ESTÁ DE MODA..

El corazón calla

– Háblame que te voy a responder en una hora. No porque esté ocupado sino porque no quiero mostrar mi interés.

-Está de moda el complicarse la vida diciendo una y otra vez que “no estás buscando nada serio”.

-Está de moda el callarse y no decir
“Cómo me gustas”.

-Está de moda alejarse de una persona cuando te encanta, aunque te puede aportar sensaciones nuevas y puede que sea incluso la persona que buscabas, pero eres tan sumamente egoísta y cobarde, que no te quedas a averiguarlo.

-Está de moda el no querer porque te rompieron el corazón y no darte la oportunidad de encontrar a ese otro que si puede hacerte feliz.

-Está de moda huir, está de moda mirar los ojos de una persona a través de una pantalla pero no mirarla en el propio brillo de la vida.

-Está de moda las relaciones pasajeras, las compartidas, está de moda no comprometerse, está de moda estar solo aunque al llegar a casa les duelan los huesos acostarse junto a un lugar vacío.

-Está de moda el placer, nada más que ello, está de moda no perder el tiempo en conocer un poco más los misterios del otro, ya no se quiere besar a la misma persona, está de moda acariciar de manera superficial por una noche, por unos minutos.

-Está de moda la individualidad, está de moda no formar una familia, está de moda jugar en un teléfono y no salir a ver el sol.

-Está de moda concluir todo a la primera dificultad, está de moda no saber luchar, está de moda no poder abrazar o lo peor… no querer abrazar.

Aprendimos no mostrar lo que sentimos, no ser los primeros en mostrar por miedo al rechazo, jugamos a que no nos importa quien comparte nuestra vida, a vivir de puntillas con miedo a profundizar.

Nos asusta tener que mostrar nuestra alma, tener que desnudaros para que vean quienes somos realmente. Nos aterra enseñar nuestros miedos; dejarnos caer y que alguien nos sujete.Nos da tanto miedo atravesar la superficie de todo cuanto nos rodea que preferimos callarnos y escudarnos tras una coraza.

Parece estar de moda no decir te quiero. ¿Cuántas veces lo hemos dicho hoy, a cuánta personas queremos realmente? No decir lo que sentimos no nos protege de nada, simplemente nos tapa la boca pero no disminuye nuestros sentimientos.

El miedo a expresarnos, a liberar nuestros sentimientos más profundos es un mecanismo de defensa. Un modo de protegernos ante la desilusión, nos cuesta decir te quiero cuando empezamos una relación.Al igual que agradecer el amor que nuestros seres queridos nos dan. Incluso, a veces no lo hacemos porque creemos que ya lo saben, pero ¿qué hay de malo en decir lo que sentimos?

Lo que no decimos se queda en nosotros atascado, formando un nudo que a veces, duele. Lo que no decimos nos persigue y nos hace carga porque nos convierte en prisioneros de nosotros mismos, ya que nos aleja de las personas que queremos y nos desconecta de nuestras emociones.

¿A qué esperamos para decir al otro que le amamos? ¿A qué esperamos para lanzarnos y ver qué pasa? Un rechazo es siempre mejor que una duda eterna sobre qué hubiera pasado.Mostrar lo que sentimos no nos hace peores, débiles ni ignorantes, todo lo contrario. Decir lo que sentimos nos hace libres, auténticos y sinceros porque nos mostramos tal y como somos, dejamos ver nuestra esencia.

Que pase esta moda ya. Que se acaben las relaciones de no mostrar el amor tal y como nos viene en gana, esas en las que se piensan que se sabe todo sin hablar. Probemos a decirlo y a demostrarlo, a mostrar nuestro interior, a desnudar el almaQuitémonos nuestras corazas. Abrámonos sin defensas para mostrar a los demás lo que hay en nuestro interior.

No esperemos a mañana, no dejemos pasar el tiempo. No facilitemos que alguien se nos adelante.  Expresemos qué siente nuestro corazón y mostremos todo lo que llevamos en su interior. La moda de no decir lo que sentimos se acaba cuando nosotros elegimos que lo haga. No lo olvidemos.

El querer asusta, el amar no existe, ya no miramos y ya no sentimos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

 

 

 

 

EL HOMBRE Y LA MUJER

Criaturas de Dios

El hombre al no saber a dónde ir, sale a buscar lo mejor de sí mismo, y en muchos casos encuentra a la mujer. La mujer se deja encontrar por el hombre, solo porque primero se ha encontrado ella misma.

Somos una misma especie con un manual diferente¿se imaginan un mundo solo masculino o solo femenino? El mundo de ellos sería un lugar de guerra constante ¡claro esta! En fin, difícilmente sobreviviríamos puesto que ambos sexos somos necesarios y aceptar la diferencia es la clave para la satisfacción mutua, la armonía y la prosperidad.

Una vez el hombre y la mujer se descubren uno delante del otro, nunca se cierran a otras posibilidades de búsqueda; abren todas las puertas para dejar entrar a su interior racimos de luz y a la vez surten de su adentro, con luz, a quienes tienen su fuego apagado. La apertura les permite descubrirse ellos mismos en los hijos o en las amistades. Ese es el momento fecundo, pues hacen un mundo diferente al ya conocido. En esta alegría emprenden caminos, a veces inesperados, por donde avanzan, ya no solo para realizarse ellos mismos sino para que todo lo que se presente delante de ellos realice lo que aún permanece en estado de semilla dormida. Así es como van por el basto universo de la vida.

Las mujeres poseen mayores capacidades para comunicarse, sensibilizar y comprender el mundo; claro está, que los hombres están más capacitados para concentrarse, buscar experiencias nuevas, además son exploradores y competitivos, sin ellos difícilmente descubriríamos el mundo y sin ellas dejaríamos de comprender, estaríamos en constante confrontación. Es precisamente la simbiosis entre ambos lo que genera el equilibrio.

Dejemos de imponer la denominada “igualdad”, recordemos que somos seres diferentes, inclinémonos más por el equilibrio de sexos, la identidad femenina y el diseño de una sociedad recíproca. Las mujeres deben tomar partido en la construcción de la sociedad, aportando valores femeninos tan carentes en la vida actual y los hombres necesitan respetar y obligarse a entender esta naturaleza para conseguir una convivencia saludable.

El hombre es la más elevada de las criaturas
La mujer el más sublime de los ideales.

El hombre es el cerebro. La mujer el Corazón
El cerebro fabrica la luz. El Corazón el amor
La luz fecunda. El amor resucita.

El hombre es fuerte por la razón
La mujer es invencible por las lágrimas
La razón convence. Las lágrimas conmueven.

El hombre es capaz de todos los heroísmos
La mujer de todos los martirios
El heroísmo ennoblece. El martirio sublima.

El hombre es un código. La mujer es un sagrario
El código corrige. El evangelio perfecciona.

El hombre es un templo.
La mujer es un santuario
Ante el templo nos descubrimos
Ante el santuario nos arrodillamos.

El hombre piensa. La mujer sueña
Pensar es tener en el cráneo una larva
Soñar es tener en la frente una aureola.

El hombre es un océano. La mujer es un lago
El océano tiene la perla que adorna
El lago la poesía que deslumbra.

El hombre es el águila que vuela
La mujer el ruiseñor que canta
Volar es dominar el espacio
Cantar es conquistar el alma.

El hombre está donde termina la tierra
La mujer está en donde comienza el cielo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL AMOR NO ES VIOLENCIA

El amor no deja marcas

No debería de haber un día para la violencia sobre las mujeres, no debería existir un día dedicado a los que sufren, sin embargo hemos llegado a esto,deberíamos recordar a los hombres que somos las generación de un pueblo, hacerle daño a las mujeres equivale a lastimar al mundo entero.

Nada, absolutamente nada, justifica un maltrato, un mal gesto, una mala palabra. Sin embargo, tristemente nos ocurre con frecuencia que damos validez a las malas palabras y malos gestos de los demás.

Si alguna vez te tratan mal, recuerda que la responsabilidad no es tuya. Recuerda que son ellos los que están errando, los que tienen «algo mal» en su interior. No eres tú. No es tu culpa, tampoco tu responsabilidad.

La mejor manera de protegernos ante las personas que nos tratan mal es no admitir ese trato. Los vínculos emocionales son valiosos y debemos cuidarnos, por eso es importante ignorar y alejarnos de las personas que dañan nuestra autoestima.

Si siembran las dudas, el malestar y la desgana, no conviene que sigamos cerca, pues nos envenenarán. Las personas que pretenden dañarnos, no ven en esos momentos más allá de sus intereses, por lo que lo seguirán haciendo si no somos capaces de pararles los pies.

La traición, la frialdad y la prepotencia son puñales afilados que, al clavarse, duelen con intensidad. Sin embargo precisamente lo más doloroso es conocer desconociendo a aquellas personas que te rodearon en un tiempo. Hay personas que acabas descubriendo cuando se muestran de verdad, cuando ya no te necesitan y reflejan su verdadero interés por ti.

Al reconocer que hay personas que nos tratan mal, podremos analizar la situación y anticiparnos a sus reacciones. Por lo tanto, nuestro escudo está conformado por la capacidad de ignorar y de anticipar esas malas palabras o malas acciones.

Hay muchos factores que nos atan a una relación tóxica: Costumbre, soledad, dependencia, miedo e inseguridad, porque comienzan los cargos de conciencia y es de valientes liberarnos. Al principio es difícil pero se puede y un consejo aunque haya hijos, nietos, corta tú de raíz esa relación y que sean ellos los que se busquen, se vean, se amen, en lo que va sanando la herida, porque el tiempo es nuestro mejor aliado.

Siempre hay una manera de hacerlo. Busquen ayuda, apoyo psicológico, empleo una forma de tener dinero propio, lean, vean vídeos, el punto es salir de ese hoyo que ellos cavan para meternos ahí muertas en vida. Nadie te está diciendo que vas a caer en una cama de rosas, tenemos que aprender a ser adultas y a valernos por nosotras mismas. La gran ventaja que ellos tienen es que no nos enseñaron a hacernos cargo de nosotras pero si de los demás. Comienza haciendo contigo lo que harías por los demás. Cuida de ti cómo cuidarías de otros. Ese es un buen comienzo.

Creo que en realidad debería de decir NO AGUANTES, NO ESTAS SOLA. BUSCA AYUDA” Miles de mujeres soportan la violencia por qué creen están solas, que nadie las podría entender y mucho menos ayudar. Muchas hasta creen que esa vida es normal. Seamos solidarias unas con otras que la lucha es de todas por todas.

Es mejor enamorarse de una persona que en la mañana te pregunte cómo estás, que te da el buenos días y no se olvida de que estás ahí.
Es mejor enamorarse de una persona que te besa de repente, sin un motivo, para tener cada vez la emoción de un amor que sorprende. Alguien que usa los abrazos en lugar de palabras cuando estás triste, y que, en lugar de los consejos utiliza el latido de su corazón para calmarte.
Es mejor enamorarse de una persona que todo lo que lo rodea le recuerda a ti.
Es mejor enamorarse de una persona que ame tu libertad, tu independencia y que respete tus decisiones.
Es mejor enamorarse de una persona que tenga el mejor olor del universo, lo que reconocerías por todos lados, lo único que solo tú puedes apreciar. Ese olor tan similar a tus emociones. Y sobre todo, si no lo encuentras, ama la vida. Pero no te conformes con un amor mediocre.

El amor no levanta las manos…Te toma de la mano.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

CERRAR ETAPAS

Los hechos pasan, hay que dejarlos ir

Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.

Cerrando círculos o cerrando puertas o cerrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó con su trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vive más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó?

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos ¿Por qué? Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

No. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. ¡Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente! El pasado ya pasó.

No espere que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender “su televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañar mentalmente, envenenar, amargar.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas”, por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de “regresar” (¿a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron.

¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!, si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo “llego” sin ese adhesivo, por lo tanto es “costumbre” vivir pegado a él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque le repito, ¡Nada ni nadie nos es indispensable! Solo es costumbre, apego, necesidad.

Pero… cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

RÍETE DE LA VIDA

 Deberías saber…

Uno debería saber que no pasa nada si te moja la lluvia, que el sereno no enferma, y que lo único que pasa cuando duermes con el pelo mojado es que mojas la almohada…

Uno debería saber que los fantasmas existen, en tu cabeza, y en la cabeza de los que no te entienden, o de los que dicen que estás loco.

Uno debería saber lo que es tener una pasión. Una pasión más grande que cualquier amor que hayas sentido.
Saber mirar dentro de sí y estar dispuesto a enfrentar que tal vez no todo te encante.

Uno debería saber lo que es un comienzo. Arrancar con una idea. Un sueño. Y saber reconocer cuando las cosas no salieron bien.
Que humildad significa saber perder. Y que perder no es tan malo como la gente piensa. Que se puede administrar la derrota, y buscar el triunfo a través del fracaso.

Uno debería saber abrazar de distintas formas. Uno debería conocer diez mil y más tipos de besos.

Uno debería saber que las mejores noches dan paso a las mañanas más duras. Que a veces hace falta la fuerza de un imperio para pararse de la cama.

Uno debería saber que las batallas no siempre se pelean, a veces también se abandonan.

Que uno no tiene nueve vidas, como los felinos, pero tiene más de una muerte.

Uno debería saber que el chocolate cura, que a veces el cigarro da vida, y que otras el alcohol fortalece, que algunas medicinas matan. Que a veces nos aferramos a muchos remedios cuando en realidad no estamos tan enfermos.

Que esas fotografías mentales que uno guarda son más valiosas que el oro puro.

Uno debe saber que el mal existe, pero no importa. Porque el bien existe y que eso es lo único que importa.

