A VECES NO NECESITAMOS PALABRAS SINO AMOR

Lo que aprendí en la vida

Aprendí que lo que es para siempre son los sentimientos, pero no así las personas.
El amor o el cariño que uno siente por alguien siempre permanece en nuestro corazón, sin embargo no ocurre así con las personas.
En la vida nos cruzamos con seres que adoramos y que esperamos que siempre estén ahí con nosotros y en cierto modo lo estén, pero es a través de nuestro corazón, de ese sentimiento que sentimos, pues aunque no queramos en el algún momento se van, en algún momento ya no podemos ver mas sus rostros, ya no sabemos que paso de ellos, ni porque se enojaron quizás con nosotros o porque dijeron adiós o porque se fueron sin decir ni una palabra.
Es el cariño o el amor que sentimos lo que hacen que jamas los olvidemos, que cuando hacemos un gesto nos o hagamos algo nos acordemos de ellos. Si, es ese sentimiento el que vive y esta por siempre al lado nuestro acompañándonos.

Aprendí que uno puede llegar a perdonar más de lo que uno cree. Cuantas veces hacemos encuestas que dicen ¿perdonarías una infidelidad? ¿perdonarías una traición? ¿perdonarías una mentira? Y por lo general decimos no, o decimos depende ¿de que depende?
Acaso sabemos de que depende? No, la vida me enseño que cuando uno quiere a alguien es capaz de perdonar todo, aun cuando eso que paso te aleje o hagas que te vayas de su lado.
Quizás el orgullo u otros sentimientos hagan hacer eso, el decir todo termino, pero es mentira, dentro de nuestro corazón sigue intacto todo lo que sentimos y si nos alejamos y dejamos de ver esa persona y dejamos entrar otras a nuestras vidas, pero jamas olvidamos y dejamos de querer…

Aprendí que si uno quiere a alguien es muy difícil luego odiarlo.

Aprendí que el silencio es bueno cuando necesitamos estar con nosotros mismos, cuando necesitamos aclarar nuestros sentimientos y pensar en todo lo que paso, pero se convierte en un puñal cuando el otro necesita que le digas que paso, porque te alejas, porque de golpe desapareces. El silencio puede herir en algunas ocasiones más que una mentira.

Aprendí que una verdad puede dolerte y hacerte llorar unos cuantos días, pero que una mentira te marca para siempre.

Aprendí que siempre es mejor hablar a quedarse callado. No se trata simplemente de pelear o de lastimar, sino de hablar, de buscar una solución a todo y salir adelante.

Aprendí que no hay que esperar a que el otro actué, pues jamas sabemos cuando el otro necesita que nosotros lo llamemos o le digamos que estamos ahí.

Aprendí que si quiero que alguien me llame, bueno es mejor que no espere y que lo haga yo, la vida no es tan larga y el vivir ocultando lo que uno desea no es la mejor solución.

Aprendí que una sorpresa con cariño siempre roba una sonrisa. Que jamas se dicen demasiados te quiero, que siempre se necesita oír uno mas y que jamas es tarde para pedir perdón.

Aprendí que aunque yo hoy no tenga sueños, siempre es lindo soñar y soñar despierto, porque la vida en si es un sueño.

Aprendí que no es malo pedir ayuda, ni tampoco mostrar que tenemos miedo, quizás al hacerlo nos sorprendemos y vemos que no somos los únicos que sentimos así.

Aprendí que la mejor voz siempre es la de mi corazón y la de mi alma, que cuando dejo hablar a mi orgullo, a mi soberbia, a mi mente por lo general termino lastimando a alguien y termino lastimándome a mi misma.

Aprendí que siempre hay en nuestro corazón un lugar para alguien nuevo.

Aprendí que es tan sencillo robar una sonrisa pero que no siempre lo hacemos y aún no comprendo porque.

Aprendí que las desilusiones también son necesarias, que son parte de la vida. Que a veces solo a partir de ellas aprendemos a no cometer el mismo error.

Aprendí que los celos si son simples y no obsesivos no son malos, que muchas veces nos muestran que alguien nos quiere.

Aprendí que es lindo tener una ilusión cada día.

Aprendí que no existen imposibles, que es el hombre el que los crea, nosotros ponemos tantas trabas a nuestras vidas, que se nos hace imposible hacer miles de cosas. Nos ponemos horarios, valores, burocracias. Vivimos poniéndonos limites y luego nos quejamos de ellos mismos.

Aprendí que a veces no necesitamos palabras sino amor, que un abrazo fuerte puede darnos más paz y regocijo que miles de palabras.

Aprendí que es bueno a veces mirar a lo lejos y tratar de ver mas allá de lo que nuestros ojos pueden ver. Sentarse en un lugar algo y ver todo desde arriba y luego sentarse bien abajo para poder tener todas las perspectivas posibles. Es increíble lo que uno puede descubrir al mirar algo desde sus distintos lados.

Aprendí que no hay una verdad, sino que está la mía, la tuya y la de él. Que todos desde nuestro punto de vista tenemos razón, que simplemente sentimos y pensamos diferente.

Aprendí que cada ser es un maestro y un aprendiz. Que cada cosa que nos cruzamos en la vida se convierte en nuestro aprendizaje y a su vez nosotros mismos le enseñamos también.

Aprendí que la peor ceguera es la de nuestra alma y no la de nuestros ojos.

Aprendí que aunque niegue mil veces que prefiero no enamorarme, es tan lindo sentirse así.

Aprendí que no me alcanzara esta vida ni la otra para poder seguir aprendiendo y entendiendo porque a veces actuó como lo hago, porque si a veces tan solo quiero decir te quiero, me enojo, porque si necesito a alguien aun me cuesta decírselo.

Aprendí que la memoria no borra, esconde.
Aprendí que el tiempo no cierra, pero ayuda a sanar.
Aprendí a no ser vulnerable cuando dejaste de llamar.
Aprendí a escuchar cuando oí tu silencio.
Aprendí a pedir perdón cuando me di cuenta del error.
Aprendí a levantar la cabeza cuando sentí odio y aprendí a llorar cuando me di cuenta de que no valió la pena.
Aprendí a reír cuando soñé con tu sonrisa.
Aprendí a recordar cuando entendí que todo vale la pena.
Aprendí que no termina, que cambia de forma.
Aprendí que no se puede querer eternamente y aprendí que si compito contra el tiempo, siempre pierdo.
Aprendí que nada es tan malo y que me gusta caminar en una carrera.
Aprendí que hay que rodear y llegar al otro lado para darse cuenta de que siempre es lo mismo.
Aprendí que los amores eternos pueden terminar en una noche, que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos.
Aprendí que el amor no tiene la fuerza que imaginé.
Aprendí que nunca conocemos a una persona de verdad, que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de alguien importante.
Aprendí que el nunca más, nunca se cumple y que él para siempre, siempre termina.
Aprendí que el que quiere puede y lo consigue.
Aprendí que a veces el que arriesga no pierde nada y que perdiendo también se gana.
Aprendí que no se puede dar marcha atrás por mucho que se quiera.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

ESTÁ PERMITIDO QUE TE CAIGAS, PERO NO QUE TE QUEDES EN EL SUELO

Cuando dices no puedo, estás diciendo no quiero

No olvides que eres un aristócrata, un príncipe, porque eres hijo del rey del universo. Solo tienes que darte cuenta. Recuerda que Jesús decía: “al pan lo trae la verdad y todo lo que necesitas”. Entonces no hay límites, tú decides a dónde quieres llegar y ésto con la alegría que abre todas las puertas porque, para Dios, siempre somos niños. La vida es un juego maravilloso, un juego que incluye al todo y a todos.

¡Levántate y anda!…

Estás hecho a semejanza de Dios, entonces puedes recrear todo… Ya hay demasiados mártires, necesitamos héroes. Yo te acompaño como te acompañarán todos los que se animan a vivir mejor y que terminan favoreciendo a toda la humanidad, esa grandiosa empresa a la que pertenecemos todos

Camina tranquilo

Que no te confundan los noticieros. El bien es mayoría. Que no te distraigan de tu tarea que es alcanzar la plenitud. Nada como vivir en uno mismo. Solo así, puedes sentirte en casa como en cualquier parte, entonces nada es lejos ni ajeno. Si cada uno fuera cada cual, la sociedad sería una orquesta enriquecida por todos los sonidos, por todas las voces. Una grandiosa armonía de individuos. La sinfonía donde todos aportan su voz. Una partitura escrita para cada uno de los instrumentos, es decir, una partitura respetada por todos.

Nada es para siempre

Debemos estar atentos, listos para el cambio, para toda circunstancia, porque la vida es como es, no como debería ser. Todo nos fue dado, por lo tanto, nada nos pertenece; solo queda gozar lo creado y cuidarlo para el que vendrá, que es una continuación nuestra como nosotros somos continuadores de nuestros padres, de nuestros abuelos, de nuestros bisabuelos y así hasta Adán, el rojo Adán, como le gustaba decir a Borges, quien cometió el peor de los pecados… No fue feliz: se sentía perseguido por la sombra de haber sido un desdichado

El primer dato de sabiduría es saber quién es el que sabe. El segundo, estar con lo amado ya que nos hace más brillantes al estar más atentos y rendimos más. El AMOR nos adorna de tal manera que enamoramos a todos.

Está permitido que te caigas pero no que te quedes en el suelo. En este momento, la sociedad está detenida por una congestión del tránsito que ya es desmesurado porque las ciudades ya son desmesuradas. Tal vez dejemos de pensar para cambiar todas las ideas y comenzar de nuevo.

Los que preguntan avanzan, los que no preguntan se quedan; mueren porque la vida es movimiento. Todo se recrea a cada instante; hay que estar atento.

No te engañes

Entonces nadie te engañará. Firme pero abierto al mundo, atento a las propuestas de la vida. Predica las virtudes pero no calles las verdades. Nunca te arrepentirás de haberte animado y nunca te perdonarás no haberlo hecho. Además, no tienes nada que perder porque ni una sola de tus orejas es obra tuya. No te preocupes por tu futuro. Al final del camino no te espera la cima de la montaña, sino la paz del valle. A nadie tienes que rendir cuentas como a nadie tienes que explicar nada. No debes agotarte en las vanas áreas de querer convencer y gustar. Lo importante es que estés convencido y te guste lo que haces. Y si tienes un gran sueño, tienes que estar dispuesto a un gran esfuerzo para concretar porque solo lo grande alcanza lo grande. Si estudias superficialmente, aprenderás superficialmente. Si vives por la mitad, solo conocerás la mitad de la vida. Si tienes la cabeza dividida, verás al mundo dividido. Si trabajas por obligación, serás un desocupado, un desdichado más. Si tienes miedo, no conocerás al AMOR que es valentía.

No estás deprimido, estás distraído del presente donde sucede la vida, por ejemplo: los amaneceres y los ocasos, las gaviotas, los cóndores, las águilas, las palomas y las golondrinas, las montañas, los valles, los ríos y los mares, el deporte, el arte, la agricultura, la arquitectura, la selva, los guacamayos, los monos, los tigres, los leones, los cocodrilos, los elefantes, los arroyos, los seres humanos de todos los colores, el ilusorio tiempo que te empuja y la eternidad que te permite cambiar de rumbo y recomenzar a cada instante.

No estás deprimido, estás distraído de las maravillas que suceden alrededor tuyo desde nacimientos a cosechas, desde revoluciones a conciertos, desde campeonatos de fútbol a viajes interplanetarios.

No estás deprimido por algo que pasó, sino distraído del todo… Que es ahora mismo.”

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

TODO EN ESTA VIDA TIENE LADO POSITIVO

No temas a lo desconocido

No perdiste a nadie; el que murió simplemente se nos adelantó porque para allá vamos todos.
Además, lo mejor de él, el AMOR, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte, hay mudanza y del otro lado, te espera gente maravillosa.

Lo que llamamos muerte es el estado más sutil de la luz.

Si quieres vida, vive en paz. Si quieres muerte vive en guerra. Cuida cada palabra porque estamos estructurados en palabras. No hieras ni ofendas a nadie porque de uno en otro puede volver a ti transformada en una bomba.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas

Te aliviara para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.
De la cuna a la tumba es una escuela; lo que llamas problemas son lecciones y la vida es dinámica, está en constante movimiento.
Solo debes estar atento al presente, mi madre decía: “Yo me encargo del presente, el futuro es asunto de Dios”. Jesús decía: “el mañana no interesa, él traerá nueva experiencia, a cada día le basta con su propio afán”

Ahora que estás solo y tranquilo, olvida lo que eres… Eso es creación de los demás… Escucha tu corazón… ¿Qué quieres ser? ¿Qué quieres hacer ahora? Porque la vida es ahora mismo.

Olvida lo que crees que eres y comienza de cero ahora mismo.

Entonces convivirás con todos fácilmente. Es tan grato vivir sin divisiones: bueno-malo, rico-pobre, negro-blanco, amigo-enemigo, compatriota-extranjero. Es tanta la liviandad cuando no hay enemigos que podemos volar en cualquier momento porque la alegría tiene la simpatía de la magia.

No perdiste la inocencia solo ocultas por miedo a la burla de los que… Solo pueden catalogar porque la perdieron. Déjala salir y recomenzarán los juegos de tus primeros años ahora enriquecidos por la inteligencia. Libérate de los pre conceptos de la memoria, mira todo como primera vez: te salvarás del aburrimiento que ensombrece a los que creen saberlo todo.

No confundas a la actividad con la vida.

Ahí está el sol, exactamente ahí, para que lo veas. Ahí está el árbol hace muchos años para que te des cuenta que es una maravilla. Libérate de la imagen que te ayudaron a forjar los demás y volverás a la inocencia, nuestro estado natural. Así estarás contento con las arrugas que confirman todo lo que viviste, es más, solo en la inocencia sentirás que eres parte de lo que te rodea. Solo en la inocencia puedes ver a Dios.

No te agotes compitiendo.

Dios sabe lo que es para ti y el dato está en tu corazón. Entonces, haz lo que amas, no hay otra manera de vivir. El mismo AMOR que me trajo, te trajo. Es un error decir que hacemos el amor. El AMOR nos hizo y nos modela día a día y ésto depende de lo blando, de los abiertos que estemos. Por ser obra del AMOR, el ser humano es maravilloso. A él le debemos el pan, el queso, el vino, la música, la pintura, los aviones y la computadora entre otras tantas cosas.

No busques afuera lo que no tienes adentro.

No puedes pedir AMOR si no lo diste. No puedes pedir justicia si no fuiste justo. No puedes buscar paz afuera si no la tienes dentro. Pero no hay apuro, tienes a la eternidad delante, además, el trayecto suele ser más emocionante que la llegada si es que se puede llegar a alguna parte.

Arriesga… La vida es cambio permanente. Siempre te da revancha. Recuerda que el que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada. Ahora que estás solo y tranquilo, que estás contigo mismo, único ser del que eres responsable, te diré…

Deja que la curiosidad te lleve donde sucede la vida.

No seas espectador de la televisión, sino protagonista de la tierra. Recuerda que a los que se animaron les debemos todo. Píntate un sí en la frente para que se te acerquen los que quieren vivir, sin preocuparte por el tiempo… En una eternidad se recomienza a cada instante y no pierdas energías cuidándote porque la vida es bello peligro

Este texto es una de las obras literarias de Facundo Cabral, cantautor argentino nacido en 1937. Fue declarado por la UNESCO, en 1996, Mensajero Mundial de la Paz en reconocimiento a su constante llamamiento a la paz y al amor.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

QUE NO SE TE PASE LA VIDA

No estás deprimido, estás distraído

Ella creía que en la pobreza se está más cerca del AMOR porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja porque nos hace desconfiados.
No encuentras la felicidad y… ¡es tan fácil!
Solo debes escuchar a tu corazón antes de que intervenga tu cabeza que está condicionada por la memoria, que complica todo con cosas viejas, con órdenes del pasado, con prejuicios que enferman y encadenan.
La cabeza divide, es decir, empobrece. La cabeza no acepta que la vida es como es, no como debería ser.
El que hace lo que ama está bendito y condenado al éxito, que deberá llegar cuando deba. Lo que debe ser será y llegará naturalmente.
No hagas nada por obligación, ni por compromiso, sino por AMOR. Entonces habrá plenitud y en esa plenitud, todo es posible, sin esfuerzos, porque te mueve la fuerza natural de la vida.
Dios te puso un ser humano a cargo y ese eres tú.

A ti debes hacerte libre y feliz.Después podrás compartir la vida verdadera con los demás.

Ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz.
La felicidad es una adquisición, no algo que te llegará de afuera. Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz estás amargando a todo el barrio.
Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso en la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.
Si tienes cáncer o SIDA pueden pasar dos cosas; las dos son buenas. Si te gana, ¡te liberas del cuerpo que es tan molesto!: “Tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas”.
Si le ganas a esto serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.
Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo, ayuda a los viejos y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, así como gozar de la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medida.
Ama hasta convertirte en lo amado, y más aún, hasta convertirte en el mismísimo AMOR.
Que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas. El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida.

LA MUERTE ES VIVIR DE OTRA MANERA

Nunca digas adiós…

“La muerte es el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo, oyendo, comprendiendo, riendo, y en el que se tiene la posibilidad de continuar creciendo. La única cosa que perdemos en esta transformación es nuestro cuerpo físico, pues ya no lo necesitamos. Es como si se acercase la primavera, guardamos nuestro abrigo de invierno, sabiendo que ya está demasiado usado y no nos lo pondremos de todas maneras. La muerte no es otra cosa. Ninguno de mis enfermos que haya vivido una experiencia del umbral de la muerte, ha tenido a continuación miedo a morir, y quisiera subrayarlo, ¡ni siquiera uno solo de ellos!”

La pérdida de un ser querido es la peor fractura interior que una persona puede sufrir.

Todos sabemos que la muerte es inevitable, que no solo llegará a nuestros seres amados, sino también a nosotros mismos. Sin embargo, tendemos a no pensar en ella y evitamos mirarla de frente. Pero el fatídico día llega, de manera inesperada o no, y nos golpea el alma rotundamente.

El duelo es el proceso psicológico de adaptación que sigue a la pérdida de un ser querido. Se trata de una reacción, principalmente emocional, en forma de sufrimiento y aflicción. Solo cuando se supera el dolor, se puede convivir con el recuerdo de la persona fallecida sin experimentar tristeza crónica.

En realidad, la muerte es un proceso y empezamos a morir en el instante en que nacemos. Morimos un poco cada día. El papa Pablo VI dijo: “Alguien debería decirnos, cuando empieza nuestra existencia, que ya estamos muriendo. Entonces sabríamos apreciar la vida en cada minuto de cada día”. 

Nuestra mortalidad es un maestro de vida. Si no fingimos que no existe, nos enseñará tres lecciones que nos ayudarán a vivir plenamente. En mi familia se hablaba abiertamente de la muerte y el Día de Todos los Santos y el de los Difuntos, en los que los muertos son recordados y conmemorados, se encontraban entre las celebraciones más importantes del año. Fue así como, ya en mi infancia, aprendí la primera lección: la muerte, por indeseable que sea, es inevitable, así que ¿por qué pasarse la vida luchando contra ella?

Primera lección: La muerte hay que aceptarla porque es inevitable.

Cuando algo cae completamente fuera de nuestro alcance, es imposible encontrar la felicidad hasta que aprendamos a aceptarlo como parte integral del curso normal de la vida.

Segunda lección: la vida es ahora.

El inicio y el final de la vida son como las cubiertas de un libro. Lo que importa es la historia de las páginas -la vida- que hay en medio.

¿Cómo vivirías si supieras que hoy es tu último día? ¿Por qué tiene que ser el último momento para que elijas disfrutar del momento? Vive antes de morir.

– Tercera lección: en la vida estamos de paso.

La vida es un juego de suma cero: llegamos a ella sin nada y partimos sin nada. Para que esto sea matemáticamente correcto, todo lo que nos dan nos ha de ser arrebatado algún día.

Cuando llegue la hora dejaremos todo atrás: la riqueza material, las personas a las que amamos y todo lo que nos resulta tan querido. Lo que llamo “mío” lo disfruto y lo aprecio plenamente, pero no conservaré nada. ¿Por qué nos aferramos con tanta fuerza cuando tarde o temprano todos habremos desaparecido?

Aceptar la muerte nos ancla a la verdad y nos liberará. Puedes leer esto con tristeza o dejar que la verdad te libere.

Si pudiéramos conocer de antemano que estaremos bien después de la muerte, no nos importaría tanto morir. La muerte es difícil de aceptar si crees que ella te arrebata la vida.

Creo que hay vida después de la muerte. Creo que la vida no es el cuerpo sometido a las limitaciones del espacio-tiempo. Mi forma física descendió de las de mis padres, pero no mi vida. Mi vida ha existido siempre, fuera de los límites del espacio-tiempo. La muerte es el final de nuestra forma física, pero no es lo contrario de la vida.

El nacimiento y la muerte son los portales a través de los que llegamos y abandonamos esta forma física, pero la vida reside fuera de lo físico, donde no hay antes ni después. En realidad nunca morimos. En eso se basa la paz que he experimentado tras la desaparición de mis seres queridos. Confío en que nos volveremos a encontrar.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

NADA ES LO QUE PARECE

La señal ( Jorge Bucay)

Un señor muy creyente sentía que estaba cerca de recibir una luz que le iluminara el camino que debía seguir.
Todas las noches, al acostarse, le pedía a Dios que le enviara una señal sobre cómo tenía que vivir el resto de su vida.
Así anduvo por la vida, durante dos o tres semanas en un estado pensativo buscando recibir una señal divina.
Hasta que un día, paseando por un bosque, vio a un cervatillo caído, tumbado, herido, que tenía una pierna medio rota.
Se quedó mirándolo y de repente vio aparecer a un puma. La situación lo dejó congelado; estaba a punto de ver cómo el puma,
aprovechándose de las circunstancias, se comía al cervatillo de un solo bocado. Entonces se quedó mirando en silencio, temeroso también de que el puma, no satisfecho con el cervatillo,
lo atacara a él. De repente, vio al puma acercarse al cervatillo. Entonces ocurrió algo inesperado: en lugar de comérselo, el puma comenzó a lamer las heridas.

Después se fue y volvió con unas pocas ramas humedecidas y se las acercó al cervatillo con la pata para que este pudiera beber el agua; y después se fue y trajo un poco de hierba húmeda y se la acercó para que el cervatillo pudiera comer.
Increíble.
Al día siguiente, cuando el hombre volvió al lugar, vio que el cervatillo aún estaba allí, y que el puma otra vez llegaba para alimentarlo, lamer las heridas y darle de beber.
El hombre se dijo:
Esta es la señal que yo estaba buscando, es muy clara. “Dios se ocupa de proveerte de lo que necesites, lo único que no hay que hacer es ser ansioso y desesperado corriendo detrás de las cosas”.
Así que agarró su ataerito, se puso en la puerta de su casa y se quedó ahí esperando que alguien le trajera de comer y de beber.
Pasaron dos horas, tres, seis, un día, dos días, tres días… Pero nadie le daba nada.
Los que pasaban lo miraban y él ponía cara de pobre cito imitando al cervatillo herido, pero no le daban nada. Hasta que un día pasó un señor muy sabio que había en el pueblo y el pobre hombre, que estaba muy angustiado, le dijo:

– Dios me engañó, me mandó una señal equivocada para hacerme creer que las cosas eran de una manera y eran de otra.
¿Por qué me hizo esto? Yo soy un hombre creyente…
Y le contó lo que había visto en el bosque.
El sabio lo escuchó y luego dijo:
– Quiero que sepas algo. Yo también soy un hombre muy creyente.
Dios no manda señales en vano. Dios te mandó esa señal para que aprendieras.
El hombre le preguntó:
– ¿Por qué me abandonó?
Entonces el sabio le respondió:
– ¿Qué haces tú, que eres un puma fuerte y listo para luchar, comparándote con el cervatillo?
Tu lugar es buscar algún cervatillo a quien ayudar, encontrar a alguien que no pueda valerse por sus propios medios.

