FORMAS DE VIVIR MEJOR

Piensa y luego actúa

1.- DOMINA tu lengua. Di siempre menos de lo que piensas.

2.- SIENTE lo que sientes. Es decir, no te resistas a ello. Si sientes enfado, déjalo estar. Siéntelo y escucha lo que te quiere decir. Esa es la manera de que se vaya. Porque si te resistes, persiste.

3.- NUNCA dejes pasar la oportunidad de decir algo alentador a una persona, o algo bueno acerca de ella, siempre es agradable escuchar palabras estimulantes.

4.- TEN interés por las personas que te rodean, por sus familias, sus hogares, sus sueños. Acompaña a los que ríen sanamente y conforta a los que lloran; ellos necesitan de ti.

5.- SÉ alegre. Ríete de las buenas historias y aprende a contarlas. Trasmitir alegría es un don que todos podemos tener, solo tienes que poner atención en ti mismo para lograrlo.

6.- CONSERVA una mente abierta para todas las cosas. Recuerda que no hay verdades absolutas. Y que es una virtud poder discrepar y conservar la amistad del oponente.

7.- DEJA que tus virtudes hablen por si mismas y rehúsa hablar de las flaquezas y faltas de los otros. Condena las murmuraciones, en especial las malintencionadas, hacen mucho daño a todas las personas.

8.- TEN cuidado con los sentimientos de los demás. Es más fácil herir que reparar luego.

9.- NO hagas caso de habladurías sobre tu persona. Vive de forma que nadie pueda darles crédito y acabarán por olvidarlas, cuando una persona destaca entre las demás por su nobleza, eso puede crear envidias, así que, solo sé tu mismo.

10.- NO seas excesivamente celoso de tus derechos. Trabaja, ten paciencia, conserva la calma, cree en ti mismo, ten firmeza y recibirás tu recompensa, ya que cerca de ti tendrás a esa persona que sabrá decirte lo que tú eres para ella.

11.-SÍ no lo usas, no lo necesitas, y si no lo necesitas, ¿para qué tenerlo?

12.-PENSAR que tenemos un problema nos lleva a preocuparnos –lo cual es la manera más rápida de empezar a perder nuestra tranquilidad y bienestar.

13.-NO traigas los dolores y dificultades del pasado al presente cuando puedes escoger dejarlas ir. Perdona a quienes se comportaron mal y mándales amor.

14.-TÚ siempre tienes el poder de escoger decidir cómo sentirte, sin importar lo que pase. Eso significa que tu vida será tan complicada como la hagas.

15.-ESCOGE la sencillez por encima de las complicaciones y verás lo alegres que serán tus días de ahora en adelante!

16.CONÉCTATE a la naturaleza. Un paseo por el bosque rodeado de árboles, tomar el sol, pisar descalzos la arena de la playa o el césped, nos ayudará a mantener la negatividad y el estrés a raya y a recargarnos saludablemente.

17.-MEDITA. El estrés proviene de la mente y de la interpretación que hacemos de las situaciones, ponerla en ‘off’ aunque sea por un instante al día, nos llenará de energía y positivismo.

18.-Aprende a decir ‘NO’. Puede resultar complicado, pero ser conscientes de nuestras limitaciones físicas, mentales o de tiempo, nos mantendrá más saludables.

19.DESCANSA. Dormir es absolutamente necesario para nuestra salud física y mental, dormir 8 horas, te mantendrá con la energía necesaria para realizar tus actividades diarias.

20.-COME saludable. Muchos estudios vinculan los alimentos con las emociones

21.-DISFRUTA del silencio, que no es que no haya sonido, ¡es que no haya ruido

22.- CIERRA asuntos pendientes. ¿Tienes que decirle algo a alguien y lo estás posponiendo?¿Quieres cambiar algo y no te lanzas? Pues ponte una fecha límite y cúmplela. Si en tu vida no tomas decisiones y no actúas nunca estarás tranquila

23.-VALORA lo que tienes y elimina las quejas. Pon el foco en lo positivo. Que no se trata de olvidarte de lo que no funciona, se trata de recordarte lo que sí, valorarlo y agradecerlo.

24.- DISFRUTA de lo que hagas con conciencia, sea lo que sea. Aquí y ahora, centrada y presente, sin estar siempre con la cabeza en otro sitio…

25.-HAZ cosas que no sirvan para nada. Para y permítete no hacer nada de utilidad. Pensamos que no hacer nada es perder el tiempo y resulta que es ganar calidad de vida y tranquilidad.

Pero, ¿qué es la tranquilidad? Creo que es la ausencia de todo lo que nos sobra: de los miedos, de las preocupaciones, de las exigencias, de las culpas…De todo lo que te separa de ser quien quieras ser y sentirte bien con ello.

Y eso, que parece una utopía, resulta que no lo es. Que se puede conseguir. Que tú también puedes lograr permanecer en ese estado de tranquilidad y conseguir que dependa de ti y no de lo que pase a tu alrededor.

El paso del tiempo debe ser una conquista y no una pérdida, así que vive la vida segundo a segundo porque es lo que hoy puedes tener.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

APRENDAMOS A VIVIR

 Consejos para tu bien

 

1-Haz un paseo diario de entre 10-30 minutos. Mientras camines, sonríe ya que este es el mejor anti depresivo.
2-No tomes decisiones cuando estés enojado.
3-Cuida tu postura física.
4-Nunca hables de negocios en un elevador.
5-No pagues un trabajo hasta que esté concluido.
6-Cuídate de quien no tenga nada que perder.
7-Aprende a decir no con cortesía y presteza.
8-No esperes que la vida sea justa.
9-No dudes en perder una batalla, si esto te lleva a ganar la guerra.
10-Sé atrevido y valiente.
11-No aplaces las cosas, haz lo que sea preciso en el momento preciso.
12-No temas decir “no sé”.
13-No temas decir “lo siento”.
14-Elogia a tres personas cada día.
15-Contempla el amanecer por lo menos una vez al año.
16-Mira a los ojos a las personas.
17-Di “gracias” con frecuencia.
18-Di “por favor” con frecuencia.
19-Gasta menos de lo que ganas.
20-Trata como quisieras que te trataran.
21-Haz nuevas amistades y cultiva las viejas.
22-Guarda los secretos.
23-Reconoce tus errores.
24-Sé valiente; si no lo eres, finge serlo, nadie advertirá la diferencia.
25-La felicidad no se encuentra en bienes y placeres.
26-No engañes.
27-Aprende a escuchar. A veces las oportunidades tocan muy quedo a la puerta.
28-Elabora una lista de las cosas que desees experimentar antes de morir. Llévala en tu cartera y consúltala con frecuencia.
29-Haz oídos sordos a los malos comentarios.
30-Las ideas buenas, nobles y capaces de cambiar al mundo provienen siempre de una persona que trabaja sola.
31-Cuando entres en algún lado, el que sea, hazlo con determinación y confianza.
32-No te la pases gimiendo tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias o asustado por males que probablemente nunca lleguen.
33-La felicidad no es estar añorando todo lo que nos falta, sino acoplarnos a todo: Lo que tenemos y lo que no tenemos.
34-Recuerda los cumpleaños de los demás.
35-Canta en la ducha.
36-Utiliza el dinero honrado.
37-Llama a tu madre en este momento; no importa que esté en el cielo.
38-Nunca permitas que te vean borracho.
39-Presta sólo los libros que no te importe recuperar.
40-Elige con mucho cuidado al compañero de tu vida, de esta única decisión se derivará el 90% de tu felicidad.

¡No vendas tu felicidad…dala gratis!

La vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se te da llena.

Te dan un sorbo de vez en cuando, un sorbo que tienes que ir llenando, gota a gota, todos los días, para sobrevivir.

Nacemos para luchar por la felicidad… para crearla, para construirla a pesar de tristezas, desencantos, errores, malas jugadas e irremediables imprevistos.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

ILUSIONES

¿Un amante?

Como seres humanos, necesitamos ese halo de esperanza, ese rayo de ilusión para poder caminar en nuestra vida. Sin ilusión, todo se hace más pesado y complicado. La ilusión es lo que nos impulsa, hacia arriba, la que nos ayuda a seguir en nuestro día a día. Poner nuestras expectativas en un futuro incierto, puede dar un poco de miedo, y aun así, nos ayuda a movilizarnos hacia un presente más llevadero.

Desde que somos adultos descubrimos la vida real y que esta no es tan justa como creíamos de niños. Tenemos el riesgo de perder la ilusión de la infancia, y con ella perdemos la capacidad de disfrutar de cada momento, ya que no tenemos confianza en que podamos conseguir nuestros proyectos y deseos.

Viviremos entonces con el sabor agridulce de las decepciones y los problemas, por lo que perdemos toda esperanza de que pueda haber algo más. Nuestra ilusión se ha perdido entre la desgana y la decepción…

No necesitamos un antidepresivo; que lo que realmente necesitamos, ¡ES UN AMANTE!

Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron, sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja, también solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…
En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y que es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar, es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento que quizás podamos hacerlo mañana.
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé tu también un amante y un protagonista… De la vida.

Piensa que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie. Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…

La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida.”

también podemos proponernos volver a ilusionarnos, a vivir cada instante como si fuera único, poniéndole todas nuestras ganas, nuestra alegría, toda la ilusión, porque sabemos que estamos más cerca de conseguir aquello que queremos conseguir.

«Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones.»

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

SI DAS… HAZLO CON AMOR

Un bello corazón

 Un joven estaba en el centro de la ciudad, proclamando tener el corazón más bello de la región. Una multitud lo rodeó y todos admiraron su corazón. No había marcas ni cualquier otro defecto. Todos estuvieron de acuerdo en que aquel era el corazón más bello que hubiesen visto.
El joven estaba muy orgulloso de su bello corazón. De repente, un anciano apareció frente a la multitud y dijo:¿por qué el corazón del joven no es tan bonito como el mío? La multitud y el joven miraron hacia el corazón del anciano, que estaba latiendo con vigor, pero tenía muchas cicatrices. Tenia lugares en que se habían removido pedazos habiéndose colocado otros en su lugar, pero estos no encajaban bien, causando muchas irregularidades. En ciertos puntos del corazón, faltaban pedazos.
El joven al ver el corazón del anciano, dijo: Usted debe estar bromeando… Compare nuestros corazones. El mío está perfecto, ¡y el suyo es una mezcla de cicatrices y agujeros! ¡Así es!, dijo el anciano. Viéndolo, tu corazón parece perfecto, pero yo no cambiaría el mío por el tuyo. Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual le di mi amor. Tomé un pedazo de mi corazón y se lo di a cada una de esas personas. Muchas de ellas me dieron un pedazo de su propio corazón para que lo pusiera en el mío, pero, como los pedazos no eran exactamente iguales, posee irregularidades. Pero yo los quiero porque me traen recuerdos del amor que compartimos. Algunas veces di pedazos de mi corazón a quien no me retribuyó. Por eso tiene agujeros. Y duelen. Permanecen abiertos, recordándome el amor que sentí por esas personas…
Espero que un día ellas me correspondan, llenando ese vacío.¿ Que te parece joven? ¿Ahora entiendes en qué consiste la verdadera belleza? El joven se quedó callado y las lágrimas rodaron por su rostro. Se aproximó al anciano. Arrancó un trozo de su perfecto y joven corazón y se lo ofreció al anciano, quien retribuyó el gesto.
El joven miró su propio corazón, que ya no era perfecto como antes, sino más bello que nunca. Los dos se abrazaron y se fueron juntos. Cómo debe ser triste pasar la vida con el corazón intacto. 

Recuerda… 

Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vio a lo lejos venir al Rey con su Corona y Capa. Pensó: “Le voy a pedir y seguramente me dará bastante”.

Y cuando el Rey pasó cerca, le dijo: “Su Majestad, ¿Me podría, por favor, regalar una moneda?”. Aunque en su interior pensaba que El Rey le iba a dar mucho más.

El Rey le miró y le dijo: “¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy tu Rey?”.

El mendigo no sabía que responder a la pregunta y dijo: “Pero Su Majestad, ¡YO NO TENGO NADA!”.

El Rey respondió: Algo debes tener.  ¡BUSCA!

Entre su asombro y enojo el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un pedazo de pan y unos granos de arroz. El mendigo pensó que el pedazo de pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dio al Rey.

Complacido el Rey dijo: “VES COMO ¡SI TENIAS!”. Y le dio 5 Monedas de Oro, una por cada grano de arroz.

El Mendigo dijo entonces: “Su Majestad, creo que acá tengo otras cosas”.

Pero el rey no le hizo caso y dijo: “Solamente de lo que me has dado de corazón, te puedo Yo dar”.

Notemos que este, aún en su pobreza es egoísta. Ocasionalmente, DIOS nos pide que le demos algo para así demostrarle que ÉL es el más importante.

Unas veces nos pide ser humildes, otras ser sinceros o no ser mentirosos… Solo Tú conoces lo que te pide.

Nos negamos a darle a DIOS lo que nos solicita, pues creemos que no recibiremos nada a cambio, sin pensar en que DIOS devuelve el ciento por uno.

ES FÁCIL EN ESTA HISTORIA RECONOCER COMO EL REY REPRESENTA A DIOS Y EL MENDIGO A NOSOTROS. 

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NUNCA DESESPERES

Recuerda que…

Hay tristezas que son como las cascadas de los ríos, se deslizan suaves y bajan por tu vida sin detenerse ante los obstáculos para luego desembocar en las playas de tu futura alegría.

Cuando notas que tu mirada pierde el brillo del atardecer, recuerda que en la mañana sube el sol quien hará de tu hoy el inicio de tu día, por eso siempre espera el mañana con la cabeza erguida.

Continúa simpatizando con la vida aun cuando no brille tu sol. Todos los sinsabores que pudiste percibir en la vida tienen como finalidad que recuerdes que aún te queda el sentido del gusto para diferenciar lo bueno de lo malo. Solo se vive un día a la vez, por eso aunque tengas prisa tienes que esperar 24 horas para ver el mañana.

¡Cuánto amor hay en el cielo para ti! La vida es un lujo, es el gusto de lo exquisito por mantener un pie frente al otro. Sí, la vida es un lujo; lujo para amar, para respirar, para soñar y para ser feliz. Por eso gasta tu vida como si fueras millonario. Que tu sonrisa sea parecida a la de los niños cuando se saben amados y que logres ver en este día que naciste para recibir una caricia en cada uno de tus latidos, que te des el gusto de perfumar tu boca con palabras llenas del aroma de tu interior y que la paz que rodea el paternal corazón de Dios sea la que te mantenga saturado de tranquilidad en este tu único día que te corresponde vivir.

Estar vivo es uno de los regalos más hermosos que podrás mantener tanto en tu espíritu como en tu alma y en la eterna juventud. Por eso, manifiesta tu viveza en todo lo que haces, ríe como si fuera la última vez, sueña como los niños y haz de ti un ser humano que vive y deja vivir.

Existe cada semana dos días de los cuales no tendríamos que preocuparnos jamás. Dos días que tendrían que estar exentos de pesares.

Ayer con sus inquietudes, sus males y sus penas. Ayer se escapó de nuestras manos, se ha ido para siempre y ni todo el oro del mundo podría revivir el día de ayer.

No podemos borrar uno solo de nuestros actos, no podemos evitar una sola palabra de la que hemos pronunciado; el ayer no está más.

Otro día del cual no tendríamos que preocuparnos es “mañana” con sus adversidades posibles, sus cargas, sus lindas promesas. Mañana también está fuera de nuestro alcance. Mañana el sol se levantará con todo su esplendor o detrás de una pantalla de nubes, pero se levantará. Hasta el instante no tenemos poder sobre el mañana, pero aún está por llegar.

Nos queda un solo día, “hoy”. Todas las personas pueden librar un combate en un solo día. Es cuando tú y yo añadimos el peso de estas dos eternidades terribles, “Ayer y Mañana”. No son las pruebas del día las que vencen o enloquecen al hombre, es el remordimiento o el rencor que nos ha dejado ayer y el temor de lo que nos puede traer mañana.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NO TE ACOSTUMBRES

Muere lentamente

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Sigue tu camino

Que los PIES te lleven por el camino más largo hacia la felicidad, porque la felicidad son solo puntos en el mapa de la vida, y el verdadero disfrute está en buscarlos.

Que los OJOS reconozcan la diferencia entre un colibrí y el vuelo que lo sostiene. Aunque se detenga seguirá siendo un colibrí, y es conveniente que sepas, para que no confundas el sol con la luz, ni el cielo con la voz que lo nombra.

Que las MANOS se tiendan generosas en el dar y agradecidas en el recibir, y que su gesto más frecuente sea la caricia para reconfortar a los que te rodean.

Que el OÍDO sea tan fiel a la hora del reproche, como debe serlo a la hora del halago, para que puedas mantener el equilibrio en cualquier circunstancia.

Que las RODILLAS te sostengan con firmeza a la altura de tus sueños y se aflojen mansamente cuando llegue el tiempo de descanso.

Que la ESPALDA sea tu mejor soporte y no la carga más pesada.

Que la BOCA refleje la sonrisa que hay adentro, para que sea una ventana del alma y no la vidriera de los dientes.

Que los DIENTES te sirvan para aprovechar mejor el alimento, y no para conseguir la tajada más grande en desmedro de los otros.

Que la LENGUA encuentre las palabras más exactas para expresarte sin que te malinterpreten.

Que las UÑAS crezcan lo suficiente para protegerte, sin lastimar a nadie.

Que la PIEL te sirva de puente y no de valla.

Que el PELO le dé abrigo a tus ideas, que siempre adornan más que un buen peinado.

Que los BRAZOS sean la cuna de los abrazos y no camisa de fuerza para nadie.

Que el CORAZÓN toque su música con amor, para que tu vida sea un paso del universo hacia delante.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NUESTRO PASO POR LA TIERRA

Hay tantas cosas…

Abraza quien eres. La energía que desprendes, tus locuras, tus ganas de vivir y de cambiar el mundo.

Abraza también tus imperfecciones, recuerda que cuanto más débil eres, más fuerte te haces.

Abraza la Gracia que cubre tus errores.

Abraza quien eres y lo que tienes en tus manos.

No te conformes.

No te ajustes tan fácilmente a la cultura de este mundo. Primero observa y piensa. Regala eso que solamente tú puedes aportar.

No te detengas cuando venga la duda, ni te detengas cuando el camino parece oscuro.

Sigue caminando, un paso más y la Luz te alcanzará cada día en el camino.

Sé valiente y salta. Decide, manténte firme, en posición y alerta. Avanza con paso fuerte y tu escudo de la fe por delante.

Avanza y conquista terreno, conquista corazones y gana batallas, porque la victoria ya la tienes.

Nunca dejes que nadie te etiquete.

Tómate la libertad de cambiar, de crecer, de tener un nuevo comienzo. No eres lo que hiciste, eres lo que Dios ya ha ya hecho por ti. Recuerda cada mañana.

No te subestimes ni dejes que otros lo hagan por ti. Lo que hay en ti no tiene precio, trabaja y deja que salga, que llegue a otras almas.

Nunca olvides, ni en los momentos más confusos, que Aquel que promete es fiel y justo para cumplir Sus promesas, que lo que comenzó, lo terminará. Que lo que te dijo en la Luz, aún en la oscuridad sigue siendo vigente.

Esto es un viaje, una historia aún por escribir y ser contada.

No tengas miedo del qué dirán. No se trata de ser perfecto, sino de ser lo suficientemente valiente y humilde para aceptar la Gracia día tras día.

La pasión vence al temor y el amor siempre gana.

Aprendí que nunca es tarde.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el Universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias. Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde.
Aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida, ahora mismo le puedes decir “basta” al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.
Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día. Vive de instante en instante porque eso es la vida.
Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas “no puedo” ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes. Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto Para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta. Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.
El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia. Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será, y sucederá naturalmente

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

MOMENTOS EN LA VIDA

Espero que tengas…

Hay momentos en la vida en que echas tanto de menos a alguien, que te dan ganas de sacarlos de tus sueños y darles un abrazo de verdad.
Cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero hay veces que nos quedamos tanto tiempo mirando a una cerrada, que no nos deja ver todas las demás que si están abiertas para nosotros.
No te guíes solo por las apariencias, pueden engañarte.
No busques la riqueza, incluso eso se desvanece.
Ve por aquella persona que te haga sonreír, basta una sonrisa para que se haga la luz en un día oscuro.
Encuentra a esa persona que haga sonreír a tu corazón.
Sueña con lo que quieras soñar, ve a donde quieras ir, sé lo que quieras ser.
Solo tienes 1 vida y 1 oportunidad para hacer todo aquello que tú quieras y te propongas.
Espero que tengas….
Suficiente felicidad para hacerte dulce.
Suficientes pruebas para hacerte fuerte.
Suficientes tristezas para seguir siendo humano.
Suficiente esperanza para hacerte feliz.
El más feliz no es necesariamente el que tiene “lo mejor de todo”, sino el que sabe sacar lo mejor de todo lo que se le cruza en su camino.
El más brillante futuro se basará siempre en un pasado olvidado.
No podrás ir hacia delante hasta que no tires fracasos y penas pasados atrás.
Cuando naciste, tú llorabas y los demás sonreían.
Vive tu vida de tal manera que cuando se termine tú estés sonriendo.
No cuentes los años ¡Cuenta los recuerdos!

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.
Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amará, pero no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece sé feliz porque creció en el tuyo.
Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera, Pero no seas tan sordo para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.
Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que no la amas si no puedes dejarla ir.
El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y a aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.
El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos, y no tratarlos de adaptar a nuestra propia imagen, porque entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.
No vayas por el exterior, esto te podría engañar, no vayas por las riquezas, porque aun eso se pierde, no vayas por el color; pues la sangre, los músculos, los huesos son los mismos…
Ve por alguien que te haga sonreír, porque toma tan solo una sonrisa para que un día oscuro brille.
Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreír..

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

YO SOY UN SER ÚNICO

 Principios de la felicidad

Nadie va a darme la felicidad, solo yo puedo conseguirla. En este primer pensamiento, el ser humano toma la responsabilidad de su vida e inicia una búsqueda y un esfuerzo por encontrar eso que tanto busca.
Yo soy un ser único en toda la tierra, nadie me comprende mejor que yo, y nadie sabe lo que yo necesito mejor que yo. En este segundo principio se dan las bases para eliminar cualquier ofensa que las personas reciban de parte de otras; cualquier comentario que deprima a una persona podrá ser unificado bajo este principio, ya que la persona reconoce que nadie puede opinar acerca de ella, puesto que nadie la conoce mejor que ella misma.
Lo que recibo ahora es lo que sembré ayer, y lo que siembre ahora será lo que reciba mañana. Este tercer principio permite al ser humano reconocer que los problemas actuales son resultado de acciones incorrectas del pasado, pero que, por lo mismo, el momento presente es el indicado para ir sembrando un futuro.
Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarme, solo el presente tiene valor en mi vida. Entendiendo este cuarto principio, la persona le dará todo el valor que tiene su momento presente y le restará importancia a los hechos pasados que le causan remordimientos, y a los hechos futuros que le causan angustia.
Solo yo decido lo que debo hacer en este momento. Es decir, el ser humano entiende que las influencias ajenas son tan solo eso, influencias, y él es el único que puede decidir qué hacer en ese instante.
Solo en el amor y en la paz interior puedo tomar las decisiones correctas. Es decir, si hemos de actuar en el tiempo presente, tendremos que hacerlo en paz y con amor, pues de esta manera, las acciones que tomemos estarán inspiradas en nuestra más alta capacidad tanto de servicio como de inteligencia.
En mis decisiones tomaré siempre en cuenta el beneficio de los demás. Es decir, tomaré aquellas decisiones que beneficien a la mayor cantidad de personas; de esta forma, mi vida se estará encaminando hacia la más alta gloria que es la de recibir la compensación por el servicio prestado a los demás.
Mi cara es el reflejo de mi estado interior. Es decir, cuidemos siempre el aspecto de nuestro rostro, adornesmos siempre con la sonrisa, y que los ojos se encuentren siempre prestos a mandar una mirada de amor, porque de esta forma estaremos reflejando la serena armonía de quien ha aprendido a caminar en el sendero de la felicidad.
Soy una persona al servicio de la humanidad. Es decir, todo lo que yo haga, todo lo que yo diga, todo lo que yo piense o sienta, servirá para gloria de la humanidad, o bien, para perdición de ella.
Yo tengo una misión en la vida, ser feliz y hacer feliz a los demás. Este último principio da sentido a nuestra existencia, y, a la vez, orienta nuestros esfuerzos hacia el beneficio de toda la humanidad.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