Uno debe saber que es necesario estar solo. A veces. Saber estar solo. Que estar solo es algo que se aprende. Bailar solo. Ir al cine solo. Comer solo. Ver televisión solo. Dormir solo. Pensar solo. Hablar solo. Encerrarse en un mundo que es inalcanzable para el resto de la humanidad. Inventar un universo. Caminarlo cuando uno siente que el mundo le queda pequeño y que nadie, nadie sabe lo que es probarse tus zapatos.

Que no siempre es bueno andar por la vida sin filtros y que te muestres tal cual eres.

Uno debería saber el poder que tiene una palabra. Que las amistades más importantes nacen cuando crees que ya tienes a todos los que necesitas. Que hay amistades que no las debilita nada.
Uno tiene que saber que a lo mejor toda una vida de amistad acaba cuando te das cuenta que ese amigo que creías tener era más producto de tu imaginación que de la realidad. Que a veces la realidad es desengaño.

Uno tiene que saber que el amor duele, que la lealtad es algo duro de mantener, que es fácil ser sincero hasta que la única forma de sobrevivir es decir una mentira. Uno tiene que saber que paga más ser honesto.

Uno tiene que saber que todo tiene un costo. Que todo en la vida es un compromiso. Que siempre va haber alguien que te pida algo a cambio.

Uno tiene que saber que recorrer un camino trazado por uno mismo implica quebrar muchas lanzas, rupturas, adioses, desencuentros, momentos de duda, de soledad, y una lucha constante de devolverse, o desviarse, de caminar un camino trazado por otro, que en apariencia es más fácil, pero que sólo lleva a un terreno donde hay arrepentimiento.

Uno tiene que saber que siempre habrá alguien que critique, que diga que no, que trate de cerrarte la puerta que tu quieres abrir porque le da miedo.

Uno debería saber que la libertad es algo interno, que la vida es un juego constante entre voluntad y destino.

Que ninguna decisión es definitiva.

Uno debería saber que mientras más complejo el objetivo más vale la pena deshacer todo y volver a empezar.

Uno tiene que saber que puede lograr cualquier cosa que se proponga.

Que los que tienen suerte son los que están convencidos de que la tienen.

Uno debería escuchar su cuerpo. Uno debería saber escuchar a su corazón… que a veces es necesario que manden los sentimientos, pero que es lógico dejar que sea la razón la que tenga la última palabra.

Uno debería saber que lo que dicen los demás tal vez te importa, pero que al final no cuenta para nada, que esa gente que uno llama los demás siempre termina por cambiar de opinión.

Y que la vida es de uno y de nadie más, que las decisiones son de uno y de nadie más.
Que se nace solo, y se muere solo, así que dejar de hacer las cosas por lo que otros piensen u opinen generan penas más grandes que cualquier paso errado, o en falso.

Que la mejor cura para una tristeza es que la cocina se llene de un olor que te recuerde tu infancia.

Que esta vida es maravillosa y hay que tratar siempre, siempre de ver lo bueno que hay, que por lo general es mucho.
Uno debería saber tantas cosas. Tantas cosas que a veces pareciera que una vida no basta.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

¡QUIÉN ENTIENDE LA VIDA!

Quédate con esto:

Si eres demasiado bueno, hipócrita te han de llamar;
si eres indiferente con los demás, que eres mala persona te dirán.

Si das algo de lo que tienes, dicen que es por méritos ganar;
si no das nada de ti, dicen que el egoísmo te ha de matar.

Si trabajas fuertemente, dicen que es poco el tiempo que les dedicas;
si no trabajas, dicen: que el “Primer premio a la vagancia”

Si te gusta estar metido en todo, bochinchero te llamarán;
si no te gusta meterte en nada, de antisocial te tratarán.

Si duermes poco y trabajas mucho, dicen que te vas a desgastar;
si duermes mucho y trabajas poco, dicen que la pereza te va a matar.

Si huyes de donde hay problemas, cobarde a ti te dirán;
si estás siempre donde los hay, de busca pleitos te calificarán.

Si vas a la Iglesia a diario, de fanatismo te acusarán;
si nunca asistes a ella, como “ateo ” te conocerán.

Si nunca sales de casa, dicen que eres un aburrido;
si sales frecuentemente, dicen que eres un perdido.

Si eres alguien muy exitoso, con envidia te tratarán;
si estás feliz con lo que tienes, “conformista” te llamarán.

Si eres joven y dispuesto, inmaduro te han de llamar;
si eres viejo experimentado, creen que no hay derecho a opinar.

Si caminas a paso lento, dicen que debes avanzar;
si tu paso es muy ligero, se quejan por no poderte alcanzar.

Si vives la vida en sueños, que despiertes te pedirán;
si eres demasiado realista, de inhumano te acusarán.

Si eres amable con todos, creen que algo has de ocultar;
si eres grosero y pedante, nadie te ha de soportar.
Si eres honesto y sincero, como tonto te han de tratar;
si eres todo lo contrario, siempre te han de criticar.

Si amas y entregas todo de ti, dicen que mucho sufrirás;
si vives para ti mismo,
dicen que sin amor no vivirás.

¡Quién entiende la vida…quién entiende a la gente…!

Sal adelante por tu propio bien sin importar lo que suceda al final, lo realmente importante es vivir nuestra propia vida, es la única que tenemos y debemos cultivar. Avanzar, reír e incluso llorar, son todas esas cosas de las que estamos llenos y no podemos reprimir por comentarios ajenos.

No importan tus buenas acciones cuando estas suceden alrededor de personas que solo tienen ojos para verte cojear. Hagas lo que hagas siempre estarás al ojo de la crítica humana.

Disfruta el sabor de la vida, cada tropiezo y decisión, todas son experiencias nuevas que vale la pena agregar a nuestra lista de vida eterna.

Te van a criticar por lo que eres, por lo que no eres y por lo que creen que eres. Y te van a criticar por lo que haces, por lo que no haces y por lo que dejas de hacer. Y te van a criticar por lo que dices y por lo que no dices…  ¡vive!

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NADIE TE HA OFENDIDO

Nadie te pertenece.

Las personas se pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que alguien les hizo. La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida. Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren.

Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes por qué sentirte ofendido.
Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron un error. Tus ideas son las que te lastiman.

Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie.

Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías.

Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. ¡Déjalos ser! nadie te pertenece.

Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar

 Ama, disfruta y deja ir.

Tenemos la ilusión de que hay cosas permanentes, por lo tanto, actuamos como si lo fueran. De esta forma nos engañamos con la creencia de que hay sensaciones que siempre estarán ahí, personas que nunca cambiarán, y situaciones que permanecerán tal y como queremos. Todo esto forma parte del cuento que nos gusta contarnos para no afrontar la realidad.

1—Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Reconoce que la mayoría de las personas nunca va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.

2—Deja a las personas Ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones.

3—Nadie te pertenece. Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.

4—Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes oscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.

5—La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja perfectos. Es un concepto creado por la mente humana , pero en la realidad no existe. Porque es un concepto imaginario.

6—Disfruta de la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.

7— Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de por qué lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.

8— A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.

9— Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descarga con alguien para dejar fluir el dolor.  Aprende con honestidad los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida.

10–Prepararnos para los cambios nos hace ser más conscientes, de que todo momento es único e irrepetible. Aprendemos con el tiempo que hacer el esfuerzo de retener solo nos genera sufrimiento.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

SOY COMO SOY

Y que más da…

Porque soy como soy, la gente habla de mí…
Si soy una rosa …me critican las espinas.
Si soy un rayo de sol …me critican el calor.
Si soy un poco de lluvia …me critican que los mojo.
Si soy un camino …me critican las piedras.
Si soy el viento …me critican las tormentas.
Si soy un árbol …me critican las hojas secas.
Si soy una playa …me critican la sal.
En fin, siempre me critican.
Por eso hagan lo que hagan,
y digan lo que digan,
yo seguiré siendo rosa y espinas,
seguiré siendo rayo y calor.
Pero además de todo eso … seguiré siendo yo.

Odio a la gente que te deja suspendida por un hilo.
Los que nunca son claros hasta el final,
Tal vez para sentirse importante.
Nadie es tan superior como para poder jugar con el tiempo de los demás.

Antes estaba más atent@ a estrechar relaciones sociales, me comprometía, tratando de dar lo mejor.

Luego aprendí a ser suficiente, aprendí que a menudo tener a tanta gente alrededor, también implica el doble de problemas.

Tal vez me he vuelto sociable o tal vez aprendí a conformarme.
O tal vez me di cuenta de que estar rodeada de tanta gente no te hace sentir menos solo.

No cerré la puerta a los nuevos contactos, la dejé abierta pero ya no hago saltos mortales invitando a la gente a entrar.

Sí, tal vez me he convertido en una persona un poco solitaria pero con la convicción de que la soledad ya no me da miedo.

Las personas que tengo a mi alrededor ahora son las que se quedaron a pesar de todo y son las que realmente necesito

No me gustan las medias verdades y las medias palabras.
No me gustan las medio personas con medias ideas.
No me gustan las cosas que se quedan a la mitad con media sonrisa.
No me gustan las medias amistades y los medios amores.
A los medios vacíos prefiero los medios llenos.
Son para todo o para nada.
Porque no me gustan las medias medidas.

Pocos entenderán tu camino, no te preocupes, no es el camino de ellos, es el tuyo, es solo para ti para quien tu camino debe tener sentido.

No puedes pensar en cambiar a la gente,
Puedes decidir amarlas, odiarlas o alejarse de ellas,
Pero cambiarlas, eso no.
Cambian porque es la vida que los cambia

La vida es tan corta para levantarse de mal humor. Ama a las personas que te tratan bien. Aman aquellas que no lo hacen, solo porque tú si puedes hacerlo. Cree, todo pasa por una razón. Si tienes una segunda oportunidad, tómala con las dos manos. Si esto cambia tu vida, adelante. No hay mejor momento para ser feliz que ahora mismo. La felicidad es un trayecto, no un destino. Atesora cada momento que vives, y atesora mas porque lo compartiste con alguien especial; tan especial que lo llevas en tu corazón y recuerda que…
EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE.
Perdona rápidamente, besa despacito. Trabaja como si no necesitaras dinero. Ama como si nunca te hubieran herido y baila como si nadie te estuviera viendo. Dios nunca dijo que la vida seria fácil, solo prometió que valdría la pena vivir.
¡SONRÍE Y SE FELIZ!

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

ETAPAS DE LA VIDA

Dejar ir, soltar…

Este texto todo el mundo debería de leerlo, al menos una vez en la vida…Siempre me pregunté ¿porqué nos cuesta tanto “soltar” dar vuelta la página”? ¿será miedo a lo desconocido?
Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó?  El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.
No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente…
El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú… Suelta el resentimiento. El prender “tu televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.
La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando “puertas abiertas” por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Repite que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.
Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.
Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.
Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Solo es costumbre, apego, necesidad. Por eso cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, sacúdete, suéltate.
Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Esa es la vida!

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NO DEJES DE VIVIR

Siempre esperando…

Hoy porque es ya tarde. Mañana porque el sol brilla con demasiada intensidad. De día porque hay mucha gente. De noche porque tienes sueño.
Y en la vida nunca te pasa nada, porque no haces nada para que te pase.
Caminas en circuito cerrado. Respiras aire viciado. Comes lo mismo al mismo ritmo, el mismo día de la semana y mientras pruebas ese sabor conocido piensas lo mismo y llegas las mismas conclusiones. Te tragas los mismos problemas y te haces las mismas preguntas para llegar a las mismas respuestas. Notas la misma punzada en el pecho que te dice que retrasas el reloj de tu vida pero que tú decides interpretar como “estoy cansada”. Siempre a la misma hora, tras el mismo gesto, después de mirar las mismas caras y esperar que algo nuevo pase y te salve del recorrido que te espera, que es el mismo de siempre. Te sientes minúscula, remota, aislada.
Y sueñas que cae un rayo y que diluvia y el camino se inunda y tienes que tomar un camino distinto y juegas a imaginar qué pasa entonces y quién se cruza a tu paso… Esperas que la naturaleza haga lo que tú no te crees capaz de hacer… Cambiar de recorrido, de pensamientos, de rostro, de mirada… Romper con una rutina que te atraganta y te bloquea el alma. Encontrar un rostro nuevo que te diga lo que nunca has escuchado y que su voz te transporte a un lugar que nunca has conocido para sentir algo que jamás has sentido.
Y el rayo no cae, el sol dibuja sus sombras por el camino de siempre y sueñas lo mismo, sueñas que sueñas y que te atreves, que das la vuelta y todo cambia. Que pasa algo inesperado, que te cruzas con tu destino y te pone buena cara. Que cuando pasa a tu lado, te roza la blusa y te sonríe, mientras esbozas tu cara de sorpresa y te sientes especial e inmensa. De una inmensidad encapsulada porque todo es ficticio y nada de eso pasa, nada se nota ni te cala el vestido de siempre. Sueñas que puedes. Que rompes. Que rasgas. Que puedes arañar un poco esa capa de monotonía que cubre tu entorno y circunda tu vida un metro y medio y hace que nunca pase nada, nada de eso que quieres que pase… Eso que ni siquiera te atreves a nombrar porque no quieres admitir… Porque si entonces no podrías soportar que no tocarlo, no verlo, no olerlo… Sueñas que tienes agallas, que tienes ganas, que te sueltas y caes rondando sin importar a dónde…
Sueñas que bailas. Sueñas que tu rostro se inunda de carcajadas. Sueñas que arrasas. Que dices lo que piensas y siempre callas… Sueñas que ya nunca más te quedarás quieta esperando que pase lo que deseas.
Aunque sigues andando por tu calle de siempre devorando los minutos y sigue sin pasar nada, porque tú no haces eso que deseas, no te mueves. Porque llevas años, siglos sin moverte más de lo puramente necesario para compensar la gravedad y el asco. Y el rayo no cae, no llega la tormenta, no te lleva la corriente y sigues estancada.
Siempre esperando algo que nunca llega y nunca cambia nada. El camino se hace estrecho y tu cabeza da vueltas a las mismas ideas con las mismas palabras. Posas tus ojos en las mismas flores, reposas tus pies en las mismas baldosas donde las mismas bailarinas burlonas de siempre dibujan extrañas figuras y se ríen en tu cara…
Asqueada de tanta cordura, de tanta moderación y cautela… Harta de una sensatez sin substancia, sin sabor, sin placer ni alma.
Eternamente cansada de estar cansada.
Eternamente triste de estar triste.
Eternamente rota por estar siempre rota.
Eternamente prudente y casi desquiciada.
Eternamente decepcionada. Con la vida y contigo misma por no hacer nada, por no cambiar en nada. Por ser incapaz de llevar la contraria y pedir. Por no dejar de ceder. Por no amar como mereces. Por no negarte a llevar la carga… Por no cerrar esa puerta que hace tiempo que debiste dejar de cruzar. Por no decir no, por estar en silencio sin levantar la voz ni ser capaz de reclamar el pedazo de alegría que te corresponde.
Eternamente frustrada por no saber equivocarte, por no atreverte a saltar y no tener el valor de quedarte a la segunda parte de nada, por no tener valor de tomar el atajo o surcar el lado desconocido de tu vida insulsa.
Eternamente condenada a no cambiar, a no brillar, a no destacar, a no sorprender, a no ser origen ni destino de nada, a no crear ni modificar, a no escandalizar… Escondida, recóndita, enclaustrada en tu propia cabeza y en tu mínima capacidad por quebrantar las normas que te atan.
Eternamente asqueada porque el rayo no cae y no hay excusa que te salve de la amargura acumulada… Y te sientes incapaz de fabricarla. Suplicando que llueva… Y que la lluvia te cubra y arrastre a dónde deseas ir. Anhelando que el diluvio te lleve donde tu cobardía y tu escasa osadía no te dejan.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

UN CORAZÓN LLENO

El anciano sabio

Cuenta la leyenda que había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo de agua a la entrada del pueblo. Un día, un joven se le acercó y le preguntó: ‘Yo nunca he venido por estos lugares. ¿Cómo son los habitantes de esta ciudad?’. El anciano le respondió con otra pregunta: ‘¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?’. ‘Egoístas y malvados, por eso me he sentido contento de haber salido de allí’. ‘Así son los habitantes de esta ciudad’, le respondió el anciano.

Un poco después, otro joven se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta: ‘Voy llegando a este lugar. ¿Cómo son los habitantes de esta ciudad?’. El anciano contestó de nuevo con la misma pregunta: ‘¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde Usted viene?’. ‘Eran buenos, generosos, hospitalarios y trabajadores. Tenía tantos amigos que me ha costado mucho separarme de ellos’. ‘También los habitantes de esta ciudad son así’, respondió el anciano. En cuanto el joven se alejó, un vecino que había llevado sus animales a tomar agua al pozo y que había escuchado la conversación le dijo al anciano: ‘¿Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma pregunta hecha por dos personas?’. ‘Mira’, le respondió. ‘Cada uno lleva el universo en su corazón. Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo hallará aquí. En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, encontrará también aquí amigos leales y fieles. Porque las personas son lo que encuentran en sí mismas: encuentran siempre lo que esperan encontrar’.

Lo que llevas dentro…

Quien insulta, se insulta. Quien desprecia, se desprecia.
Quien odia, se odia. Quien maldice, se maldice.
Quien critica, se critica.
Quien miente, se miente. Quien acusa, se acusa.
Quien maltrata, se maltrata.
Pues todo aquello que de nosotros sale a nosotros regresa, a nosotros pertenece y a nosotros afecta.
Todo lo que haces, piensas o dices del resto del mundo,
te define en este momento y a ti vuelve, convirtiéndose en un círculo, en una rueda que no es fácil de romper, así como en un gran engaño, debido al hecho de creer que toda esa visión pertenece solo al exterior.

Si lo que de ti sale es engaño, espera solo ser engañado;
si lo que de ti nace es simpatía, disponte a recibir simpatía y,
si lo que de ti surge es incomprensión hacia los demás, prepárate para no ser comprendido.

Porque lo que ves fuera, a tu alrededor, es justo lo que llevas dentro.
Todo aquello externo a lo que tu mente presta atención, que enjuicias o valoras, es exactamente lo que existe en tu interior.
Y cuanto más duele ver un defecto o un comportamiento en los demás, más profunda es la herida, porque reconoces la tuya propia.

Si quieres conocerte, pon atención a tu entorno, a todo lo
que tu mente observa cada día a tu alrededor y estarás frente a
un retrato de ti mismo, frente a un dibujo exacto de tu interior. Porque lo que es fuera, también es dentro.
¿O no son quizás los consejos que se dan a los demás los
que mejor nos sirven a nosotros mismos, cuando nos
encontramos en una situación parecida?
Porque lo que de ti surge está hecho justo para ti, ahora, en este momento. Y conociendo esto, que la vida es una rueda y que
todo está en nosotros, solo podemos vislumbrar una solución
para romper este círculo, para cambiar el mundo y para
cambiar nuestro destino, que es dirigiéndose al cimiento de la
mente, al lugar de donde emerge y se manifiesta nuestro yo: el pensamiento. Y para ello es necesario observarlo, estudiarlo y controlarlo. O al menos, encender una luz de alarma, un dispositivo que nos avise que entra en nuestra mente un pensamiento que no nos conviene, inadecuado, perjudicial para nosotros. Y en cuanto seamos avisados, localizarlo, reconocerlo y desecharlo.

Solo desde el interior, desde dentro, se puede modificar todo,
se puede mejorar el entorno; solo el interior dirige el camino,
porque todo está en ti, todo depende de ti y solo a ti volverá.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

SORPRESAS TE DA LA VIDA

Lo que vivimos y soñamos

Cuando tenemos entre seis y siete años creemos que al crecer todo será mejor, pero no. Cuando llegamos a cierta edad desearíamos volver a cuando éramos niños, cuando el problema más grande era un moretón en la rodilla o el monstruo en el armario. Que difícil ha sido acostumbrarnos a esta realidad, cuando te das cuenta que son pocos los amigos que vas a encontrar en la vida, que cada vez es más difícil encontrar a alguien que te valore.

Lo que vivimos hoy es muy diferente a lo que soñamos cuando éramos niños, poco a poco aprendemos que es parte de crecer, pero que tanto nos podemos lastimar hasta el momento que aceptamos la realidad, mucho ¿verdad?

La vida no es para nada fácil, cada día se vuelve más complicada, nuevos retos, buenos y malos días que sin duda nos enseñan, pero créeme que no sería nada especial tener todo lo que soñamos sin que nos cueste nada, todo sería tan monótono, los tan aburrido que me atrevo a decir que estamos en una idea equivocada de ver el mundo si, puede tener muchos problemas, pero si lo miramos de una manera diferente, cada obstáculo será una oportunidad de aprender, de ser mejores, no todo será malo, debemos construir nuestro futuro, tal vez no sea como lo queremos, pero cuando lo aprendamos a vivir, seremos felices y lo más importante, tal vez podríamos ayudar a que otros tengan un mundo un poco más fácil de vivir.

No tengas miedo de sentir, de reír o llorar, todo es parte de un proceso, vive a tu manera, construye tu propio futuro, no cambies tu esencia; que no te de miedo hablar, aprende que no todo es color de rosa y cuando todo sea gris tengas un refugio en lo que has construido, los recuerdos, las personas que te apoyan y si, es bueno llorar, porque cuando dejes de hacerlo tendrás más fuerzas y motivos para sonreír.

Puede que cada noche sientas que todo se acaba, te han hecho tanto daño como para pensar eso que te lo crees y no vuelves a sonreír, cada día tu sonrisa es menos común, de lo que no te das cuenta es que esa sonrisa que muy pocas veces enseñas ilumina el día, no solamente el tuyo sino de los que te rodean.
Aprendamos a vivir con lo que tenemos, cada día es un reto, un aprendizaje, Dios te ha dado todo lo que necesitas, lo necesario para que seas feliz.
Debes aprender a ser fuerte, en este mundo debes serlo, brilla, hazlo, nadie lo hará como tú.

Cuando descubras que tú mismo es quien hace un futuro en el que puedas sonreír de verdad, ese día vivirás plenamente feliz.

Tu tienes la llave de la puerta que abre o cierra tus emociones.

Como cuando la oruga se envuelve en un capullo para dar vida a una mariposa, tu vida puede haber girado hacia un callejón donde parece que no hay salida. Pero en realidad, si confías en la vida, como lo hace la oruga con la naturaleza, sabes que de esta saldrás y mucho más reforzada.

Una puerta que al abrirla puede que encuentres una oscuridad profunda, donde te sientas sola, y no sepas como gestionarla. Pero sabes que, tarde o temprano, hay que abrir esa puerta, si lo que realmente quieres es hacer un gran cambio. No puedes luchar contra algo sin antes escucharlo.

No hace falta que empieces volando muy alto, simplemente con que pares y reflexiones, sin juzgar, ni analizar,centrando tu energía en liberar poco a poco todo lo necesario para dar espacio a lo nuevo que vas a necesitar, como por ejemplo unas alas para iniciar el vuelo a tu nuevo caminar.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

PORQUÉ ES TAN DIFÍCIL COMPRENDER LA MUERTE.

La muerte forma parte de la vida

La Muerte es quizás uno de los momentos más difíciles de la vida, cuesta aceptar y entender, porque no aprendimos a fluir con ella y comprenderla.
Nos enseñaron a vivirla como un hecho traumático, en vez de vivirla como un proceso natural.

La palabra “MUERTE” tiene tantas influencias negativas que habría que eliminarla de nuestro vocabulario y llamar a este proceso “TRASCENDENCIA” porque eso es lo que hacemos, trascender a otra realidad, adecuada a nuestro estado de conciencia. Todos los miedos que tenemos en la Vida, la no aceptación de los ciclos, el apego, dependencias y las falsas seguridades que nos creamos tienen la raíz en el miedo a la muerte. Solo el conocimiento, el entendimiento y el amor nos mostrará para qué nacemos, para qué estamos de forma temporal en este mundo material y para que abandonamos el cuerpo físico.

Cuando un Ser Querido abandona este mundo material en el que experimentamos la Vida, está naciendo en otros planos de existencia continuando con su libre evolución. Si abandonamos el apego y el sufrimiento y activamos el Amor incondicional hacia la persona que ha emprendido el viaje a otro nuevo mundo, los sentidos del Alma podrán percibir la energía y el Amor del Ser querido que se fue.

Recuerda siempre la chispa de vida que tenía el ser querido en sus ojos, recuerda su energía y su amor. Todo lo que era y es, ahora existe en otra frecuencia diferente que nuestros sentidos físicos no pueden o no se permiten percibir, simplemente ha dejado ésta pequeña frecuencia para pasar a otra evolucionando en consciencia, de acuerdo a su propia misión cumplida en su existencia.

Aunque el hombre común considera la muerte con temor y pesadumbre, aquellos que ya partieron saben que ella constituye una maravillosa experiencia de paz y libertad.

Al morir, te olvidas de todas las limitaciones del cuerpo físico y entiendes cuán libre eres. En los primeros segundos se experimenta una sensación de miedo, de temor a lo desconocido, a algo que es extraño a la conciencia. Pero después de estos breves momentos de sobrecogimiento, viene una maravillosa percepción: el alma experimenta una gozosa sensación de descanso y libertad. Comprendes entonces que existes con independencia del cuerpo mortal.

Todos vamos a morir algún día, así que de nada sirve tenerle miedo a la muerte. Tú no te sientes desdichado ante la perspectiva de perder la conciencia del cuerpo durante el sueño; por el contrario, aceptas el sueño como un estado de libertad que esperas con anhelo. Así es también la muerte: un estado de descanso, una pensión ganada en esta vida. No hay nada que temer. Cuando llegue la muerte, ríete de ella. La muerte es sólo una experiencia que tiene por objeto enseñarte una gran lección: que no puedes morir.

Nuestro ser real, el alma, es inmortal. Quizá durmamos durante un corto tiempo en ese cambio al que llamamos muerte, pero nunca podremos ser destruidos. Existimos, y esa existencia es eterna. La ola llega a la costa y, luego, retorna al mar; no se pierde. Se funde con el océano, o regresa nuevamente en la forma de otra ola. Este cuerpo ha venido aquí y desaparecerá; pero la esencia del alma que mora en su interior jamás cesará de existir. Nada puede aniquilar esa eterna conciencia.

El cuerpo es tan sólo una vestimenta. ¿Cuántas veces te has cambiado de ropa en esta vida? Y no por eso dirías que tú has cambiado. De la misma manera, cuando te desprendes de la vestimenta corporal al sobrevenir la muerte, tú no cambias. Sigues siendo exactamente el mismo, es decir, un alma inmortal, un hijo de Dios.

La palabra «muerte» es un término muy inapropiado, ya que la muerte no existe; cuando te cansas de la vida, simplemente te quitas la vestidura de carne y regresas al mundo astral

 Para quienes se encuentran padeciendo, la muerte es resucitar de las dolorosas torturas de la carne y despertar en la paz y la calma. Para las personas ancianas, la muerte constituye una pensión ganada a través de años de lucha en la vida. Y para todo ser, la muerte es un bendito reposo.

Por lo tanto, no sientas pena por la persona que está atravesando la ilusión de la muerte, pues enseguida será libre. Una vez que salga de aquella ilusión, comprobará que, al fin y al cabo, la muerte no era tan mala, y comprenderá que su mortalidad era sólo un sueño, y se regocijará al constatar que el fuego no puede quemar su alma ni el agua puede ahogarla: es libre y está a salvo.

