto sano debe hacer a la semana al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada, esto es, como poco, andar rápido o montar en bicicleta. Los expertos recomiendan, además, dividir este tiempo en 30 minutos, cinco días a la semana. La gente que realiza 30 minutos al día de ejercicio tiene una protección frente a las enfermedades no transmisibles de un 30%. Una cifra que aumenta si, en vez de andar, realizamos un entrenamiento pautado. La gente que hace ejercicio físico planificado esta protección se eleva casi en un 50%.

  • ¿Llevo unas semanas haciendo ejercicio y no he bajado nada? 

Básicamente lo que ocurre es que tu organismo detecta que le faltan recursos para afrontar ese ejercicio físico. De esta forma, tu cuerpo comienza a adaptarse al ejercicio creando más tejidos como el muscular y acumulando más energía como el glucógeno. Esto, que puede parecer algo pequeño, es lo que hará que la báscula no se mueva.Y por último, y sobre todo si hacemos ejercicio aeróbico, el volumen de sangre puede aumentar, incluso puede haber ganancias de medio litro en los primeros diez días. Esto supone alrededor de medio kilo de peso.

Empezarás a bajar de peso cuando tu cuerpo use como combustible las reservas de grasa. Cuanto más actividad más grasa quemarás. Por lo general, lo más rápido es perder agua y tejido muscular. Perder grasa es un proceso diferente, esconde la báscula porque los buenos resultados nunca los notarás a corto plazo, lo duradero no se alcanza rápidamente ya que se necesita de constancia, ganas y esfuerzo. Lo más difícil es mantener la motivación el tiempo suficiente hasta que nos demos cuenta que a la larga es algo que funciona. Este proceso de adaptación al ejercicio puede durar incluso un mes, por eso digo que la motivación y la paciencia son muy importantes. Adelgazar no debe ser algo inmediato, sino una carrera de fondo, donde vamos cambiando hábitos y poco a poco vamos soltando lastre, para que nuestro cuerpo asimile bien las pérdidas, sin cambios drásticos. Perder incluso 300-500 gramos a la semana es todo un logro. Piensa que con constancia esos números se traducirán en 15-25 kilos en un año. Sin prisa, pero sin pausa.

  • ¿Qué es mejor andar o correr? 

El caminar a paso ligero es más eficaz en la reducción del riesgo de enfermedades del corazón que correr cuando el gasto energético de estas actividades se equilibra. Caminar y correr se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento, no cuesta nada, además de que se consideran como una excelente actividad social. Correr es bastante riguroso en comparación con el ejercicio de caminar, así que, si lo prefieres mejor, tienes que seleccionar un programa de ajuste que mejorará tu acondicionamiento tan pronto como sea posible.

  • ¿Cuánta agua debo beber? 

La mejor forma de saber si estamos deshidratados o correctamente hidratados es a través de la orina. Para esto es importante tener en cuenta la frecuencia con la que vamos al baño y el color que esta tenga. Por ejemplo, si la orina tiene un amarillo muy claro, nos indica que estamos correctamente hidratados. Por su parte, un color amarillo oscuro en la orina y un olor fuerte, nos puede indicar que necesitamos beber más agua. En caso de notar sequedad en la piel y labios, sentir fatiga y no lograr concentrarnos durante las actividades del día a día, también es conveniente aumentar el consumo de agua, ya que estos son síntomas claros de la deshidratación

En resumen, debes beber cuando tengas sed porque el cuerpo es sabio.

  • ¿Es cierto que hasta después del ejercicio mi cuerpo sigue quemando calorías?

, porque el funcionamiento del corazón se vuelve más eficiente y podrás procesar mejor tu metabolismo.

Los resultados pueden deberse a que el organismo empieza a utilizar más grasa y menos carbohidratos después de una intensa sesión de ejercicio. Las hormonas liberadas durante la actividad permanecen elevadas en el flujo sanguíneo, incrementado el metabolismo. Y las calorías extras pueden ser quemadas después de que los almacenes de glucógeno se reponen.

  • ¿Se puede bajar de peso sin hacer ejercicio?

Las investigaciones demuestran en relación con la pérdida de peso, la dieta tiene una importancia mucho mayor a la del ejercicio. Reducir tu consumo de calorías alterando tu dieta es más fácil que quemar una cantidad razonable de calorías haciendo ejercicio. Podrás bajar de peso de manera segura y eficaz sin un plan de ejercicios si realizas algunas modificaciones en tu dieta y tu estilo de vida.

El momento ideal para perder peso lo debe poner la propia persona, no sirve que algún familiar o amigo te diga que debes bajar de peso. Es necesario la voluntad que dice cuando quiero y debo bajar de peso ni antes ni después, dado que para hacer un cambio de vida la persona debe estar dispuesto a realizar un esfuerzo en dejar de lado todo aquello que le apasiona “comer y disfrutar” Solo el estar preparado y consultar con un buen profesional que lo sepa guiar es suficiente, los resultados harán el resto. 

El ejercicio es bueno para todas las partes del cuerpo, incluyendo la menteEl ejercicio puede ayudar a algunas personas a dormir mejor. Ayuda a las personas que padecen una depresión leve o que tienen baja la autoestima. El corazón no es el único músculo que se beneficia del ejercicio físico regular. A la mayoría de los demás músculos de tu cuerpo también les va bien el ejercicio. Si utilizas los músculos y los fortaleces, podrás estar activo durante períodos de tiempo más largos sin agotarte.

 

 

¿CÓMO PERDER ESOS KILOS DE MÁS?

 CLAVES PARA REDUCIR EL ABDOMEN 

Si tienes tentaciones, no lo dudes, elige siempre lo más natural y sano. 

No pienses que no tienes tiempo para cuidarte. Pensar en una dieta es creer que vamos a comer toda la vida comida de conejos, tampoco es amargarse u obsesionarse con la comida. Tienes la respuesta en tus manos, aquí y ahora, no importa tu edad ni la condición física. TÚ PUEDES ponerte en forma por tu bienestar y salud.

Aprende la importancia de comer sano y comer de todos los alimentos sin restricciones, esto quiere decir que no debes dejar de comer alimentos como los hidratos de carbono para obtener resultados más rápidos porque esta perdida de peso dura poco en el tiempo y lo que pretendemos es una vida saludable y vernos  con un aspecto que nos agrade cuando nos miramos al espejo.

El estilo de vida está marcado por la alimentación y el ejercicio. Está comprobado que las personas que comen saludablemente y hacen un ejercicio acorde a esta, sufren menos problemas de salud y con esto mejor calidad de vida.

¿Fracasas en los intentos para perder peso? Eso es que no has encontrado ningún método que te motive y te haga encender esas ganas de seguir adelante y no decaer en la primera tentación que pase por tu plato.

Caminar no solo es bueno, es obligatorio para que no se oxiden las articulaciones 

Podemos empezar por caminar durante 30 minutos, la respuesta será siempre positiva y una pérdida de peso, es una forma fácil y rápida de activar nuestro metabolismo sin demasiado esfuerzo, prueba y verás resultados en muy poco tiempo. Comer es el combustible para realizar actividad física, si nos quedamos sin hacer nada ¿Cual es la finalidad de comer? 

Las dietas rápidas te han hecho perder dinero y tiempo y seguirlas te han dejado débil para funcionar ¿Cómo quieres que conduzca un coche a ciento cincuenta kilómetros sin gasolina? Conducir sin gasolina o vivir sin combustible se puede asemejar a tu cuerpo cuando no le aportas los nutrientes necesarios. 

El primer síntoma que algo lo estás haciendo mal es cuando te encuentras frente al frigorífico y solo piensas en vaciarlo, gran error de muchas dietas. Si pasas hambre, la mente solo pensara en ir a buscar comida y ahí empezamos a fallar por tener demasiada ansiedad. 

5 TRUCOS QUE TE CAMBIARÁN LA VIDA❃ 

  1. Toma un limón en ayunas: El limón además de purificar el cuerpo y ser antioxidante, también ayuda a la perdida de peso. Es importante hacerlo en ayunas para una mayor estimulacion del organismo.
  2. Bebe al menos 1 vaso de agua antes de las comidas: El agua ayuda a saciar el hambre y la sensación de ansiedad.
  3. Realiza cárdio al despertar: El ejercicio por la mañana es más eficaz que a otras horas del día. Se pronuncia su eficacia si se realiza antes de desayunar.
  4. Toma té verde: El té verde es una gran herramienta para eliminar los líquidos que sobran en nuestro organismo, y por tanto también para lucir un vientre más plano.
  5. Evita las bebidas azucaradas: Estas contienen altos niveles de azúcar y producen una falsa activación del organismo. Siendo el único método eficaz: El ejercicio físico.

 Se trata de comer toda clase de alimentos para tener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. La táctica se basa en tomar menos calorías de las que gastamos a costa de azúcares y grasas, especialmente las que no son saludables. A esta táctica se le llama dieta hipocalórica.