CADA TORMENTA TIENE SU FIN

 ESTO TAMBIÉN PASARÁ 🌈

No considero aislamiento, tener que quedarme en casa con quien yo amo.
El aislamiento es lo que están viviendo los enfermos graves.
Deja de decir que estás aburrido, molesto porque no puedes salir de casa; mientras que todos los que están en el hospital quieren irse a casa.
¡Entonces, agradece a Dios si tienes que quedarte en casa, pues a pesar de todo, con dinero o sin dinero, con un trabajo o sin trabajo, estás en el mejor lugar que podrías estar, en tu casa, rodeado por quien te ama!
Quizás sea hora de transformar tu casa en un lugar maravilloso para quedarse, un lugar de paz y no de guerra, de abrazo y no de distanciamiento.
¡De todos modos, mira con otros ojos la situación que estás viviendo!
Haz de tu casa una fiesta: Escucha música, canta, baila …
Haz de tu casa un templo: Ora, reza, medita, pregunta, agradece, alaba, suplica…
Haz de tu casa una escuela: Lee, escribe, dibuja, pinta, estudia, aprende, enseña…
Haz de tu casa una tienda: Limpia, ordena, organiza, decora, etiqueta, mueve de lugar, vende, dona …
Haz de tu casa un restaurante: Cocina, come, prueba, crea recetas, cultiva especias, planta un huerto…
En fin… Haz de tu casa, de tu familia, un lugar de amor”. Que hoy Sea el mejor día de tu vida.

Saldremos con el pelo más largo y más blanco. Con manos y casas limpias, y ropa vieja. Con miedo y ganas de estar afuera. Con miedo y ganas de conocer a alguien. Saldremos con bolsillos vacíos y despensas llenas. Podremos hacer pan y pizza, y no desperdiciar los restos de comida. Recordaremos que un médico o una enfermera deben ser aplaudidos más que un futbolista, y que el trabajo de un buen maestro no se puede reemplazar con una pantalla. Y que coser máscaras es más importante a veces que hacer alta costura. Que la tecnología es muy importante, de hecho vital, cuando se usa bien, pero puede ser perjudicial si alguien quiere usarla para sus propios fines. Y que no siempre es esencial subir al auto y escapar quién sabe dónde. Saldremos más solos, pero con el deseo de estar juntos. Y entenderemos que la vida es hermosa porque vivimos. Y que somos gotas de un solo mar. Y que solo juntos salimos de ciertas situaciones. Que a veces lo bueno o lo malo proviene de quienes menos lo esperan. Y nos miraremos en el espejo. Y decidiremos que tal vez el cabello blanco no sea tan malo. Y que nos gusta la vida familiar, y amasar pan nos hace sentir importantes. Y aprenderemos a escuchar nuestras respiraciones, toses y mirarnos a los ojos para proteger a los que amamos. Y respetar algunas reglas básicas de convivencia. Quizás sea así.

Nos acostumbramos…

A vivir en nuestra casa y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor.
Y como estamos acostumbrados a no tener vista, luego nos acostumbramos a no mirar para fuera. Y como no miramos para afuera luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas.
Y porque no abrimos completamente las cortinas, luego nos acostumbramos a encender más temprano la luz.
Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud. Nos acostumbramos…
A despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde.
A tomar café corriendo porque estamos atrasados.
A comer un sándwich porque no da tiempo para comer a gusto.
A salir del trabajo porque ya es tarde.
A cenar rápido y dormir con el estómago pesado sin haber vivido el día.
Nos acostumbramos...
A esperar el día entero y oír en el teléfono “hoy no puedo ir”
A sonreír para las personas sin recibir una sonrisa de vuelta.
A ser ignorados cuando precisamos tanto ser vistos.
Si el trabajo está duro, nos consolamos pensando en el fin de semana y peor aún hacemos pesado nuestro trabajo y a los demás, viviendo en las críticas destructivas y en la siembra de la discordia, hablando negatividad y todavía sin argumento alguno.
Y si el fin de semana no hay mucho que hacer, vamos a dormir temprano y nos acostumbramos a quedar satisfechos porque siempre tenemos sueño atrasado.
Nos acostumbramos a ahorrar vida que, de poco a poquito igual se gasta, y que una vez gastada, por estar acostumbrados, nos perdimos de vivir.
Alguien dijo:
“La muerte está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja”
No nos acostumbremos…. Y aprovechemos este año viviendo la vida con intensidad.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

AMOR DE MADRE

Ni la nieve lo hace enfriar

El amor de una madre es el combustible que logra imposibles, el amor maternal es la fuerza motor que empuja a todo ser humano.

El legado de una madre es asombroso. Ellas están llenas de títulos, son licenciadas en amor, enfermeras del alma capaces de curar las heridas con un beso, sanadoras del corazón y expertas en cariño. Ellas son nuestras niñeras, nuestras maestras de vida, nuestras eternas acompañante

las madres son almas que siempre serán sinónimo de amor, de un amor más puro que nada en el mundo: el de una madre a sus hijos.

Sus enseñanzas brillan a través de sus ojos, unos ojos que nos han ofrecido el privilegio de ver cada día el reflejo de las batallas de la vida. Ellas saben a unos besos que siempre han sabido sellar con suavidad nuestros desvelos y preocupaciones.

Ellas son unas manos que se han pasado años forjando escudos para protegernos. Sus brazos son mucho más que el rincón en el que nos escondíamos de un mundo al que no queríamos rendir cuentas…

He visto una madre junto a la cuna; por eso sé lo que es el amor.

Todas las mamas son como un cristal que debemos cuidar para que no se caiga. Son como un tesoro que tenemos en nuestra mano y que llevamos presente en nuestro corazón.

Una Madre es sin pensarlo dos veces lo más bello que la vida ha creado, la creación perfecta de Dios. A ellas quiero decirle que no existe papel ni tinta en el mundo para escribir todo lo que se sienten por ellas. Que el Señor las cuide y las bendiga siempre.

Dios me dio a mi Madre
Dios quiso que yo aprendiera algunas cosas:
Que el toque suave engendra alegría
Que la compasión y la bondad mucho valen
Que la mano fuerte también nos ayuda
Que de la dulzura nace la fortaleza
Que hay gran poder en la caricia
Así se muestra el amor el uno al otro
Y por eso a mí, me dio Dios… A mi Madre.

Las madres son como pegamento. Incluso cuando no las ves, siguen sosteniendo a la familia.

Cada vez que mires a tu madre, disfruta el presente y piensa que, aunque siempre estará en tu corazón, no siempre estará contigo en esta vida

Les debemos tanto y  piden tan poco… Que no sé cómo vamos a poder devolverle ni la mitad del amor que nos regalan a diario.

Un millón de aplausos por abrazarnos con el corazón, por entregarnos la vida, por haber dormido con un ojo abierto cuando enfermábamos. Por darnos tanto y por pedirnos tan poco… En definitiva, un gracias infinito por ser nuestros ángeles de la guarda.

Una madre es la mejor amiga que tenemos, cuando las duras y repentinas pruebas caen sobre nosotros; cuando la adversidad se cierne sobre la prosperidad; cuando los amigos nos abandonan; cuando los problemas se multiplican a nuestro alrededor, ella seguirá a nuestro lado, y se esforzará con sus amables consejos para disipar las nubes de la oscuridad y hacer que la paz regrese a nuestros corazones.

“Sus brazos siempre se abren cuando necesitamos un abrazo. Su corazón sabe comprender cuándo necesitamos una amiga. Sus ojos sensibles se endurecen cuando necesitamos una lección. Su fuerza y su amor me han dirigido por la vida y nos han dado las alas que necesitamos para volar”.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

.

 

EL RELOJ DE TU VIDA

Un minuto

¿Cuándo fue la última vez que te detuviste y con plena consciencia agradeciste por lo que tienes? Así como cada día te tomas tu tiempo para ducharte y lavarte los dientes, debes destinar un momento para valorar lo que tienes.

Piensa en todas las cosas que has logrado, en lo que tienes y en quien está a tu alrededor. Incluso el día más difícil o desagradable mejorará cuando aprendas a agradecer. Lo común es pensar en lo que hace falta y deseamos, pero si aprendes a dar este paso cada día atraerás la gratitud a tu vida.

Si tienes la oportunidad y te apetece hacerlo, escribe todas las cosas que tienes para agradecer. Así, el día que te sientas triste o deprimido puedes revisar esa lista y valorar lo que tienes. Esto hace que continuar en los días grises sea más fácil.

Un minuto sirve para sonreír.
Sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el “sí” o el “no” que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.
En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, creer, vencer y ser.
En un simple minuto se puede salvar una vida.
Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida.
Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo, un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante.
Solo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos.
De todos los minutos bien vividos.
Un minuto… Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta… Pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas.
Decimos “un minuto” y nos parece nada.
Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, cómo se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto… Parece increíble… Parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
Alguien alguna vez dijo: “Vive cada minuto como si fuera el último”.
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que “si no es hoy será mañana”.
Tu tiempo es ahora… El futuro es incierto…
Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy… Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

HABLAR Y CALLAR

Pensar antes de…

Saber hablar a tiempo, en el momento oportuno, puede ser de gran ayuda y hacer mucho bien a la persona que lo recibe. Pero saber callar cuando la otra persona no está preparada para recibir un consejo o un reproche, es sabiduría que no tiene precio. Por eso el apóstol Santiago nos dice que: “todo hombre sea pronto para oír y tardo para hablar”.

Tanto las palabras como los silencios, están relacionados con nuestros pensamientos, pero más profundamente con nuestro corazón.

Dice la Biblia en Proverbios 23,7: “Porque según sea tu pensamiento en tu corazón, así eres”

Equilibrio maravilloso y no ciertamente fácil entre hablar y callar. Que tanto puede uno pecar por defecto como por exceso. Pero podría ser una norma prudente callar, por lo general, cuando los demás quieren hablar y hablar cuando los otros desean escuchar.

Hablar oportunamente, es acierto.
Hablar frente al enemigo, es civismo.
Hablar ante una injusticia, es valentía.
Hablar para rectificar, es un deber.
Hablar para defender, es compasión.
Hablar ante un dolor, es consolar.
Hablar para ayudar a otros, es caridad.
Hablar con sinceridad, es rectitud.
Hablar de si mismo, es vanidad.
Hablar restituyendo fama, es honradez.
Hablar aclarando chismes, es estupidez.
Hablar disipando falsos, es de conciencia.
Hablar de defectos, es lastimar.
Hablar debiendo callar, es necedad.
Hablar por hablar, es tontería.
Hablar de Dios, significa mucho amor.

Callar cuando acusan, es heroísmo.
Callar cuando insultan, es amor.
Callar las propias penas, es sacrificio.
Callar de si mismo, es humildad.
Callar miserias humanas, es caridad.
Callar a tiempo, es prudencia.
Callar en el dolor, es penitencia.
Callar palabras inútiles, es virtud.
Callar cuando hieren, es santidad.
Callar para defender, es nobleza.
Callar defectos ajenos, es benevolencia.
Callar debiendo hablar, es cobardía.

Así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar. Y escuchar es más difícil que hablar. Porque no es lo mismo oír, que escuchar. Estas son otras dos perlas, sobradas de razón:

“Si los hombres se limitaran a hablar de lo que entienden, apenas hablarían” (Arturo Graff).

“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas, que en afrontarlos”

En general, se educa a la gente a que es mejor callar que hablar, que “en boca cerrada no entran moscas”, o en lenguaje folclórico: “calladito te ves más bonito”. No tiene que ser así.

