LA JUVENTUD DE MI VEJEZ.

Gracias a la vida

Hoy tengo que hacer un esfuerzo mayor
para lucir mejor.
La esclavitud de pintarme el pelo y cuidar
mi cara, me recuerdan constantemente
que mis lágrimas y mis risas no han sido
en vano, que cada cana y cada arruga
tienen su historia.

He vivido, he reído y he llorado
Sin embargo, a pesar de esto, considero
que el gran cambio que los años aportaron
a mi vida, se ha producido en mi alma.
Los años me enseñaron a priorizar, a
conciliar con el amor, a agradecer el regalo
de la amistad y a afianzar mi espiritualidad.

Hoy confieso que un beso de mis hijos, la sonrisa de mis nietos o una celebración familiar, producen más luces en mi vida,
que la más deslumbrante constelación de estrellas

Los años que han pasado también me han demostrado, que mis amigos han sido seres de luz que han iluminado mi camino
en algún momento y en algún lugar, sin importar el tiempo y la distancia.
Que los verdaderos siguen aquí y los que se fueron es porque simplemente cumplieron su proceso.

Que mi Fe se ha vuelto persistente y tolerante.
He asumido la responsabilidad de mi espiritualidad, sin fanatismo, ni obsesiones.
Mi Fe me ha ayudado a aceptar lo que no puedo entender ni cambiar y a fortalecer mi tolerancia hacia las creencias de los demás.

Los años han pasado y la realidad de mi
vida ha ido cambiando.
Aunque mi cuerpo físico esté envejeciendo,
mi alma se está rejuveneciendo y hoy me siento más joven, que cuando era joven.
No temo a la vida y mi época de inseguridades y de correr tras la vida ya pasó.
He caminado lo suficiente para entender, que no puedo y no quiero vivir de apariencias, porque si lo hago, esto no me da felicidad.

También comprendí, que no debo más que sentir agradecimiento por haber tenido el privilegio que mis amigos/as me eligieran como un acompañante del alma, en su
ruta por la vida.

Por último, he conocido a Dios y le doy las gracias de rodillas por todas sus bendiciones que me ha obsequiado.

Con todo esto, vivo mi realidad día a día, entendiendo que es tiempo de asumir las experiencias y que no importa lo que pase
con mi cuerpo físico, las circunstancias actuales de mi vida están centradas en lo que pase con la juventud de mi alma.

* La primera semilla para la ABUNDANCIA es el AGRADECIMIENTO. (Si eres una persona que sabe valorar y agradecer todo y a todos los que te rodean, seguro que atraerás muchas cosas y personas buenas a tu vida)

* Cuanto más AGRADECES las cosas buenas que hay en tu VIDA, más cosas buenas llegarán para ser agradecidas. (Con la actitud adecuada la vida puede convertirse en un círculo virtuoso: si sabes valorar y agradecer lo que tienes, más cosas lindas llegarán a tu vida)

* La GRATITUD es uno de los valores más importantes que podemos tener y es el que conseguirá cambiar más nuestra vida.

* La VIDA nos dará lo que QUEREMOS, si somos AGRADECIDOS con lo que ya TENEMOS.Si la vida te da cosas buenas disfrútalas y da gracias por recibir esos dones, si la vida te da cosas malas supéralas y aprovéchalas para convertirte en alguien más fuerte.

*Cuando vivas momentos LINDOS dale GRACIAS a la VIDA, cuando vivas MALOS MOMENTOS recuerda todos los BUENOS MOMENTOS que has VIVIDO.

* AGRADECE a quien estuvo contigo cuando se te cayó la VIDA. No hay mayor prueba de afecto que quien se queda a tu lado cuando todos se van. (Nunca te canses de DAR las GRACIAS a todas aquellas personas que te ayudaron a levantarte cuando estabas en el suelo y sin fuerzas para incorporarte)

* GRACIAS a todas aquellas personas que traen la FELICIDAD a mi VIDA, sin vosotros mi vida no sería muy diferente.* Cuando le das GRACIAS a la VIDA estás transformando las DIFICULTADES y PROBLEMAS en EQUILIBRIO y TRANQUILIDAD para tu VIDA

* La VIDA en sí misma es un REGALO, cada DÍA que pasa es un REGALO que viene de lo más ALTO, envuelto en un papel invisible llamado PRESENTE.

Nosotros somos de la teoría de que debemos dar las gracias por todo cuanto nos pasa en la vida, porque todo pasa por algo, y si sabes ser positivo, todo lo que te sucede se puede convertir en algo bueno para tu vida.

El agradecimiento es un hábito muy saludable dedicar cada día (por ejemplo antes de irse a dormir) algo de tiempo en recordar las cosas de este día por las que estás agradecida o agradecido.

“La riqueza consiste mucho más en disfrutar de lo que tienes que en obtener lo que deseas” 

(Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

Un comentario en “LA JUVENTUD DE MI VEJEZ.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *