EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE.

La vida es tan corta.

La vida es tan corta para levantarse de mal humor. Ama a las personas que te tratan bien. Aman aquellas que no lo hacen, solo porque tú si puedes hacerlo. Cree, todo pasa por una razón. Si entiendes una segunda oportunidad, tómala con las dos manos. Si esto cambia tu vida, adelante. No hay mejor momento para ser feliz que ahora mismo. La felicidad es un trayecto, no un destino. Atesora cada momento que vives, y atesora más porque lo compartiste con alguien especial; tan especial que lo llevas en tu corazón.

Perdona rápidamente, besa despacito. Trabaja como si no necesitaras dinero. Ama como si nunca te hubieran herido y baila como si nadie te estuviera viendo. Dios nunca dijo que la vida seria fácil, solo prometió que vale la pena vivir.

La vida es como una rueda, nunca lo olvides. Lo que nace, nace para morir, lo que muere, muere para nacer. La vida es un ir y venir, lo que se hace se paga, siempre, y recuerda, es preferible morir honrado que vivir deshonrado. Es ley disfruta cada momento, hasta los malos son necesarios, siempre algo bueno se saca de ellos. Agradece las pequeñas cosas de la vida: un abrazo, una palabra de aliento, un amigo… La vida es una rueda, ve a rodar con ella, aprende a ser feliz en el camino.

Sonríe y sé feliz.

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo.
El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer.
Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle.
Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.
Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio… Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble:
Se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra.
Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando…
La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra…
El truco para salir del pozo es sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba.
Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos…
¡¡¡Usa la tierra que te echan para salir adelante!!!

Recuerda las 5 reglas para ser feliz: 

Libera tu corazón del odio.
Libera tu mente de las preocupaciones.
Simplifica tu vida. Da más y espera menos.
Ama más y sacúdete la tierra, porque en esta vida hay que ser solución, no problema.

Sal a la calle, grita, salta, ríe, disfruta de tus días, besa como si fuera el último amanecer, haz lo que quieras con quien quieras, como te dé la gana, goza de la vida, segundo a segundo, fíjate en lo que desees, déjate provocar, provoca. Sé feliz con quien quieres, con quien más te guste. Ama siempre, y que te amen. Muerde unos labios, acaricia una piel. Pásaselo bien, no hagas daño a nadie, sé sincera, respeta a los demás. Juega, seduce, no llores cuando no toca. Pierde la cabeza, la noción del tiempo, a la gente falsa, todo; todo menos tu sonrisa.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL AMOR SE DA Y SE RECIBE

El amor es un resorte.

Nadie lo vence, nadie lo oye, nadie lo palpa y, sin embargo, arma mi mundo, mueve mi voluntad y llena mi corazón.

El amor es un sueño que te cierra los ojos y te abre el alma. El amor es salirse del justo medio y entregarlo todo. El amor es grande, porque no conoce la pobreza de carecer… Más todo le sobra. Tener amor es más fácil que una carrera, pero se tiene que ejercer toda la vida.

El amor es el auténtico oficio sin sueldo, porque si se pierde, el más perjudicado es uno mismo.

El amor no es una planta que se pueda dejar tranquilamente en una maceta, hay que cultivarlo todos los días y, a veces, sacarlo tú misma de la aridez.

El amor del hombre va del cerebro a los sentimientos, de afuera hacia dentro. El de la mujer nace en los sentimientos y luego sube a la razón, de dentro hacia afuera.

Usted puede enamorarse de una mirada, la sonrisa o el tono de la voz. Pero eso no te hace quedar, te enamoras de lo que te atrae, pero amar va más allá. Es día a día, es rutina, es vivencia. Es conocer la esencia de alguien, ir más allá de lo que está delante de sus ojos. Es ver el alma y desear tenerla a su lado por el resto de su vida.

El amor es un desgaste que nos va consumiendo la vida. Es algo tan poderoso que llega a producir milagros tan increíbles, como ” un hijo “. Hay amores fáciles para el placer, pero difíciles para el compromiso. Fáciles para la pasión, pero difíciles para el deber. Fáciles para soñarse, pero difíciles para vivirse.

El amor es el libro que más enseña, el ala que más vuela, la cruz que menos pesa y el corazón que más se emociona. Amor…Tan mago cuando aparece. Tan esencial cuando se vive. Tan anhelado cuando se necesita. Y tan triste cuando se despide.

El amor es el único que resiste la vida en común sin deteriorarse. La presencia continua, sin querer desaparecer. Y las cosas compartidas, sin desear para sí la mejor parte.

El amor encuentra lo que nadie ha visto. Conoce lo que nadie cree. Ofrece lo que nadie le exige. Y entrega lo que nadie le pide. El amor no es fuerza de pasión, sino luz de convivencia. No es manipular ni aprovechar, sino prestarse y servir. No tiene archivos para el resentimiento; deja libre el espacio para el olvido. No lo guarda todo para sí, mientras más da, más se reproduce.

El amor es, tomar en cuenta a otros, antes que a uno mismo.. El que no actúa es como si hubiera nacido muerto. Se conforma con ser la sobra de su sombra, y el reptil repudia la cima, porque esta fue hecha para el vuelo divino de las alas. Así que despliega tus alas de plata y vuela.

El amor no se mide en la cama… Es un componente que no debe faltar en una relación de pareja, pero hace falta complicidad, diálogo, paciencia, comprensión e incluso las discusiones sirven, por cierto la diferencia entre el sexo y el amor está en las sensaciones con un simple beso…Porque con el sexo solo alivie el deseo del cuerpo pero el amor es otra cosa fondos cuerpo alma y corazón una fusión sublime que lamentablemente no está al alcance de todos…Por eso es hermoso hacer El amor pero sobre todo es hermoso amarte a ti solo a ti mi amor hermoso.

El amor no tiene temporadas, no tiene edad, llega de repente, te roza el alma, te acaricia el corazón.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

COSECHAS LO QUE PLANTAS

Nadie cambia si tú no cambias

La gente dice:si no te gustan tus circunstancias, cámbialas. Yo digo: Si no te gustan tus circunstancias, cámbiate. Al cambiarte tú, las estarás cambiando a ellas.
Si quieres cambiar tus circunstancias, cambia tú. Si quieres cambiar tu entorno, cambia tú. Si quieres cambiar el mundo, cambia tú.
Sé tú el cambio que buscas. Si tu entorno no te da lo que buscas, cambia tú para provocarlo.

Cada segundo es una oportunidad para cambiar tu vida, porque en cualquier momento puedes cambiar lo que sientes. No importa lo que sintieras antes. No importa qué errores crees que cometiste. ¡Cuando cambias tus sentimientos, pasas a otra frecuencia, y la ley de la atracción te responde al instante! ¡Cuando cambias tus sentimientos, el pasado desaparece! Cuando cambias tus sentimientos, cambia tu vida.

Si reflexionamos un poco, nos daremos cuenta de que, cuando intentamos cambiar a alguien porque tiene una forma de ser que no nos gusta, lejos de obtener lo que queremos, conseguimos el efecto contrario. Sin embargo, cuando, independientemente de la forma de ser alguien, le seguimos tratando con respeto, benevolencia, compasión y firmeza sin dureza, esa persona puede darse cuenta por ella misma de hasta qué punto necesita cambiar ciertos aspectos de su forma de ser.

Las relaciones son sistemas, de manera que si tú cambias, el sistema cambia, o lo que es lo mismo: si tú empiezas a comportarte de manera distinta con tu madre, ella también cambiará su forma de actuar contigo.

Si no te gusta cómo ha hecho algo un amigo, muestra otra forma de hacer las cosas.

Si tú esperas que el otro haga algo, lo único que conseguirás es comprobar cómo el otro está esperando que lo hagas tú y así no habrá nunca forma de mover el puñetero sistema. Como dijo Robert Dilts: “Todo el mundo quiere el cambio, pero nadie quiere cambiar”.

Deja entonces de luchar y pelear para conseguir que otros cambien, entre otras cosas porque a estas alturas ya deberías saber que no es algo que dependa de ti.

Si quieres que tu relación con otra persona cambie, empieza por cambiar tú. La mejor manera de mostrarle a los demás lo que quieres es mostrándote como ejemplo.

Si no te gusta que te griten, aprende a hablar con respeto a los demás sin subir el tono. Si no te gusta que te hagan esperar, sé puntual. Si no te gusta cómo se comporta tu pareja con tu madre, mejora tu relación con tu suegra; si no quieres que tus amigos se olviden de ti, llama más a menudo.

Otra de las cosas que debes recordar si quieres mejorar la relación con alguien es que las personas no leemos mentes: si quieres o necesitas algo, pídelo.

Una de las cosas que más daño hace en las parejas y en las relaciones en general es esa manía que tenemos de esperar que el otro acierte o adivine aquello que tanta ilusión nos hace o las cosas que para nosotros son importantes.

 Las personas hacemos lo que creemos que es lo mejor en cada momento; si hay algo de otra persona que no te gusta o te está haciendo daño, díselo.

La gente cosecha lo que planta y nadie esta libre de esto, todos pasaremos por la tierra que cuidamos de nuestra manera y recogeremos esos frutos generados por nuestras acciones, sean buenas o malas, yo solo no entiendo el porque muchas personas Aún insisten en sembrar el mal, yo solo no entiendo como muchos corazones por ahí aún se dedican a maldad, la frialdad, al desajuste, al desamor, la impiedad. Bueno sería si no fuera así, pero cuando no regamos nuestra semilla con amor, es con el dolor que la gente cosecha, es con las pérdidas que la gente madura, es con la indiferencia que la gente reconoce lo mucho que el otro era importante en la Vida de la gente, o cuánto valdría la pena luchar por un sueño honestamente, sin jugar arena en los proyectos de nadie. Solo lamento decir que el tiempo de Dios llega, que el mundo de la vuelta, y que el precio a la gente paga por la maldad que la gente compra. Para esto no hay prisa, solo tiempo correcto.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

TODO LLEGA

Así es la vida

 No se entiende la luz sin la oscuridad, la alegría sin la tristeza, la palabra sin el silencio, la paz sin el conflicto, la compañía sin la soledad. Son las cartas de una baraja con la que hemos de aprender a ganar el partido de la vida

¿Te acuerdas cuando me decías que me iba a llegar? Sí, todo llega.
Llega el amor después del amor. Y llega el tiempo de conectarse con uno mismo. Llega el viaje que venías soñando desde los 15, y por el que habías empapelado el cuarto con fotos del lugar. Llega la persona que estabas esperando, y llega el momento en que se va alguien de tu vida. Pero también llega el día en que no duele más la herida. No importa cuál sea.
Llega el fin de semana, y las vacaciones, y llega la casita que soñaste frente al mar. Llega lo que esperabas y a veces llega más. Llegan las sorpresas, y llega el día que te despiertas y no lo extrañas más.
Llega el amigo que estabas esperando desde el otro lado del mundo, y a veces llega una revolución que se lleva todo lo que tenías para amarte de nuevo, en otros abrazos, otra casa, y otra familia.

Llega.
El amor llega.
Llega el día de tu cumpleaños, y llega la tesis, y llega el título.
Llega el beso que soñaste tanto tiempo, y llega el sol después de un par de días de tormenta.
Todo llega.

No pases noches sin dormir pensando que no se termina más la oscuridad, ni tengas tanto miedo a que no pase. Relájate . Tómate un vino en la nochecita mirando al cielo y confía. No importa cuándo, ni cómo… tú sabes que va a llegar. Y hoy, permítete disfrutar de lo que está. Ni más, ni menos. El universo no está buscando un ejército de ansiosos. Así que aprovecha la vida, que todo llega cuando tiene que llegar.

Una buena receta de Alejandro Dumas: “La esperanza es el mejor médico que conozco. Hace que agite el náufrago sus brazos en medio de las aguas, aun cuando no vea tierra por ningún lado… El hombre se descubre cuando se mide con el obstáculo.”

¿Cómo disminuir el sufrimiento?

Dejaré que un experto en el tema, Enrique Rojas, psiquiatra español con más de media docena de libros escritos, se adueñe de las siguientes frases: El primer error y más común es magnificar los eventos negativos que nos han ocurrido, hay que distinguirlos de un drama. En segundo lugar la incapacidad para perdonar nuestros propios errores ya que les equivocaciones son parte del curso que hemos venido a pasar. En tercer lugar, no ser capaz de cerrar las heridas del pasado. Este debe ser el arsenal que nos ayude a aprender de cara al futuro, pero no un freno. En cuarto lugar, no tener ilusiones, que es lo que nos mantiene vivos. “ilusión” proviene de illudere, que significa “jugar”. Ilusionarse es pues, la habilidad de obrar magia con la vida. Magia mental. Eso es lo que el ser humano necesita, y de hecho, el amor es magia.

Es necesario dar el primer paso. Las dificultades parecen infinitas, usted siente que en cualquier momento puede tropezar y desfallecer en sus opciones, pero cuando usted ha decidido que es hora de cambiar y arriesga el siguiente paso todo se dirige. Usted va a ganar poco a poco todos los desafíos e incluso que vez en cuando dé marcha atrás, estará reconsiderando lo que es mejor por ahora. No dejes que el miedo te gane. Tome los hechos y decida. Es un paso a la vez. Sin precipitaciones.

No hay que borrar nada en la vida.
Todo, cada mínima cosa nos hace lo que somos ahora.
Las cosas buenas nos enseñaron a amar la vida, las cosas malas a saber vivir.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

BUSCA EN TU CORAZÓN

Días difíciles

Yo también he tenido, y aún tengo mis días difíciles, y por supuesto, problemas como cualquiera de ustedes. Yo también he vivido un amor no correspondido y obviamente ya me decepcioné con algunas amistades también. Por favor, me entiendan, lo que importa tiene que ver con priorizar, y no dejar de luchar o gustar. Cuando aminoramos el tiempo que producción a sufrir por algo o a alguien, y nos dedicamos a orar más, a nos más de Dios, a nos más con lo que nos hace sentir bien, a alimentar nuestra fe, a no permitimos con que Nuestro corazón se maltrate por lo que o quien no lo corresponde, obtenemos fuerza, y reconocemos valores que realmente merecen ser priorizados en nosotros. Es por ahí que el desapego entra en escena sin ni siquiera entender, y de repente nos vemos liberados de lo que nos aprisionaba dentro de la gente o en el mundo de otra persona. Ningún soldado entra en el campo de batalla herido, y si le hieren, lo retirado hasta que se recupere. Esto no quiere decir que renunció a la guerra, y sí, que esta no en el momento de enfrentarse a su oponente. Así somos nosotros, si no podemos vencer lo que nos corroe por dentro, no tendremos sabiduría o fuerzas para luchar por lo que queremos, y para esto necesitamos sí, nos importamos menos con lo que nos lastima y nos dedicar más a lo que nos trae cura.

Estoy absolutamente seguro de que si fuéramos capaces de ver lo que pasa dentro del corazón de cada persona que cruza nuestro camino, y si pudiéramos al menos vislumbrar sus retos, aprendizajes y dificultades, trataríamos a todos con más amor, respeto y consideración. Antes de tratar de medir el otro con su regla busca, solo por un momento, ver el mundo a través de los ojos del otro, no de sus propios. Trate de entender que, frente a lo que esa persona vivió, aprendió y sufrió, ella está haciendo solo *o mejor posible * (por más que usted piensa que podría estar haciendo diferente). Tal vez usted piensa que debería estar haciendo lo que sería lo mejor posible. Tal vez usted piensa que lo mejor posible del otro no es lo mejor posible en su opinión. Pero usted solo ve en el mundo el repertorio de respuestas que existe en usted, que usted ha adquirido a lo largo del tiempo con sus experiencias, que han sido diferentes de las experiencias del otro. No piense que el mundo se reduce a su posibilidad de acción y no juzga para no ser juzgado (de la misma manera puede haber alguien a quien lo que hace, podría ser mejor) y, aún: es solo su mejor.

Si la gente supiera la fuerza que tiene una palabra mal (dicha), pensarían muchas veces antes de ser dominadas por el odio. Antes de ofender a los demás por sus propias razones. Antes de salir escupiendo veneno donde cabría una respiración profunda, uno después se habla o solo un silencio, que a mi ver puede ser más flagrante que palabras desenfrenadas. Pensar antes de hablar o actuar, además de ser una virtud, es un acto de valentía de quien se protege de trampas emocionales, de quien sabe exactamente que en la ira Dios no opera, de quien realmente sabe dar valor a los sentimientos de alguien aunque él no lo merezca en este momento. 

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

SABER VIVIR

La vida es un regalo maravilloso

Es poder abrir los ojos cada mañana y recibir, junto con la bendición de la vida, los “regalos” que son dejados por Dios, para ser abiertos y vividos… No Cuestione y ni pida explicaciones, simplemente agradezca y abra, con la certeza de que dentro de cada uno de ellos, hay exactamente lo que usted necesita vivir hoy… Así que haga su mejor y solo viva con gratitud la dulce poesía de la Vida.

No dejes que los pequeños problemas quiten tu paz. Seamos más fuertes que los detalles pasajeros, seamos soberanos. La paz es un bien sagrado, es la base de la salud y el equilibrio físico y mental. Fortalece tu emoción, ve la vida con claridad, con calma. Te hace más fuerte, más seguro, más feliz.

En todo hay un propósito, y en todo caso hay un milagro. Ya sea en la alegría o en la tristeza, la gente siempre aprende algo, la gente siempre crece en algo también. La Escuela de la vida no nos da vacaciones! Vez en un tiempo de descanso, pero el combate es constante. El tiempo no se detiene, y las oportunidades de ser diferentes tampoco. Dios está siempre trabajando, que, transformando, sacando o añadiendo algo en nosotros. Siempre nos a de lo que no somos capaces de soportar, y nos fortalece en lo que somos capaces de ganar.

Vivimos tan ansiosos esperando que un nuevo sueño suceda, que hemos perdido la oportunidad de aprovechar el escenario, respirar tranquilamente, olvidar las cenizas y dejar que el alma sienta un poco de esa brisa nueva. A veces todo lo que necesitamos es sensibilidad. Estamos hechos exactamente de lo que nos hará seguir. Y seguiremos con fe y gratitud. Sin mirar atrás. Cuando tengamos la convicción de que nacimos para ser victoriosos. Y así, la esperanza nos hará florecer.

Si es para arriesgarse, que compense el esfuerzo. Apuesta por lo que te hace feliz. En lo que te saca del suelo y te da fuerza para no poner todo a perder, de lo contrario, ni lo intentes. Si es para intentar, dar la cara para golpear, que sea para añadir experiencias positivas en tu vida. Si es para enfrentar al mundo, que sea por voluntad propia y no de los demás. Si es para apostar, que agregue valor y te haga aún mejor. Si es para perder, que sea por cuenta de su esfuerzo, de la insistencia por todo lo que cree y no por el cansancio o porque dijeron que no sería capaz.

Nosotros decidimos si el día será soleado o nublado. Nosotros elegimos si es de alegrías o tristezas. Optar por hacer un buen día, es abrazar la idea que nacimos para la felicidad. Es entender que los días que desperdiciamos no vuelven. Elige vivir tu día de bien con la vida. Abrir los ojos por la mañana es una gran razón para alegrarse.

Se preocupa de dar lo mejor de todo lo que haga. No tengas miedo de volver a empezar y empezar de nuevo. Usted siempre ha luchado por sus ideales, no va a ser ahora que va a poner todo a perder. Ten paciencia que nada es por ahora. Valdrá la pena. Un día a la vez para poner en orden el lío que te encuentras. No creas que no va a funcionar y todavía vas a enfrentar muchas cosas en esta vida hasta poder respirar hondo y celebrar la victoria. Eso te servirá como madurez, y a los pocos sabes donde pisas y donde debe pasar lejos. Aunque sea difícil, no retroceda. No muestres debilidad, no viga lo que tienes mejor. Intente ser optimista y ve con otros ojos. No te avergüences de pedir ayuda, de mostrar que no soportas y que necesitas atención. A veces lo que necesitamos es a alguien a quien le importa lo que la gente lleva dentro de nosotros. Tienes que ser fuerte y luchar, vencer esa angustia y miedos, enfrentar todo lo que te atormenta. La vida solo tiene sentido cuando nos convertimos en la prioridad de nosotros mismos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

TU FELICIDAD

Ser feliz depende de ti

La felicidad. Nos han dicho que no debería ser nuestra meta, sino nuestro camino, y en muchas ocasiones no nos damos cuenta de que estamos recorriendo precisamente ese camino hasta que es tarde.

Es lo de siempre, cuando somos pequeños queremos ser mayores porque pensamos que al ser “libres” seremos por fin felices. Pero cuando crecemos nos damos cuenta de que la auténtica felicidad era la que teníamos antes, cuando no había responsabilidades. ¿Cuántas personas habéis oído decir “seré feliz cuando me jubile” y jubilados que echan de menos trabajar?

Por supuesto hay excepciones, no todo el mundo es igual y la vida puede dar muchas vueltas pero quién no se ha preguntado alguna vez a qué edad se es más feliz. ¿Acaso existe una edad exacta?

Cada vez creo menos en la felicidad como algo místico, la entiendo en términos prácticos. Al igual que el amor, la felicidad no es un juego de azar, es un trabajo a tiempo completo. Una partida de poker, que combina algo de suerte con mucha estadística. La felicidad es algo en lo que inviertes con acciones, con maneras de pensar, con la forma que uno tiene de manejar sus enfados, gestionar los insultos y aceptar las desgracias. La felicidad es saber ganar y perder. La felicidad no depende de que tengas todos los brazos y todas las piernas si no de cómo utilices los que te quedan.

Gran parte de la felicidad radica en nuestra mente y no fuera de esta, ya que dependerá mucho de la actitud que tomemos ante las situaciones de la vida lo que nos permitirá disfrutar en mayor o en menor grado nuestro tiempo

No existe una formula total y completa de ser feliz; lo que si existe es la decisión que tomemos nosotros mismos de ser o no felices. Nadie podrá decidir por ti acerca de tu felicidad más que tú. El que decida ser feliz, lo logrará

Aceptar que nada es para siempre. El placer no es eterno y la felicidad no dura constantemente. Todo tiene un final: las relaciones, los objetos, la vida. Este final puede ser más o menos esperado pero siempre se debe mantener la plena consciencia de que nada es perecedero y que es lógico que advenga un final. El dolor de lo que termina es inevitable, no obstante, si se tiene esto claro siempre podremos afrontar mejor el duelo.

¿Cuál es el significado de la felicidad para ti?

Esta es la primera pregunta a la que debes responder. Pero no cometas el error de pensar en alguien más.

No, en este asunto debes pensar primero en ti, tú eres lo primero. Sé responsable y encuentra tu felicidad.

En ocasiones te puede resultar difícil ser feliz, ¡imagina si tu felicidad dependiera de los demás! El problema se vería seriamente incrementado.

Es muy fácil dejar esta responsabilidad a otros, pero debes empezar hoy mismo a cambiar esto.

Es buen momento para que si dependes de los demás aprendas, poco a poco, a buscar tu propia felicidad sin necesidad de nadie más.

La felicidad no es algo que está ahí fuera, bajo las circunstancias que vivimos, sino más bien en nosotros mismos, en cómo vivimos esas experiencias.

Si vamos por la vida con la creencia de que la felicidad depende de nuestras circunstancias, de las situaciones por las que pasamos, de tener más dinero, unos hijos mejores, un buen trabajo, una pareja estable, …, estaremos continuamente buscando aquello que nos falta, sin darnos cuenta de que la felicidad no tiene nada que ver con eso.

Esto significa aprender a quererse, aceptarse y a convivir con uno mismo, puesto que serán las claves para que ante cualquier situación podamos sentir la felicidad que radica en nuestro interior.

No se trata de vivir más experiencias positivas que negativas, sino de aprender a integrar todas las experiencias como un aprendizaje vital, puesto que todas ellas son útiles y necesarias.

Entendiendo que no vamos a ser más felices por conseguir más triunfos, más dinero, poder y reconocimiento, puesto que la felicidad no tiene nada que ver con la ambición.

Que no vamos a ser más felices por obtener mayores sensaciones de placer; ya que la búsqueda de placer por mediación del cuerpo tampoco es lo que nos causa felicidad.

Podemos conseguirlo si aprendemos a escucharnos, a atender a nuestras verdaderas necesidades; alejándonos de todo aquello que nos esclaviza y nos envuelve en una espiral de un deseo permanente insatisfecho, porque ser feliz depende de ti.

¡Siéntete responsable de tu felicidad!

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

¿VIVIR SOLOS?

Muriendo de soledad

 Vivir solos tiene la ventaja de gozar de momentos de privacidad, libertad, tranquilidad. Poder hacer lo que te venga en ganas sin dar explicaciones por ello.
Las contras que podríamos citar, en general, es que al vivir solos tenemos que ocuparnos de todo, no podemos compartir las responsabilidades. Depende de cada persona la forma de satisfacer su necesidad de afecto.

Digamos que hay una tendencia de las personas a descubrir su propia libertad sin estar atados a compromisos, realizar proyectos o tomar decisiones sin pensar por otros.En este punto, nos surge la idea de la búsqueda del bienestar individual y es ahí, si comprendemos esta noción, que podemos descubrir que soledad como elección, por momentos, puede ser una gran aliada.

Es una época de puro like y mensaje instantáneo, donde las primeras citas terminan entre sábanas y un adiós y regalar flores es cosa del pasado.

Es una época en la que la mediocridad es el plato fuerte de las relaciones, porque todos tenemos un as bajo la manga, o mejor dicho, otra persona esperando su turno.

Es una época donde se olvida fácil y nos hemos vuelto desechables, tanto que la fidelidad se ha convertido un mito, ya nadie cree en eso.

Es una época donde pocos se atreven a amar y darse en la madre, pues nos parece mejor opción andar escondiendo el corazón por temor a no salir lastimados. (Se esconden los sentimientos, se ponen una coraza)

Es una época donde ya nadie lee poesía, donde conquistas con memes e imágenes sin sentido y andar con alguien dura lo mismo que un atardecer en verano.

Es una época donde ya no se escuchan serenatas, hemos caído tan bajo que te tachan de anticuada por mandar cartas, dibujar, cantar y regalar momentos. estamos viviendo en una época donde asustamos al amor y le quitamos el derecho de hacernos la vida menos valiosa.

Quién dice que la soledad no nos enseña nada, es porque nunca la conoció en su totalidad, ella nos enseña lo horrible que somos, y nos conduce a la superación. La soledad está más allá de toda compañía. Solo hay que saber mirar…

Estar solos nos permite poner los problemas en perspectiva y analizar con calma qué es lo que nos hace felices y lo que nos disgusta. Un paso fundamental para entender nuestros sentimientos y nuestras actitudes, pero también los de los demás. Algo que nos ayudará a mejorar las relaciones interpersonales y la capacidad de empatía.

Si no sabemos dominar la soledad, será ella la que nos domine a nosotros. Es sabio, por tanto, pasar momentos en soledad, conocernos a nosotros mismos y separarnos del bullicio que supone la compañía constante. De este modo, nos fortaleceremos como individuos y creceremos como personas.

Soledad ¿por qué temerla? ¿Es qué acaso temes estar contigo mismo?

Recuerda: El momento en que te sientes solo es el momento en el que más necesitas estar contigo mismo, la ironía más cruel de la vida.

La soledad es muy hermosa… Cuando se tiene a alguien a quien decírselo.

Estamos todos tan juntos y sin embargo, todos estamos muriendo de soledad.

El escritor italiano Carlos Dossi pronunció la siguiente frase. “¿Por qué, en general, se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos”.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

MIEDO A VIVIR

 No arriesgas no ganas

Si vas a aferrarte a algo, que sea a tus sueños y no a personas. Di no a ese apego insano que corta las alas y conjuga el amor con chantajes. Sé valiente y deja ir lo que es caduco, lo que no funciona para atender las necesidades de tu corazón, ahí donde se inscriben nuestros anhelos, esos para los cuales, siguen pasando nuevos trenes cada día.

Aferrarse a algo, en ocasiones, hace más daño que soltarse. Porque a veces, lo que nos aferra lo hace con tanta fuerza que deja marcas y heridas profundas, hasta el punto de quitarnos el aire, la vida, los sueños…

Resulta curioso pensar como, de algún modo, todos estamos casi obligados a “morir” varias veces para después renacer. Las crisis y los cambios siempre nos producen miedo, porque nos predisponen a tener que desapegarnos de muchas cosas para cancelar así una etapa de nuestras vidas y empezar otras con el corazón ya bien curtido.

En cada cambio y en cada uno de esos ciclos que iniciamos, siempre debe estar inscrito un propósito, un sueño que alcanzar para auto realizarnos un poco más.

Deja de aferrarte a lo que piensen otros sobre tus sueños o anhelos. Ellos no son tú, no viven en tu mente ni sus cuerpos laten con tu corazón.
Hay que luchar por aquello que deseamos.

Ahora bien, por curioso que parezca, son los instantes de crisis cuando surgen los cambios más profundos, a la vez que las mejores oportunidades.

Deja de aferrarte pues a lo monótono y a quien te quiere previsible, dócil, sumiso. Huye de quien te obliga a postergar tus sueños mediante razonamientos como “no es el momento”, “mejor otro día”, o “eso ahora no te conviene”. No lo permitas, recuerda tus sueños de infancia y propicia el cambio. Porque a veces, en esa crisis personal aparece el milagro del aprendizaje y la oportunidad de reinventarte para alcanzar tus sueños…

Y de repente pasa, algo se acciona, y en ese momento sabes que las cosas van a cambiar y han cambiado.

La mente es la única responsable de nuestro bienestar… Y de nuestros pesares. ¿Por qué hay gente que le tiene miedo a todo, y otras no le tienen miedo a nada? ¿Por qué hay personas que se deprimen con cualquier tontería, y otras están alegres y risueñas incluso aunque sufran una enfermedad incurable. Todo está en nuestro cerebro, y si aprendemos a calmarlo y a centrarlo en el ahora, cambiará nuestra forma de ver la vida y de enfrentarnos a las adversidades.

Es necesario arriesgar en esta existencia tan corta que tenemos los seres humanos, salir de los muros y las rejas que nos hemos impuesto por diferentes razones, dedicarnos a ser felices o al menos, buscar esos ratitos de felicidad y goce.

Aquellos que se quedan estáticos, de pie, sin dar un nuevo paso porque tienen temor a las consecuencias o a equivocarse, son personas estancadas que no solo no avanzan, sino que no permiten que los demás lo hagan.

“No tengas miedo de vivir, rómpete la boca, el corazón y el alma, que la vida no se nos dio para regresarla intacta, sino vivida.”

“Lucha contra tus miedos y estarás en un batalla por siempre. Enfréntalos y serás libre toda la vida”

“Todos deberíamos comenzar a vivir antes de hacernos viejos. El miedo es estúpido. Y también los arrepentimientos”,

“Haz la cosa que te dé miedo y síguelo haciendo. Esta es la forma más rápida y segura para vencerlo”

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

TODO VA Y VIENE

 La gente cambia

Las cosas terminan y la gente cambia. Los amores van y vienen. Las estaciones se suceden. Los años corren, a veces con una velocidad impresionante.
A veces nos miramos al espejo y no sabemos si hemos hecho o no, si hemos dado o tomado.
El aburrimiento siempre está al acecho, listo para atacarnos.
Se cambian las camas, los amantes, las palabras, los vacíos del pensamiento.
También se cambian las cosas que el pensamiento nos lo llenan.
Luego esas mismas cosas, y a menudo no son cosas sino personas que nos han llenado el pensamiento, en un momento desaparecen o cambian y nosotros, aún más ilusos y decepcionados, nos vemos obligados a buscar otras cosas, otras personas, otras canciones, otras emociones, más libros. Todo para olvidar, todo para reemplazar, todo esto para que no nos sentirnos solos e inútiles.

 Creo que por cada ilusión y decepción, hay una sonrisa esperándonos. Y que no todas las personas son lo peor.

La vida no es un camino fácil

 Hay muchas trabas, personas, situaciones y sentimientos que se pondrán en tu contra para complicarlo todo. Cada una tiene su aprendizaje, cada historia cuenta con una moraleja que debes interiorizar porque sin ese tipo de experiencias, la vida se quedaría vacía y sin sentido.

Cuando apenas te das cuenta todo aquello que estabas deseando que sucediera, aquello que te quitaba el sueño por las noches, aquellos por lo que peleaste a lo largo de tu vida y que pensabas que nunca iba a pasar… Se habrá cumplido. A veces solo hace falta esperar un poco más o un poco menos, pero al final del camino solo echarás la vista atrás para saber que todo llega.

Hay pilares en la vida de las personas que son indispensables: salud, amor, amistad, dignidad, respecto, enseñanza, familia, orgullo… Cada uno tiene los suyos y cada uno debe valorarlos como se merecen. Lo erróneo es pensar que uno de esos pilares tiene más importancia que el otro, ahí es cuando todo cambia.

El sufrimiento por la pérdida de un ser querido, la traición de un amigo, la enfermedad de un familiar, la ruptura con una pareja, la agonía por una situación en la que no puedes hacer nada, las ganas de conseguir algo que no llega… Son sentimientos que debemos guardar en lo más profundo de nuestro ser. Todo lo que sentimos y lo que aprendemos de cada una de las situaciones nos hace evolucionar y ser las personas de hoy en día. Solo hay que ser conscientes que esos sentimientos al final desaparecen y todo pasa… Quedando solo el recuerdo.

Lo que vives ahora no será por siempre. Tus padres envejecen, tú envejeces, los pequeños crecerán y tomaran el mundo que dejaras y así serán las generaciones sucesivas por muchos años.

Un día tus abuelos o padres no estarán. Perderás amigos. Y tu cuerpo tal vez ya no pueda correr ese maratón que podría correr ahora. Todo fluye, nada permanece.

No deberíamos ir como barco a la deriva, viviendo los días de la misma forma.Tarde o temprano, te guste o no, las cosas van a cambiar y más vale que cambies en el proceso.

Aunque intentes mantener las cosas iguales no podrás hacerlo, por que el cambio no depende de ti, solo sucede; así es el universo.

Los cambios

Alguna vez has escuchado que alguien dice “Has cambiado mucho” refiriéndose a cambio negativos. Que mal ¿verdad? Es muy raro que alguien comente cosas como: “Te felicito, has cambiado mucho, ahora me agradas más”.Eso no ocurre porque pocas personas se enfocan en lo positivo y la mayoría prefieren centrarse en lo negativo.

Tu tiempo de vida es limitado, utilízalo con sentido. Vas a vivir muchos cambios durante ese tiempo y vas a pasar por muchas etapas. Asegúrate de estar preparada(o), adaptarte y vivir cada etapa de la mejor forma posible.

Hay una etapa y solo una etapa para hacer ciertas actividades en tu vida. Hay cosas que ahora ya no puedes hacer, y que pudiste haber hecho hace 10 años. Ese tiempo y esa oportunidad ya se fue.

Asegúrate de que mañana seas una persona más experimentada, libre y feliz por haber tomado el mejor camino y las mejores decisiones para cada etapa de tu vida. Recuerda siempre que lo que hoy es mañana no será . Hoy tienes una gran oportunidad por delante y un mundo de posibilidades.

Todo fluye, todo cambia y nada permanece”… “Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el rio serán los mismos.”

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL AMOR ESTÁ EN EL AIRE

Expresión del Amor

Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad.Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo. Tres cosas hay que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el amor.

Con solo mirar a nuestro alrededor, podemos ver y respirar la expresión del Amor. Cada partícula de tierra, de arena, cada piedra, cada planta contenida en sus diferentes y coloridas formas, cada formación de agua, el viento, el sol, la tormenta. Increíbles organismos acuáticos y terrestres, cada uno con su forma específica de sobrevivir. Observa los pájaros con su gran habilidad para volar; los peces con su belleza y sus mecanismos para vivir debajo del agua. ¿Acaso no quisiéramos nosotros también poder explorar la belleza de los mares y los ríos? ¿Acaso todo esto no es la expresión más pura del amor?

Miras a tu alrededor y ves mucha falta…Falta de amor
Las personas buscan fuera, y no encuentran…
Entonces surge el enojo, surge la rabia, surge el rencor.
Y del rencor, el odio; y del odio, la violencia.

Miras a tu alrededor y ves mucho enojo,
mucho sufrimiento, mucho egoísmo.
No encuentras fuera lo que te hace tanta falta…
Nadie te da lo que te hace falta para sentirte completo,
para sentirte lleno, para sentir amor.

Las personas están perdidas en el mundo…
Han perdido su centro, se han desviado, se han desequilibrado.
Buscan encontrarse en cosas materiales,
buscan hallarse en los demás seres…
Parecen mendigos, pidiendo y pidiendo…
Reclamando lo que les hace tanta falta…
Reclamando amor, su propia esencia.

No busques afuera…
Porque cuánto más pidas, más necesitarás después.
Busca dentro de ti,
permaneciendo en total silencio.
Solo dentro de ti puedes encontrar lo que te hace falta…
Solo dentro de ti puedes hallar amor.
Y cuando te llenas de amor, de tu propia esencia,
dejas de pedir afuera,
dejas de ser un mendigo y te conviertes en la fuente.

Y cuando eres la fuente, ya no hay lugar para el enojo,
ya no hay lugar para la rabia, el rencor, el odio y la violencia.
Cuando estás pleno de amor, es cuando emanas.
Y solamente emanando, sucede la sanación.
Porque el amor no se mendiga, el amor se comparte… Cuanto más lo compartes, más se incrementa,
y entonces, ¿qué más te hace falta?
Nada, absolutamente nada…
Entonces, ya eres Todo.

No busques afuera…

El amor es difícil de explicar pero fácil de sentir y de entender cuando anda a nuestro alrededor. Todos queremos sentir Amor pero también los demás quieren sentir lo mismo.

La persona que da siempre es más feliz que la que recibe, pues sabe que podría volver a dar una y mil veces. Sin embargo, quien no supo dar estará destinado a vagar por la vida buscando dónde depositar ese poco amor volátil y poco sano que tiene. No te sientas mal si un día te identificas con esta situación, no has sido tú quien ha fallado, es la otra persona por no haber sabido entregar amor.

Podríamos decir que el amor lo es todo; y digo todo porque el amor verdadero, reúne todo lo positivo y todo lo más bello que pueda existir en el mundo. El amor es el que sostiene todo, el que permite que todo siga existiendo a pesar de lo negativo que habita en este mundo. Por amor, todo ha sido hecho para que podamos disfrutar.

Existe una miseria, una avaricia, en el dar amor. ¿No os parece? Es como si racaneáramos lo que nos diera felicidad. ¿Para qué la guardamos? ¿Para cuando llegue la pareja de nuestros sueños, el trabajo de nuestra vida, la jubilación? Y mientras tanto se nos pudre en el corazón.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

FORMAS DE VIVIR MEJOR

Piensa y luego actúa

1.- DOMINA tu lengua. Di siempre menos de lo que piensas.

2.- SIENTE lo que sientes. Es decir, no te resistas a ello. Si sientes enfado, déjalo estar. Siéntelo y escucha lo que te quiere decir. Esa es la manera de que se vaya. Porque si te resistes, persiste.

3.- NUNCA dejes pasar la oportunidad de decir algo alentador a una persona, o algo bueno acerca de ella, siempre es agradable escuchar palabras estimulantes.

4.- TEN interés por las personas que te rodean, por sus familias, sus hogares, sus sueños. Acompaña a los que ríen sanamente y conforta a los que lloran; ellos necesitan de ti.

5.- SÉ alegre. Ríete de las buenas historias y aprende a contarlas. Trasmitir alegría es un don que todos podemos tener, solo tienes que poner atención en ti mismo para lograrlo.

6.- CONSERVA una mente abierta para todas las cosas. Recuerda que no hay verdades absolutas. Y que es una virtud poder discrepar y conservar la amistad del oponente.

7.- DEJA que tus virtudes hablen por si mismas y rehúsa hablar de las flaquezas y faltas de los otros. Condena las murmuraciones, en especial las malintencionadas, hacen mucho daño a todas las personas.

8.- TEN cuidado con los sentimientos de los demás. Es más fácil herir que reparar luego.

9.- NO hagas caso de habladurías sobre tu persona. Vive de forma que nadie pueda darles crédito y acabarán por olvidarlas, cuando una persona destaca entre las demás por su nobleza, eso puede crear envidias, así que, solo sé tu mismo.

10.- NO seas excesivamente celoso de tus derechos. Trabaja, ten paciencia, conserva la calma, cree en ti mismo, ten firmeza y recibirás tu recompensa, ya que cerca de ti tendrás a esa persona que sabrá decirte lo que tú eres para ella.

11.-SÍ no lo usas, no lo necesitas, y si no lo necesitas, ¿para qué tenerlo?

12.-PENSAR que tenemos un problema nos lleva a preocuparnos –lo cual es la manera más rápida de empezar a perder nuestra tranquilidad y bienestar.

13.-NO traigas los dolores y dificultades del pasado al presente cuando puedes escoger dejarlas ir. Perdona a quienes se comportaron mal y mándales amor.

14.-TÚ siempre tienes el poder de escoger decidir cómo sentirte, sin importar lo que pase. Eso significa que tu vida será tan complicada como la hagas.

15.-ESCOGE la sencillez por encima de las complicaciones y verás lo alegres que serán tus días de ahora en adelante!

16.CONÉCTATE a la naturaleza. Un paseo por el bosque rodeado de árboles, tomar el sol, pisar descalzos la arena de la playa o el césped, nos ayudará a mantener la negatividad y el estrés a raya y a recargarnos saludablemente.

17.-MEDITA. El estrés proviene de la mente y de la interpretación que hacemos de las situaciones, ponerla en ‘off’ aunque sea por un instante al día, nos llenará de energía y positivismo.

18.-Aprende a decir ‘NO’. Puede resultar complicado, pero ser conscientes de nuestras limitaciones físicas, mentales o de tiempo, nos mantendrá más saludables.

19.DESCANSA. Dormir es absolutamente necesario para nuestra salud física y mental, dormir 8 horas, te mantendrá con la energía necesaria para realizar tus actividades diarias.

20.-COME saludable. Muchos estudios vinculan los alimentos con las emociones

21.-DISFRUTA del silencio, que no es que no haya sonido, ¡es que no haya ruido

22.- CIERRA asuntos pendientes. ¿Tienes que decirle algo a alguien y lo estás posponiendo?¿Quieres cambiar algo y no te lanzas? Pues ponte una fecha límite y cúmplela. Si en tu vida no tomas decisiones y no actúas nunca estarás tranquila

23.-VALORA lo que tienes y elimina las quejas. Pon el foco en lo positivo. Que no se trata de olvidarte de lo que no funciona, se trata de recordarte lo que sí, valorarlo y agradecerlo.

24.- DISFRUTA de lo que hagas con conciencia, sea lo que sea. Aquí y ahora, centrada y presente, sin estar siempre con la cabeza en otro sitio…

25.-HAZ cosas que no sirvan para nada. Para y permítete no hacer nada de utilidad. Pensamos que no hacer nada es perder el tiempo y resulta que es ganar calidad de vida y tranquilidad.

Pero, ¿qué es la tranquilidad? Creo que es la ausencia de todo lo que nos sobra: de los miedos, de las preocupaciones, de las exigencias, de las culpas…De todo lo que te separa de ser quien quieras ser y sentirte bien con ello.

Y eso, que parece una utopía, resulta que no lo es. Que se puede conseguir. Que tú también puedes lograr permanecer en ese estado de tranquilidad y conseguir que dependa de ti y no de lo que pase a tu alrededor.

El paso del tiempo debe ser una conquista y no una pérdida, así que vive la vida segundo a segundo porque es lo que hoy puedes tener.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

APRENDAMOS A VIVIR

 Consejos para tu bien

 

1-Haz un paseo diario de entre 10-30 minutos. Mientras camines, sonríe ya que este es el mejor anti depresivo.
2-No tomes decisiones cuando estés enojado.
3-Cuida tu postura física.
4-Nunca hables de negocios en un elevador.
5-No pagues un trabajo hasta que esté concluido.
6-Cuídate de quien no tenga nada que perder.
7-Aprende a decir no con cortesía y presteza.
8-No esperes que la vida sea justa.
9-No dudes en perder una batalla, si esto te lleva a ganar la guerra.
10-Sé atrevido y valiente.
11-No aplaces las cosas, haz lo que sea preciso en el momento preciso.
12-No temas decir “no sé”.
13-No temas decir “lo siento”.
14-Elogia a tres personas cada día.
15-Contempla el amanecer por lo menos una vez al año.
16-Mira a los ojos a las personas.
17-Di “gracias” con frecuencia.
18-Di “por favor” con frecuencia.
19-Gasta menos de lo que ganas.
20-Trata como quisieras que te trataran.
21-Haz nuevas amistades y cultiva las viejas.
22-Guarda los secretos.
23-Reconoce tus errores.
24-Sé valiente; si no lo eres, finge serlo, nadie advertirá la diferencia.
25-La felicidad no se encuentra en bienes y placeres.
26-No engañes.
27-Aprende a escuchar. A veces las oportunidades tocan muy quedo a la puerta.
28-Elabora una lista de las cosas que desees experimentar antes de morir. Llévala en tu cartera y consúltala con frecuencia.
29-Haz oídos sordos a los malos comentarios.
30-Las ideas buenas, nobles y capaces de cambiar al mundo provienen siempre de una persona que trabaja sola.
31-Cuando entres en algún lado, el que sea, hazlo con determinación y confianza.
32-No te la pases gimiendo tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias o asustado por males que probablemente nunca lleguen.
33-La felicidad no es estar añorando todo lo que nos falta, sino acoplarnos a todo: Lo que tenemos y lo que no tenemos.
34-Recuerda los cumpleaños de los demás.
35-Canta en la ducha.
36-Utiliza el dinero honrado.
37-Llama a tu madre en este momento; no importa que esté en el cielo.
38-Nunca permitas que te vean borracho.
39-Presta sólo los libros que no te importe recuperar.
40-Elige con mucho cuidado al compañero de tu vida, de esta única decisión se derivará el 90% de tu felicidad.

¡No vendas tu felicidad…dala gratis!

La vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se te da llena.

Te dan un sorbo de vez en cuando, un sorbo que tienes que ir llenando, gota a gota, todos los días, para sobrevivir.

Nacemos para luchar por la felicidad… para crearla, para construirla a pesar de tristezas, desencantos, errores, malas jugadas e irremediables imprevistos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

ILUSIONES

¿Un amante?

Como seres humanos, necesitamos ese halo de esperanza, ese rayo de ilusión para poder caminar en nuestra vida. Sin ilusión, todo se hace más pesado y complicado. La ilusión es lo que nos impulsa, hacia arriba, la que nos ayuda a seguir en nuestro día a día. Poner nuestras expectativas en un futuro incierto, puede dar un poco de miedo, y aun así, nos ayuda a movilizarnos hacia un presente más llevadero.

Desde que somos adultos descubrimos la vida real y que esta no es tan justa como creíamos de niños. Tenemos el riesgo de perder la ilusión de la infancia, y con ella perdemos la capacidad de disfrutar de cada momento, ya que no tenemos confianza en que podamos conseguir nuestros proyectos y deseos.

Viviremos entonces con el sabor agridulce de las decepciones y los problemas, por lo que perdemos toda esperanza de que pueda haber algo más. Nuestra ilusión se ha perdido entre la desgana y la decepción…

No necesitamos un antidepresivo; que lo que realmente necesitamos, ¡ES UN AMANTE!

Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron, sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja, también solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…
En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y que es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar, es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento que quizás podamos hacerlo mañana.
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé tu también un amante y un protagonista… De la vida.

Piensa que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie. Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…

La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida.”

también podemos proponernos volver a ilusionarnos, a vivir cada instante como si fuera único, poniéndole todas nuestras ganas, nuestra alegría, toda la ilusión, porque sabemos que estamos más cerca de conseguir aquello que queremos conseguir.

«Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones.»

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

SI DAS… HAZLO CON AMOR

Un bello corazón

 Un joven estaba en el centro de la ciudad, proclamando tener el corazón más bello de la región. Una multitud lo rodeó y todos admiraron su corazón. No había marcas ni cualquier otro defecto. Todos estuvieron de acuerdo en que aquel era el corazón más bello que hubiesen visto.
El joven estaba muy orgulloso de su bello corazón. De repente, un anciano apareció frente a la multitud y dijo:¿por qué el corazón del joven no es tan bonito como el mío? La multitud y el joven miraron hacia el corazón del anciano, que estaba latiendo con vigor, pero tenía muchas cicatrices. Tenia lugares en que se habían removido pedazos habiéndose colocado otros en su lugar, pero estos no encajaban bien, causando muchas irregularidades. En ciertos puntos del corazón, faltaban pedazos.
El joven al ver el corazón del anciano, dijo: Usted debe estar bromeando… Compare nuestros corazones. El mío está perfecto, ¡y el suyo es una mezcla de cicatrices y agujeros! ¡Así es!, dijo el anciano. Viéndolo, tu corazón parece perfecto, pero yo no cambiaría el mío por el tuyo. Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual le di mi amor. Tomé un pedazo de mi corazón y se lo di a cada una de esas personas. Muchas de ellas me dieron un pedazo de su propio corazón para que lo pusiera en el mío, pero, como los pedazos no eran exactamente iguales, posee irregularidades. Pero yo los quiero porque me traen recuerdos del amor que compartimos. Algunas veces di pedazos de mi corazón a quien no me retribuyó. Por eso tiene agujeros. Y duelen. Permanecen abiertos, recordándome el amor que sentí por esas personas…
Espero que un día ellas me correspondan, llenando ese vacío.¿ Que te parece joven? ¿Ahora entiendes en qué consiste la verdadera belleza? El joven se quedó callado y las lágrimas rodaron por su rostro. Se aproximó al anciano. Arrancó un trozo de su perfecto y joven corazón y se lo ofreció al anciano, quien retribuyó el gesto.
El joven miró su propio corazón, que ya no era perfecto como antes, sino más bello que nunca. Los dos se abrazaron y se fueron juntos. Cómo debe ser triste pasar la vida con el corazón intacto. 

Recuerda… 

Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vio a lo lejos venir al Rey con su Corona y Capa. Pensó: “Le voy a pedir y seguramente me dará bastante”.

Y cuando el Rey pasó cerca, le dijo: “Su Majestad, ¿Me podría, por favor, regalar una moneda?”. Aunque en su interior pensaba que El Rey le iba a dar mucho más.

El Rey le miró y le dijo: “¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy tu Rey?”.

El mendigo no sabía que responder a la pregunta y dijo: “Pero Su Majestad, ¡YO NO TENGO NADA!”.

El Rey respondió: Algo debes tener.  ¡BUSCA!

Entre su asombro y enojo el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un pedazo de pan y unos granos de arroz. El mendigo pensó que el pedazo de pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dio al Rey.

Complacido el Rey dijo: “VES COMO ¡SI TENIAS!”. Y le dio 5 Monedas de Oro, una por cada grano de arroz.

El Mendigo dijo entonces: “Su Majestad, creo que acá tengo otras cosas”.

Pero el rey no le hizo caso y dijo: “Solamente de lo que me has dado de corazón, te puedo Yo dar”.

Notemos que este, aún en su pobreza es egoísta. Ocasionalmente, DIOS nos pide que le demos algo para así demostrarle que ÉL es el más importante.

Unas veces nos pide ser humildes, otras ser sinceros o no ser mentirosos… Solo Tú conoces lo que te pide.

Nos negamos a darle a DIOS lo que nos solicita, pues creemos que no recibiremos nada a cambio, sin pensar en que DIOS devuelve el ciento por uno.

ES FÁCIL EN ESTA HISTORIA RECONOCER COMO EL REY REPRESENTA A DIOS Y EL MENDIGO A NOSOTROS. 

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NUNCA DESESPERES

Recuerda que…

Hay tristezas que son como las cascadas de los ríos, se deslizan suaves y bajan por tu vida sin detenerse ante los obstáculos para luego desembocar en las playas de tu futura alegría.

Cuando notas que tu mirada pierde el brillo del atardecer, recuerda que en la mañana sube el sol quien hará de tu hoy el inicio de tu día, por eso siempre espera el mañana con la cabeza erguida.

Continúa simpatizando con la vida aun cuando no brille tu sol. Todos los sinsabores que pudiste percibir en la vida tienen como finalidad que recuerdes que aún te queda el sentido del gusto para diferenciar lo bueno de lo malo. Solo se vive un día a la vez, por eso aunque tengas prisa tienes que esperar 24 horas para ver el mañana.

¡Cuánto amor hay en el cielo para ti! La vida es un lujo, es el gusto de lo exquisito por mantener un pie frente al otro. Sí, la vida es un lujo; lujo para amar, para respirar, para soñar y para ser feliz. Por eso gasta tu vida como si fueras millonario. Que tu sonrisa sea parecida a la de los niños cuando se saben amados y que logres ver en este día que naciste para recibir una caricia en cada uno de tus latidos, que te des el gusto de perfumar tu boca con palabras llenas del aroma de tu interior y que la paz que rodea el paternal corazón de Dios sea la que te mantenga saturado de tranquilidad en este tu único día que te corresponde vivir.

Estar vivo es uno de los regalos más hermosos que podrás mantener tanto en tu espíritu como en tu alma y en la eterna juventud. Por eso, manifiesta tu viveza en todo lo que haces, ríe como si fuera la última vez, sueña como los niños y haz de ti un ser humano que vive y deja vivir.

Existe cada semana dos días de los cuales no tendríamos que preocuparnos jamás. Dos días que tendrían que estar exentos de pesares.

Ayer con sus inquietudes, sus males y sus penas. Ayer se escapó de nuestras manos, se ha ido para siempre y ni todo el oro del mundo podría revivir el día de ayer.

No podemos borrar uno solo de nuestros actos, no podemos evitar una sola palabra de la que hemos pronunciado; el ayer no está más.

Otro día del cual no tendríamos que preocuparnos es “mañana” con sus adversidades posibles, sus cargas, sus lindas promesas. Mañana también está fuera de nuestro alcance. Mañana el sol se levantará con todo su esplendor o detrás de una pantalla de nubes, pero se levantará. Hasta el instante no tenemos poder sobre el mañana, pero aún está por llegar.

Nos queda un solo día, “hoy”. Todas las personas pueden librar un combate en un solo día. Es cuando tú y yo añadimos el peso de estas dos eternidades terribles, “Ayer y Mañana”. No son las pruebas del día las que vencen o enloquecen al hombre, es el remordimiento o el rencor que nos ha dejado ayer y el temor de lo que nos puede traer mañana.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NO TE ACOSTUMBRES

Muere lentamente

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Sigue tu camino

Que los PIES te lleven por el camino más largo hacia la felicidad, porque la felicidad son solo puntos en el mapa de la vida, y el verdadero disfrute está en buscarlos.

Que los OJOS reconozcan la diferencia entre un colibrí y el vuelo que lo sostiene. Aunque se detenga seguirá siendo un colibrí, y es conveniente que sepas, para que no confundas el sol con la luz, ni el cielo con la voz que lo nombra.

Que las MANOS se tiendan generosas en el dar y agradecidas en el recibir, y que su gesto más frecuente sea la caricia para reconfortar a los que te rodean.

Que el OÍDO sea tan fiel a la hora del reproche, como debe serlo a la hora del halago, para que puedas mantener el equilibrio en cualquier circunstancia.

Que las RODILLAS te sostengan con firmeza a la altura de tus sueños y se aflojen mansamente cuando llegue el tiempo de descanso.

Que la ESPALDA sea tu mejor soporte y no la carga más pesada.

Que la BOCA refleje la sonrisa que hay adentro, para que sea una ventana del alma y no la vidriera de los dientes.

Que los DIENTES te sirvan para aprovechar mejor el alimento, y no para conseguir la tajada más grande en desmedro de los otros.

Que la LENGUA encuentre las palabras más exactas para expresarte sin que te malinterpreten.

Que las UÑAS crezcan lo suficiente para protegerte, sin lastimar a nadie.

Que la PIEL te sirva de puente y no de valla.

Que el PELO le dé abrigo a tus ideas, que siempre adornan más que un buen peinado.

Que los BRAZOS sean la cuna de los abrazos y no camisa de fuerza para nadie.

Que el CORAZÓN toque su música con amor, para que tu vida sea un paso del universo hacia delante.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NUESTRO PASO POR LA TIERRA

Hay tantas cosas…

Abraza quien eres. La energía que desprendes, tus locuras, tus ganas de vivir y de cambiar el mundo.

Abraza también tus imperfecciones, recuerda que cuanto más débil eres, más fuerte te haces.

Abraza la Gracia que cubre tus errores.

Abraza quien eres y lo que tienes en tus manos.

No te conformes.

No te ajustes tan fácilmente a la cultura de este mundo. Primero observa y piensa. Regala eso que solamente tú puedes aportar.

No te detengas cuando venga la duda, ni te detengas cuando el camino parece oscuro.

Sigue caminando, un paso más y la Luz te alcanzará cada día en el camino.

Sé valiente y salta. Decide, manténte firme, en posición y alerta. Avanza con paso fuerte y tu escudo de la fe por delante.

Avanza y conquista terreno, conquista corazones y gana batallas, porque la victoria ya la tienes.

Nunca dejes que nadie te etiquete.

Tómate la libertad de cambiar, de crecer, de tener un nuevo comienzo. No eres lo que hiciste, eres lo que Dios ya ha ya hecho por ti. Recuerda cada mañana.

No te subestimes ni dejes que otros lo hagan por ti. Lo que hay en ti no tiene precio, trabaja y deja que salga, que llegue a otras almas.

Nunca olvides, ni en los momentos más confusos, que Aquel que promete es fiel y justo para cumplir Sus promesas, que lo que comenzó, lo terminará. Que lo que te dijo en la Luz, aún en la oscuridad sigue siendo vigente.

Esto es un viaje, una historia aún por escribir y ser contada.

No tengas miedo del qué dirán. No se trata de ser perfecto, sino de ser lo suficientemente valiente y humilde para aceptar la Gracia día tras día.

La pasión vence al temor y el amor siempre gana.

Aprendí que nunca es tarde.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el Universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias. Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde.
Aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida, ahora mismo le puedes decir “basta” al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.
Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día. Vive de instante en instante porque eso es la vida.
Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas “no puedo” ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes. Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto Para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta. Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.
El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia. Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será, y sucederá naturalmente

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

MOMENTOS EN LA VIDA

Espero que tengas…

Hay momentos en la vida en que echas tanto de menos a alguien, que te dan ganas de sacarlos de tus sueños y darles un abrazo de verdad.
Cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero hay veces que nos quedamos tanto tiempo mirando a una cerrada, que no nos deja ver todas las demás que si están abiertas para nosotros.
No te guíes solo por las apariencias, pueden engañarte.
No busques la riqueza, incluso eso se desvanece.
Ve por aquella persona que te haga sonreír, basta una sonrisa para que se haga la luz en un día oscuro.
Encuentra a esa persona que haga sonreír a tu corazón.
Sueña con lo que quieras soñar, ve a donde quieras ir, sé lo que quieras ser.
Solo tienes 1 vida y 1 oportunidad para hacer todo aquello que tú quieras y te propongas.
Espero que tengas….
Suficiente felicidad para hacerte dulce.
Suficientes pruebas para hacerte fuerte.
Suficientes tristezas para seguir siendo humano.
Suficiente esperanza para hacerte feliz.
El más feliz no es necesariamente el que tiene “lo mejor de todo”, sino el que sabe sacar lo mejor de todo lo que se le cruza en su camino.
El más brillante futuro se basará siempre en un pasado olvidado.
No podrás ir hacia delante hasta que no tires fracasos y penas pasados atrás.
Cuando naciste, tú llorabas y los demás sonreían.
Vive tu vida de tal manera que cuando se termine tú estés sonriendo.
No cuentes los años ¡Cuenta los recuerdos!

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.
Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amará, pero no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece sé feliz porque creció en el tuyo.
Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera, Pero no seas tan sordo para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.
Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que no la amas si no puedes dejarla ir.
El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y a aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.
El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos, y no tratarlos de adaptar a nuestra propia imagen, porque entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.
No vayas por el exterior, esto te podría engañar, no vayas por las riquezas, porque aun eso se pierde, no vayas por el color; pues la sangre, los músculos, los huesos son los mismos…
Ve por alguien que te haga sonreír, porque toma tan solo una sonrisa para que un día oscuro brille.
Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreír..

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

YO SOY UN SER ÚNICO

 Principios de la felicidad

Nadie va a darme la felicidad, solo yo puedo conseguirla. En este primer pensamiento, el ser humano toma la responsabilidad de su vida e inicia una búsqueda y un esfuerzo por encontrar eso que tanto busca.
Yo soy un ser único en toda la tierra, nadie me comprende mejor que yo, y nadie sabe lo que yo necesito mejor que yo. En este segundo principio se dan las bases para eliminar cualquier ofensa que las personas reciban de parte de otras; cualquier comentario que deprima a una persona podrá ser unificado bajo este principio, ya que la persona reconoce que nadie puede opinar acerca de ella, puesto que nadie la conoce mejor que ella misma.
Lo que recibo ahora es lo que sembré ayer, y lo que siembre ahora será lo que reciba mañana. Este tercer principio permite al ser humano reconocer que los problemas actuales son resultado de acciones incorrectas del pasado, pero que, por lo mismo, el momento presente es el indicado para ir sembrando un futuro.
Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarme, solo el presente tiene valor en mi vida. Entendiendo este cuarto principio, la persona le dará todo el valor que tiene su momento presente y le restará importancia a los hechos pasados que le causan remordimientos, y a los hechos futuros que le causan angustia.
Solo yo decido lo que debo hacer en este momento. Es decir, el ser humano entiende que las influencias ajenas son tan solo eso, influencias, y él es el único que puede decidir qué hacer en ese instante.
Solo en el amor y en la paz interior puedo tomar las decisiones correctas. Es decir, si hemos de actuar en el tiempo presente, tendremos que hacerlo en paz y con amor, pues de esta manera, las acciones que tomemos estarán inspiradas en nuestra más alta capacidad tanto de servicio como de inteligencia.
En mis decisiones tomaré siempre en cuenta el beneficio de los demás. Es decir, tomaré aquellas decisiones que beneficien a la mayor cantidad de personas; de esta forma, mi vida se estará encaminando hacia la más alta gloria que es la de recibir la compensación por el servicio prestado a los demás.
Mi cara es el reflejo de mi estado interior. Es decir, cuidemos siempre el aspecto de nuestro rostro, adornesmos siempre con la sonrisa, y que los ojos se encuentren siempre prestos a mandar una mirada de amor, porque de esta forma estaremos reflejando la serena armonía de quien ha aprendido a caminar en el sendero de la felicidad.
Soy una persona al servicio de la humanidad. Es decir, todo lo que yo haga, todo lo que yo diga, todo lo que yo piense o sienta, servirá para gloria de la humanidad, o bien, para perdición de ella.
Yo tengo una misión en la vida, ser feliz y hacer feliz a los demás. Este último principio da sentido a nuestra existencia, y, a la vez, orienta nuestros esfuerzos hacia el beneficio de toda la humanidad.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

CADA TORMENTA TIENE SU FIN

 ESTO TAMBIÉN PASARÁ 🌈

No considero aislamiento, tener que quedarme en casa con quien yo amo.
El aislamiento es lo que están viviendo los enfermos graves.
Deja de decir que estás aburrido, molesto porque no puedes salir de casa; mientras que todos los que están en el hospital quieren irse a casa.
¡Entonces, agradece a Dios si tienes que quedarte en casa, pues a pesar de todo, con dinero o sin dinero, con un trabajo o sin trabajo, estás en el mejor lugar que podrías estar, en tu casa, rodeado por quien te ama!
Quizás sea hora de transformar tu casa en un lugar maravilloso para quedarse, un lugar de paz y no de guerra, de abrazo y no de distanciamiento.
¡De todos modos, mira con otros ojos la situación que estás viviendo!
Haz de tu casa una fiesta: Escucha música, canta, baila …
Haz de tu casa un templo: Ora, reza, medita, pregunta, agradece, alaba, suplica…
Haz de tu casa una escuela: Lee, escribe, dibuja, pinta, estudia, aprende, enseña…
Haz de tu casa una tienda: Limpia, ordena, organiza, decora, etiqueta, mueve de lugar, vende, dona …
Haz de tu casa un restaurante: Cocina, come, prueba, crea recetas, cultiva especias, planta un huerto…
En fin… Haz de tu casa, de tu familia, un lugar de amor”. Que hoy Sea el mejor día de tu vida.

Saldremos con el pelo más largo y más blanco. Con manos y casas limpias, y ropa vieja. Con miedo y ganas de estar afuera. Con miedo y ganas de conocer a alguien. Saldremos con bolsillos vacíos y despensas llenas. Podremos hacer pan y pizza, y no desperdiciar los restos de comida. Recordaremos que un médico o una enfermera deben ser aplaudidos más que un futbolista, y que el trabajo de un buen maestro no se puede reemplazar con una pantalla. Y que coser máscaras es más importante a veces que hacer alta costura. Que la tecnología es muy importante, de hecho vital, cuando se usa bien, pero puede ser perjudicial si alguien quiere usarla para sus propios fines. Y que no siempre es esencial subir al auto y escapar quién sabe dónde. Saldremos más solos, pero con el deseo de estar juntos. Y entenderemos que la vida es hermosa porque vivimos. Y que somos gotas de un solo mar. Y que solo juntos salimos de ciertas situaciones. Que a veces lo bueno o lo malo proviene de quienes menos lo esperan. Y nos miraremos en el espejo. Y decidiremos que tal vez el cabello blanco no sea tan malo. Y que nos gusta la vida familiar, y amasar pan nos hace sentir importantes. Y aprenderemos a escuchar nuestras respiraciones, toses y mirarnos a los ojos para proteger a los que amamos. Y respetar algunas reglas básicas de convivencia. Quizás sea así.

Nos acostumbramos…

A vivir en nuestra casa y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor.
Y como estamos acostumbrados a no tener vista, luego nos acostumbramos a no mirar para fuera. Y como no miramos para afuera luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas.
Y porque no abrimos completamente las cortinas, luego nos acostumbramos a encender más temprano la luz.
Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud. Nos acostumbramos…
A despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde.
A tomar café corriendo porque estamos atrasados.
A comer un sándwich porque no da tiempo para comer a gusto.
A salir del trabajo porque ya es tarde.
A cenar rápido y dormir con el estómago pesado sin haber vivido el día.
Nos acostumbramos...
A esperar el día entero y oír en el teléfono “hoy no puedo ir”
A sonreír para las personas sin recibir una sonrisa de vuelta.
A ser ignorados cuando precisamos tanto ser vistos.
Si el trabajo está duro, nos consolamos pensando en el fin de semana y peor aún hacemos pesado nuestro trabajo y a los demás, viviendo en las críticas destructivas y en la siembra de la discordia, hablando negatividad y todavía sin argumento alguno.
Y si el fin de semana no hay mucho que hacer, vamos a dormir temprano y nos acostumbramos a quedar satisfechos porque siempre tenemos sueño atrasado.
Nos acostumbramos a ahorrar vida que, de poco a poquito igual se gasta, y que una vez gastada, por estar acostumbrados, nos perdimos de vivir.
Alguien dijo:
“La muerte está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja”
No nos acostumbremos…. Y aprovechemos este año viviendo la vida con intensidad.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

AMOR DE MADRE

Ni la nieve lo hace enfriar

El amor de una madre es el combustible que logra imposibles, el amor maternal es la fuerza motor que empuja a todo ser humano.

El legado de una madre es asombroso. Ellas están llenas de títulos, son licenciadas en amor, enfermeras del alma capaces de curar las heridas con un beso, sanadoras del corazón y expertas en cariño. Ellas son nuestras niñeras, nuestras maestras de vida, nuestras eternas acompañante

las madres son almas que siempre serán sinónimo de amor, de un amor más puro que nada en el mundo: el de una madre a sus hijos.

Sus enseñanzas brillan a través de sus ojos, unos ojos que nos han ofrecido el privilegio de ver cada día el reflejo de las batallas de la vida. Ellas saben a unos besos que siempre han sabido sellar con suavidad nuestros desvelos y preocupaciones.

Ellas son unas manos que se han pasado años forjando escudos para protegernos. Sus brazos son mucho más que el rincón en el que nos escondíamos de un mundo al que no queríamos rendir cuentas…

He visto una madre junto a la cuna; por eso sé lo que es el amor.

Todas las mamas son como un cristal que debemos cuidar para que no se caiga. Son como un tesoro que tenemos en nuestra mano y que llevamos presente en nuestro corazón.

Una Madre es sin pensarlo dos veces lo más bello que la vida ha creado, la creación perfecta de Dios. A ellas quiero decirle que no existe papel ni tinta en el mundo para escribir todo lo que se sienten por ellas. Que el Señor las cuide y las bendiga siempre.

Dios me dio a mi Madre
Dios quiso que yo aprendiera algunas cosas:
Que el toque suave engendra alegría
Que la compasión y la bondad mucho valen
Que la mano fuerte también nos ayuda
Que de la dulzura nace la fortaleza
Que hay gran poder en la caricia
Así se muestra el amor el uno al otro
Y por eso a mí, me dio Dios… A mi Madre.

Las madres son como pegamento. Incluso cuando no las ves, siguen sosteniendo a la familia.

Cada vez que mires a tu madre, disfruta el presente y piensa que, aunque siempre estará en tu corazón, no siempre estará contigo en esta vida

Les debemos tanto y  piden tan poco… Que no sé cómo vamos a poder devolverle ni la mitad del amor que nos regalan a diario.

Un millón de aplausos por abrazarnos con el corazón, por entregarnos la vida, por haber dormido con un ojo abierto cuando enfermábamos. Por darnos tanto y por pedirnos tan poco… En definitiva, un gracias infinito por ser nuestros ángeles de la guarda.

Una madre es la mejor amiga que tenemos, cuando las duras y repentinas pruebas caen sobre nosotros; cuando la adversidad se cierne sobre la prosperidad; cuando los amigos nos abandonan; cuando los problemas se multiplican a nuestro alrededor, ella seguirá a nuestro lado, y se esforzará con sus amables consejos para disipar las nubes de la oscuridad y hacer que la paz regrese a nuestros corazones.

“Sus brazos siempre se abren cuando necesitamos un abrazo. Su corazón sabe comprender cuándo necesitamos una amiga. Sus ojos sensibles se endurecen cuando necesitamos una lección. Su fuerza y su amor me han dirigido por la vida y nos han dado las alas que necesitamos para volar”.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

.

 

EL RELOJ DE TU VIDA

Un minuto

¿Cuándo fue la última vez que te detuviste y con plena consciencia agradeciste por lo que tienes? Así como cada día te tomas tu tiempo para ducharte y lavarte los dientes, debes destinar un momento para valorar lo que tienes.

Piensa en todas las cosas que has logrado, en lo que tienes y en quien está a tu alrededor. Incluso el día más difícil o desagradable mejorará cuando aprendas a agradecer. Lo común es pensar en lo que hace falta y deseamos, pero si aprendes a dar este paso cada día atraerás la gratitud a tu vida.

Si tienes la oportunidad y te apetece hacerlo, escribe todas las cosas que tienes para agradecer. Así, el día que te sientas triste o deprimido puedes revisar esa lista y valorar lo que tienes. Esto hace que continuar en los días grises sea más fácil.

Un minuto sirve para sonreír.
Sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el “sí” o el “no” que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.
En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, creer, vencer y ser.
En un simple minuto se puede salvar una vida.
Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida.
Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo, un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante.
Solo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos.
De todos los minutos bien vividos.
Un minuto… Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta… Pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas.
Decimos “un minuto” y nos parece nada.
Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, cómo se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto… Parece increíble… Parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
Alguien alguna vez dijo: “Vive cada minuto como si fuera el último”.
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que “si no es hoy será mañana”.
Tu tiempo es ahora… El futuro es incierto…
Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy… Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

HABLAR Y CALLAR

Pensar antes de…

Saber hablar a tiempo, en el momento oportuno, puede ser de gran ayuda y hacer mucho bien a la persona que lo recibe. Pero saber callar cuando la otra persona no está preparada para recibir un consejo o un reproche, es sabiduría que no tiene precio. Por eso el apóstol Santiago nos dice que: “todo hombre sea pronto para oír y tardo para hablar”.

Tanto las palabras como los silencios, están relacionados con nuestros pensamientos, pero más profundamente con nuestro corazón.

Dice la Biblia en Proverbios 23,7: “Porque según sea tu pensamiento en tu corazón, así eres”

Equilibrio maravilloso y no ciertamente fácil entre hablar y callar. Que tanto puede uno pecar por defecto como por exceso. Pero podría ser una norma prudente callar, por lo general, cuando los demás quieren hablar y hablar cuando los otros desean escuchar.

Hablar oportunamente, es acierto.
Hablar frente al enemigo, es civismo.
Hablar ante una injusticia, es valentía.
Hablar para rectificar, es un deber.
Hablar para defender, es compasión.
Hablar ante un dolor, es consolar.
Hablar para ayudar a otros, es caridad.
Hablar con sinceridad, es rectitud.
Hablar de si mismo, es vanidad.
Hablar restituyendo fama, es honradez.
Hablar aclarando chismes, es estupidez.
Hablar disipando falsos, es de conciencia.
Hablar de defectos, es lastimar.
Hablar debiendo callar, es necedad.
Hablar por hablar, es tontería.
Hablar de Dios, significa mucho amor.

Callar cuando acusan, es heroísmo.
Callar cuando insultan, es amor.
Callar las propias penas, es sacrificio.
Callar de si mismo, es humildad.
Callar miserias humanas, es caridad.
Callar a tiempo, es prudencia.
Callar en el dolor, es penitencia.
Callar palabras inútiles, es virtud.
Callar cuando hieren, es santidad.
Callar para defender, es nobleza.
Callar defectos ajenos, es benevolencia.
Callar debiendo hablar, es cobardía.

Así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar. Y escuchar es más difícil que hablar. Porque no es lo mismo oír, que escuchar. Estas son otras dos perlas, sobradas de razón:

“Si los hombres se limitaran a hablar de lo que entienden, apenas hablarían” (Arturo Graff).

“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas, que en afrontarlos”

En general, se educa a la gente a que es mejor callar que hablar, que “en boca cerrada no entran moscas”, o en lenguaje folclórico: “calladito te ves más bonito”. No tiene que ser así.

Dicen también que uno se arrepiente más de lo que dice que de lo que calla, y en general es cierto, cuando lo dicho se hace bajo presión del enojo, la ira o la desesperación, por ejemplo. En esas ocasiones, las personas tienden a decir cosas de las que después se arrepienten, sobre todo cuando ofenden a otros o les faltan al respeto. También en esos casos altamente emocionales, las personas tienden a revelar cosas que no debieron decir, como revelar confidencias.

Si sus emociones están a flor de piel, detenga su impulso de hablar o reclamar y tome un tiempo para calmarse. Luego piense en los puntos que quiere platicar con su conyugue o sus hijos y busque el momento adecuado para conversar con más calma.

El hablar acerca de nuestras diferencias sin dejar que estas se acumulen, es de sabios. Pero el callar en algunos momentos inoportunos también lo es. No se deje llevar por sus emociones las cuales tienden a ser malas consejeras, sea sabio y evalúe el momento, las emociones, las circunstancias y el mensaje, de manera que pueda aprender a construir una comunicación efectiva con su pareja o con sus hijos. La recompensa por su sabiduría será grande y provechosa, y en un futuro no muy lejano vera los frutos de su esfuerzo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

CADA DÍA ES UNA BENDICIÓN

La vida no se mide

La vida no se mide anotando puntos, como en un juego, por el número de amigos que tienes, ni por cómo te aceptan los otros.según los planes que tienes para el fin de semana o por si te quedas en casa solo.
Según con quién sales, con quién solías salir, ni por el número de personas con quienes has salido.
Por las personas que has besado.
Por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.
Por lo guapo o por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.
La vida, simplemente, no es nada de eso…

La vida se mide según:

A quienes amas y a quienes dañas.
La felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.
Los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
Lo que dices y lo que haces y de lo que quieres decir o hacer, sea dañino o benéfico.
Los juicios que haces, porqué los haces y a quién o contra quién los comentas.
A quién ignoras a propósito.
Los celos, el miedo, la ignorancia y la venganza que albergas.
El amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, cómo lo cultivas y cómo lo riegas.
Cómo usas tu vida para alimentar el corazón de otros.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros.

Cada día

Cada día que tenemos vida, es una nueva oportunidad para aprender a valorar lo que tenemos:
Cada día que tenemos a nuestros seres amados a nuestro lado, es una bendición.
Cada día que tenemos comida en nuestra mesa, es una bendición
Cada día que tenemos trabajo, es una bendición.
Cada día que tenemos un techo donde vivir, es una bendición.
Cada día que tenemos una cama donde dormir, es una bendición.
Cada día que tenemos agua para bañarnos, es una bendición.
Cada día que traes ropa limpia, es una bendición.
Cada día que puedes ver lo que te rodea, es una bendición.
Cada día que oyes toda clase de sonidos, es una bendición.
Cada día que tienes brazos y piernas, es una bendición.
Cada día que tienes salud, es una bendición.
Cada día que tienes como cubrirte del frío, es una bendición.
Cada día que tienes como quitarte el calor, es una bendición.
Cada día que tienes agua para quitarte la sed, es una bendición.
Cada día que tienes quien se preocupe de ti, es una bendición Cada día que tienes amigos, es una bendición.

Unos tienen mas bendiciones que otros, los mas afortunados debemos recordar a los menos afortunados, porque nunca sabemos cuando podríamos ser nosotros los menos afortunados.

Comparte un poco de tanto que tienes y serás mas rico porque habrás aprendido a valorar mas que eres afortunado.

Piensa que las personas somos como pilas, debemos ser positivos para tenerlas cargadas de cosas buenas y nos vendrán cosas buena, eso no asegura de que no vayamos a sufrir, por supuesto, el sufrimiento es parte del crecimiento, es como las estaciones, todas son necesarias y todas tienen que llegar, pero no por ello siempre va a ser invierno o siempre verano.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL AMOR SE TRABAJA

Amor Consciente

¿Has probado las sopas instantáneas? Un poco de agua, revolver, y listo.

Bien… Nos han hecho creer que el amor también es así: Instantáneo.

Dos que se atraen en los primeros diez minutos de la película, transitan cuatro días o dos meses con encendidas miradas que se cruzan… Y ya está.

El amor no es una sopa instantánea: Es una comida compleja, de cocción muy, muy lenta…

Es más: Nos han hecho creer que “cuando el Amor aparece” es como si estuvieras ante una mesa con mantel blanco y velas encendidas, y un alguien anhelado te lo fuera a servir en bandeja de plata.

¡No, no, no! No te lo dan así: La vida te trae solo una cesta rústica con muchos ingredientes.

Y tendrás que trabajar arduamente con ellos: Llorar pelando cebollas, mascar amarguras, quemarte, equivocarte en la mezcla y tirarla una y cien veces.

Hasta que quizás logres cocer el manjar.

Y puede que tenga fecha de vencimiento.

A medida que corta, pela, revuelve… Cada cocinero se va transformando

Y eso tiene un valor extraordinario, porque aunque lo cocido, al final, no fuera comido ya por nadie, si el vínculo se malograra hay algo que justifica plenamente esa tarea: Que el cocinero pueda salir del vínculo más maduro, más crecido… Más sabio.

En ese caso, la experiencia que haya desarrollado implicará una pericia que le quedará disponible para sí mismo, pues se podrá perder o arruinar el objeto de amor, pero el amor, jamás: es una habilidad que queda dentro de uno.

Sí el saber amar requiere de entrenamiento. (Nunca nos lo dijeron)

Y cuando se dé una nueva ocasión es posible que ese cocinero, antes torpe, compruebe que se ha ido convirtiendo en un verdadero chef sabe distinguir mejor los ingredientes nobles de los potencialmente tóxicos, sabe descartar una mala poción a tiempo, sabe, cuando el potaje es bueno, tenerle paciencia al fuego lento para que no se arrebate con demasiada intensidad.

Todos lo sabemos en relación con la amistad: para que uno diga “Es mi mejor amigo”, ¿cuántos años tienen que haber pasado? ¿Cuántas pruebas superadas juntos?

Entonces: si decimos que una pareja es “más que una amistad”, ¿cómo puede uno afirmar a los quince minutos de iniciada su propia película “Es el hombre (o la mujer) de mi vida” ?

Esa falta de realismo produce inevitablemente DOLOR. Pero ese dolor puede hacer que comprendamos que el amor no es como nos lo dijeron.

Necesitamos tirar a la basura nuestras insensatas creencias sobre lo que supuestamente es el amor.

Que ese raro manjar solo puede elaborarse con TIEMPO y con TRABAJO INTERNO: explorar un vínculo nuevo hasta conocerlo, y, sobre todo, CONOCERSE A SÍ MISMO A TRAVÉS DE ESE VÍNCULO. Eso es el amor Consciente.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

TODO DEPENDE DE TI

¿Crees en la Ley del Karma?

Quien insulta, se insulta.
Quien desprecia, se desprecia.
Quien odia, se odia.
Quien maldice, se maldice.
Quien critica, se critica.
Quién miente, se miente.
Quien acusa, se acusa.
Quien maltrata, se maltrata.

Todo aquello que de nosotros sale a nosotros regresa, a nosotros pertenece y a nosotros nos afecta.

Todo lo que haces, piensas o dices del resto del mundo, te define en este momento y a ti vuelve, convirtiéndose en un círculo, en una rueda que no es fácil de romper, así como en un gran engaño, debido al hecho de creer que toda esa visión pertenece solo al exterior.

Porque lo que ves fuera, a tu alrededor, es justo lo que llevas dentro. Todo aquello externo a lo que tu mente presta atención, que enjuicias o valoras, es exactamente lo que existe en tu interior.