Dicen también que uno se arrepiente más de lo que dice que de lo que calla, y en general es cierto, cuando lo dicho se hace bajo presión del enojo, la ira o la desesperación, por ejemplo. En esas ocasiones, las personas tienden a decir cosas de las que después se arrepienten, sobre todo cuando ofenden a otros o les faltan al respeto. También en esos casos altamente emocionales, las personas tienden a revelar cosas que no debieron decir, como revelar confidencias.

Si sus emociones están a flor de piel, detenga su impulso de hablar o reclamar y tome un tiempo para calmarse. Luego piense en los puntos que quiere platicar con su conyugue o sus hijos y busque el momento adecuado para conversar con más calma.

El hablar acerca de nuestras diferencias sin dejar que estas se acumulen, es de sabios. Pero el callar en algunos momentos inoportunos también lo es. No se deje llevar por sus emociones las cuales tienden a ser malas consejeras, sea sabio y evalúe el momento, las emociones, las circunstancias y el mensaje, de manera que pueda aprender a construir una comunicación efectiva con su pareja o con sus hijos. La recompensa por su sabiduría será grande y provechosa, y en un futuro no muy lejano vera los frutos de su esfuerzo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

CADA DÍA ES UNA BENDICIÓN

La vida no se mide

La vida no se mide anotando puntos, como en un juego, por el número de amigos que tienes, ni por cómo te aceptan los otros.según los planes que tienes para el fin de semana o por si te quedas en casa solo.
Según con quién sales, con quién solías salir, ni por el número de personas con quienes has salido.
Por las personas que has besado.
Por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.
Por lo guapo o por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.
La vida, simplemente, no es nada de eso…

La vida se mide según:

A quienes amas y a quienes dañas.
La felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.
Los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
Lo que dices y lo que haces y de lo que quieres decir o hacer, sea dañino o benéfico.
Los juicios que haces, porqué los haces y a quién o contra quién los comentas.
A quién ignoras a propósito.
Los celos, el miedo, la ignorancia y la venganza que albergas.
El amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, cómo lo cultivas y cómo lo riegas.
Cómo usas tu vida para alimentar el corazón de otros.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros.

Cada día

Cada día que tenemos vida, es una nueva oportunidad para aprender a valorar lo que tenemos:
Cada día que tenemos a nuestros seres amados a nuestro lado, es una bendición.
Cada día que tenemos comida en nuestra mesa, es una bendición
Cada día que tenemos trabajo, es una bendición.
Cada día que tenemos un techo donde vivir, es una bendición.
Cada día que tenemos una cama donde dormir, es una bendición.
Cada día que tenemos agua para bañarnos, es una bendición.
Cada día que traes ropa limpia, es una bendición.
Cada día que puedes ver lo que te rodea, es una bendición.
Cada día que oyes toda clase de sonidos, es una bendición.
Cada día que tienes brazos y piernas, es una bendición.
Cada día que tienes salud, es una bendición.
Cada día que tienes como cubrirte del frío, es una bendición.
Cada día que tienes como quitarte el calor, es una bendición.
Cada día que tienes agua para quitarte la sed, es una bendición.
Cada día que tienes quien se preocupe de ti, es una bendición Cada día que tienes amigos, es una bendición.

Unos tienen mas bendiciones que otros, los mas afortunados debemos recordar a los menos afortunados, porque nunca sabemos cuando podríamos ser nosotros los menos afortunados.

Comparte un poco de tanto que tienes y serás mas rico porque habrás aprendido a valorar mas que eres afortunado.

Piensa que las personas somos como pilas, debemos ser positivos para tenerlas cargadas de cosas buenas y nos vendrán cosas buena, eso no asegura de que no vayamos a sufrir, por supuesto, el sufrimiento es parte del crecimiento, es como las estaciones, todas son necesarias y todas tienen que llegar, pero no por ello siempre va a ser invierno o siempre verano.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL AMOR SE TRABAJA

Amor Consciente

¿Has probado las sopas instantáneas? Un poco de agua, revolver, y listo.

Bien… Nos han hecho creer que el amor también es así: Instantáneo.

Dos que se atraen en los primeros diez minutos de la película, transitan cuatro días o dos meses con encendidas miradas que se cruzan… Y ya está.

El amor no es una sopa instantánea: Es una comida compleja, de cocción muy, muy lenta…

Es más: Nos han hecho creer que “cuando el Amor aparece” es como si estuvieras ante una mesa con mantel blanco y velas encendidas, y un alguien anhelado te lo fuera a servir en bandeja de plata.

¡No, no, no! No te lo dan así: La vida te trae solo una cesta rústica con muchos ingredientes.

Y tendrás que trabajar arduamente con ellos: Llorar pelando cebollas, mascar amarguras, quemarte, equivocarte en la mezcla y tirarla una y cien veces.

Hasta que quizás logres cocer el manjar.

Y puede que tenga fecha de vencimiento.

A medida que corta, pela, revuelve… Cada cocinero se va transformando

Y eso tiene un valor extraordinario, porque aunque lo cocido, al final, no fuera comido ya por nadie, si el vínculo se malograra hay algo que justifica plenamente esa tarea: Que el cocinero pueda salir del vínculo más maduro, más crecido… Más sabio.

En ese caso, la experiencia que haya desarrollado implicará una pericia que le quedará disponible para sí mismo, pues se podrá perder o arruinar el objeto de amor, pero el amor, jamás: es una habilidad que queda dentro de uno.

Sí el saber amar requiere de entrenamiento. (Nunca nos lo dijeron)

Y cuando se dé una nueva ocasión es posible que ese cocinero, antes torpe, compruebe que se ha ido convirtiendo en un verdadero chef sabe distinguir mejor los ingredientes nobles de los potencialmente tóxicos, sabe descartar una mala poción a tiempo, sabe, cuando el potaje es bueno, tenerle paciencia al fuego lento para que no se arrebate con demasiada intensidad.

Todos lo sabemos en relación con la amistad: para que uno diga “Es mi mejor amigo”, ¿cuántos años tienen que haber pasado? ¿Cuántas pruebas superadas juntos?

Entonces: si decimos que una pareja es “más que una amistad”, ¿cómo puede uno afirmar a los quince minutos de iniciada su propia película “Es el hombre (o la mujer) de mi vida” ?

Esa falta de realismo produce inevitablemente DOLOR. Pero ese dolor puede hacer que comprendamos que el amor no es como nos lo dijeron.

Necesitamos tirar a la basura nuestras insensatas creencias sobre lo que supuestamente es el amor.

Que ese raro manjar solo puede elaborarse con TIEMPO y con TRABAJO INTERNO: explorar un vínculo nuevo hasta conocerlo, y, sobre todo, CONOCERSE A SÍ MISMO A TRAVÉS DE ESE VÍNCULO. Eso es el amor Consciente.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

TODO DEPENDE DE TI

¿Crees en la Ley del Karma?

Quien insulta, se insulta.
Quien desprecia, se desprecia.
Quien odia, se odia.
Quien maldice, se maldice.
Quien critica, se critica.
Quién miente, se miente.
Quien acusa, se acusa.
Quien maltrata, se maltrata.

Todo aquello que de nosotros sale a nosotros regresa, a nosotros pertenece y a nosotros nos afecta.

Todo lo que haces, piensas o dices del resto del mundo, te define en este momento y a ti vuelve, convirtiéndose en un círculo, en una rueda que no es fácil de romper, así como en un gran engaño, debido al hecho de creer que toda esa visión pertenece solo al exterior.

Porque lo que ves fuera, a tu alrededor, es justo lo que llevas dentro. Todo aquello externo a lo que tu mente presta atención, que enjuicias o valoras, es exactamente lo que existe en tu interior.

Si quieres conocerte, pon atención a tu entorno, a todo lo que tu mente observa y estarás frente a un retrato de ti mismo, frente a un dibujo exacto de tu interior. Porque lo que es fuera, también es dentro.

Porque lo que de ti surge está hecho justo para ti, ahora, en este momento. Y conociendo esto, que la vida es una rueda y que todo está en nosotros, solo podemos vislumbrar una solución para romper este círculo, para cambiar el mundo y para cambiar nuestro destino, que es dirigiéndose al cimiento de la mente, al lugar de donde emerge y se manifiesta nuestro yo: el pensamiento.

Y para ello es necesario observarlo, estudiarlo y controlarlo. O al menos, encender una luz, un dispositivo que nos avise cuando entre en nuestra mente un pensamiento que no nos conviene, inadecuado, perjudicial para nosotros. Y en cuanto seamos avisados, localizarlo, reconocerlo y desecharlo.

Cultiva las semillas virtuosas de la alegría, paz, empatía, compasión, perdón y amor.

Sólo desde el interior, desde dentro, se puede modificar todo, se puede mejorar el entorno; sólo el interior dirige el camino, porque todo está en ti, todo depende de ti y sólo a ti volverá.

La Ley del Karma se dividiría, a su vez, en otras doce leyes que tienen una relación directa con nuestros actos:

La gran ley: se basa en la relación causa-efecto y todo aquello que demos se nos devolverá. Si damos paz viviremos en tranquilidad y si generamos discordia nuestra vida será una guerra. “Lo que siembres, es lo que cosecharás”.

Ley de la creación: todo aquello que queremos para nosotros tenemos que crearlo, ser partícipes de la creación. “Somos parte de la corriente de nacimiento de la naturaleza y nuestras vidas se reproducen como el resto de ciclos naturales”.

Ley de la humildad: si no vivimos con humildad no recibiremos la misma, si no damos no recibiremos; con nuestros enemigos no actuaremos de forma negativa sino de la mejor forma pues demostraremos que somos más evolucionados. No se le desea el mal, a veces basta ignorar es la mejor respuesta. Nunca actitudes negativas pues recibiremos lo mismo.

Ley del crecimiento: siempre estamos en el camino del crecimiento interior, debemos evolucionar, debemos intentar cambiar a mejor y transmitir el cambio positivo para todos los que nos rodean.

Ley de responsabilidad: tenemos  que adquirir responsabilidades y asumir todo cuanto nos pasa, si se trata de algo malo debemos aceptar que algo malo nos rodea o hemos hecho, todo se refleja en nosotros.

Ley de la conexión: todo está conectado con el universo y todo forma parte de nuestro futuro.

Ley del enfoque: pensar en dos cosas a la vez no es posible, el ser humano debe ir poco a poco, las cosas de una en una, hasta conseguir nuestros objetivos.

Ley del dar y la hospitalidad: sólo dando recibiremos, sólo acogiendo seremos acogidos.

Ley de aquí y ahora: el pasado es pasado y no debe estar en nuestro pensamiento constantemente, hay que vivir el momento.

Ley del cambio: si nosotros no cambiamos no habrá cambios en lo que nos rodea, todo cuanto damos a la vida esta nos lo devuelve, hasta lo más insignificante.

Ley de la paciencia y la recompensa: todo en la vida tiene su recompensa, si dedicamos nuestro tiempo a los demás y a ayudar esto, tarde o temprano, se los devolverá, sólo hay que saber esperar.

Ley de la importancia e inspiración: todo lo que se entrega contribuye a una obra total, el karma sabrá regresárnoslo.

Vivir en paz, sin conflictos, con actitud positiva, es una filosofía de vida que tiene su particular premio dentro de la Ley del Karma.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NADA ES CASUAL

Si alguien…

• Si alguien te busca con frío, es porque tienes abrigo.
• Si alguien te busca con alegría, es porque tienes una sonrisa.
• Si alguien te busca con lágrimas, es porque das consuelo.
• Si alguien te busca con versos, es porque tienes música.
• Si alguien te busca con dolor, es porque tienes el remedio.
• Si alguien te busca con palabras, es porque sabes escuchar.
• Si alguien te busca con hambre, es porque tienes con que alimentar.
• Si alguien te busca con besos, es porque tienes miel.
• Si alguien te busca con dudas, es porque sabes el camino.
• Si alguien te busca con orquesta, es porque tienes la fiesta.
• Si alguien te busca con fantasías, es porque tienes la realidad.
• Si alguien te busca con desespero, es porque tienes serenidad.
• Si alguien te busca con entusiasmo, es porque tienes fe.
• Si alguien te busca con secretos, es porque inspiras confianza.
• Si alguien te busca con sed, es porque tienes agua.
• Si alguien te busca con miedo, es porque tienes amor.
• Si alguien te pide oración, es porque tienes a Dios.