¡Qué gloriosa es la vida después de la muerte! Ya no tendrás que arrastrar este viejo equipaje de huesos, con todos sus problemas. En el cielo astral, estarás libre, exento de limitaciones físicas.

Cuando muere un ser querido, en lugar de afligirte injustificadamente, comprende que ha ascendido por voluntad de Dios a un plano superior y que el Señor sabe qué es lo mejor para él. Alégrate porque está libre, y ora pidiendo al Señor que tu amor y tus buenos deseos sean mensajeros de aliento para esa persona, mientras avanza por su senda. Esa actitud tuya le ayudará mucho más. Naturalmente, no seríamos humanos si no echáramos de menos a nuestros seres queridos; pero, al sentirnos tristes por la soledad en que nos han dejado, no debemos permitir que nuestro apego egoísta los mantenga atados a este mundo. El dolor extremo impide a un alma que ha partido continuar avanzando hacia una paz más grande y una mayor libertad.

Para enviar pensamientos a tus seres amados que han fallecido, siéntate tranquilamente en tu habitación y medita en Dios. Cuando sientas la paz divina en tu interior, concéntrate profundamente en el centro de la voluntad situado en el entrecejo— y envía tu amor a los seres queridos que se han ido.

Si lo haces en forma continua, y si no pierdes la intensidad de tu interés en el ser amado, esa alma recibirá, sin duda alguna, tus vibraciones. Tales pensamientos brindan a tus seres queridos una sensación de bienestar, la sensación de ser amados. Ellos no te han olvidado más de lo que tú los has olvidado a ellos.

Envía pensamientos de amor y buena voluntad a tus seres amados tan a menudo como lo desees, pero hazlo como mínimo una vez al año; tal vez, en algún aniversario especial. Diles mentalmente: «Nos encontraremos de nuevo en algún momento y continuaremos desarrollando nuestro mutuo amor y amistad divinos». Si ahora les envías continuamente tus pensamientos de amor, sin duda algún día los encontrarás de nuevo. Sabrás que esta vida no es el fin, sino tan sólo un eslabón en la eterna cadena de tu relación con tus seres queridos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA VIDA ES TUYA

NO JUSTIFIQUES TUS ACTOS

“Cuando alguien te insulta, o te reduce a una cosa,
Cuando te dan un consejo que no solicitaste,
Cuando te echan la culpa por su dolor, 
Cuando no te escuchan, y sólo hablan de ellos mismos,
Cuando te comparan con los demás,
Cuando te ignoran, invalidan, juzgan o se burlan de tus pensamientos y sentimientos…
Detente. Respira.
Recuerda que es su dolor, no el tuyo.
Recuerda que ellos están soñando el único sueño que pueden soñar hasta que despierten.
Recuerda que no te conocen a ti, sólo a su propia fantasía.
Tal vez a ellos les resulte demasiado difícil amarse a sí mismos.
Tal vez ellos busquen su valía en el exterior.
Tal vez ellos estén desconectados de su aliento, de su cuerpo, de su preciosa vitalidad, de su verdadera vocación.
Tal vez ellos viven en un mundo dualista donde hay bueno y malo, correcto e incorrecto, éxito y fracaso.
Tal vez ellos olvidaron la simple alegría de vivir.
Tal vez tú entiendas esto.
Tal vez tú has estado donde ellos han estado.
No trates de cambiarlos ahora. Quizás nunca cambien.
No intentes corregirlos. Ellos no están pidiendo ser corregidos.
Cuanto más presiones, más se alejarán de ti.
No te enredes en su urdimbre de tristezas.
Ve con claridad, incluso ten compasión, pero no presiones.
Está bien que ellos se sientan molestos. En verdad sí.
Dales espacio para que se sientan molestos.
Está bien que se sientan decepcionados de ti.
Dales espacio para que se sientan decepcionados.
Está bien que te juzguen. Abre un espacio para sus juicios, también.
Dale cabida a tus propios pensamientos y sentimientos!
Permítete sentirte triste, enojado, culpable, desconfiado.
Deja que todas esas valiosas energías te bañen por dentro.
No te harán daño, si les permites moverse.
Sí, conocerás a muchos guardianes en este viaje.
Recorre tu camino de todos modos, y permite que los demás recorran el suyo.
No tienes que justificar tu camino, ni defenderlo.
Mantente cerca de ti mismo en estos tiempos difíciles.
No luches contra la oscuridad; no tiene ningún poder de todos modos.
Simplemente enciende tu luz con más fuerza”.

En la vida no siempre vemos lo que queremos, esto no quiere decir que nuestra manera de ver la vida sea o no la correcta, simplemente es un enfoque, no significa que los demás estén equivocados y nosotros en lo correcto, finalmente cada quien es dueño de su propia vida y realmente no tenemos el derecho de juzgar, especialmente cuando no deseamos ser juzgados.

Pasar nuestra vida sufriendo y padeciendo por las decisiones y situaciones ajenas, no trae más que desgaste y agotamiento, es más sabio vivir y dejar vivir a los demás, de igual manera, nada queda impune en la vida, tarde o temprano todo toma su cause y no es menester de nadie, sentenciar a los demás, especialmente cuando se desconocen los motivos.

No podemos pretender que los demás actúen conforme a lo que nosotros pensamos que debería ser,cada quien tiene sus criterios, motivos y percepciones de las cosas, evidentemente, muchas personas en su camino atropellan a otras, y esto aunque no se justifica, igual no nos corresponde juzgarlo, simplemente tener la serenidad para ver más allá de lo que se nos presenta.

Hay quienes pasan su vida condenando, amargan su existencia y la del resto de las personas, se entrometen, perjudican, critican destructivamente y ocupan su tiempo permanentemente en sembrar dudas , triste camino el de ellas que tarde o temprano recogerán lo que siembran.

Podemos observar, sin juicios ni prejuicios, podemos escuchar sin opinar y podemos tener la humildad para tolerar y la compasión para aceptar, no somos perfectos, nadie lo es, la vida da muchas vueltas y jamás sabremos a ciencia cierta donde nos corresponderá estar.

Quitemonos la necesidad de emitir juicios y opiniones sobre los demás, sobre su vida, acciones y decisiones, en la vida es mejor callar a tiempo que condenarnos por las palabras, especialmente cuando van dirigidas a alguien más, hasta un mal pensamiento nos exigirá cuentas, más necesario y útil es dedicarnos a conocernos a nosotros mismos en lugar de ser jueces ajenos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL ANILLO DEL REY

“ESTO TAMBIÉN PASARÁ”

Una vez, un rey citó a todos los sabios de la corte, y les manifestó:

“Me he mandado hacer un precioso anillo con un diamante con uno de los mejores orfebres de la zona.

Quiero guardar oculto dentro del anillo, algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total. Un mensaje al que yo pueda acudir en momentos de desesperación o desorientación.

Me gustaría que ése mensaje ayude en el futuro a mis herederos y a los hijos de mis herederos. Tiene que ser pequeño, de forma tal, que quepa debajo del diamante de mi anillo”.

Todos aquellos que escucharon los deseos del Rey. Eran grandes sabios, eruditos que podrían haber escrito grandes tratados … pero ¿pensar en un mensaje que contuviera dos o tres palabras y que cupiera debajo del diamante de un anillo? Muy difícil. Igualmente pensaron, y buscaron en sus libros de filosofía por muchas horas, sin encontrar nada que se ajustara a los deseos del poderoso Rey.

El rey, tenía muy próximo a él, un sirviente muy querido. Este hombre, había sido también sirviente de su padre, y había cuidado de él, cuando su madre había muerto. Era tratado como de la familia, y gozaba de un enorme respeto de todos.

El rey, por esos motivos, también lo consultó. Y éste le dijo: “No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje.”

“Cómo lo sabes?”, preguntó el Rey”.

“Durante mi larga vida en el palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una oportunidad me encontré con un místico. Era un invitado de tu padre, y yo estuve a su servicio. Cuando nos dejó yo lo acompañé hasta la puerta para despedirlo, y como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje”.

En ese momento el anciano escribió en un diminuto papel el mencionado mensaje. Lo dobló y se lo entregó al rey.

– “Pero no lo leas.” – dijo. Mantenlo guardado en el anillo. Ábrelo sólo cuando no encuentres salida a una situación”.

Ese momento no tardó en llegar. Algún tiempo después el país fue invadido y el rey perdió el reino.

Estaba huyendo a caballo para salvar su vida, mientras sus enemigos lo perseguían. Estaba solo, y los perseguidores eran numerosos. En un momento, llegó a un lugar donde el camino se acababa. y frente a él, había un precipicio y un profundo valle, caer por él sería fatal. No podía volver atrás porque el enemigo le cerraba el camino. Podía escuchar el trotar de los caballos, las voces, la proximidad de sus perseguidores.

Fue entonces, cuando recordó lo del anillo. Sacó el papel, lo abrió y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso para el momento.

Simplemente decía: “ESTO TAMBIÉN PASARÁ”

Fue en ése momento en que fue consciente de que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino. Pero lo cierto, es que lo rodeó un inmenso silencio. Ya no se sentía el trotar de los caballos.

El rey, se sintió profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Esas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel. volvió a guardarlo en el anillo, reunió nuevamente sus ejércitos. y reconquistó su reinado.

Ese día en que entraba nuevamente victorioso a su ciudad, hubo una gran celebración con música, bailes… y el rey. se sentía muy orgulloso de sí mismo. En ése momento, nuevamente el anciano estaba a su lado, y fue cuando le dijo:

“Apreciado rey, ha llegado el momento para que leas nuevamente el mensaje del anillo”.

“¿Qué quieres decir?”, preguntó el rey. “Ahora estoy viviendo una situación de euforia, las personas celebran mi retorno, hemos vencido al enemigo”.

“Escucha”, dijo el anciano. “Este mensaje no es únicamente para situaciones desesperadas. También es para situaciones placenteras. No es solo para cuando te sientas derrotado; también es para cuando te sientas victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero”.

El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “ESTO TAMBIÉN PASARÁ”

Y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba. Pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo malo era tan transitorio como lo bueno.

MORALEJA: No nos rindamos y aguantemos un poco más ya que todo lo que vivimos en esta vida terrenal pasará. Como el día y la noche, ningún acontecimiento, ni ninguna emoción son permanentes.
Hay momentos de alegría y llenos de bendiciones, también hay momentos de tristeza y llenos de pruebas. Simplemente aceptémoslos, porque todo eso pasará.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL TIEMPO VUELA

Vive

LA GENTE MUERE y queda todo ahí, los planes a largo plazo, las tareas de casa, las deudas con el banco, las parcelas, las joyas, el coche nuevo que compré para poder presumir.

LA GENTE MUERE sin siquiera guardar la comida en el nevera, todo se pudre, la ropa se queda colgada o puesta en su lugar.

LA GENTE MUERE y se disuelve toda la importancia que pensábamos que teníamos, la vida continúa, las personas superan tu ausencia y siguen sus rutinas normalmente.

LA GENTE MUERE y todos los grandes problemas que creíamos que teníamos se transforman en un inmenso vacío. Los problemas viven dentro de nosotros.
Las cosas tienen la energía que ponemos en ellas y ejercen en nosotros la influencia que permitimos.

LA GENTE MUERE y el mundo sigue siendo caótico, como si nuestra presencia o ausencia no hiciera la menor diferencia.

En realidad, no lo hace. Somos pequeños, pero prepotentes. Vivimos olvidando que la muerte siempre esta al acecho.

LA GENTE MUERE, pues así es: un parpadeo y al otro ya estás muerto.
El perro es donado y se aferra a los nuevos dueños.

LA GENTE MUERE y los viudos se casan nuevamente, andan de la mano, van al cine, se divierten y te olvidan.

LA GENTE MUERE y somos rápidamente reemplazados en el puesto que ocupábamos en la empresa.

▪ LA GENTE MUERE y las cosas que ni siquiera usamos, son donadas, algunas tiradas a la basura.

LA GENTE MUERE. Por otra parte, ¿quién espera morir?
Si la gente esperase por la muerte, tal vez procurara vivir mejor.

Tal vez usara su mejor ropa hoy, usara su mejor perfume, viajara hoy, tal vez la gente comiese el postre antes del almuerzo.
Tal vez la gente esperase menos de los demás, si la gente esperase por la muerte, tal vez perdonaría más, reiría más, apreciara la naturaleza, tal vez valoraría más al tiempo y menos al dinero.

Nunca pierdas tu esencia, nunca pierdas tu sentido del humor, una sonrisa puede mover montañas, puede hacer la diferencia en tu día y en el día de alguien más. La vida se hizo para celebrarla, para agradecerla y para vivir al máximo como bien todo mundo dice, así que vívela con alegría, abundancia y positivismo.

Abre tu mente y tu corazón a nuevas ideas, diferentes y espontáneas… Siempre hay nuevas posibilidades allá afuera esperándote, no las descartes, quizá eso o esa persona está buscándote también. El mundo está lleno de oportunidades, sólo las verás si estás abierto a recibirlas.

Si crees que le has hecho daño a alguien pide perdón, pero sobre todo aprende a perdonarte a ti mismo. Nadie es perfecto, así que admite la responsabilidad que tienes al haber causado un sufrimiento a ti o a alguien más y dale la vuelta a la página. Perdona tu alma primero, y después podrás pedir perdón si fuera el caso.

Las decisiones son solo eso, ni buenas ni malas. No encasilles tus decisiones, si no te fue tan bien, algo deberás de haber aprendido de esa lección, la próxima vez asegúrate que no repites el mismo patrón. Quedarte quieto, en un rincón, lamentándote por lo que no fue, por lo que salió mal, por la “mala” decisión que tomaste, no te llevará a ningún lado, sólo perderás tu valioso tiempo. La vida al fin de cuentas da muchas vueltas, no te detengas en un evento negativo, aprende y continúa.

Si la gente tuviera conciencia de que puede partir de este mundo en cualquier momento tal vez entendería que no vale la pena entristecerse con las cosas banales, oyese más música y bailase aún cuando no lo sepa hacer bien.

El tiempo vuela.
A partir del momento en que la gente nace,
comienza el viaje veloz con destino al fin y aún hay quienes viven con prisa.
Sin darse el regalo de percibir, que cada día más es un día menos, porque la gente muere todo el tiempo, poco a poco y un poco más , cada segundo que pasa.

Respondamos para nosotros, la pregunta:
¿Qué estoy haciendo con el poco tiempo que me queda?

Te invito a reflexionar!!
Disfruta todo lo bello de esta vida y aprovecha toda oportunidad de SER FELIZ y hacer felices a quienes te rodean.

Recuerda que la responsabilidad de ser feliz es sólo tuya y que en el fondo tu corazón siempre sabe lo que es cierto.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

VIVIR ES FÁCIL

CONSEJOS PARA DESPERTAR TU ALMA Y SACUDIR TU VIDA:

Estas recomendaciones son para que las pongas en práctica de manera consciente cada día, despertando así a tu Alma, y conectándote con tu verdadera esencia, que es la de un ser de luz.

1. ¡No Reacciones!: Te hagan lo que te hagan, te digan lo que te digan, te adulen o te agredan, solamente deja fluir y NO reacciones. Así cortarás el Karma que envuelve dicha agresión, y la energía del universo fluirá para tu perfecto bien. ¡Serás compensado!

2. Practica el desapego en todas sus formas: Todo es temporal, momentáneo. No puedes controlar la desaparición, muerte o extinción de personas u objetos. Aceptar este hecho te quita un gran peso de encima.

3. Viaja liviano de equipaje: No te impongas mochilas en la espalda, ni cargues con pesados lastres. Solo acepta llevar lo indispensable en este viaje que se llama Vida.

4. Otorga el perdón a todos: No te envenenes el corazón con odios ni rencores. ¡Aprende a domar tus dragones! El que se daña eres siempre tu mismo, y mientras tanto, el mundo sigue girando y tú te enfermas.

5. Ama tu vida: Ama todo lo que el universo contiene, desde una pequeña oruga hasta un imponente árbol. Sé un apasionado de tu hoy, de tus mañanas, de tus tardes, de tus noches. ¡Ama tu vida!

6. Toma consciencia de tus actos: Cada paso que des, a cada momento, hazlo desde el Ser, desde la conciencia, no desde el pensamiento que siempre está condicionado por el ego.

7. Vuélvete “Presencia”: Permanece en el aquí y el ahora. Enfoca tu vida en el momento presente como si no tuvieras pasado, ni memoria, como si no tuvieras futuro.

8. Recuerda que “Morirás”: No lo recuerdes un día, ni una semana, ni una temporada. ¡Recuerda para siempre que morirás! Es inevitable, tu cuerpo físico morirá, así que no te aferres a nada.

9. Acepta no saber qué pasará mañana: Vuélvete un nuevo SER cada día, renueva como la vida misma. Quita el polvo a tus pensamientos viejos y recicla. Inventa de nuevo en cada amanecer. ¿Quien dijo que eres el mismo?

10. No eres tus pensamientos: Eres ese ser que reside en la intimidad de tu alma, donde eres infinitas posibilidades y versiones de ti mismo. No te limites escogiendo solo una de esas opciones que eres. Sé todas las posibilidades, permanece en un estado de conciencia sin elección.

11. Que el amor sea tu lema, tu estandarte y tu guía: Que sea el punto de partida y el de llegada. Pero que sea sobre todo el camino. Vuélvete el amor, renunciando a las mentiras del ego, y abrazando tu alma.

12 Ponga paz a tu historia: Es la única forma de curar tus traumas. Es lo que ES. No seas terco tratando de modificar algo que ya ES como es.

13. Medita: Reza: cuida tus espacios y tu entorno de soledad y de silencio. Vacíate de ti, y llenate de Dios.
Aprende a Programarte cada noche para tener un día siguiente mágico.

14. Aún estás vivo: Aún hay tiempo para disfrutar de este maravilloso mundo, encontrar tu camino y la razón por la que estás aquí. No te quejes, no te lamentes, cae arrodillado dando gracias porque estás vivo.

15. No Pienses: Detén esa mente que escudriña, analiza, revisa y juzga todo. Esos constantes y repetitivos pensamientos, son más de lo mismo, ¿acaso no lo ves? Desde allí, desde esa lucha interior de tu mente, nada cambiará.
Tus pensamientos solo te hacen ruido y entretienen, pero no resolverán ni crearán nada. Usa tu cerebro para cosas puntuales como tu trabajo y aquellas actividades que requieran pensar…El resto del tiempo solo “Sé”.

16. Elige siempre la salud: En tus alimentos, en tus pensamientos, en tus emociones, en tus relaciones, en tu mirada, en tus acciones, en tus palabras, en todo elige ser sano. Naciste sano, no elijas enfermarte.

17. Confía en Dios: Ten fe. No trates de conocer a Dios. Conócete a ti mismo y Dios se revelará en ti.

18. Emprende el mejor viaje que puedas realizar: Es el viaje de regreso a ti mismo. Ese viaje que es tu mejor aventura y es también tu conquista y tu legado.
Eres muy importante. Puede ser que seas solo una gota en el océano, pero sin esa gota el océano está incompleto. Vacío de ti. Dios te ha creado por algo. Averigua el por qué.

19. Ayuda a los otros a encontrar su camino: No hay mejor regalo, no hay mejor amor. El servicio es alegría.

20. Sé feliz en todas las circunstancias de tu vida: Tú no eres tus circunstancias. No te identifiques con tu historia. Regresa a la fuente de la felicidad que es tu alma. Allí vive Dios en ti.

21.- Que tu vida sea un testimonio: Un milagro, un canto de esperanza, un granito de arena, una voz de Amor.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

CADA PERSONA, UNA EXPERIENCIA

Abre la mente

A veces, las mejores personas, aparecen de improviso, sin que  las busque. Llegan para plantar flores en el jardín de nuestros días tristes, están ahí para ser el eco de nuestras risas, el imán de nuestras complicidades, de nuestras aficiones y pasiones. Son ese faro que nunca se apaga, sin contradicciones, sin presiones ni dobles fondos.

Hay personas que llegan a nuestra vida por casualidad, que nos parecen hechas solo para amar, capaz de sorprendernos y de regalarnos palabras que nos hacen sentir bien;
Hay gente que no habíamos elegido de conocer, pero que nos parece que siempre has querido, y que pasan justo cuando no creíamos más, cuando no queríamos más, cuando teníamos casi decidido vivir con los ojos cerrados;
Hay personas que tal vez entran en nuestra vida solo para darnos un poco de esperanza, para hacernos mejores, para escucharnos y cuidar de nosotros, sin desear otro;
Hay personas que nos hacen soñar, que tienen la energía de la vida de nuestros mejores días, que aman estar juntos para sentirnos respirar a su propio ritmo, sin pedir nada a cambio, nada de material ni tangible.
Hay personas que surcan nuestro destino por el solo hecho de haber ingresos inesperadamente, por haber elegido tal vez el momento menos adecuado para nosotros, pero de seguro irrepetible a nuestros ojos; hay personas que nunca podremos olvidar, que allá donde vayamos siempre serán Con nosotros, que buscaremos hasta en las pequeñas cosas, en los perfumes llevados por el viento, al amanecer en campo abierto, en la medida en que la naturaleza despierta los sentidos y los recuerdos se hacen más fuertes;
Hay personas por las cuales no debemos defendernos, porque ya eran parte de nosotros antes de que cruzaran nuestros pasos, y que nunca debemos dejar de buscar otra vez, porque esas personas hacen bien al corazón.

Esas personas especiales que hacen nuestra vida más hermosa, interesante y especial, son regalos que todos merecemos y que, por encima de todo, estamos obligados a cuidar. Demos siempre la mejor versión de nosotros mismos a esos seres especiales que dan luz a nuestro día a día.

Algunas personas pasan por nuestra vida para enseñarnos a no ser como ellas. Porque, como dice un dicho muy famoso “Algunas personas causan felicidad a donde van; otras, cuando se van”. Aun así, de toda relación obtenemos un beneficio.

Y es que cada día de nuestras vidas, nos topamos con personas que traen consigo una gran lección que no siempre somos capaces de reconocer y valorar.
Nadie llegará a tu vida para quedarse para siempre, nadie permanecerá en tu vida para siempre porque simplemente no somos eternos. Eso lo entenderás una vez que aceptes el corto recorrido que nos toca atravesar como seres humanos, y justo allí, comenzarás a vivir.
Cada persona que te rodea tiene una misión por cumplir en tu vida, tiene una enseñanza para dejarte, sean familiares, amigos, compañeros o conocidos; incluso, existen personas que van a llegar a tu vida para enseñarte a no ser como ellas.
Estas lecciones no van a venir siempre de buenas vivencias o acciones, de hecho, muy probablemente cualquiera de estas personas a través de una traición, una mentira o un engaño, van a demostrarte el maravilloso aprendizaje que están dejándote.
Pero la importancia radica en aprender a clasificar las situaciones que atraviesas en compañía de estas personas. Las gratas experiencias son aquellas que llevarás siempre en tu corazón y que hasta podrás recordar con una sonrisa, mientras que las malas son las que te harán crecer y te fortalecerán.

La vida realmente es corta como para vivir angustiado por lo que nos hacen o dejan de hacer cada una de las personas que nos rodean.Por eso la mejor decisión que podemos tomar es distanciarnos de lo negativo de algunas personas y acercarnos a aquellos que nos hacen sentir bien.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

RÍETE DE LA VIDA

¡Vamos !

Ríete de los acontecimientos de la vida…
No te tomes nada en serio…
No te lo tomes a pecho…
Cuando te tomas las cosas tan en serio,
estás demasiado identificado…
Entonces surgen emociones negativas,
pensamientos destructivos,
el ego se hace más grande
y te alejas de Ti mismo…

Aprende a reírte de las experiencias de la vida…
Sin identificarte con ellas…
Observa las cosas simplemente como lo que son; Sucesos…Permanece en tu Centro y tan solo observa…
Abraza la totalidad de esta maravillosa existencia,
Sin resistirte a nada…
Sin reprimir ni negar nada…

Hay situaciones positivas y negativas, dice la identificación,
pero es tan solo tu identificación la que habla, la que juzga…
¿Dónde estás Tú? ¿Dónde están las experiencias?…
Date cuenta de que todo es un juego…
Una oportunidad para encontrarte ti mismo…
Y este es el gran sentido de la Vida;
Experimentar para poder tomar consciencia de ti mismo…

Por tanto, ¿qué hay bueno, qué hay malo?…
Todo forma parte de la danza de la Vida…
Todo es un escenario en el cual el teatro se da a sí mismo…
Y cuando permaneces desapegado,
es cuando puedes reírte de la vida…
Ya que es entonces cuando comprendes y te das cuenta,
de que toda esta maravilla
está para ser vivida…
Para ser gozada…
Para ser amada..

Haz como los pájaros: comienza el día cantando. La música es alimento para el espíritu. Canta cualquier cosa, canta desafinando, pero canta. Cantar dilata los pulmones y abre el alma para todo lo bueno que la vida le ofrece. Si insistes en no cantar, por lo menos escucha mucha música y déjate llevar por ella.

Ríete de la vida, ríete de los problemas, ríete de ti mismo. La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse de sí misma. Ríete de las cosas buenas que te suceden. Ríete abiertamente para que todos se puedan contagiar de tu alegría.

No te dejes abatir por los problemas. Si procuras convencerte de que estás bien, vas a terminar convenciéndote de que realmente lo estás, y cuando menos lo pienses te vas a sentir realmente bien. El buen humor, así como el mal humor, se contagian. ¿Cual de ellos vas a escoger?

Si estás de buen humor, las personas a tu alrededor también lo estarán y eso te dará mas fuerza. Lee cosas positivas. Lee buenos libros, lee poesía, porque la poesía es el arte de aceitar el alma.

Lee romances, historias de amor, o cualquier cosa que haga reavivar tus sentimientos mas íntimos, mas puros. Practica algún deporte. El peso de la cabeza es muy grande y tiene que ser contrabalanceado con algo.

Además te vas a sentir bien dispuesto, mas animado, mas joven. Encara tus obligaciones con satisfacción. Es maravilloso disfrutar de lo que se hace. Pon amor en todo lo que está a tu alcance.

Cuando te propongas hacer algo, ¡métete de cabeza! No dejes escapar las oportunidades que la vida te ofrece, ellas no vuelven. No eres Tú que está pasando, son las oportunidades que dejaste ir. Ninguna carrera es infranqueable si estás dispuesto a luchar contra ella.

Si tus propósitos son positivos, nada podrá detenerlos. No dejes que tus problemas se acumulen, resuélvelos lo antes posible. Habla, conversa, explica, discute, perdona: lo que mata es el silencio, el rencor.

Exterioriza todo, deja que las personas sepan que las estimas, las amas, que las necesitas,
y principalmente en familia.

Vuelve a las cosas duras, dedícate a la naturaleza. Cultiva tu anterior y ella hará que brote belleza de todos tus poros. ¡Tu puedes! Todos podemos. Entonces …

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

50 REGLAS DE ORO

Consejos para afrontar la vida

La vida debería ser sencilla puesto que estamos creados para vivir y expresar la vida de múltiples maneras. Sin embargo, no siempre es así. ¿Te has preguntado por qué?