Si quieres conocerte, pon atención a tu entorno, a todo lo que tu mente observa y estarás frente a un retrato de ti mismo, frente a un dibujo exacto de tu interior. Porque lo que es fuera, también es dentro.

Porque lo que de ti surge está hecho justo para ti, ahora, en este momento. Y conociendo esto, que la vida es una rueda y que todo está en nosotros, solo podemos vislumbrar una solución para romper este círculo, para cambiar el mundo y para cambiar nuestro destino, que es dirigiéndose al cimiento de la mente, al lugar de donde emerge y se manifiesta nuestro yo: el pensamiento.

Y para ello es necesario observarlo, estudiarlo y controlarlo. O al menos, encender una luz, un dispositivo que nos avise cuando entre en nuestra mente un pensamiento que no nos conviene, inadecuado, perjudicial para nosotros. Y en cuanto seamos avisados, localizarlo, reconocerlo y desecharlo.

Cultiva las semillas virtuosas de la alegría, paz, empatía, compasión, perdón y amor.

Sólo desde el interior, desde dentro, se puede modificar todo, se puede mejorar el entorno; sólo el interior dirige el camino, porque todo está en ti, todo depende de ti y sólo a ti volverá.

La Ley del Karma se dividiría, a su vez, en otras doce leyes que tienen una relación directa con nuestros actos:

La gran ley: se basa en la relación causa-efecto y todo aquello que demos se nos devolverá. Si damos paz viviremos en tranquilidad y si generamos discordia nuestra vida será una guerra. “Lo que siembres, es lo que cosecharás”.

Ley de la creación: todo aquello que queremos para nosotros tenemos que crearlo, ser partícipes de la creación. “Somos parte de la corriente de nacimiento de la naturaleza y nuestras vidas se reproducen como el resto de ciclos naturales”.

Ley de la humildad: si no vivimos con humildad no recibiremos la misma, si no damos no recibiremos; con nuestros enemigos no actuaremos de forma negativa sino de la mejor forma pues demostraremos que somos más evolucionados. No se le desea el mal, a veces basta ignorar es la mejor respuesta. Nunca actitudes negativas pues recibiremos lo mismo.

Ley del crecimiento: siempre estamos en el camino del crecimiento interior, debemos evolucionar, debemos intentar cambiar a mejor y transmitir el cambio positivo para todos los que nos rodean.

Ley de responsabilidad: tenemos  que adquirir responsabilidades y asumir todo cuanto nos pasa, si se trata de algo malo debemos aceptar que algo malo nos rodea o hemos hecho, todo se refleja en nosotros.

Ley de la conexión: todo está conectado con el universo y todo forma parte de nuestro futuro.

Ley del enfoque: pensar en dos cosas a la vez no es posible, el ser humano debe ir poco a poco, las cosas de una en una, hasta conseguir nuestros objetivos.

Ley del dar y la hospitalidad: sólo dando recibiremos, sólo acogiendo seremos acogidos.

Ley de aquí y ahora: el pasado es pasado y no debe estar en nuestro pensamiento constantemente, hay que vivir el momento.

Ley del cambio: si nosotros no cambiamos no habrá cambios en lo que nos rodea, todo cuanto damos a la vida esta nos lo devuelve, hasta lo más insignificante.

Ley de la paciencia y la recompensa: todo en la vida tiene su recompensa, si dedicamos nuestro tiempo a los demás y a ayudar esto, tarde o temprano, se los devolverá, sólo hay que saber esperar.

Ley de la importancia e inspiración: todo lo que se entrega contribuye a una obra total, el karma sabrá regresárnoslo.

Vivir en paz, sin conflictos, con actitud positiva, es una filosofía de vida que tiene su particular premio dentro de la Ley del Karma.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NADA ES CASUAL

Si alguien…

• Si alguien te busca con frío, es porque tienes abrigo.
• Si alguien te busca con alegría, es porque tienes una sonrisa.
• Si alguien te busca con lágrimas, es porque das consuelo.
• Si alguien te busca con versos, es porque tienes música.
• Si alguien te busca con dolor, es porque tienes el remedio.
• Si alguien te busca con palabras, es porque sabes escuchar.
• Si alguien te busca con hambre, es porque tienes con que alimentar.
• Si alguien te busca con besos, es porque tienes miel.
• Si alguien te busca con dudas, es porque sabes el camino.
• Si alguien te busca con orquesta, es porque tienes la fiesta.
• Si alguien te busca con fantasías, es porque tienes la realidad.
• Si alguien te busca con desespero, es porque tienes serenidad.
• Si alguien te busca con entusiasmo, es porque tienes fe.
• Si alguien te busca con secretos, es porque inspiras confianza.
• Si alguien te busca con sed, es porque tienes agua.
• Si alguien te busca con miedo, es porque tienes amor.
• Si alguien te pide oración, es porque tienes a Dios.

Algo te espera

Cuando el camino se hace cuesta arriba, NO LO DEJES.
Cuando las cosas andan mal como a veces sucede NO ABANDONES.
Cuando no consigas resultados y se sumen los problemas, NO TE RINDAS.
Cuando quieras sonreír y solo puedas suspirar, NO TE CAIGAS.
Cuando la suerte te sea adversa y no encuentres fuerzas para seguir, NO RENUNCIES.
Cuando no encuentres compañeros de lucha, NO TE APURES. Hay manos que sostienen las tuyas.
Cree y Siente en cada minuto de tu vida, deja que tu alma “vuele libre” por los jardines hermosos de la confianza en algo superior que llega donde nuestra visión no puede alcanzar, pero sí nuestro corazón puede sentir.
Tu alma desea estar libre para darte fuerza y estímulo ¡INTENTA!
Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor.
No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya resueltos todos nuestros problemas, pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa.
Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.
Lo que hoy nos hace sonreír, fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer.
Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana.
Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente… No te quedes en el medio del camino porque allá… Algo te espera.

Reserva tiempo

Reserva tiempo para REÍR, es esta la música del alma.
Reserva tiempo para LEER, es esta la base de la sabiduría.
Reserva tiempo para PENSAR, es esta la fuente del poder.
Reserva tiempo para TRABAJAR, es este el precio del éxito.
Reserva tiempo para DIVERTIRTE, es este el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SER AMIGO, es este el camino de la felicidad.
Reserva tiempo para SOÑAR, es este el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO, es este el privilegio de los hijos de Dios.
Reserva tiempo para SER ÚTIL A LOS OTROS, esta vida es demasiado corta para que seamos egoístas.

Nosotros no perdemos tiempo en la vida; lo que se pierde es la vida, al perder el tiempo

NADA LLEGA A TI POR CASUALIDAD…PUES NO EXISTE LA LEY DE LA CASUALIDAD…

PIENSA Y ACTÚA EN POSITIVO DESDE EL AMOR

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NADIE SE SALVA SOLO

A remar juntos

Esta es la primera vez en la historia moderna que nos toca vivir algo así.

Hoy, en todo el planeta, las grandes ciudades amanecen y se duermen desiertas. Alguno que otro pasea un perro o camina despacio, de vez en cuando algún colectivo cumple su derrotero y los custodios del orden público vigilan celosos por las avenidas con edificios de balcones vacíos.

A pesar de todo, la naturaleza, aun tan bastardeada, indiferente sigue su curso. Nada la detiene. En la mitad del mundo estallará a pleno la primavera, reverberan los campos, las flores se lucirán en las plazas, con ausencia de parejas que se besen en las calles. Por aquí, los árboles se vestirán de los colores que pinta el otoño, sin niños en la escuela ni viejos en los parques.

No sabemos cómo va a terminar todo esto, pero en una pandemia, todos somos familia, amigos o vecinos.

Este virus va a terminar tarde o temprano. Mientras tanto, espero que el virus nos haga entender mejor que todos somos seres humanos, y que cuando unimos nuestras fuerzas, podemos lograrlo todo.

“Este coronavirus presenta una amenaza sin precedentes. Pero también es una ocasión sin precedentes para unirnos contra un enemigo común, un enemigo de la humanidad”

Nos encontramos asustados y perdidos, fuimos tomados por sorpresa por una tormenta inesperada y furiosa, nos dimos cuenta de que nos encontramos en el mismo barco todos frágiles y desorientados pero al mismo tiempo importantes y necesarios.

Todos llamados a remar juntos, todos necesitados de consolarnos unos a otros. Todos estamos en este barco, todos.

No podemos seguir cada uno por su cuenta, solo juntos.

No consideres aislamiento tener que quedarte en casa con quien amas
El aislamiento es lo que están viviendo los enfermos graves.
Deja de decir que estás aburrido, molesto porque no puedes salir de casa; mientras que todos los que están en el hospital quieren irse a casa.
Entonces, agradece a Dios si tienes que quedarte en casa, pues a pesar de todo, con dinero o sin dinero, con un trabajo o sin trabajo, estás en el mejor lugar que podrías estar, en tu casa, rodeado por quien te ama.
Quizás sea hora de transformar tu casa en un lugar maravilloso para quedarse, un lugar de paz y no de guerra, de abrazo y no de distanciamiento.
De todos modos, mira con otros ojos la situación que estás viviendo
Haz de tu casa una fiesta: Escucha música, canta, adora a Dios …
Haz de tu casa un templo: Ora, medita, pregunta, agradece, alaba, suplica…
Haz de tu casa una escuela: Lee, escribe, dibuja, pinta, estudia, aprende, enseña…
Haz de tu casa una tienda: Limpia, ordena, organiza, decora, etiqueta, mueve de lugar, vende, dona …
Haz de tu casa un restaurante: Cocina, come, prueba, crea recetas, cultiva especias, planta un huerto…
En fin… Haz de tu casa, de tu familia, un lugar de amor.

Este retiro es una oportunidad de pasar unos días contigo mismo. Es una oportunidad de descansar e indagar en tu YO más profundo, de salir de tu rutina diaria dirigido por un reloj que pasa rápidamente es la paz de un lugar pensado únicamente para ti.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

AYUDA DE DIOS

Que yo no pierda…

Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan…

Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre…

Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…

Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amistades; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellas se van de nuestras vidas…

Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…

Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga…

Que yo no pierda la voluntad de amar, aún sabiendo que la persona que yo más amo, pueda no sentir el mismo sentimiento por mí…

Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos…

Que yo no pierda la garra, aún sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos…

Que yo no pierda la razón, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas…

Que yo no pierda el sentimiento de justicia, aún sabiendo que la perjudicada pueda ser yo…

Que yo no pierda mi abrazo fuerte, aún sabiendo que un día mis brazos estarán débiles…

Que yo no pierda la belleza y la alegría de ver, aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma…

Que yo no pierda el amor por mi familia, aún sabiendo que ella muchas veces, me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía…

Que yo no pierda la voluntad de donar este enorme amor que existe en mi corazón, aún sabiendo que muchas veces él será rechazado…

Que yo no pierda la voluntad de ser grande, aún sabiendo que el mundo es pequeño…

Y encima de todo…

La vida es bella

Que yo jamás me olvide que ¡Dios me ama infinitamente! Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues ¡la vida es construida en los sueños y realizada en el amor!

¿De qué nos sirve vivir, sino sabemos respirar? ¿De qué nos sirve soñar, sino somos capaces de hacer realidad nuestros sueños?

No pierdas la hermosa esencia de la vida, quizás las cosas no serán perfectas nunca pero no todo es desgracia, recordemos esos momentos con nuestros seres queridos, esa vez que conseguiste una meta, que aprobaste un examen, que comiste algo delicioso, que lloraste de felicidad, son esos instantes tan perfectos que se vuelven en cuestión de segundos recuerdos que son inolvidables.

Visualiza un futuro ideal y a partir de allí lucha por tu propia utopía. Los momentos tristes pasarán y serán en su momento…Solo vagos recuerdos.

Si nos caemos,levantémonos y continuemos adelante.

Sonría a la vida.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)