Algo te espera

Cuando el camino se hace cuesta arriba, NO LO DEJES.
Cuando las cosas andan mal como a veces sucede NO ABANDONES.
Cuando no consigas resultados y se sumen los problemas, NO TE RINDAS.
Cuando quieras sonreír y solo puedas suspirar, NO TE CAIGAS.
Cuando la suerte te sea adversa y no encuentres fuerzas para seguir, NO RENUNCIES.
Cuando no encuentres compañeros de lucha, NO TE APURES. Hay manos que sostienen las tuyas.
Cree y Siente en cada minuto de tu vida, deja que tu alma “vuele libre” por los jardines hermosos de la confianza en algo superior que llega donde nuestra visión no puede alcanzar, pero sí nuestro corazón puede sentir.
Tu alma desea estar libre para darte fuerza y estímulo ¡INTENTA!
Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor.
No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya resueltos todos nuestros problemas, pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa.
Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.
Lo que hoy nos hace sonreír, fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer.
Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana.
Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente… No te quedes en el medio del camino porque allá… Algo te espera.

Reserva tiempo

Reserva tiempo para REÍR, es esta la música del alma.
Reserva tiempo para LEER, es esta la base de la sabiduría.
Reserva tiempo para PENSAR, es esta la fuente del poder.
Reserva tiempo para TRABAJAR, es este el precio del éxito.
Reserva tiempo para DIVERTIRTE, es este el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SER AMIGO, es este el camino de la felicidad.
Reserva tiempo para SOÑAR, es este el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO, es este el privilegio de los hijos de Dios.
Reserva tiempo para SER ÚTIL A LOS OTROS, esta vida es demasiado corta para que seamos egoístas.

Nosotros no perdemos tiempo en la vida; lo que se pierde es la vida, al perder el tiempo

NADA LLEGA A TI POR CASUALIDAD…PUES NO EXISTE LA LEY DE LA CASUALIDAD…

PIENSA Y ACTÚA EN POSITIVO DESDE EL AMOR

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NADIE SE SALVA SOLO

A remar juntos

Esta es la primera vez en la historia moderna que nos toca vivir algo así.

Hoy, en todo el planeta, las grandes ciudades amanecen y se duermen desiertas. Alguno que otro pasea un perro o camina despacio, de vez en cuando algún colectivo cumple su derrotero y los custodios del orden público vigilan celosos por las avenidas con edificios de balcones vacíos.

A pesar de todo, la naturaleza, aun tan bastardeada, indiferente sigue su curso. Nada la detiene. En la mitad del mundo estallará a pleno la primavera, reverberan los campos, las flores se lucirán en las plazas, con ausencia de parejas que se besen en las calles. Por aquí, los árboles se vestirán de los colores que pinta el otoño, sin niños en la escuela ni viejos en los parques.

No sabemos cómo va a terminar todo esto, pero en una pandemia, todos somos familia, amigos o vecinos.

Este virus va a terminar tarde o temprano. Mientras tanto, espero que el virus nos haga entender mejor que todos somos seres humanos, y que cuando unimos nuestras fuerzas, podemos lograrlo todo.

“Este coronavirus presenta una amenaza sin precedentes. Pero también es una ocasión sin precedentes para unirnos contra un enemigo común, un enemigo de la humanidad”

Nos encontramos asustados y perdidos, fuimos tomados por sorpresa por una tormenta inesperada y furiosa, nos dimos cuenta de que nos encontramos en el mismo barco todos frágiles y desorientados pero al mismo tiempo importantes y necesarios.

Todos llamados a remar juntos, todos necesitados de consolarnos unos a otros. Todos estamos en este barco, todos.

No podemos seguir cada uno por su cuenta, solo juntos.

No consideres aislamiento tener que quedarte en casa con quien amas
El aislamiento es lo que están viviendo los enfermos graves.
Deja de decir que estás aburrido, molesto porque no puedes salir de casa; mientras que todos los que están en el hospital quieren irse a casa.
Entonces, agradece a Dios si tienes que quedarte en casa, pues a pesar de todo, con dinero o sin dinero, con un trabajo o sin trabajo, estás en el mejor lugar que podrías estar, en tu casa, rodeado por quien te ama.
Quizás sea hora de transformar tu casa en un lugar maravilloso para quedarse, un lugar de paz y no de guerra, de abrazo y no de distanciamiento.
De todos modos, mira con otros ojos la situación que estás viviendo
Haz de tu casa una fiesta: Escucha música, canta, adora a Dios …
Haz de tu casa un templo: Ora, medita, pregunta, agradece, alaba, suplica…
Haz de tu casa una escuela: Lee, escribe, dibuja, pinta, estudia, aprende, enseña…
Haz de tu casa una tienda: Limpia, ordena, organiza, decora, etiqueta, mueve de lugar, vende, dona …
Haz de tu casa un restaurante: Cocina, come, prueba, crea recetas, cultiva especias, planta un huerto…
En fin… Haz de tu casa, de tu familia, un lugar de amor.

Este retiro es una oportunidad de pasar unos días contigo mismo. Es una oportunidad de descansar e indagar en tu YO más profundo, de salir de tu rutina diaria dirigido por un reloj que pasa rápidamente es la paz de un lugar pensado únicamente para ti.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

AYUDA DE DIOS

Que yo no pierda…

Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan…

Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre…

Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…

Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amistades; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellas se van de nuestras vidas…

Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…

Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga…

Que yo no pierda la voluntad de amar, aún sabiendo que la persona que yo más amo, pueda no sentir el mismo sentimiento por mí…

Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos…

Que yo no pierda la garra, aún sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos…

Que yo no pierda la razón, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas…

Que yo no pierda el sentimiento de justicia, aún sabiendo que la perjudicada pueda ser yo…

Que yo no pierda mi abrazo fuerte, aún sabiendo que un día mis brazos estarán débiles…

Que yo no pierda la belleza y la alegría de ver, aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma…

Que yo no pierda el amor por mi familia, aún sabiendo que ella muchas veces, me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía…

Que yo no pierda la voluntad de donar este enorme amor que existe en mi corazón, aún sabiendo que muchas veces él será rechazado…

Que yo no pierda la voluntad de ser grande, aún sabiendo que el mundo es pequeño…

Y encima de todo…

La vida es bella

Que yo jamás me olvide que ¡Dios me ama infinitamente! Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues ¡la vida es construida en los sueños y realizada en el amor!

¿De qué nos sirve vivir, sino sabemos respirar? ¿De qué nos sirve soñar, sino somos capaces de hacer realidad nuestros sueños?

No pierdas la hermosa esencia de la vida, quizás las cosas no serán perfectas nunca pero no todo es desgracia, recordemos esos momentos con nuestros seres queridos, esa vez que conseguiste una meta, que aprobaste un examen, que comiste algo delicioso, que lloraste de felicidad, son esos instantes tan perfectos que se vuelven en cuestión de segundos recuerdos que son inolvidables.

Visualiza un futuro ideal y a partir de allí lucha por tu propia utopía. Los momentos tristes pasarán y serán en su momento…Solo vagos recuerdos.

Si nos caemos,levantémonos y continuemos adelante.

Sonría a la vida.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL MUNDO SE DETIENE

Éramos ricos y no lo sabíamos

Los pulmones de la tierra necesitaban respirar.
Los árboles dejaron de ser talados.
Las personas odiaban más que amaban.
Los padres necesitaban pasar más tiempo con los hijos.
El rico pensaba que el dinero compraba la felicidad.
El futbolista tenía más éxito que el sanitario.
El estrés hacía temblar los corazones.
Y las razas levantaron grandes fronteras.

Un día, de repente, el mundo se paró y entonces la tierra comenzó a respirar aire puro.
Y las aguas volvieron a cristalizarse.
Y los animales comenzaron a habitar en paz
La naturaleza es tan mágica que ella misma está limpiándose del mal que hicimos

Las personas en su lejanía se dieron cuenta de que se amaban.
Y se quedaron en casa.
Y leyeron libros
Y escucharon y descansaron
La familia de nuevo estaba unida.
El rico al no poder salir de casa tuvo que conformarse con unos bollos de pan.
La gente aplaudía desde sus balcones a los verdaderos héroes.
Nuestras mentes se serenaban porque ya no había prisas.
Y cuando ya todo estaba a punto de estallar, el mundo entero se unió convirtiendo los 5 continentes en solo 1.

Tuvimos miedo, miedo a lo desconocido, miedo a la incertidumbre de la duración de la pandemia, a contagiarme, a contagiar, por nuestros familiares, y más aún por los pequeños y ancianos, por nuestros amigos y en general MIEDO.

Y De repente todo se para, y es cuando entendemos el valor que tienen las pequeñas cosas, justo en el momento que nos las quitan.

Las cosas importantes a las que antes no le dábamos importancia y se daban por sentado, comenzaron a adquirir otro matiz, y le dimos su importancia real.
El poder curativo de los abrazos, el olor de tu familia, el reír con los amigos por cualquier insignificancia, el pasear por la playa y el sentir la brisa del mar….
Y miles y miles de millones de Pequeños momentos que ahora adquieren relevancia

Estamos viviendo algo insólito, el año que la tierra sola obligó al mundo a detenerse.

Tal vez mañana sea muy tarde

Si estás enojado con alguien y nadie hace nada por arreglar la situación… Ponle remedio tú. Tal vez hoy, esa persona todavía quiera ser tu amigo, pero si no lo arreglas…
Tal vez mañana sea muy tarde
Si estás enamorado de alguien, pero esa persona no lo sabe… Díselo. Tal vez hoy, esa persona también esté enamorada de ti, pero si no se lo dices hoy…
Tal vez mañana sea muy tarde.
Si te mueres de ganas por darle un beso a alguien… Dáselo. Tal vez esa persona también quiere un beso tuyo, pero si no se lo das hoy…
Tal vez mañana sea muy tarde
Si todavía amas a una persona que crees que te ha olvidado…. Díselo. Tal vez esa persona siempre te ha amado, pero si no se lo dices hoy…
Tal vez mañana sea muy tarde.
Si necesitas un abrazo de un amigo… Pídeselo. Tal vez él lo necesite más que tú, pero si no se lo pides hoy…
Tal vez mañana sea muy tarde.
Si de verdad tienes amigos a los cuales aprecias… Díselo hoy. Tal vez ellos también te aprecien, pero si se van…
Tal vez mañana sea muy tarde.
Si quieres a tus padres, y nunca has tenido la oportunidad de demostrárselo… Hazlo. Tal vez hoy, los tienes ahí para hacerlo, pero si se marchan…

Éramos ricos y no lo sabíamos
2020 vaya lección nos estas dando. 💙 🌍

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

EL VIRUS QUE NOS HACE PENSAR

Y La vida se detiene…

Lo más lindo que he leído sobre esta pandemia: 

Y así un día se llenó el mundo con la nefasta promesa de un apocalipsis viral y de pronto las fronteras que se defendieron con guerras se quebraron con gotitas de saliva, hubo equidad en el contagio que se repartía igual para ricos y pobres, las potencias que se sentían infalibles vieron cómo se puede caer ante un beso, ante un abrazo.

Y nos dimos cuenta de lo que era y no importante, y entonces una enfermera se volvió más indispensable que un futbolista, y un hospital se hizo más urgente que un misil. Se apagaron luces en estadios, se detuvieron los conciertos los rodajes de las películas, las misas y los encuentros masivos y entonces en el mundo hubo tiempo para la reflexión a solas, y para esperar en casa que lleguen todos y para reunirse frente a fogatas, mesas, mecedoras, hamacas y contar cuentos que estuvieron a punto de ser olvidados.