Imagina que quieres abrir una puerta, pero te das cuenta de que has echado un montón de cerrojos y que, para abrirla, tienes que abrir primero esos cerrojos, uno a uno, a cuál más fuerte y seguro, y más complicado. Bien, la puerta es tu vida y esos cientos de cerrojos son tus juicios, prejuicios, creencias, miedos, dudas, inseguridades, etc. Si pudieras dejar de echar esos cerrojos, la puerta te resultaría muy fácil de abrir. O lo que es lo mismo, la vida te resultaría mucho más fácil de vivir

En algunas ocasiones, el día a día se nos hace cuesta arriba y nos resulta difícil seguir el ajetreado ritmo de la vida actual. Pero también es cierto que a veces somos nosotros mismos quienes nos complicamos la existencia y hacemos una montaña de un grano de arena. Debemos aprender a ver las cosas desde otro punto de vista y buscar el lado sencillo y bueno de las cosas., te explicamos algunos consejos para que sepas cómo hacer tu vida más fácil.

Te recomendamos adquirir hábitos y rutinas para que se te haga más llevadera la dura tarea del día a día.

1. Nunca saludes de mano a nadie sin
ponerte de pie.
2. En una negociación, nunca hagas la 
primer oferta.
3. Si te confían un secreto, guárdalo.
4. Regresa con tanque lleno el auto que te prestaron.
5. Haz las cosas con pasión o mejor no las hagas.
6. Cuando saludes de mano, hazlo firme y mirando a los ojos.
7. Vive la experiencia de hacer un viaje solo.
8. Nunca rechaces una pastilla de menta, las razones son obvias.
9. Acepta consejos si quieres llegar a viejo.
10. Acércate a comer con la persona nueva en la oficina.
11. Cuando le escribas a alguien enojado, termina y vuelve a leerlo, después bórralo y hazlo de nuevo.
12. En la mesa no hables de trabajo, política o religión.
13. Se Justo, defiende a los que son abusados sin abusar.
14. Escribe tus metas y luego trabaja por ellas.
15. Defiende tu punto de vista sin ofender ni insultar, se tolerante y respetuoso ante el ajeno.
16. Llama y visita a tus padres, hijos, familiares y amigos, no pierdas el tiempo esperando que ellos lo hagan primero.
17. Nunca te arrepientas de nada, aprende de todo.
18. En momentos o días de soledad, relájate, disfruta y aprende.
19. El honor y la lealtad son básicos en tu personalidad.
20. No le prestes dinero a quien sabes que no te pagará.
21. Cree en algo.
22. Tiende tu cama al levantarte por las mañanas.
23. Canta en la ducha.
24. Cuida una planta o un jardín.
25. Observa el cielo cada vez que puedas.
26. Descubre tus habilidades y explótalas.
27. Ama tu trabajo, o déjalo.
28. Pide ayuda cuando la necesites.
29. Enséñale un valor a alguien, de preferencia a un niño.
30. Valora y agradece a quien te tienda la mano.
31. Se amable con tus vecinos.
32. Hazle el día más alegre a alguien.
33. Compite contigo mismo.
34. Regálate algo mínimo una vez al año.
35. Cuida tu salud.
36. Saluda con una sonrisa siempre.
37. Piensa rápido, pero habla despacio.
38. No hables con la boca llena.
39. Lustra tus zapatos y corta tus uñas.
40. No opines sobre temas que desconozcas.
41. Nunca maltrates a un animal.
42. Alza la voz ante las injusticias.
43. Nunca pierdas la maravillosa oportunidad de quedarte callado.
44. Reconoce a alguien su esfuerzo.
45. Se humilde ante todo.
46. Nunca olvides de donde vienes.
47. Viaja cada vez que te sea posible.
48. Cede el paso.
49. Baila bajo la lluvia.
50. Busca tu éxito, sin desistir.

Aunque a veces la vida es complicada, debemos aprender a valorar aquellos pequeños y bonitos detalles que nos ofrece día a día. Desde la sonrisa de un niño hasta un olor que nos devuelve recuerdos de infancia, debemos apreciar el lado bueno de las cosas y exprimirlo al máximo. No te quedes con lo superficial de las cosas, lo profundo es siempre mejor.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

YO ELIJO SER FELIZ

Lección de vida

Una señora de edad, elegante, bien vestida y peinada, estaba mudándose a una casa de reposo porque su marido con el que viviera 70 años, había muerto y ella quedaba sola.

Después de esperar pacientemente por dos horas en la sala de visitas, ella le dio una linda sonrisa cuando la sirvienta le vino a decir que su cuarto estaba listo.

A camino de su nueva morada, la sirvienta le iba describiendo el minúsculo cuarto, inclusive las cortinas floridas que infectaban la ventana.

– Ah, adoro esas cortinas – dijo ella con el entusiasmo de una nena que acaba de adoptar un cachorro.

– Pero si la señora todavía ni vio el cuarto…

– Ni preciso verlo – respondió ella – La felicidad es algo que uno decide desde el comienzo y yo ya decidí que las voy a adorar… Es una decisión que tomo todos los días cuando me despierto. Sabes, tengo dos opciones: puedo pasar el día entero en la cama contando las dificultades que tengo en ciertas partes de mi cuerpo que no funcionan bien… O puedo levantarme agradeciendo por las otras partes que todavía me obedecen. Cada día es un presente… Y en cuanto mis ojos se abren, me oriento en el nuevo día y también en los buenos recuerdos que guarde para esta época de mi vida.

La vejez es como una cuenta bancaria: Solo retiras aquello que guardaste.

Por lo tanto, te aconsejo que deposites un monte de alegría y felicidad en tu Cuenta de Recuerdos. Y como puedes ver, yo todavía continúo depositando.

Ahora si me lo permitís, me gustaría darte una receta:

1- Arroja todos los números no esenciales para tu supervivencia.

2- Continúa aprendiendo. Aprende más sobre computadoras, manualidades, jardinería, cualquier cosa. No dejes tu cerebro desocupado.

3- Haz y vive cosas simples. Ahí está la magia de la vida.

4- Ríe siempre, mucho y alto. Ríe hasta perder el aliento.

5- Las lágrimas a veces suceden. Aguanta, sufre y sigue adelante. La única persona que te acompañará toda tu vida eres TU mismo. Mantente VIVO, mientras estés vivo.

6- Estate siempre rodeado de aquello que te gusta: puede ser la familia, animales, recuerdos, música, plantas, un hobby o lo que fuera. Tu casa es tu refugio.

7- Aprovecha tu salud. Si fuera buena, presérvala. Se está inestable, mejórala. Si está debajo de lo aceptable, pida ayuda.

8- Dile a quien amas, que lo amas realmente, en todas las oportunidades posibles.

Y RECUERDA SIEMPRE QUE:

La vida no es medida por los números de veces que respiras, sino por los momentos en que pierdes el aliento de:

Tanto reír…

de sorpresas…

de ilusión…

de felicidad…

¡¡¡Simplemente así!!!

La felicidad está en nuestra mente más que en nuestro corazón. Hay que cambiar nuestra forma de ver la vida… Hay que vivir tal y como llega porque siempre habrá algo que la haga mejor, aunque te empeñes en creer que no…

La felicidad hay que cultivarla en nuestra mente y estar dispuestos a  ser felices. Nuestra actitud es fundamental. Creer que podemos ser felices y comenzar a observar los pequeños detalles que nos rodean nos ayudará.

El solo tener un día más para vivir, ¿no es suficiente felicidad? ¿Por qué no empiezas a ser feliz ahora?

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

COSAS QUE NO PENSAMOS

El comercio inteligente

En agosto, en una pequeña ciudad, cae una lluvia torrencial y hace varios días que la ciudad parece desierta.

Hace tiempo que la crisis viene azotando este lugar, todos tienen deudas y viven a base de créditos.

Por fortuna Llega un millonario forrado de dinero y entra en el único pequeño hotel del lugar, pide una habitación, pone un billete de 100 Euros en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.
– El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con:
– El carnicero.
Este toma el billete y sale corriendo a pagar su deuda con:
– El criador de cerdos.
Al momento este sale corriendo para pagar lo que le debe al:
– Molino proveedor de alimentos para animales.
El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con:
– María la prostituta a la cual hace tiempo no le paga, en tiempos de crisis hasta ella ofrece servicios a crédito…
La prostituta con el billete en mano sale para:
– El pequeño hotel, donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete:
– Al dueño del hotel.
En este momento baja el millonario que acaba de echarle un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.

“Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza”

MORALEJA:
SI EL DINERO CIRCULA, EN LA ECONOMÍA LOCAL, SE ACABA LA CRISIS.

Consumamos más en los pequeños comercios y mercados.
– ¡Déjate de banalidades!
– ¡Consume lo que tus amigos y tu país producen !
– ¡Si tu amigo tiene una micro empresa, cómprale!
– ¡Si tu amigo vende ropa, cómprale!
– ¡Si tu amigo vende zapatos, cómprale!
– ¡Si tu amiga vende Repostería, cómprale!
– ¡Si tu amiga hace uñas, lleva a tu mamá!
– ¡Si tu amigo es contador, ve a que te asesore!
– ¡Si mi amigo fuera dueño de un restaurante!… ¿Qué crees?
¡Yo comería ahí!
– Si un amigo mío tuviera una pastelería, ¡a ésa iría!
– Si un amigo mío tuviera una tienda ¡en esa compraría!
La próxima vez que entres a una gran pastelería, acuérdate de tu amigo, hermana, prima, tío que vende empanadas, hojaldres, pasteles y que además son deliciosos.
Al final del día, La mayor parte del dinero es recaudado por las grandes corporaciones y ¿qué crees? Se va del país! Pero cuando compras a un emprendedor, a un pequeña mediana empresa o a tus amigos, los ayudas a ellos, todos ganamos y aportas a nuestra economía.

Raramente nos paramos a pensar que cuando vamos hasta las afueras para realizar nuestras compras invertimos mucho tiempo y nos supone desplazarnos en vehículos. Ir andando o en bici a las tiendas de barrio permite disminuir el tráfico, los gastos en combustibles  y la contaminación atmosférica y acústica.

Se consigue dar alegría a los barrios, barrios que no pueden competir con el bullicio de las calles céntricas de las ciudades o los pasillos de grandes superficies. Son los vecinos y vecinas quienes paseando por su barrio camino de la panadería o de la frutería dan vida a las calles del mismo.

Por todo ello, volvemos a la idea inicial. Compra en tu barrio, le darás vida.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

¿ESTAS TRISTE SIN CAUSA?

Hoy me lavé el cabello

“Hoy me lavé el cabello. Por primera vez en varias semanas. Estaba tan enredado que se rompía cada que pasaba mis manos. Lloré mientras lo lavaba y lo acondicionaba, porque olvidé cómo se sentía pasar mis dedos a través de él. Me lavé los dientes, también, por primera vez en una semana. Me sangraron las encías. El agua se puso roja. También lloré por eso.

Cuando salí de la ducha, no podía dejar de olerme el cabello y los brazos. He evitado abrazar a la gente por un tiempo, porque nunca huelo bien. Siempre huelo como si hubiera estado en cama durante una semana. No tengo ropa limpia, porque estoy demasiado cansada y triste para lavar.

La depresión no es hermosa. La depresión es mala higiene, platos sucios, y un cuerpo adolorido de dormir demasiado. La depresión es tener solo tres amigos que están cerca porque tienen la paciencia y el amor de un santo. La depresión te hace llorar hasta que no hay más lágrimas, te deja seca y sollozando hasta que estás jadeando por tu próximo aliento.

Tener depresión es estar mirando el techo hasta que tus ojos se queman porque te olvidas de parpadear. La depresión hace llorar a tu familia porque piensan que ya no los amas cuando estás distante y distraída. La depresión no solo es emocional, es un vacío que puedes sentir físicamente.

Por favor, no seas duro con tus amigos y familiares que no tienen energía ni para limpiar, para pasar el rato, o cuidar de sí mismos. Y por favor, por favor, tómalo en serio si te hablan al respecto.
Lo estamos intentando. Te juro que lo estamos intentando.

¿Ves?
Hoy me lavé el cabello”.

Traducción del texto original de Katelyn Marie Lesho
Tomado del muro de Señor Ansiedad.

Frases que debes evitar cuando alguien sufre depresión

“Dale tiempo. Ya pasará”.
¿Por qué? Porque eso no ayuda y no es cierto. Lo más probable es que se hayan estado sintiendo de esta manera por algún tiempo y no hayan mejorado; y es por eso que están pidiendo apoyo.

“No seas negativo. Piensa en cosas alegres”.
¿Por qué? Porque si fuera así de simple, la depresión no existiría. Esto implica que la depresión es una elección, lo cual es falso. No puedes simplemente desear que desaparezca.

“Sé exactamente cómo te sientes”.
¿Por qué? Porque nadie sabe exactamente cómo se siente otra persona. Esta no es una manera útil de hacer que alguien se sienta comprendido cuando su depresión se ha vuelto abrumadora.

“Todos nos deprimimos alguna vez”.
¿Por qué? Porque suena arrogante y no es verdad. Todo el mundo se entristece de vez en cuando o tiene un mal día. Pero no todos se deprimen.

“No tienes motivos para estar deprimido”.
¿Por qué? Porque puede hacer que la persona se sienta culpable, avergonzada o que se sienta como que sus sentimientos no importan. No tiene que haber una razón específica, así no funciona la depresión.

Encuentra qué decir a alguien con depresión

  • “No estás solo en esto. Quizá no comprendo con exactitud cómo te sientes, pero me preocupo por ti y quiero ayudarte”.
  • Pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino de fortaleza. ¿Has hablado con tu doctor sobre esto?”
  • “Estoy aquí para lo que necesites. Cuando quieras conversar, te escucharé; llámame o envíame un texto”.
  • “La depresión es un problema de salud real y tratable. ¿Qué necesitas para hablar con un doctor o un terapeuta sobre cómo te sientes?”
  • “¿Qué puedo hacer para apoyarte?”

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL ESPOSO PERFECTO

Buscando lo que no existe

Había una vez una mujer que estaba harta de su esposo a quien veía todos sus defectos, ya no le agradaba convivir con él, pensaba en que si tuviera otra pareja no se comportaría así.
Un día le dan oportunidad de cambiar a su cónyuge. En el periódico vio un anuncio increíblemente llamativo con letras rojas, ocupaba casi toda la página. Se anunciaba un lugar donde las mujeres podían reelegir y cambiar de marido. Era la novedad así que se aventuró a ir. 

La encargada le dijo… A la entrada están las instrucciones sobre como funciona el negocio. Se puede visitar el negocio una sola vez. Hay seis pisos y las características del hombre mejoran a medida que se sube.
Pero no se puede regresar al piso inferior.

1º PISO: un cartel sobre la puerta dice:
“Este hombre tiene trabajo” pero enseguida vio que eran fumador y eso no le gustó
La mujer decide subir al segundo piso.

2º PISO
“Este hombre tiene trabajo y ama a los niños” enseguida vio que no era ordenado y se olvidaba de las fechas.
La mujer decide subir de nuevo

3º PISO
“Este hombre tiene trabajo, ama a los niños y es muy bello”, pero enseguida vio que no era romántico ni le gustaba bailar
decide subir un piso mas.

4º PISO
“Este hombre tiene trabajo, ama a los niños, es muy bellos y ayuda en la tarea del hogar, es padre y tienen un buen trabajo”, pero es parrandero, llega tarde a casa.
¡Increíble! Mi esposo siempre llegaba temprano a casa . Decide subir una vez mas.

5º PISO:
“Este hombre tiene trabajo, ama a los niños, es muy bello, ayuda en la tarea del hogar, es extremadamente romántico y tiene un coche de lujo”, pero nunca va a la Iglesia, le gusta el alcohol y no le gusta bailar.
La mujer se entristece, y piensa que pronto conocerá a alguien mejor que su marido … Pero decide subir al sexto piso porque piensa que todavía no es 100% perfecto.

6º PISO
“Usted es la visitante numero 9.585.676 en visitar este piso, acá no hay hombres,
este piso existe solamente para demostrar que no hay un hombre perfecto ni tampoco una mujer perfecta.
Entonces la esposa regresó a casa, había aprendido una lección. Regresó más enamorada de su marido

No te desanimes, es difícil ser realistas y decir sin miedo alguno que el amor perfecto no existe. Pero la otra cara de la moneda nos permite entender que a la final, un amor verdadero acepta y se enamora de las imperfecciones de cada persona. Es saber entender que podemos construir una relación ideal a través del duro trabajo en conjunto con la persona que decidamos relacionarnos, sin importar si somos perfectos o no, el amor ideal va más allá de eso.

No existe la perfección pero si un Dios que los puede dirigir Esa necesidad que tenemos de idealizar hace que se nos olvide que el esposo perfecto no existe. La esposa perfecta tampoco existe. Pero dos seres llenos de defectos que quieran acompañarse en el imperfecto día a día.

“Al final te das cuenta que lo pequeño siempre es más importante. Las conversaciones a las tres de la mañana, las sonrisas espontáneas, las fotos desastrosas que te hacen reír a carcajadas, los poemas de diez palabras que te sacan una lágrima. Los libros que nadie más conoce y se vuelven tus favoritos, una flor que te pones en el cabello, un café que te tomas solo… Eso es lo que verdaderamente vale la pena; las cosas diminutas que causan emociones gigantescas”.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA LEY DEL BUMERÁN

Todo lo que avientas, se te regresa

Te has preguntado en alguna ocasión, ¿Por qué te ocurre todo a ti? ¿Por qué tienes tan mala suerte? ¿Por qué te ocurren accidentes o te tocan malas parejas, o porque nunca tienes dinero o porque toda la vida te estas enfermando?
¿La respuesta? Sé que será difícil de aceptar, pero todo lo creas tú mismo con tu propia mente. Quizás en estos momentos estarás
Pensando un tanto molesto: ¡Cómo es posible que yo lo cree si es lo que menos quiero! Pues bien, te lo explicaré de este modo:
Tenemos 4 cuerpos: El cuerpo espiritual, el cuerpo mental, el cuerpo energético y el cuerpo físico. Uno mueve al otro y están conectados entre sí. Si uno de los 4 se encuentra en de sintonía, entonces los otros 3 están en de sintonía.
La mente es muy fuerte, todo es mente, todo lo que tú piensas es lo que tu creas, ya que la mente hace vibrar al cuerpo energético y este es a su vez es magnético. Es decir, que todo lo que con tu mente haces vibrar, tu propia energía lo atrae.
Un ejemplo: estás pensando todo el tiempo en que NO quieres que te roben, por lo tanto tomas todas las medidas de seguridad para evitarlo, compras alarmas, gas pimienta, alambrado de seguridad, una pistola, cámaras de monitoreo y siempre estas con el miedo de que te van a robar. El universo es tan obediente, que todo lo que tú haces vibrar te lo concede, estas pensando en que NO te roben y vives con ese miedo, y lo haces vibrar y la consecuencia es obvia…. Terminan robándote.
Otro ejemplo: Le gritas al sujeto que se te atravesó en el tránsito, esa acción te hace vibrar negativamente, en ese momento generas un mal estado de ánimo, hiciste vibrar tu energía y enseguida comienza haber una serie de eventos desafortunados: te tocan todos los altos, de momento se te satura el tránsito, llegas tarde a tu trabajo, te peleas con tu jefe, tu jefe te corre, te quedas sin empleo, tienes problemas con tu pareja y encima de todo terminas con un fuerte dolor estomacal que sabrá de donde vino.
Vamos con un ejemplo más: Eres una persona deprimida, no te valoras, eres tu propia víctima y tu propio juez, creas conflictos sociales y familiares, estas en de armonía contigo y con todos, todos te ven mal, sienten tu mala vibra y te avientan peores vibra, la cual tu recibes todo el tiempo, Suma tu energía negativa con las malas vibras de los demás, estas creando una bomba en tu ser y fuera de que mejoren las cosas, cada día te hundes mas al grado de no encontrar la salida a tus desgracias. Lo peor es que eres tan orgulloso que no puedes reconocer que tú eres el origen de esta situación y tu miedo te hace echarle la culpa a los demás de lo que te sucede. ¿La consecuencia? Terminas solo, amargado y enfermo.
Ahora bien, si tú eres una persona que le gusta servir, ayudar al prójimo, cuidarte, hacer ejercicio, meditar, alimentarte sanamente, amar, reír, disfrutar y vivir, seguramente causas positivas obtendrás en tu vida, la gente será amable contigo, tendrás una buena pareja que te ame y te sea fiel, tendrás prosperidad y abundancia y sobre todo excelente estado de salud.
Todo está en la mente, fíjate hacia donde llevas tu atención. No pienses en lo que NO quieres, mejor enfócate en lo que SI quieres, deja de decir: NO TENGO DINERO y mejor piensa: SOY UN SER ABUNDANTE Y MEREZCO TENER DINERO, ASÍ ES QUE DECLARO QUE SOY MUY RICO. Porque eso es lo que atraerás, lo mismo sucede con una pareja o con tu salud, pon tu mente en lo que SI quieres.
¿Ahora vas entendiendo como funciona tu energía y tu mente? Al estar mal ellas, tu espíritu también está mal y por consiguiente tu cuerpo está mal. O bien, si se encuentran en armonía, los demás también lo estarán y tu vida fluirá de maravilla.
¿Quieres amor? Pues da amor…
¿Quieres dinero? Pues dona dinero…
¿Quieres paz? Pues da paz…
¿Quieres salud? Aprende a perdonar y a perdonarte, agradece y bendice…
Mereces ser feliz, es tu derecho divino, tómalo, es tuyo, te corresponde y envía bendiciones y amor al universo para que este te corresponda de la misma manera.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EN BUSCA DE LA FELICIDAD

YA NO ME VEO…

Ya no me veo contestando cada insulto que me dan. Simplemente he aprendido que el insulto no es para mí, es para la persona misma que me lo está dando.

Ya no me veo escuchando cada queja de la gente alrededor. He aprendido a respetarme y a decidir no ser el basurero emocional de nadie.

Ya no tomo responsabilidades que no me corresponden, ni explico, el porqué no lo hago.

Ya no discuto con la gente para salvar mi honor o mi nombre. Eso, es solo parte del ego que me ha llevado a equivocarme y que al final, no le ha aportado mucho a mi vida. El que crea que tengo honor que lo crea, y el que no, lo respeto y bendigo su camino.

Ya no me veo angustiada porque alguien deja de hablarme o alguien ya no me quiere en su vida. Es su vida y es su espacio, por lo tanto respeto la decisión, de todas maneras si ya no me desea cerca, no creo que tenga mucho para aportarme.

Ya no me veo preguntando aquí y allá por algo que quiero saber. Si lo quiero saber, voy a la fuente y me comporto de manera madura.

Todos los días, me descubro, me callo y miro dentro de mí. No es que menosprecie a los demás, es que estoy muy asombrada de mí misma y ahí, es donde deseo mi energía para vivir.

Ya no me veo caminando por la vida sin luz, sin Dios, sin magia, sin amor incondicional, sin mis ángeles y maestros. Ya no me veo pensando que Dios está afuera de mí y que el cosmos es algo lejano que nunca conoceré.

Hoy, ya no me veo como me veía hace unos días, semanas, meses o años, y es que decidí que cada día era necesario evolucionar y que cada día podía usar mi varita mágica para obtener lo que me hace feliz.

La felicidad esta hecha de mil cosas. Cada instante que pasa revela un momento feliz. Si dejamos ir las heridas del pasado y las precauciones exageradas sobre el futuro para concentrarnos en el presente, atraparemos la felicidad a pleno vuelo.

Las situaciones tristes solo ocurren para sacudirnos y movernos de la rutina, para cerrar círculos, para avanzar. Tenemos derecho a toda la dulzura que nos brinda la vida: El cielo azul, las flores en nuestro camino, una canción, un intercambio de sonrisas, la ternura de una mirada.

Hoy decido ser feliz, por mi misma y para mi misma… ¡No permito hoy, ni nunca más que mi felicidad esté en manos de los demás!
Yo soy capaz de generar y conservar mi sonrisa, es absurdo pensar que son otros quienes eligen como he de sentirme.

Entiendo que la felicidad parte desde mi interior. No es un suceso aislado que “llega” del cielo.

Es un proceso que empieza dentro de mí y que una vez experimentado hacia mi misma, puedo vivirlo con quienes me rodean. No hay otra manera.

Entiendo que no habrá amor más grande, más puro ni más sincero que el que puedo proporcionarme yo misma.

Comprendo que nadie tiene la habilidad de causarme daño o felicidad, que cualquier sentimiento de la índole que sea, es completa y absoluta responsabilidad mía, que por supuesto influye en el mundo que me rodea pero mi estabilidad emocional es MI RESPONSABILIDAD, por lo tanto, no existen: “él me hizo, ella me causó, ellos me hicieron sentir”. Tampoco acepto que le atribuyan a mis acciones sentimientos ajenos. No es mi responsabilidad la reacción de los demás.

Estoy dispuesta a dar siempre mi 100% en todos los ámbitos de mi vida. Sin sacrificio, sin obligaciones, sin miedo… Asumiendo siempre que ha sido mi decisión, y haciéndome responsable por ello.

Hoy, y para siempre, escojo mantener sincronía entre mis pensamientos y mis acciones, escojo hacerlo todo desde mi eterno y profundo amor, no temo nada pues me dedico a vivir el presente, el miedo solo existe en el futuro y de él nadie tiene certeza.

Hoy simplemente decido tomar el mando de mi vida, reconociendo que todo lo que sale de mi llegará a mi y que solo de mi dependen mis acciones, mis reacciones, mis resultados.
Que sea un día para entender que empezamos a ser felices cuando nos tomamos el control de nuestra vida.

Tarea para la vida: La felicidad esta presente en mi camino y soy sensible a ella. Abandono todo estrés y preocupación y me dejo llevar por lo esencial y permanezco atenta a mis pensamientos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA IMPORTANCIA DE AGRADECER

Gracias

“Gracias…
A todos los que conocimos y olvidamos,
a los que nos conocieron y nos olvidaron,
a los que recordamos y nos recuerdan,
a los que amamos y ya no,
a los que aún nos saludan cuando los vemos,
aunque ya no nos hablemos.”
Gracias por todo, gracias.

“Gracias” es una de esas maravillosas palabras que siempre la guardamos para nosotros. Muchas veces cuando las personas hacen algo por una damos por hecho que ya agradecimos lo que han hecho por nosotros, pero no es así, es importante dar las gracias por cada gesto de bondad que recibimos.

Debemos estar agradecidos cuando alguien nos llama por teléfono para preguntarnos cómo estamos. ¿Quién obliga a una persona llamar a otra? Nadie, solo lo hacen porque nos quieren y nos aprecian.

No seamos personas ingratas y sepamos dar las gracias a cualquier persona que haga algo por nosotros. Un ejemplo muy claro es que cuando vamos a un salón a tomar un té pagamos la cuenta, rara vez dando las gracias a quien nos estuvo atendiendo lo mejor que pudo.

Yo siempre agradezco, hasta a la persona que trabaja en el supermercado y nos muestra el producto, es un gesto amable y hay que agradecer. Cuando nos despertamos y abrimos los ojos ¿damos las gracias a Dios por el solo hecho de respirar? Bueno, eso que cada cual lo responda en su interior.

Gracias por tu amistad, gracias.
Debemos dar las gracias a los amigos que hemos conocido por Internet, que muchas veces son mejores amigos que los que tenemos a nuestro lado, siempre ofreciéndonos su apoyo.

Cuando vas por la calle, alguien te reconoce, y se acerca para hablar contigo; da las gracias por el hecho de que te hable y sea tu amigo.

Esa palabra tan maravillosa
“Gracias”
Es muy corta pero poco usada.

Siempre demos las gracias.
No lo olvidemos, no cuesta nada dar las gracias.
Al contrario, te hace más grande.

Nunca des las cosas por sentadas, di con palabras lo que sientes, muchas veces por perezosas no llamamos a la casa o a nuestros amigos y cuando llamas ya es tarde pues esa persona ya no está y lo peor es que ya no volverá, como cuando alguien que amamos se va de este mundo y no pudimos hablarle.

Y después, a todas esas personas que hemos dejado de lado…

Ser agradecido por lo que tienes; terminarás teniendo más. Si te concentras en lo que no tienes, nunca, nunca tendrás suficiente

Ser agradecido es una cualidad que todos admiramos en el carácter de los demás, ¿verdad? Para ello no hay razones, ni excusas. Tampoco hay edades, nunca eres demasiado viejo como para intentar ser positivo y valorar todo lo maravilloso que tienes. Inténtalo. Verás que puedes empezar poco a poco a sentirte agradecido por las pequeñas cosas que te ocurren.

La gratitud no es una fórmula de cortesía, es un sentimiento y una actitud ante la vida.

 Debemos estar agradecidos a las personas que nos hacen felices; son los encantadores jardineros que hacen florecer nuestra alma.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

LA VIDA ES UN REGALO

La novia ciega

Había una chica que se odiaba por ser ciega.
Odiaba a todos, excepto a su novio amoroso.
Él siempre estaba allí para ella. Un día ella le dijo a su novio:
“Si pudiera ver el mundo aunque solo fuera un día, me casaría contigo.”
Un día, alguien donó un par de ojos para ella.
Cuando por fin retiraron el vendaje de sus ojos, fue capaz de verlo todo, incluyendo a su novio.
Él le preguntó: ¿Ahora que ya puedes ver el mundo, ¿quieres casarte conmigo?
La niña miró a su novio y vio que era ciego.
La apariencia de sus párpados cerrados la impresionó. Ella no se lo esperaba.
La idea de mirarlo el resto de su vida así la llevó a negarse a casarse con él.
Su novio la dejó con lágrimas y días más tarde le escribió
una nota diciendo: “Cuida bien de tus ojos, mi amor, porque antes de ser tuyos, fueron míos.”
Así es como el cerebro humano trabaja a menudo cuando nuestro “estatus cambia”. Solo unos pocos recuerdan cómo era la vida antes, y a quienes siempre
estuvieron a su lado en las situaciones más dolorosas.
La vida es un regalo.
Hoy antes de decir una palabra no amable piensa en alguien que no puede hablar.
Antes de que te quejes sobre el sabor de la comida piensa en alguien que no tiene nada que comer.
Hoy antes de quejarte de la vida piensa en alguien que se fue demasiado pronto al cielo.
Antes de que te quejes de tus hijos piensa en alguien que desea hijos, pero no puede.
Antes de discutir sobre tu casa sucia a alguien por no limpiarla piensa en las personas que viven en las calles.
Antes de quejarte por las distancias que manejas piensa en alguien que camina la misma distancia con los pies.
Y cuando estés cansado y te quejes de tu trabajo piensa en los desempleados, los discapacitados y los que desearían tener tu trabajo.
Pero antes de pensar en señalar con el dedo o condenar recuerda
que ninguno de nosotros está libre de cometer errores
Cuando los pensamientos deprimentes quieran derribarte – Pon una sonrisa en la cara porque estás vivo.

La gente cuando se queja de algo o de alguien no piensa en otros que están peor, piensa en si mismo…es así , el mal de otros no debe consolar el propio.

La vida siempre nos regala bonitos momentos. No se pase la vida lamentándose por sus desgracias. Crezca, levántese, sirva a los demás sin dañar a nadie. Sea sincero y humilde, amigo, sin ser hipócrita. No sea falso en el amor.

La vida no es fácil, pero si es simple, da y recibirás, siembra y recogerás, trabaja y ganarás, entrena y lo conseguirás.

Hay una frase de la Madre Teresa de Calcuta que lo define muy bien: “Que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”. A mi me parece una definición maravillosa, si se pudiera aplicar a ti, piénsalo, serías una persona que dejará huella. No sé si serás rico o pobre… Pero saldrías de esta vida por la puerta grande. Porque ser grande tiene que ver con tu manera de ser.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LOS HIJOS SON NUESTRA DEBILIDAD Y AHÍ ESTÁ NUESTRO FRACASO

¿Por qué los hijos hacen lo que quieren?

Una madre levantó la mano y preguntó:
– ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar?
– Dígale que baje, – le dije yo.
– Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada.
– ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté.
– Tres años – afirmó ella.

Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente cuando tengo ocasión de comunicar con grupos de padres.
Muchos conflictos se están viviendo porque los padres de familia se muestran temerosos o flojos para ejercer su autoridad. Y esos hijos van creciendo y el problema junto con ellos, ya que a esos padres les cuesta trabajo tomar la decisión de poner límites y ejercer su autoridad de forma correcta.

Causas y soluciones

1.- PORQUE TÚ LOS DEJAS.
Hacen lo que hacen porque tú se los permites. Los hijos se convierten en lo que son, porque sus padres lo permiten, así de sencillo. Si tu hijo está haciendo un desastre de su vida, esta respuesta no te va a gustar, tú vendrás a mí y me darás un millón de excusas, le vas a echar la culpa a la música que escucha, a las películas que ve, a los libros que lee (si es que lee), a la violencia que transmite la televisión, al sistema educativo, o a la presión que ejerce la sociedad o a sus amigos, así es que haz a un lado la indignación y piensa en esta verdad: tus hijos son producto de tu paternidad o lo que es lo mismo, de tu manera de educarlo.

2.- NO HAY CONSECUENCIAS DEL MAL COMPORTAMIENTO.
Los padres dejan hacer a sus hijos lo que quieran, con muy poca información de lo que es aceptable y lo que no lo es. Si ellos hacen algo mal, no hay consecuencias por el inaceptable comportamiento.
Algunas veces decimos: “si haces esto te va a pasar aquello”, y “si no haces aquello te va a pasar esto”, después ellos no hacen lo que tienen que hacer y no pasa nada, no cumplimos la promesa de las consecuencias advertidas. ¿Sabes en qué se convierte un padre que no cumple con las consecuencias advertidas? En un MENTIROSO; y eso justamente aprenden nuestros hijos, a mentir, y a prometer sin cumplir, al fin que no pasa nada.

3.- TÚ LES DICES A TUS HIJOS QUE SON ESPECIALES.
Quizás no vas a estar de acuerdo conmigo en esto, créeme que a mí también me resultó difícil entenderlo y aceptarlo, pero es una realidad. Si tú eres de los que actualmente cree que su pequeño ángel es especial, lamento decirte que no lo es; si tú les dices a tus hijos constantemente que son especiales, los perjudicas más que ayudarlos.
Tu hijo es especial para ti y solo para ti, no lo es para nadie más. Tu hijo nació con todo tu amor y verlo crecer es toda una maravilla, sin embargo cuando crece y cruza tu puerta para ir a la escuela, él, solo es un niño más en la lista de la escuela, y no hay nada de especial acerca de él.
En el mundo real, tu hija no es una princesa, ni tu hijo un príncipe, sólo es un niño más. Los hijos deben entender y aprender a crecer sabiendo que al instante que dejen tus amorosos brazos y entren al mundo real, nadie los amará por la única razón de que ellos existen, como lo haces tú.

4.- TÚ HACES QUE TUS HIJOS SEAN LA COSA MÁS IMPORTANTE EN TU VIDA.
Ellos no lo son. Yo sé que tú piensas que lo son pero no es así; cuando tú dejas pensar a tus hijos que son la persona más importante en tu vida, ellos aprenden a manipularte y tú terminarás haciendo lo que ellos digan.
Tus hijos son importantes, no me mal entiendas, tus hijos deben ser amados incondicionalmente; pero los padres que ponen por encima de todo, la felicidad de sus hijos y sacrifican su propia vida y algunas veces su matrimonio también, entonces cuando acabe la labor como padre, tus hijos crecerán y te dejarán, e irán en busca de su propia felicidad y tu te quedarás únicamente con tu esposo (a), en el mejor de los casos.
Si todo tu tiempo y energía lo gastas únicamente en tus hijos, cuando ellos se vayan tú no tendrás la certeza de que tu compañero(a) estará contigo; esa es una de las razones porque hay divorcios luego de que los hijos se van, pues la única cosa en común que tenían eran los hijos, y nunca trataron de alimentar el amor marital como lazo de unión.
Esto mismo pasa con las madres y padres solteros, ellos gastan todo su tiempo y energía en sus hijos, sacrifican su propia vida, pensando que lo mejor es servirlos y poner su vida “en espera” mientras los ayudan a madurar, pero después los hijos se van y ellos se quedan solos sin compañero(a) con quien envejecer juntos, por lo general terminan tratando y viendo a su hijo de 50 como si fuera de 4 años.

5.- FALLAMOS AL ENSEÑARLES LA DIFERENCIA ENTRE DERECHOS Y PRIVILEGIOS.
Los hijos tienen entre otros los siguientes derechos: a la vida, a jugar, a la libertad de opinar, a una familia, a la protección contra el trato negligente, a la alimentación, a ser amados, a recibir educación, etc. Los privilegios son concesiones ganadas por una acción determinada; a nuestros hijos les compramos cosas, por ejemplo: lo más actual en videojuegos, o ropa o zapatos de marca, o una mascota, e incluso los llevamos al cine o a vacacionar, les compramos celulares, etc, etc. y todo gratis, a cambio de nada. Hoy te digo que aunque te sobre el dinero para complacer a tu hijo, tienes que enseñarle a ganárselo; él tiene que saber que las cosas que le gustan, cuestan y hay que pagar un precio por ellas. Incluso estas cosas te ayudarán en la negociación de actitudes y comportamientos.

6.- TRABAJAS EN EL AUTOESTIMA DE TU HIJO.
La palabra autoestima es una palabra compuesta. Auto: uno mismo, y estima: amor, o sea, amarse a uno mismo. Tú no le puedes proporcionar una valoración positiva de él mismo, porque confundimos el animarlos y apoyarlos con aumentar su autoestima y cambiamos la regla de “si tiene alta autoestima tendrá éxito en todo”, pero en realidad es al revés “si tiene éxito en todo, aumentará su autoestima”. Así que si quieres que tengan autoestima alta, enséñale a alcanzar sus éxitos. A que luche por ellos, porque todo cuesta esfuerzo, dedicación y perseverancia.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL SIGNIFICADO DEL DESORDEN

Todo es esta vida tiene su lógica

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?
Como miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida. Además, el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el clóset, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.
¿Has conservado objetos rotos o dañados por largo tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.
Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable.
Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.

❍ Diferentes clases de acumulamiento

Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer y que has perdido la dirección.
• Acumulamiento antiguo: Me refiero a objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garaje, armarios… Papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

❍ 10 cosas que puedes hacer hoy mismo para controlar el desorden:

• Deshazte de lo más grande primero: La bicicleta de hacer ejercicios que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.
• Devuelve las cosas que te hayan prestado: Libros, ropa, herramientas…
• Recoge lo que este en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de ponerlo en su sitio.
• Recoge revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.
• Saca del armario 10 prendas que no hayas usado el ultimo año y dónalas.
• Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.
• Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitamos o queremos en nuestras vidas.
• Sacar de los cajones de tu armario las medias sueltas que han perdido su compañera, puedes usarlas para limpiar muebles.
• Despeja el escritorio, archiva papeles que ya no uses, revisa y organiza el correo recibido.
• Deshazte de lapiceros y marcadores que no funcionen.

❍ El Significado del Desorden en Nuestro Hogar.

Los seres humanos emitimos mensajes y señales de acuerdo con el acomodo de nuestros objetos personales, incluso en nuestros cajones. La acumulación de objetos es una forma de emitir señales; demasiados objetos emiten la señal de saturación de ideas, proyectos y planes totalmente confusos, muy poco estructurados y definidos.
El desorden altera el tao o el camino para obtener nuestras metas. Bloquea las vías de acceso de oportunidades y nos hace perder tiempo, que puede ser valioso para estructurar de manera ordenada y disciplinada nuestro plan de vida.
Dependiendo del lugar donde se acumule el desorden, es el mensaje o señal que se está emitiendo:
• Si hay desorden u objetos amontonados en la entrada de la casa, se interpreta como miedo a relacionarse con otras personas.
• Si hay desorden u objetos amontonados en el armario, el mensaje es que no se tiene el control sobre el análisis y el manejo
de las emociones.
• Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, el mensaje o señal es de resentimiento o de fragilidad sentimental.
• Si hay desorden en el escritorio o área de trabajo, el mensaje es de frustración, miedo y necesidad de controlar las situaciones.
• Si hay desorden detrás de las puertas, el mensaje es de miedo a no ser aceptado por los demás, sensación de sentirse vigilado constantemente.
• Si hay desorden debajo de los muebles, el mensaje es que se le da demasiada importancia a las apariencias.
• Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, el mensaje es de temor y falta de habilidad para actualizarse.
• Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, el mensaje es de coraje, enojo, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, el mensaje es de conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en la sala, el mensaje es de temor al rechazo social.
• Si hay desorden detrás de las puertas, el mensaje es de miedo a no ser aceptado por los demás, sensación de sentirse vigilado constantemente.
• Si hay desorden debajo de los muebles, el mensaje es que se le da demasiada importancia a las apariencias.
• Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, el mensaje es de temor y falta de habilidad para actualizarse.
• Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, el mensaje es de coraje, enojo, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, el mensaje es de conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en la sala, el mensaje es de temor al rechazo social.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)