Tres gotitas de mocos en el aire, nos ha puesto a cuidar ancianos, a valorar la ciencia por encima de la economía, nos ha dicho que no solo los indigentes traen pestes, que nuestra pirámide de valores estaba invertida, que la vida siempre fue primero y que las otras cosas eran accesorios.

No hay un lugar seguro, en la mente de todos nos caben todos y empezamos a desearle el bien al vecino, necesitamos que se mantenga seguro, necesitamos que no se enferme, que viva mucho, que sea feliz y junto a una paranoia hervida en desinfectante nos damos cuenta que, si yo tengo agua y el de más allá no, mi vida está en riesgo.

Volvimos a la ser aldea, la solidaridad se tiñe de miedo y a riesgo de perdernos en el aislamiento, existe una sola alternativa: ser mejores juntos.

Si todo sale bien, todo cambiará para siempre. Las miradas serán nuestro saludo y reservaremos el beso solo para quien ya tenga nuestro corazón, cuando todos los mapas se tiñan de rojo con la presencia del que corona, las fronteras no serán necesarias y el tránsito de quienes vienen a dar esperanzas será bien recibido bajo cualquier idioma y debajo de cualquier color de piel, dejará de importar si no entendía tu forma de vida, si tu fe no era la mía, bastará que te anime a extender tu mano cuando nadie más lo quiera hacer.

 Urgente…

Es una palabra con la que vivimos día a día en nuestra agitada vida y a la cual le hemos perdido ya todo significado de premura y prioridad.

Urgente…
es ya, un ritmo de vida… una forma de “pasar” la vida.

Urgente…
es la manera mas pobre de vivir sobre este mundo, porque el día que nos vamos, dejamos pendientes las cosas que verdaderamente fueron urgentes.

Urgente…
es que hagas un alto en tu ajetreada vida y por un instante te veas y te preguntes: ¿qué significado tiene todo esto que hago?

Urgente…
es que te detengas y veas… ¡cuan grande eres!

Urgente…
es que cuando camines por la calle, levantes la vista, voltees y mires a tu alrededor; observa el cielo, los árboles, las aves… ¡a la gente!.

Urgente…
es que seamos más humanos… ¡más hermanos!

Urgente…
es que sepamos valorar el tiempo que nos pide un niño.

Urgente…
es que una mañana, te levantes temprano y veas salir el sol, sientas su calor y des gracias a Dios por tan grande regalo.

Urgente….
es que te sientas vivo ¡en cuerpo y alma!… que veas tus brazos, tus piernas, tu cuerpo, tu inteligencia, y de verdad ¡vibres con la vida!

Urgente…
es que te tomes un instante en tu trabajo, salgas y respires profundo y sientas cómo el aire llena tus pulmones y… ¡estas vivo!.

Urgente…
es que le digas a la gente que la quieres, cuanto la amas hoy, y no esperes hasta mañana.

Urgente…
es que no se te vaya la vida en un soplo y que, cuando mires atrás, no seas ya un anciano que no puede regresar el tiempo …

Dar valor a lo que de verdad lo tiene, como detenerse y pensar si la vida tal como la llevamos merece la pena, si un virus nos hace pensar y recapacitar, todo no será malo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA VIDA ENSEÑA

La vida no se repite

La vida me ha enseñado:

Que la gente es amable, si yo soy amable.
Que las personas están tristes, si estoy triste.
Que todos me quieren, si yo los quiero.
Que todos son malos, si yo los odio.
Que hay caras sonrientes, si les sonrío.
Que hay caras amargas, si estoy amargado.
Que el mundo está feliz, si yo soy feliz.
Que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido con ellos.

Si alguien te busca…

Con frío… Es porque tienes el abrigo.
Con alegría..Es porque tienes una sonrisa.
Con lágrimas… Es porque tienes un pañuelo.
Con versos es… Porque tienes la música.
Con dolor es… Porque tienes el remedio.
Con palabras es… Porque tienes la audición.
Con hambre es… Porque tienes el alimento.
Con besos… Es porque tienes miel.
Con dudas… Es porque tienes el camino.
Con orquestas… Es porque tienes la fiesta.
Con desánimo… Es porque tienes el estímulo.
Con fantasías… Es porque tienes la realidad.
Con desespero… Es porque tienes la serenidad.
Con entusiasmo… Es porque tienes el brillo.
Con secretos …Es porque tienes la complicidad.
Con tumultos …Es porque tienes la meditación.
Con confianza …Es porque tienes el azul.
Con miedo… Es porque tienes el amor.

La vida es una sola:

Si alguien no sabe darte amor, olvídale: tú puedes tener tanto amor como desees. Si eres y has sido una buena persona, la vida acabará sabiendo premiarte. Un día mirarás el amanecer con nuevos ojos, tu vida será de muchos colores y te darás cuenta de que has aprendido a amarte y valorarte a ti misma. Eso hará la gran diferencia y hará de ti una persona independiente y segura.
Vive un día a la vez, sé feliz, que eso es lo más importante, lo demás viene por añadidura

Date permiso para dar rienda suelta a tu vida, para sonreír, vivir y reír… Concédete permiso para llorar, amar, perdonar, recordar y olvidar… Nunca dejes de soñar. Sonreirás, eso es algo que está al alcance de tus manos, nadie puede vivir la vida por ti, solo tú tienes poder real sobre el camino que deseas tomar.

Muchas personas se quedan tristes y amargadas por no mirar más allá de sus propias frustraciones, no seas de esas personas, aprovecha tu vida, vívela plenamente pues solo se vive una vez

A eso llamale:

A eso de caer y volver a levantarte, de fracasar y volver a comenzar,
de seguir un camino y tener que torcerlo, de encontrar el dolor y tener que afrontarlo.
A eso…, no le llames adversidad, llámale Sabiduría.
A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente, de fijarte una meta y tener que seguir otra,
de huir de una prueba y tener que encararla, de planear un vuelo y tener que recortarlo,
de aspirar y no poder, de querer y no saber, de avanzar y no llegar.
A eso…, no le llames castigo, llámale Enseñanza.
A eso de pasar juntos días radiantes, días felices y días tristes, días de soledad y días de compañía.
A eso…, no le llames rutina, llámale Experiencia.
A eso, de que tus ojos miren y tus oídos oigan, y tu cerebro funcione y tus manos trabajen,
y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta, y tu corazón ame…
A eso…, no le llames poder humano, llámale Milagro Divino.
A eso, de que tus ojos estén leyendo este mensaje y que tengas el tiempo para disfrutarlo,
que escuches esa melodía y tengas esa sensación de cariño…
A eso…, no le llames casualidad, llámale Amor.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

¿CÓMO VA A SER TU DÍA DE HOY?

Las cosas bonitas de la vida

Bonitas son las cosas nacidas internamente, como las palabras simples, sinceras y significativas.
Bonita la sonrisa que viene de adentro y el brillo de los ojos.
Bonito es un día de sol después de una noche lluviosa y en soledad.
Bonito es buscar estrellas para regalar a un amigo o amiga.
Bonito es echar una poesía al viento y dar flores a nuestros seres amados.
Bonito es llorar cuando se sienten ganas de dejar que las lágrimas rueden sin vergüenza en medio de una crítica.
Bonito es gozar la vida y vivir de sueños.
Bonito es ser realista sin ser cruel y buscar la belleza de todas las cosas.
Bonito es ser gentil y seguir siéndolo en cualquier situación.
Bonito es ser auténtico sin temor y vivir en paz con uno mismo.
Y bonito es recibir mensajes como este de una persona amiga que te quiera mucho y se acuerde de ti…

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.
Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.
Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo auto compadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo. Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.
Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.
Hoy el día se presenta ante mí esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mí, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Que tengas un gran día… A menos que tengas otros planes.
¡Que felices fuéramos si pudiéramos mandar en nuestro corazón!
Si pudiéramos como lo hacemos en nuestra computadora, eliminar una persona de nuestra mente, bloquearla o limpiar el Historial…

Perseguir la felicidad es la carrera de toda una vida, nunca es tarde para ser lo que te hubiera gustado ser. La vida es demasiado corta para despertar con remordimientos, por lo mismo cree en que todo pasa por alguna razón. Si te dan una segunda oportunidad, agárrala con ambas manos, si cambia tu vida, deja que cambie. Nadie dijo que la vida sería fácil, solo prometieron que valdría la pena vivirla.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

MI VERDAD, TU VERDAD Y LA VERDAD

SABÍAS QUE…

Que siempre existen tres enfoques en cada historia: mi verdad, tu verdad y la verdad.
Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseas ser.
Que es más fácil reaccionar que pensar.
Que podemos hacer mucho más cosas de las que creemos poder hacer.
Que no importan nuestras circunstancias, lo importante es cómo interpretamos nuestras circunstancias.
Que no podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos ser alguien que ama. El resto depende de los demás.
Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla.
Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.
Que las personas honestas tienen más éxito al paso del tiempo.
Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.
Que no importa qué tan lejos he estado de DIOS, siempre me vuelve a recibir.
Que todos somos responsables de nuestros actos.
Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo.
Que puedo hacer todo o nada con mi mejor amigo y siempre gozar el momento.
Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarte en los momentos más difíciles.
Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.
Que hay dos días de la semana por los que no debemos de preocuparnos: ayer y mañana, el único momento valioso es ahora.
Que aunque quiera mucho a la gente, algunas personas no me devolverán ese amor.
Que no debemos competir contra lo mejor de otros, sino competir con lo mejor de nosotros mismos.
Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida.
Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.
Que si no controlo mi actitud, mi actitud me controlara a mí.
Que nunca debo decirle a un niño que sus sueños son ridículos, ¿qué tal si me cree?
Que es más importante que me perdone a mí mismo a que otros me perdonen.
Que no importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando.
Que la violencia atrae más violencia.
Que decir una verdad a medias es peor que una mentira.
Que las personas que critican a los demás, también me criticarán cuando tengan la oportunidad.
Que es difícil ser positivo cuando estoy cansado.
Que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia.
Que los políticos hablan igual en todos los idiomas.
Que es mucho mejor expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro de mí.
Para ser exitosos no tenemos que hacer cosas extraordinarias, hagamos cosas ordinarias, extraordinariamente bien.

Cuando haces lo que realmente quieres hacer, todo fluye mejor.

Vive y sé feliz
Sé coherente contigo
Si alguna vez no te dan una sonrisa esperada, se generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreír.
Los principales acuerdos, contratos, retos… Es contigo mismo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

SIEMBRA EL BIEN

 Bandera: El amor

Siembra bien donde quiera que vallas que lindo consejo cierto…
Muchas veces las personas son ingratas y maliciosas con nosotros pero en la biblia dice que no debemos pagar mal por mal, si no que en su lugar sembremos el bien.
en el trabajo, en la escuela, en la familia no siembres contiendas procura sembrar el bien de esta manera sin saberlo atraerás bendición a tu vida, por que son el fruto de tus acciones.

Tienes derecho, a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad de ninguna persona.

Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearle mal, a las demás personas.

Tienes, derecho a caer, pero no debes quedarte tirado en el piso.

Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.

Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de ti mismo.

Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones de jóvenes emprendedores.

Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir jamás que se convierta en costumbre.

Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento pasado.

Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.

Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar jamás el presente.

Tienes derecho a buscar tu superación personal, pero no debes olvidar tus valores morales.

Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.

Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar nunca a Dios.

Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho inalienable con ser mediocre ó conformista en la vida.

Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar nunca compartir con los menos afortunados en la vida.

Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.

Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.

Tienes derecho a violentarte, pero no debes dejar de ser cortés.

Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante con ninguna persona.

Es verdad que la mayoría de las cosas que hacemos no cambiarán el mundo. Y es cierto que apenas aportan nada si se contemplan en términos de grandes estrategias globales. Pero también es cierto que cada pequeña acción buena es un bien para alguien, y quizá para esa persona, en su caso particular, ese bien no sea tan pequeño. No va a resolverle su vida, ni va a aliviar apenas su sufrimiento, ni evitará quizá que vuelva a pasar por esa misma necesidad al poco tiempo, pero es indudable que cada pequeño detalle de preocupación y cercanía con otra persona hace el mundo un poco mejor, más llevadero, menos difícil, más humano.

Hacer algo bueno por alguien, no solo es positivo para la persona que recibe los beneficios de nuestra acción, sino que se traduce en un beneficio personal. Lo ideal sería no hacer nada por otra persona esperando recibir alguna recompensa, sin embargo, no es opcional que lo que sembremos lo recibamos, no necesariamente de la misma persona, pero invariablemente lo que demos al mundo vendrá de vuelta.

Está comprobado que dar, ayudar a los demás genera un bienestar inclusive mayor que el recibir. El sentirnos útiles para alguien, el sentir que podemos hacer algo positivo por quien lo necesita, haciéndonos inclusive más sanos y felices.

Lo cierto es que no estamos obligados a procurar el bien en otro, pero sí no podemos adoptar esto como forma de vida, al menos procuremos no hacer mal.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA JUVENTUD DE MI VEJEZ.

Gracias a la vida

Hoy tengo que hacer un esfuerzo mayor
para lucir mejor.
La esclavitud de pintarme el pelo y cuidar
mi cara, me recuerdan constantemente
que mis lágrimas y mis risas no han sido
en vano, que cada cana y cada arruga
tienen su historia.

He vivido, he reído y he llorado
Sin embargo, a pesar de esto, considero
que el gran cambio que los años aportaron
a mi vida, se ha producido en mi alma.
Los años me enseñaron a priorizar, a
conciliar con el amor, a agradecer el regalo
de la amistad y a afianzar mi espiritualidad.

Hoy confieso que un beso de mis hijos, la sonrisa de mis nietos o una celebración familiar, producen más luces en mi vida,
que la más deslumbrante constelación de estrellas

Los años que han pasado también me han demostrado, que mis amigos han sido seres de luz que han iluminado mi camino
en algún momento y en algún lugar, sin importar el tiempo y la distancia.
Que los verdaderos siguen aquí y los que se fueron es porque simplemente cumplieron su proceso.

Que mi Fe se ha vuelto persistente y tolerante.
He asumido la responsabilidad de mi espiritualidad, sin fanatismo, ni obsesiones.
Mi Fe me ha ayudado a aceptar lo que no puedo entender ni cambiar y a fortalecer mi tolerancia hacia las creencias de los demás.

Los años han pasado y la realidad de mi
vida ha ido cambiando.
Aunque mi cuerpo físico esté envejeciendo,
mi alma se está rejuveneciendo y hoy me siento más joven, que cuando era joven.
No temo a la vida y mi época de inseguridades y de correr tras la vida ya pasó.
He caminado lo suficiente para entender, que no puedo y no quiero vivir de apariencias, porque si lo hago, esto no me da felicidad.

También comprendí, que no debo más que sentir agradecimiento por haber tenido el privilegio que mis amigos/as me eligieran como un acompañante del alma, en su
ruta por la vida.

Por último, he conocido a Dios y le doy las gracias de rodillas por todas sus bendiciones que me ha obsequiado.

Con todo esto, vivo mi realidad día a día, entendiendo que es tiempo de asumir las experiencias y que no importa lo que pase
con mi cuerpo físico, las circunstancias actuales de mi vida están centradas en lo que pase con la juventud de mi alma.

* La primera semilla para la ABUNDANCIA es el AGRADECIMIENTO. (Si eres una persona que sabe valorar y agradecer todo y a todos los que te rodean, seguro que atraerás muchas cosas y personas buenas a tu vida)

* Cuanto más AGRADECES las cosas buenas que hay en tu VIDA, más cosas buenas llegarán para ser agradecidas. (Con la actitud adecuada la vida puede convertirse en un círculo virtuoso: si sabes valorar y agradecer lo que tienes, más cosas lindas llegarán a tu vida)

* La GRATITUD es uno de los valores más importantes que podemos tener y es el que conseguirá cambiar más nuestra vida.

* La VIDA nos dará lo que QUEREMOS, si somos AGRADECIDOS con lo que ya TENEMOS.Si la vida te da cosas buenas disfrútalas y da gracias por recibir esos dones, si la vida te da cosas malas supéralas y aprovéchalas para convertirte en alguien más fuerte.

*Cuando vivas momentos LINDOS dale GRACIAS a la VIDA, cuando vivas MALOS MOMENTOS recuerda todos los BUENOS MOMENTOS que has VIVIDO.

* AGRADECE a quien estuvo contigo cuando se te cayó la VIDA. No hay mayor prueba de afecto que quien se queda a tu lado cuando todos se van. (Nunca te canses de DAR las GRACIAS a todas aquellas personas que te ayudaron a levantarte cuando estabas en el suelo y sin fuerzas para incorporarte)

* GRACIAS a todas aquellas personas que traen la FELICIDAD a mi VIDA, sin vosotros mi vida no sería muy diferente.* Cuando le das GRACIAS a la VIDA estás transformando las DIFICULTADES y PROBLEMAS en EQUILIBRIO y TRANQUILIDAD para tu VIDA

* La VIDA en sí misma es un REGALO, cada DÍA que pasa es un REGALO que viene de lo más ALTO, envuelto en un papel invisible llamado PRESENTE.

Nosotros somos de la teoría de que debemos dar las gracias por todo cuanto nos pasa en la vida, porque todo pasa por algo, y si sabes ser positivo, todo lo que te sucede se puede convertir en algo bueno para tu vida.

El agradecimiento es un hábito muy saludable dedicar cada día (por ejemplo antes de irse a dormir) algo de tiempo en recordar las cosas de este día por las que estás agradecida o agradecido.

“La riqueza consiste mucho más en disfrutar de lo que tienes que en obtener lo que deseas” 

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

LA VIDA ES SOLO UN INSTANTE

¡Que no se te escape!

Esta vida pasará muy rápido. Por lo tanto, no pelee con la gente, no agote su tiempo criticando el cuerpo de los demás. No se queje tanto. Busque la pareja que lo haga feliz. Si se equivoca, deje que él o ella lo sea, y usted siga buscando su felicidad.

Nunca deje de ser buen padre o una buena madre. No se preocupe tanto en comprar lujos y comodidades para su casa, ni se mate por dejarle herencia a su familia. Los bienes y patrimonios deben ser ganados por cada uno. No pierda el sueño queriendo incrementar más y más sus ganancias. Disfrute, más bien, de aquello que ya tiene ganado.

No se dedique a acumular plata. Disfrute de sus paseos, conozca nuevos lugares, brindase los gustos que se merece. No se ponga a guardar las copas y los trajes nuevos. Utilice la nueva vajilla, póngase su roba favorita y no economice su perfume favorito. ¿No tiene con quién lucirlo? Pues perfúmese y salga a pasear consigo mismo y podrá disfrutar del rico aroma que usted emana.

¿Por qué posterga todo para después? ¿Por qué no se pone a orar en estos momentos en vez de esperar a hacerlo a la hora de dormir? ¿Por qué no llamar ahora a la persona que tanto extraña? ¿Por qué no perdonar ahora? ¿Acaso está esperando una fecha especial? Se espera tanto para la Navidad, para el fin de semana, un año más, cuando se tenga dinero, cuando el amor llegue, cuando todo sea perfecto …

Mire, ningún día, ninguna fecha lo va a saciar por completo. Los seres humanos no podemos lograr esto porque simplemente no se hizo para esta vida. Aquí solo es una oportunidad de aprendizaje. Así que tome esta prueba de vida y empieza a aprenderla ahora: ame más, perdone más, abrace más, viva más intensamente y deje el resto en las manos de Dios.

Vivir, es vibrar a cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación que nos rodea.

Vivir, es entender que cada minuto que transcurre no volverá.

Es atraparlo intensamente, porque forma parte del tiempo, que sabemos ha quedado en el ayer.

Vivir, es saber dar lo mejor de nosotros, es vibrar en la bondad, y llevar a su máxima expresión, nuestra capacidad de ser.

Vivir, es gozar los momentos bellos y desafiarse a sí mismo ante las adversidades.

Vivir, es aprender más cada día, es evolucionar y cambiar para hacer de nosotros un ser mejor que ayer, un ser que justifica su existir.

Vivir, es amar intensamente a través de una caricia, es escuchar en silencio la palabra del ser amado.

Es perdonar sin réplica una ofensa, es aspirar la presencia del otro, es besar con pasión a quien nos ama.

Vivir, es contemplar apaciblemente, la alegría de un niño, escuchar al adolescente aceptando sus inquietudes sin protestar. Acompañar con gratitud la ancianidad en su soledad.

Vivir, es comprender al amigo ante la adversidad y aunque se tenga mil argumentos para contradecirlo o justificarlo, finalmente solo escucharlo, es tener la capacidad de regocijarme ante sus triunfos y su realización.

Vivir, es sentir que nuestro existir no fue en vano y en la medida en que nos atrevamos a dar lo mejor de nosotros en cada momento, logremos manifestar la grandeza de nuestra alma para amar.

Vivir, es permanecer en paz ante la presencia de Dios, contemplando en silencio la inmensidad de su Ser.

Vivir, es vibrar y sentir, es amar y gozar, es observar y superar, es dar y aceptar, es ser y permanecer, es comprender que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

UN AMOR A LA MEDIDA

Si no es para ti…

Un día pasas por una zapatería y zas, ves un par de zapatos fabulosos, tan bonitos, tan altos, tan diferentes…

Rápido pides tu talla pero no hay. Así que te pruebas otro número, uno más pequeño. No es el tuyo pero quizá funcione. Te miras al espejo y son los zapatos más bonitos que has tenido en tu vida. Simplemente perfectos, te ves genial. Solo hay una cosa, te aprietan. No mucho, solo un poco, pero te aprietan… Aun así, decides llevarlos, te gustan demasiado.

Al día siguiente ya te los pones. Tus pies terminan un poco cansados pero lo toleras. Los días siguientes te aprietan un poco más, ya duelen tus dedos. Pero te gustan tanto que sigues usándolos. Te ves fabulosa. Pasan los días y ya tienes ampollas, ya ni puedes caminar…pero te gustan demasiado y no puedes dejar de usarlos.

Hasta que un buen día, hinchados y doloridos, tus pies dicen, ya no más. Ya no te valen, ya no te entren los zapatos. Lo intentas, los aflojas, encoges el pie, te los pones a medias, pero nada. Te entristece, pero empiezas a comprender que desde que los vistes, esos zapatos nunca fueron de tu talla. Lo sabías, quisiste creer que a lo mejor con el tiempo cambiarían de talla, se ajustarían a ti, se amoldarían a tus pies. Te engañaste, con la esperanza de que con el tiempo desaparecería el dolor.

Así que ahora solo tienes dos opciones: Guardarlos por si algún día te quedan aunque sabes que tus pies nunca encogerán. Guardarlos con la esperanza de que poniéndote una tirita te lastimen solo un poquito. O dejarlos ir. Agradecerles lo mucho que te hicieron feliz y tirarlos o regalarlos para que los luzca otra mujer. Ya lo aceptaste, nunca te valdrán. El dolor te enseñó que debes siempre utilizar tu talla, no otra.

Igual es el amor. Es mejor que camines descalza porque si te aprieta o no te queda, por más lindo que parezca, no es para ti…”

Verifica que no lo haces porque necesitas estar con alguien, porque necesitas que te digan palabras bonitas, porque es lo que hay que hacer, porque si no te quedarás solo.

Esto solo hará que el amor se convierta en un continuo sufrimiento. ¿Cómo evitar todo esto? ¿Cómo disfrutar del amor y dejar de sufrir en vano?

Para empezar, ten en cuenta todo lo que a continuación exponemos:

  • Nunca estés con alguien porque te sientas solo.
  • Si decides tener pareja, verifica que es amor y no necesidad lo que sientes.
  • Comparte la vida con tu pareja, pero nunca dependas de ella.
  • Ten en cuenta que amor significa ser feliz, no sufrir.
  • Es muy cómodo dejarle el cargo de nuestra autoestima a otros. Pero, esto no es beneficioso para ti, ni para tu relación. Protege tu autoestima, no la olvides, no la dejes de lado.
  • Enamórate de quien te merezca, de alguien que no te haga sentir mal y que te quiera como tú puedes querer a tu pareja. Ten en cuenta que hay varias cosas que te mereces de tu relación. ¡No te sacrifiques! El amor no debería de doler, sino todo lo contrario. Debería ser el culmen de tu felicidad.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

COMIENDO FRUTA

¿Sabemos comer fruta?

Todos pensamos que comer frutas significa sólo la compra, cortar y ponerlas en nuestras bocas. NO es tan fácil como usted piensa.
Es importante saber cómo y cuándo comer las frutas.

* Significa NO comer frutas después de las comidas.

* Las frutas deben de ser comidas con el ESTÓMAGO VACÍO

* Si usted come frutas con el estómago vacío desempeñará un papel importante para DESINTOXICAR su sistema. Le suministra una gran cantidad de energía para la pérdida de peso y otras actividades de la vida.

Digamos que usted come dos rebanadas de pan y luego una rebanada de fruta.

La rebanada de fruta está lista para ir directamente a través del estómago a los intestinos, pero está impedido de hacerlo debido a que el pan lo comió antes de la fruta.

Mientras tanto si come harina junto con la fruta ésta se pudre, se fermenta y se convierte en ácido.

En el momento que el fruto entra en contacto con la comida los jugos estomacales y digestivos, toda la masa del alimento comienza a echarse a perder.

Así que por favor coma sus frutas con el estómago vacío o antes de las comidas.

Has oído gente quejándose:

Cada vez que como sandía  mi estómago se hincha, cuando como un plátano o banano corro al baño, etc…

En realidad todo esto NO ocurriría si usted come la fruta con el estómago vacío.

La fruta se mezcla con la putrefacción de otros alimentos y produce gas y por lo tanto se va a hinchar!

Canas, pérdida de cabello, calvicie, arrebatos nerviosos y círculos oscuros bajo los ojos todos estos NO suceden si usted toma las frutas con el estómago vacío.

Si usted ha dominado la forma correcta de comer frutas, usted tiene el SECRETO de la belleza, la longevidad, la salud, la energía, la felicidad y el peso normal.

Cuándo es necesario beber jugo de frutas
* beber solamente jugo de fruta fresca, NO a partir de las latas, envases o botellas guardadas quien sabe cuanto tiempo atrás.

NO a las bebidas de jugo que se ha calentado.

No coma frutas cocidas, porque NO obtiene los nutrientes en absoluto.
Solo se tiene su sabor.
Cocinarlas destruye todas las vitaminas.

Sin embargo, comer una fruta entera es mejor que beber el jugo.

Si usted las come hágalo bocado a bocado lentamente, porque hay que dejar que se mezcle con la saliva antes de tragarla.

Usted puede hacer un ayuno de frutas de 3 días para limpiar o desintoxicar su cuerpo.

Sólo comer frutas y beber jugo de fruta fresca a lo largo de los 3 días.

Y se sorprenderá usted cuando sus amigos le digan “te ves radiante!”

*PLÁTANOS:*Resultado de imagen de platanosAnemia o fatiga. El plátano resulta de mucha ayuda para recuperar fuerzas. …Reduce la tensión arterial. Gracias al potasio, se demuestra efectivo disminuyendo la hipertensión arterial Combate el estreñimiento. …Reduce la acidez. …Ardor de estómago.

* KIWI:*Resultado de imagen de icono del kiwi
Pequeño pero poderoso.
Esta es una buena fuente de potasio, magnesio, vitamina E y fibra. Su contenido de vitamina C es el doble de la de una naranja.

Uno de tamaño medio aporta unas 54 calorías, un gramo de proteína, 0,4 gr de grasa, más fibra que medio bol de cereales y la misma cantidad de azúcar que la piña. Por lo que es muy conveniente para controlar el peso.facilita el tránsito intestinal y evita el estreñimiento

* MANZANA: * 🍎
Una manzana al día mantiene alejado al médico
A pesar de que una manzana tiene un bajo contenido en vitamina C, pero tiene antioxidantes y flavonoides, que aumentan la actividad de la vitamina C, ayudando así a reducir los riesgos de cáncer de colon, ataque al corazón y stroke o ACV (Accidente Cerebro Vascular o “derrames”.

* FRESA: * 🍓
Fruto de protección.
* * Las fresas tienen el más alto poder antioxidante total entre las principales frutas y protege al cuerpo contra el cáncer, la obstrucción de vasos sanguíneos y radicales libres.

* NARANJA:🍊 *

Medicina más dulce. Tomar 2-4 * * naranjas al día puede mantener los resfriados a distancia, bajar el colesterol, prevenir y disolver los cálculos renales, así como también disminuye el riesgo de cáncer de colon.

* SANDÍA :* 🍉Está compuesta por 92% de agua, si no que también está llena de una dosis gigante de glutation, que ayuda a impulsar nuestra SISTEMA inmunológico.
* También son una fuente clave de licopeno, el oxidante que lucha contra el cáncer. *
Otros nutrientes que se encuentran en la sandía 🍉 son vitamina C y Potasio.

* GUAYABA Y PAPAYA:* 🍑
Principales premios por la vitamina C. Son los ganadores claros para su alto contenido de vitamina C.
* * La guayaba es también rica en fibra, que ayuda a prevenir la constipation o el estreñimiento.
* * La papaya es rica en caroteno; esto es bueno para sus ojos.

* *¿Puedes creer esto?

Para aquellos que les gusta beber agua fría o bebidas frías, este artículo es aplicable a usted.

El agua fría o bebidas SOLIDIFICA el alimento grasoso que usted se acaba de comer.

* Hará más lenta la digestión.

Una vez que este ‘lodo’ reacciona con el ácido, se descompone y es absorbido por el intestino más rápido que la comida sólida.
Se alineará el intestino.

Muy pronto, esto se volverá en grasa.

Es mejor tomar una *sopa caliente o agua tibia después de una comida.

Vamos a tener mas cuidado y a ser conscientes. Cuanto más sepamos… Tendremos mayor oportunidad de sobrevivir.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

¿SABES QUÉ FUE LO QUE TE HIZO ENGORDAR?

Buscar el término medio

Me parece fundamental que en la base de la pirámide aparezca el equilibrio emocional. No se trata solo de una vida sana y estar tranquilo.

“Hay mucho endocrino que aboga por comer con hambre pero hay que abogar por comer con cabeza. Comer con hambre es una espiral que llega a confundir ansiedad o tristeza con hambre. Comer con cabeza es hacerlo de forma planificada, cinco veces al día, sin saltarse ninguna”

“Con cabeza somos capaces de entender las emociones y buscar la solución”.

Comer sin medida cuando sufrimos ansiedad; compensar la tristeza con dulces; asaltar el frigorífico y darnos un atracón…Conductas emocionales que influyen en el sobrepeso y la obesidad. Una dieta no es suficiente para bajar de peso si no se tratan también las emociones

Igual que se muere de pena (comprobado por la ciencia), la tristeza y la ansiedad también nos producen trastornos que llevan a los atracones o la ingesta insaciable.

Comemos por estrés y engordamos. Al vernos mal, perdemos nuestra autoestima, nos sentimos mal, y comemos. Un círculo muy difícil de resolver.

Es un proceso muy adictivo, relacionado con la necesidad de recompensa, al comer se liberan dopa mina y ser tonina y, en ese sentido, se buscan productos ricos en azúcar y altamente calóricos que aportan esa sensación de placer.

Ni una alimentación desmesurada, ni la falta de ejercicio han provocado tus kilos demás, lo que te hizo engordar fue:

-El miedo
– El sentimiento de abandono
– La falta de amor propio
 No sentirte amada por tu pareja
– Sentirse desprotegida y desvalorizada
– Falta de dinero
 No pasaste un examen, una entrevista de trabajo.
– Falta de un trabajo
 Falta de amigos
– Rechazo
 Problemas familiares, con tus padres, en la escuela, en el trabajo, con la pareja.
 La muerte de un ser querido.
Una ruptura amorosa.
No acabaríamos… 

Los defensores de la denominada alimentación consciente, explican que cuando se trata de seguir una dieta se suele caer en la regla del todo o nada. Cuanto más nos reprimamos por comer una serie de alimentos, más ansiedad nos generará y tendremos mayores dificultades para prescindir de ellos, hasta caer inevitablemente en los peligrosos atracones. Por tanto, solo una minoría mentalmente muy fuerte logra adelgazar.

Todo está en la cabeza, incluido el aspecto físico, muy determinado por nuestros sentimientos y emociones. Si uno se siente avergonzado de su peso, entonces, difícilmente podrá adelgazar, más bien al contrario. Tanto es así que las personas que han sido discriminadas por su sobrepeso, tratadas con falta de respeto o que, simplemente, se sienten mal con su físico debido a la presión de los estándares sociales, tienen seis veces más de posibilidades de sufrir obesidad que el resto…

La propensión a ganar peso de las personas avergonzadas con su aspecto físico también se debe a que muchas de ellas rehúsan realizar ejercicio físico por miedo al ridículo, según reportó uno de cada tres participantes en el estudio. “La mayoría de las personas con sobrepeso son conscientes de ello y no necesitan que se lo repitan todo el tiempo. Decirles que están demasiado gordos y que deben adelgazar no va a ayudarlos, solo hará que se sientan peor”,

El estrés y el nerviosismo son las dos patologías que más influyen en el sobrepeso, y es que de ellas se deriva una considerable falta de autocontrol que nos lleva a comer de forma más impulsiva, sentirnos menos saciados. Además pueden provocar la ralentización del metabolismo. Un fenómeno que explicaría el hecho de que “las personas con sobrepeso tienden a pensar dos veces antes de llevarse a la boca un segundo pastel, pero aun así presentan más dificultades para resistirse a las tentaciones”, tal y como destaca esta investigación.

Cuando se trata de seguir una dieta se suele caer en la regla del todo o nada. Cuanto más nos reprimamos por comer una serie de alimentos, más ansiedad nos generará y tendremos mayores dificultades para prescindir de ellos, hasta caer inevitablemente en los peligrosos atracones. Por tanto, solo una minoría mentalmente muy fuerte logra adelgazar.

Frente a la privación casi absoluta, hay que proponer otro tipo de alimentación basada en comer todo lo que el cuerpo nos pida. Esto es, atender a la necesidad nutricional de nuestro organismo, sin privarse de nada en concreto, pero evitando caer en los atracones como respuesta emocional. No se trata de un reto exento de dificultades, pues para alcanzarlo, primero se debe aprender a escuchar a nuestro cuerpo, ya que el organismo sabe intuitivamente lo que necesita y lo que no. Averiguar qué nos sienta bien o mal y qué es realmente lo que necesitamos comer. Es decir, saber de manera instintiva lo que más nos agradará.

Todo esto se expresa por impulsos inconscientes y esos impulsos se manifestaron como hábitos alimenticios deficientes para tu cuerpo.
Ten en cuenta que la finalidad de las experiencias dolorosas no es perdurar en nosotros, sino enseñarnos una lección para luego disolverse.
Sin embargo como tu sistema de “drenaje emocional” está averiado y afectado por todos esos pensamientos y sentimientos negativos, inconscientemente se convierten en un atajo que se refleja en una mala digestión.

La mente es tan poderosa que actúa de esta forma y te dice:
“SI NO PUEDES PROCESAR TU TRISTEZA. TÚ COME, DESPUÉS DE COMER SIN MEDIDA TE SENTIRÁS MEJOR”

Y todas esas cosas que la mente nos hace creer y sentir que se alivian comiendo. Y que solo “mientras” estas comiendo te da una sensación de bienestar.

Te propongo  que derribemos los ladrillos de ese muro de grasa, para así darle paz y libertad emocional a tu persona.
Ese muro hoy… Ya no te sirve, esos ladrillos que construyeron ese muro de grasa tienen nombre se llaman; vergüenza, rabia, miedo, rencor, injusticia, protección, separación, agotamiento, estrés, complejos de inferioridad, preocupaciones, falta de dinero, ansiedad, depresión, frustración, resistencia…
La grasa que te quitas de encima había penetrado en tu “consciente” antes de acumularse en tu cuerpo y cuando el peso desaparezca de tu mente abandonará también tu cuerpo.

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)