Galletitas ( Jorge Bucay)

A una estación de trenes llega una tarde, una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren está
retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación.
Un poco fastidiada, la señora va al puesto de diarios y compra una revista, luego pasa al kiosco y compra un
paquete de galletas y una lata de gaseosa.
Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un
joven se sienta a su lado y comienza a leer un diario. De repente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el
muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletas, lo abre y después de sacar una comienza
a comérsela con muchas ganas.
La mujer está indignada. No está dispuesta a ser grosera, pero tampoco a hacer de cuenta que nada ha pasado;
así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletas que exhibe frente al joven y se la come mirándolo
fijamente.
Por toda respuesta, el joven sonríe… Y toma otra galleta.
La señora gime un poco, toma una nueva galleta y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo
otra vez la mirada en el muchacho.
El diálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho
cada vez más divertido.
Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda solo la última galleta. ” No podrá ser tan
caradura”, piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletas.
Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la última galleta y, con mucha suavidad, la corta exactamente por
la mitad. Con su sonrisa más amorosa le ofrece media a la señora.
¡Gracias! – dice la mujer tomando con rudeza la media galleta.
– De nada – contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.
El tren llega.
Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho todavía sentado en el banco del andén y piensa: ” Insolente”.
Siente la boca reseca de ira. Abre la cartera para sacar la lata de gaseosa y se sorprende al encontrar, cerrado, su
paquete de galleta…!Intacto!.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

NUNCA MENDIGUES AMOR

Tu valor no depende de cuanto te quieran los demás

Una profesora de secundaria sacó de su cartera un billete de 20 euros y lo enseñó a sus alumnos de entre trece y quince años, a la vez que les preguntó:“¿A quién le gustaría tener este billete?”. Todos los alumnos levantaron la mano.

Entonces la profesora cogió el billete y lo arrugó, haciéndolo una bola. Incluso lo rasgó un poquito en una esquina; y volvió a preguntar:

“¿Quién sigue queriéndolo?” Todos los alumnos volvieron a levantar la mano.

Finalmente, la profesora tiró el billete al suelo y lo pisó repetidamente diciendo:“¿Aún queréis este billete?” Todos los alumnos respondieron que sí.

Entonces la profesora les dijo:“Espero que de aquí aprendáis una lección importante hoy. Aunque he arrugado el billete, lo he pisado y tirado al suelo… Todos habéis querido tener el billete porque su valor no había cambiado, seguían siendo 20 euros. Muchas veces en la vida te ofenden, hay personas que te rechazan y los acontecimientos te sacuden dejándote hecho una bola o tirado en el suelo. Sientes que no vales nada, pero recuerda, tu valor no cambiará NUNCA para la gente que realmente te quiere. Incluso en los días en los que sientas que estás en tu peor momento, tu valor sigue siendo el mismo, por muy arrugado que estés”.

El amor no se ruega. El amor no es ni dinero que te puedan prestar, ni un favor que puedas pedir

Cuánto dolor hay en esta frase.“¡Te suplico, no me dejes!”. ¿Le has rogado alguna vez a alguien por amor? Si lo hiciste, no te sirvió de nada, solo hizo sentir muy mal.

Si no quieren estar contigo, rogarle solo te hará sentir fatal.

Si te deja de repente, es natural que tras esa desagradable noticia, no quieras dejarlo ir, le dices sobre lo mucho que lo quieres y dices que sin su presencia no podrás vivir.

En un par de días tú te limpias las lágrimas y decides ser fuerte, porque sabes que no puedes obligar a nadie a amar.

Pero hay casos de personas que persiguen a sus ex durante meses o incluso años, reclamando su amor y pidiéndoles que regresen.

Qué pena es ver a esas personas que se humillan, que destruyen su autoestima y su dignidad, que tan fuerte dependen emocionalmente de una pareja que ya les eliminó de su corazón y de su vida…

¿Para qué necesitas estar con una persona que no quiere estar contigo? ¿Por qué quieres castigarte pasando tu vida con la persona que no te ama y perder las posibilidades de conocer a personas que cada noche estaría dispuesto a bajarte la luna?

Piensa que solo tienes una vida, y personas. hay muchas, tantas como peces en el mar. Empieza a amarte, para no rogar por amor al que no te lo puede dar

El amor es un sentimiento que se vive en plena libertad, sin pedir a nadie que lo ame. Sin estar mendigando amor por nadie, va más allá de toda lógica. Lo bonito lo hace cuando crece de igual intensidad por ambas partes.

Esta situación es temporal, en el momento en que pase un tiempo seguro que puedes ver a esa persona con cierta distancia emocional y ahí ya te será más constructivo retomar el contacto con ella. Por ello, no es bueno cerrar las puertas a todo ni siquiera a la amistad ya que tal vez en algún momento te parezca imposible que puedas ser amigo de la otra persona.

Quererte a ti mismo, para que esa persona especial también lo haga.  En el momento menos esperado aparecerá esa persona, que, de repente cambiará tu vida.y vivirás algo maravilloso. Recuerda siempre que, si se hace esperar, es porque será más grandioso de lo que tu mismo esperas.

Recuperándose del rechazo

Ingredientes:

  • 1 pieza de aceptación – reconocer que el amor es una decisión que se regala.
  • 2 pedazos de compasión – entender que la otra persona no ve con claridad.
  • 2 cucharadas de confianza y tolerancia – aceptar que uno es valioso a pesar del rechazo.
  • 1 vaso grande de fortaleza – valor para no caer en el maltrato ni dejarse lastimar.
  • 1 pizca de humor – encontrar una razón para reír y aprender una buena lección.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

LA FAMILIA NO SE ELIGE

Familias tóxicas

Es posible que seas la persona más afortunada del mundo y tengas una familia maravillosa. Sin embargo, por cada familia feliz hay cientos que son infelices.

Muchas veces, hay familias maravillosas porque tienen que ser maravillosas sí o sí. El deseo de que así sea, es más un deseo que una realidad. Hay mucho auto engaño.

Nacemos donde nacemos. No elegimos a nuestros padres ni nuestro contexto familiar. Nuestros padres y hermanos pueden ser encantadores o ser asesinos en serie. No depende de nosotros lo más mínimo.

Lo ideal, sin ningún tipo de dudas, es que te lleves bien con tu familia, pero a menudo no solo no es posible, sino que el precio que tienes que pagar por conseguirlo es demasiado elevado.

Las relaciones familiares provocan mucho sufrimiento, así como nefastas consecuencias negativas que perduran años y años. No se puede tolerar cualquier cosa por el mero hecho de que quien lo haga sea tu padre, tu madre o tu hermano. No se puede tolerar todo. No se puede tolerar el maltrato físico o psicológico, ni el sufrimiento gratuito.

Yo estoy a favor de la vida familiar, pero solo si es buena para todos los integrantes. Tener un lazo de sangre no implica que haya que sentir un lazo afectivo.

Si no encajas en la familia que tienes, no te sientas mal por ello. Quizás tenéis prioridades, valores o puntos de vista diferentes. Si no puedes convivir con alguien que maltrata a otras personas, que roba, que es machista, homófobo, mentiroso o manipulador, no tienes nada de qué avergonzarte. No te sientas culpable. Ten cuidado con la culpabilidad originada por la propia familia o sus emisarios.

Es posible que no quieras a tu familia. No pasa nada, no se puede querer a quien te hace daño continuamente. No eres un bicho raro. La mayoría de las personas sufren directa o indirectamente por culpa de sus familias. El origen de muchos problemas de salud mental está en la familia.

Posiblemente no te entiendan. No tienes nada que justificar. No tienes por qué dar explicaciones.

Suelta lastre, deja de cargar con lo que te limita. Tu familia no tiene por qué atraparte ni condicionarte. Empieza a escribir tu propio destino.

Esto no significa que haya que renunciar a formar tu propia familia. Precisamente has tenido una gran lección de vida y tú puedes ser el origen de una familia donde reine el respeto y el amor.

Fuente: “Kintsukuroi. El arte de curar heridas emocionales” de Tomás Navarro.

Según la teoría de la adaptación progresiva, si te encuentras en un entorno tóxico, acabas aceptando y asumiendo que eso es lo normal.
 “La rana que no sabía que estaba hervida”

Esta fábula ilustra muy bien lo que acabamos de decir:

Imaginad una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada tranquilamente una rana. La cazuela se está calentando a fuego lento. Al cabo de un rato el agua está tibia. A la rana, esto le parece agradable, y sigue nadando.

La temperatura empieza a subir. Ahora el agua está caliente. Un poco más de lo que suele gustarle a la rana. Pero ella no se inquieta y además el calor siempre le produce algo de fatiga y somnolencia.

Ahora el agua está caliente de verdad. A la rana empieza a parecerle desagradable. Lo malo es que se encuentra sin fuerzas, así que se limita a aguantar y no hace nada más.

Así, la temperatura del agua sigue subiendo poco a poco, nunca de una manera acelerada, hasta el momento en que la rana acaba hervida y muere sin haber realizado el menor esfuerzo por salir de la cazuela.

Si la hubiéramos sumergido de golpe en la cazuela con el agua a cincuenta grados, de una sola zancada ella se habría puesto a salvo, saltando fuera del recipiente.

Como la rana que se va durmiendo en el agua caliente hasta quedar escaldada, cuando nos demos cuenta, puede ser demasiado tarde, o el tren que queríamos tomar ya habrá pasado de largo

Texto del filósofo Olivier Clerc.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

PARA QUÉ PERDER TIEMPO EN TONTERÍAS

Aprovechar el tiempo

A veces creo que estoy obsesionado con aprovechar el tiempo. Pasé muchos años de mi vida dedicada a trabajar para ganar dinero; muchos años de mi infancia dedicada a ver la televisión. Muchos años, meses, días, horas, minutos y segundos perdidos. Me perdí mucho. Mucho más de lo que os llegáis a imaginar.

Pero ya todo eso se acabó. 

Ahora a cada minuto de mi vida me pregunto: ¿merece la pena dedicarle tiempo a ésto? ¿Para qué lo hago? Y en la medida de lo posible elijo la opción que considero más importante para mí. Me siento responsable de elegir:

¿Limpiar mi casa o tomar un té con un amigo?

¿Ver la televisión o hablar con mi familia en la comida?

¿Trabajar muchas horas para tener más dinero o tener menos y pasar tiempo con mis hijos?

¿Dejar pasar las horas o gestionar mi tiempo para que sea productivo?

¿Mirar el whatsap o escuchar lo que me dice una amiga?

¿Tirarme en el sofá o dar un paseo por la naturaleza?

¿Avanzar en mis proyectos o echar una tarde de rol con los amigos?

¿Ver las noticias o leer un libro que me guste?

¿Terminar el máximo de tareas o pararme a preguntar a una compañera cómo le va?

¿Comer sola o invitar a toda mi familia a comer?

¿Pasar una hora en facebook o ver un documental de mis temas favoritos?

¿Ver una película o jugar al Catán con mis hermanos?

¿Ahorrar dinero o hacer un viaje apasionante?

¿Vivir una vida estándar o vivir una gran vida?

Creo fervientemente que construimos la vida que queremos, elegimos cada momento qué vida queremos tener.

Es cierto que aún a veces hago cosas que no me hacen sentir plenamente. Por suerte soy consciente de ellas y estoy trabajando para cambiarlas.

Vivir así tiene unos costes a pagar. Vivir intensamente puede ser a veces muy estresante y caótico. Cada día es diferente y está lleno de miles de experiencias. Hay días que mi vida es una auténtica locura. Bendita locura.

Porque el tiempo se va como arena entre las manos.

Porque cada uno de esos minutos no va a volver.

Porque no sabemos el tiempo que nos queda.

Porque no hay una segunda oportunidad para vivir.

Ésta es mi vida y la quiero vivir ahora.

A veces siento que la vida se me escapa sin realmente vivirla 

 Texto del libro “Vida solo hay una” (Alejandro Ordóñez)

 Es como si todo lo que hago estuviera programado y no quedase espacio para la improvisación. Te despiertas con una alarma y necesariamente tienes que vestirte y salir de casa. Ir al trabajo o a clase, ver siempre a las mismas personas, hacer siempre las mismas cosas.

Te preparas durante un tercio de tu vida para trabajar y el resto te la pasas trabajando. Solo al final, cuando ya eres demasiado viejo para hacer todo lo que un día soñaste, tienes el tiempo necesario para poder hacerlo. Entonces, miras atrás y te das cuenta de que te perdiste la vida por hacer siempre aquello que se suponía tenías que hacer.

Se supone que somos libres para hacer lo que queramos, pero vivimos dependiendo del dinero que tengamos en el banco. Lo peor de todo es que lo tenemos tan asumido que ni siquiera nos paramos a pensarlo. Vivimos en rutina. Días iguales se suceden en el calendario y nunca llega el momento en que al fin podamos disfrutar de la vida.

Y pasa volando.

Es como el tren que no se detiene en la estación cuando lo estás esperando. La vida es solo una y no te enteras de que te la estás perdiendo. Si no coges el tren, constrúyelo. Crea una maldita estación y vive en ella si te da la gana.

No digo que no estudies o trabajes, sino que no pierdas las ganas de vivir. Hay vida más allá de las cuatro paredes que rodean tu rutina. Atrápala y déjate llevar ahora que estás a tiempo.

No esperes a hacerte viejo para empezar a vivir.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

DIOS JAMÁS TE DEJARÁ NI TE ABANDONARÁ

Fe y confianza siempre en Dios

¿Te sientes solo o sola en este momento?, ¿Sientes como que si Dios te ha abandonado?

Hay momentos en los que definitivamente nos sentimos totalmente solos, como que pareciera que Dios se ha alejado o desaparecido y es que nuestro mismo estado emocional nos hace creer que hoy si estamos abandonados en medio de esos problemas de la vida.

Y es que la sensación de abandono divino por lo general llega siempre que por alguna razón hemos descuidado nuestra relación personal con Dios. Quizá ya no estás orando, quizá ya ni lees la Biblia, pueda que no te congregues o lo haces pocas veces y ya no regularmente y es allí entonces en donde somos más vulnerables a sentirnos abandonados y solos.

La verdadera realidad es que Dios jamás nos abandona, Él siempre ha estado allí en el mismo lugar de siempre, tan solo al alcance de una oración. Lo que ocurre es que nosotros somos los que optamos por alejarnos poco a poco y cuando venimos a sentir creemos que estamos solos porque volvemos a ver a los lados y no vemos a Dios, pero no lo vemos porque lo hemos dejado, nos hemos separado de Él, poco a poco hemos ido hacia el camino equivocado y es allí en donde solo encontraremos soledad.

Lo bueno de todo es que Dios siempre está dispuesto a recibirnos, lo único que tenemos que hacer es BUSCARLO. Y es que cuando decidimos buscarlo todo el panorama cambia, pareciera que nuestros ojos son abiertos y nos damos cuenta que Él ha estado más cerca de lo que creíamos, que nunca nos abandono, que fuimos nosotros quienes con nuestras decisiones habíamos optado por alejarnos, pero que Él siempre se mantuvo fiel a su Palabra estando allí, tan cerca, tan lleno de amor y misericordia como siempre.

¿Te sientes solo o sola en este momento?, ¿Sientes como que si Dios te ha abandonado?, entonces seguramente necesitas reflexionar sobre que tan cerca de Él estas en este momento, ¿Cómo está tu comunión con Él?, ¿Estás hablando con Él?, ¿Estás leyendo su Palabra?, porque si no lo estás haciendo seguramente es la causa por la que te sientes solo y abandonado.

Hoy quiero animarte a levantar tu cabeza, a buscar a Dios, a ir delante de Él, a rendirte completamente y a permitir que sea Él y nadie más que Él quien te ayude a solucionar esos problemas que posiblemente estés enfrentando.

Nunca te olvides de buscarlo, aun cuando pareciera que nada cambie, debes de confiar, debes de seguir creyendo, debes de ir de la mano con Él, porque cómo dice la Biblia: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” Juan 15:5.

No permitas que el sentimiento de soledad y abandono te ganen la partida, Dios no quiere que te sientas solo, Dios no quiere que te sientas abandonado, Él es tú Padre, y tú Padre JAMÁS TE ABANDONARÁ.

Toma esta Palabra como tuya:

¡Así que sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni sientas pánico frente a ellos, porque el Señor tu Dios, él mismo irá delante de ti. No te fallará ni te abandonará.

¡ÉL NO TE FALLARÁ NI TE ABANDONARÁ!, ¡NUNCA LO OLVIDES!

Autor: Enrique Monterroza (destellodesugloria.org)

Todo depende de Dios

Hijo mío, no emprendas muchas cosas a la vez; si son demasiadas, te perjudicarás: aunque corras no las conseguirás y no podrás librarte más de ellas.

Hay quiénes se fatigan en el trabajo, se agotan y se atormentan y se encuentran más pobres que antes.

Otros son débiles y vulnerables, sin recurso y carentes de todo, pero el Señor los mira con ojos favorables. Los saca de su abatimiento y les hace levantar la cabeza, a tal punto que muchos se maravillan de ello.

Prosperidad y mala suerte, vida y muerte, pobreza y riqueza, todo viene de Dios.

Los que son fieles pueden contar con la generosidad del Señor, su benevolencia los guiará siempre.

Piensa en la suerte de un hombre que se ha enriquecido a fuerza de cálculos y de economías.

A los mejor se dice a sí mismo: “Tengo bien ganado el descanso, ya puedo vivir con lo que he adquirido”.

Pero no sabe el tiempo que le queda, morirá y se lo dejará todo a otros. Se fiel a tu trabajo, consagrale tu vida y continúa con tu labor hasta tus días de ancianidad.

No te escandalices por el éxito de los pecadores; pon tu confianza en el Señor y persevera en tu labor.

Es fácil para el Señor hacer rico al pobre en un instante. La bendición del Señor recompensará a sus fieles: de repente, sin hacerse anunciar, trae sus frutos.

No digas: ¿Qué me falta, qué más podría tener o desear?

No digas: “Tengo todo lo que necesito, ¿Qué desgracia podría ocurrirme ahora?”. En los días buenos se olvida uno de los malos, en los días malos no se acuerda más de los buenos.Aún cuanto esté cerca el fin, es fácil para el Señor darle a cada uno según como has vivido.

La hora de la prueba hace olvidar todos los placeres, al acabarse la vida de un hombre es cuando sus acciones se aprecian. No proclames feliz a nadie, mientras la persona no este muerta: la conocerás solo al final.

                                                 

¿Por qué  te confundes y te amargas ante los problemas de la vida? 

Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te ira mejor. Cuando te abandones a mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma. Jesús yo en ti Confió… Si Señor en ti Confió…

Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser Dios y actuar con Libertad. Abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente: Jesús yo en ti confió. Lo que más daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas y querer resolver las cosas tu manera. Cuando me dices: Jesús, yo en ti confió, no seas como el paciente que le pide al medico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo, yo te amo.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía.

Continúa diciéndote a toda hora: Jesús confió en ti.

Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles, Satanás quiere eso: Agitarte, angustiarte, quitarte paz. Confía solo en mí, abandónate en mí. Así que no te preocupes, hecha en mí todas tus angustias y duerme tranquilamente. Dime siempre: Jesús, confió en ti y veras grandes milagros. Te lo prometo por mi amor…

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

TODO LO QUE NOS PASA TIENE UN MOTIVO

Si no hubiese..

Si no hubiese sido por mi necesidad, no sabría lo que es pedirte…

Si no hubieses permitido la enfermedad, no conocería la sanidad…

Si no hubiese sido por la preocupación, no sabría lo que es confiar en Ti…

Si no hubieses permitido la pobreza, no sabría lo que es tu provisión…

Si no hubiese sido por la ofensa, no sabría lo que es perdonar…

Si no hubieses permitido el dolor, no conocería tu consuelo…

Si no hubiese sido por la angustia, no sabría lo que es tu paz.

Si no hubieses permitido el aguijón, no conocería la suficiencia de tu gracia…

Si no hubiese sido por el desacuerdo, no sabría lo que es someterme…

Si no hubieses permitido el obstáculo, no conocería tu solución…

Si no hubiese sido por el aprieto de mucha gente, no sabría lo que es apartarme contigo a descansar un poco…

Sin no hubiese sido por la montaña, no habría aprendido a vivir en las alturas…

Si no hubiese sido por llorar sobre tu hombro, no sabría lo que es tu mano enjugando las lágrimas…

Si no hubieses permitido las dificultades, no conocería la fe en tus promesas…

Si no hubiese sido por la imposibilidad, no sabría lo que es descansar en Ti…

Sin mi debilidad, no habría aprendido a vivir en tu poder…

Si no hubieses permitido la muerte, no sabría lo que es la vida eterna…

Sin la oscuridad, no habría aprendido a vivir por fe…

Sin la soledad no hay intimidad contigo…

Sin mi ignorancia, no habría aprendido a buscar tu sabiduría.

Si no hubiese sido por el desierto, no sabría lo que son tus manantiales…

Sin tus demoras, no habría aprendido a esperar en Ti.

Sin las pruebas, no habría aprendido a soportar con paciencia…

Sin perdición, no hay salvación…

Sí comparas tu vida con otros…

¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido, para así vivir con mayor alegría y optimismo?

¿Por qué llorar mientras voy andando, si otros ríen y no tienen pies?
¿Por qué vivir pensando en el 10 % de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90 % que nos hacen felices?

En tu cuerpo hay 800 mil millones de células trabajando continuamente en perfecta armonía y coordinación en tu favor…

En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente, que si las quisieras reemplazar por la computadora más perfecta del mundo, ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto…

Tienes un corazón, que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora, 36 millones de latidos, año tras año, despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros de venas y arterias, que llevan… mas de 2 millones de litros de sangre al año…

Te puedes mover, pasear, correr, bailar o hacer deporte. Para ello, tienes 500 músculos, 200 huesos y 7.000 nervios, sincronizados para obedecer y llevarte a donde quieras…

En tus oídos hay 24 mil millones de filamentos que vibran con el viento, el reír de los niños, la suave música, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que aprecias…

En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, la luz, la simpatía de las personas y la majestad de la naturaleza…

Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de 600 millones de alvéolos, purifican el aire que reciben y liberan a tu cuerpo de desperdicios dañinos.

Eres un ser humano único, capaz de crear, descubrir, inventar, pensar, soñar, imaginar, comunicarte, hablar, tranquilizar, animar, estimular, inspirar, perdonar… Capaz de sentir, disfrutar, recibir amor y decir… Te amo.

Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas. En cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo…

Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste…

En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles, y 200 mil detectores de temperatura…

¿Crees que vale la pena tu vida?
Dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer a Dios lo que nos regala día a día…

No te entristezcas por lo que no pudiste ser, agradece por los dones que Dios puso en tu vida, tu familia, tus amistades y las oportunidades de ser alguien importante…

Cuenta tus bienes y tus alegrías. No pierdas tiempo en “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”

¿Y sabes por qué?…¡¡¡ Porque vales mucho!!! Para Dios no tienes precio.

¿Tienes derecho a quejarte?

Si tienes una comida en el refrigerador, ropa para cubrirte, un techo que te proteja y una cama donde dormir, eres más rico que el 75% de la humanidad.

Si tienes dinero en el banco y en la billetera y aún te sobran unas monedas, estás entre el 8% más rico en el mundo.

Si te despertaste esta mañana con más salud que enfermedad, eres más afortunado que el millón de personas que sobrevivirá esta semana.

Si nunca has experimentado el peligro de la guerra, la soledad de la prisión, la agonía de la tortura o los dolores del hambre, estás mejor que 500 millones de seres humanos.

Si en los últimos días pudiste ir a la iglesia sin miedo de ser hostigado, arrestado, torturado o asesinado, eres más afortunado que 3 mil millones de habitantes de la tierra.

Si tus padres viven y aún están casados, eres un ser raro en el mundo.

Si puedes levantar la cabeza y sonreír, eres bendito porque la mayoría, aunque podría, no lo hace.

Si puedes leer este mensaje eres doblemente feliz, pues sabes que alguien pensó en ti y, además, no eres uno de los 2 mil millones de personas que no saben leer.

Cuenta tus bendiciones y no olvides lo afortunado que eres.

DALE GRACIAS A DIOS

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EN LOS DETALLES SE HAYA LA DIFERENCIA

Los pequeños detalles

El alumno, según él, había terminado el cuadro. Llamó a su maestro para que lo evaluara. Se acercó el maestro y observó la obra con detenimiento y concentración durante un rato. Entonces, le pidió al alumno la paleta y los pinceles. Con gran destreza dio unos cuantos trazos aquí y allá.

Cuando el maestro le regresó las pinturas al alumno el cuadro había cambiado notablemente. El alumno quedó asombrado; ante sus propios ojos la obra había pasado de mediocre a sublime.

Casi con reverencia le dijo al maestro:

¿Cómo es posible que con unos cuantos toques, simples detalles, haya cambiado tanto el cuadro?

Es que en esos pequeños detalles está el arte. Contestó el maestro.

Si lo vemos despacio, nos daremos cuenta que todo en la vida son detalles. Los grandes acontecimientos nos deslumbran tanto que a veces nos impiden ver esos pequeños milagros que nos rodean cada día. Un ave que canta, una flor que se abre, el beso de un hijo en nuestra mejilla, son ejemplos de pequeños detalles que al sumarse pueden hacer diferente nuestra existencia.

Todas las relaciones familia, matrimonio, noviazgo o amistad, se basan en detalles. Nadie espera que remontes el Océano Atlántico por él, aunque probablemente sí que le hables el día de su cumpleaños. Nadie te pedirá que escales el Monte Everest para probar tu amistad, pero sí que lo visites durante unos minutos cuando sabes que está enfermo.

Hay quienes se pasan el tiempo esperando una oportunidad para demostrar de forma heroica su amor por alguien. Lo triste es que mientras esperan esa gran ocasión dejan pasar muchas otras, modestas pero significativas. Se puede pasar la vida sin que la otra persona necesitara jamás que le donaras un riñón, aunque se quedó esperando que le devolvieras la llamada.

Se piensa a veces que la felicidad es como sacarse la lotería, un suceso majestuoso que de la noche a la mañana cambiará una vida miserable por una llena de dicha. Esto es falso, en verdad la felicidad se finca en pequeñeces, en detalles que sazonan día a día nuestra existencia.

Nos dejamos engañar con demasiada facilidad por la aparente simpleza. NO desestimes jamás el poder de las cosas pequeñas: una flor, una carta, una palmada en el hombro, una palabra de aliento o unas cuantas líneas en una tarjeta. Todas estas pueden parecer poca cosa, pero no pienses que son insignificantes.

En los momentos de mayor dicha o de mayor dolor se convierten en el cemento que une los ladrillos de esa construcción que llamamos relación. La flor se marchitará, las palabras quizá se las llevará el viento, pero el recuerdo de ambas permanecerá durante mucho tiempo en la mente y el corazón de quien las recibió.

¿Qué esperas entonces? Escribe esa carta, haz esa visita, levanta el teléfono. Hazlo ahora, mientras la oportunidad aún es tuya. NO lo dejes para después por parecerte poca cosa. En las relaciones no hay cosas pequeñas, únicamente existen las que se hicieron y las que se quedaron en buenas intenciones…

Moraleja:

“Si una persona habla o actúa con el pensamiento puro, la felicidad le sigue como una sombra que nunca le deja”.

El valor de las pequeñas cosas

Aprende a escuchar el valor de las pequeñas cosas, de los acontecimientos. Verás que todo habla, todo se comunica contigo.

Con cada falta de delicadeza, hiero un poco a aquellos que me aman.

Con cada desatención, no soy ni educado ni cristiano.

Con cada mirada de desprecio, alguien resulta golpeado.

Con cada gesto de impaciencia, doy una bofetada invisible a los que viven a mi lado.

Con cada perdón que niego, va un pedazo de mi egoísmo.

Con cada resentimiento que esbozo, revelo algo de mi amor propio herido.

Con cada palabra áspera que digo, pierdo algunos puntos para el cielo.

Con cada omisión que practico, rasgo una hoja del evangelio.

Con cada limosna que niego, alejo más triste a un pobre.

Con cada juicio malicioso, aflora mi lado mezquino.

Con cada oración que no hago, pierdo un mundo de gracia.

Con cada burla que hago, peco contra el silencio.

Con cada llanto que enjuago, hago más feliz a mi hermano.

Con cada acto de fe, canto un himno a la vida.

Con cada sonrisa que desparramo, planto una esperanza.

Con cada espina que clavo, lastimo el corazón de un semejante.

Con cada espina que arranco, alguien besará mi mano.

Con cada rosa que ofrezco los Ángeles dicen AMEN

(Estas historias fueron escritas por autor desconocido. La historias fue coleccionada y recontada por Adonis).

EL TIEMPO ES LA COSA MÁS VALIOSA QUE UNA PERSONA PUEDE GASTAR

El valor de un minuto

Un minuto sirve para sonreír.
Sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros. 
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el “sí” o el “no” que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.
En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, creer, vencer y ser.
En un simple minuto se puede salvar una vida.
Tan solo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida.
Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo, un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante.
Solo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos.
De todos los minutos bien vividos.
Un minuto… Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta… Pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas.
Decimos “un minuto” y nos parece nada.
Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, cómo se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto… Parece increíble… Parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
Alguien alguna vez dijo: “Vive cada minuto como si fuera el último”.
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que “si no es hoy será mañana”.
Tu tiempo es ahora… El futuro es incierto…
Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy… Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

La vejez y el paso del tiempo enseñan todas las cosas (Sófocles)

Solo el paso de los años te dará los conocimientos necesarios para comprender el mundo.

 Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros (Jean de la Bruyere)

Una reflexión acerca del modo en el que los más pequeños experimentan el tiempo.

El tiempo es gratis pero no tiene precio. No puedes poseérlo pero puedes hacer uso de él. No se puede guardar pero se puede gastar. Una vez que lo has perdido ya nunca se puede recuperar.”
(Harvey Mackay)

El tiempo es de las cosas mas baratas que podemos usar pero que sale caro cuando lo desperdiciamos.

El tiempo es la divisa de tu vida. Es la única divisa que tienes, y solo tú puedes determinar cómo será gastada. Sé cuidadoso y no permitas que otras personas la gasten por ti (Carl Sandburg)

Cada uno de nosotros somos dueños de nuestro tiempo.

Sí amas la vida, no pierdas el tiempo, porque el tiempo es de lo que está hecha la vida.(Bruce Lee) 

No hay material más caro del que está hecha la vida.

Pierde tu dinero y solo estarás perdiendo dinero, pierde tu tiempo y estarás perdiendo una parte de tu vida.(Michael LeBoeuf) 

No olvidemos que cada minuto es poco tiempo pero ya nunca más volverá.

El miedo a la muerte se deriva del miedo a la vida. Un hombre que vive completamente está preparado para morir en cualquier momento.(Mark Twain) 

Vive a tope, sonríe mucho, ama lo que puedas, si no lo haces al final no has logrado nada.

El tiempo es la moneda de tu vida. Ten cuidado para no dejar que otras personas paguen por ti.(Carl Sandburg)  

Que nadie marque tu ritmo, tu caminas y tu marcas tu destino y velocidad.

Hasta que no valores tu tiempo, no podrás hacer nada con él. (M. Scott Peck) 

Tenemos que no perder nunca la idea de que la vida se gasta y si no la disfrutas estás muerto en vida.

El tiempo es algo creado. Decir ‘no tengo tiempo’ es como decir ‘no quiero (Lao Tse)

Querer es poder y con el tiempo mejor no jugar porque él siempre gana la partida.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

NO ENTENDEMOS PORQUE EXISTE EL MAL EN EL MUNDO

¿Donde estaba Dios?

Mi esposo a veces me pregunta por qué pasan cosas malas en la vida a gente buena, y ésto me ayudó contestarle.

Se levantó rápidamente en cuanto vio al cirujano salir de la sala de operaciones.

Ella dijo: ¿Cómo está mí pequeño hijo? ¿Va a estar bien? ¿Cuándo puedo verlo?

El cirujano respondió, “Lo siento. Hicimos todo lo que pudimos, pero su hijo no logró Sobrevivir”

Sally dijo: “¿Por qué les da cáncer a los niños pequeños?” ¿Que ya no le importa a Dios? ¿En dónde estabas Dios, cuando mi hijo te necesitaba?

El cirujano preguntó:

¿Desea un tiempo a solas con su hijo? “Una de las enfermeras saldrá en unos minutos antes de ser transportado a la Universidad.”

Sally le pidió a la enfermera que la acompañara mientras se despedía de su hijo. Corrió sus dedos suavemente con amor a través de su rizado pelo rojizo.

“¿Le gustaría un rizo de su cabello? Le preguntó la enfermera Sally asentando que sí, recibió un rizo que la enfermera cortó poniéndolo en una bolsita de plástico y dándoselo a Sally.

Ella dijo: Fue idea de Jimmy donar su cuerpo a la Universidad para ser estudiado, él dijo que podría ayudar a alguien más, “yo me rehusaba al principio, pero Jimmy dijo: “Mamá, no lo usaré más cuando me muera, tal vez pueda ayudar a que algún niño pase más días con su mamá, continúo diciendo mi Jimmy tenía un corazón de oro. Siempre pensando en alguien más, siempre deseando ayudar a otros si podía.”

Sally salió de Hospital Mercy para niños después de haberse pasado ahí la mayor parte de seismeses.

Puso la bolsa con las pertenencias de Jimmy en el asiento trasero de su auto.

El regreso a casa fue difícil. Era aún más difícil entrar a una casa vacía. Tomó las pertenencias de Jimmy y la bolsa de plástico con el trozo de pelo y se dirigió al cuarto de su hijo.

Empezó a colocar los modelos de carros y otras cosas personales exactamente en el lugar que él los mantenía y abrazada a su almohada lloró hasta que se quedó dormida.

Era casi la medianoche, cuando Sally despertó. Tendida a un lado de la cama estaba una carta doblada, la carta decía lo siguiente:

“Querida mamá, Yo sé que vas a extrañarme, pero no pienses que me olvidaré de ti o que algún día dejaré de quererte solo porque no estoy para decirte que “Te amo” siempre te amaré mamá, y cada día será más. Algún día volveremos a vernos. Hasta entonces, si quieres adoptar un niño para que no te sientas tan sola por mí este bien. Puede usar mi cuarto y mis cosas para jugar con ellas. Pero si decides que sea una niña, probablemente no le gusten las cosas que nos gustan a los niños. Tendrás que comprarle muñecas y cosas que le gustan a las niñas, tú sabes.

No estés triste mamá pensando en mí. Este es un lugar muy lindo. La abuela y el abuelo me recibieron en cuanto llegué aquí y me mostraron algunos sitios, pero tomará mucho tiempo conocer todo esto. Los ángeles son lindos. Me encanta verlos volar. ¿Y sabes que? Jesucristo no se parece nada a ninguna de sus fotografías. Pero en cuanto lo vi., sabía que era El Jesús mismo me llevó a ver a Dios. Mamá, y ¡adivina que! Me tocó sentarme en su pierna y hablar con Él, como si fuera alguien importante.

Ahí fue cuando le dije que quería escribirte una carta para despedirme y todo eso. Pero yo ya sabía que no estaba permitido, Pero ¿sabes que mamá? Dios me dio papel y hasta me prestó su pluma personal para escribirte esta carta. Creo que se llama Gabriel el ángel que te va a dejar la carta.

Dios me dijo que te diera la respuesta a una de las preguntas que le hiciste, ¿En donde estaba Él cuando yo lo necesitaba?

“Dios dice que estaba conmigo así como cuando estaba con Jesús cuando murió en la cruz. Ahí está El, como siempre lo está con todos sus hijos, oh, por cierto, mamá, nadie más puede leer lo que te escribí en esta carta, solo tú. Para todos los demás esto es solo un papel en blanco, ¿Qué padre no?

Ya tengo que regresarle su pluma a Dios, la necesita para escribir más nombres en el Libro de la Vida.

Esta noche me toca estar en la mesa compartiendo la cena con Jesús, seguro que la comida será de lo mejor. Ya casi se me olvidaba decirte, que ya no me duele nada mamá, ya se me quitó el cáncer completamente, estoy muy contento porque no soportaba más el dolor y a Dios no le gustaba verme sufrir así tampoco, por eso mandó al Ángel de la Misericordia para que fuera por mí. ¡El ángel me dijo que era un pedido especial! ¿Qué te parece éso?”

Firmado con amor, Dios, Jesús y Yo.

¿Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida? 

Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te ira mejor. Cuando te abandones a mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma. Jesús yo en ti Confió… Si Señor en ti Confió…

Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser Dios y actuar con Libertad. Abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente: Jesús yo en ti confió. Lo que más daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas y querer resolver las cosas tu manera. Cuando me dices: Jesús, yo en ti confió, no seas como el paciente que le pide al medico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo, yo te amo.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía.

Continúa diciéndote a toda hora: Jesús confió en ti.

Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles, Satanás quiere eso: agitarte, angustiarte, quitarte paz. Confía solo en mí, abandónate en mí. Así que no te preocupes, hecha en mí todas tus angustias y duerme tranquilamente. Dime siempre: Jesús, confió en ti y veras grandes milagros. Te lo prometo por mi amor…

(Estas historias fueron escritas por autor desconocido. La historias con moraleja fue coleccionada y recontada por Adonis).

 

LA FALTA DE SENCILLEZ NOS HACE PEQUEÑOS

LA PAREJA ORGULLOSA

Erase una vez un joven que tenía fama de ser el individuo más terco de la ciudad, y una mujer que tenía fama de ser la doncella más tozuda, e inevitablemente terminaron por enamorarse y casarse.

Después de la boda, celebraron en su nuevo hogar un gran festín que duró todo el día.

Al fin los amigos y parientes no pudieron comer más, y uno por uno se marcharon.

Los novios cayeron agotados, y estaban preparándose para quitarse los zapatos y descansar cuando el marido notó que el último invitado se había olvidado de cerrar la puerta al marcharse.

– Querida, ¿te molestaría levantarte para cerrar la puerta? Entra una corriente de aire.

– ¿Por qué debo cerrarla yo? bostezó la esposa. Estuve de pie todo el día, y acabo de sentarme. Ciérrala tú.

– ¡Conque sí! respondio el esposo. En cuanto tienes la sortija en el dedo, te conviertes en una holgazana.

– ¿Cómo te atreves? gritó la novia. No hace un día que estamos casados y ya me insultas y me tratas con prepotencia. ¡Debí saber que serías uno de esos maridos!

– Vaya, gruñó el esposo. ¿Debo escuchar tus quejas eternamente?

– ¿Y yo debo escuchar eternamente tus protestas y reproches?

Se miraron con mal ceño durante cinco minutos. Luego la novia tuvo una idea.

– Querido, dijo, ninguno de ambos quiere cerrar la puerta, y ambos estamos cansados de oír la voz del otro.
Así que propongo una competencia. El que hable primero debe levantarse a cerrar la puerta.

– Es la mejor idea que he oído en todo el día, respondió el esposo . Comencemos ahora.

Se pusieron cómodos, cada cual en una silla, y se sentaron frente a frente sin decir una palabra.

Así habían pasado dos horas cuando un par de ladrones pasó por la calle con un carro.
Vieron la puerta abierta y entraron en la casa, donde no parecía haber nadie, y se pusieron a robar todo aquello de que podían echar mano.

Tomaron mesas y sillas, descolgaron cuadros de las paredes, incluso enrollaron alfombras.

Pero los recién casados no hablaban ni se movían.

No puedo creerlo, pensó el esposo. Se llevarán todo lo que poseemos, y ella no dice una palabra.

¿Por qué no pide ayuda, se preguntó la esposa?. ¿Piensa quedarse sentado mientras nos roban a su antojo?

Al fin los ladrones repararon en esa callada e inmóvil pareja y, tomando a los recién casados por figuras de cera, los despojaron de sus joyas, relojes y billeteras.

Pero ninguno de ambos dijo una palabra.

Los ladrones se largaron con su botín, y los recién casados permanecieron sentados toda la noche.

Al amanecer un policía pasó por la calle y, viendo la puerta abierta, se asomó para ver si todo estaba bien.
Pero no pudo obtener una respuesta de la pareja silenciosa.

– ¡A ver! rugió. ¡Soy el agente de la ley!
¿Quiénes son ustedes?
¿Esta casa les pertenece?
¿Qué sucedió con todos los muebles?

Y al no obtener respuesta, se dispuso a golpear al hombre en la oreja.

– ¡No se atreva! gritó la esposa, poniéndose en pie. Es mi marido, y si usted le pone un dedo encima, tendrá que responder ante mí.

– ¡Gane! gritó el esposo, batiendo las palmas. ¡Ahora ve a cerrar la puerta!

MORALEJA: El orgullo es un pecado universal, el gran vicio que casi todos tenemos. Es fácil observar el orgullo en los demás pero raramente podemos ver el orgullo que hay en nosotros mismos.

El orgullo es la falta de humildad o de mansedumbre. El orgullo hace que la gente esté en contra de Dios y de los demás. El orgullo nos conduce a la enemistad hacia nuestros semejantes. La persona orgullosa se cree superior a los que le rodean, elevándose por encima de los demás y disminuirlos a ellos. La persona orgullosa hace su propia voluntad en lugar de la de Dios.

Una persona orgullosa es vanidosa, envidiosa, codiciosa, chismosa, criticona, calumniadora, murmuradora, rencorosa, con dureza y altanería en su corazón.

Una persona humilde gana más corazones

-El valor de la humildad nos ayuda a superar el deseo por sobresalir, nuestro corazón es lo que verdaderamente cuenta.

-Es estar libre de disfraces y complicaciones, cualidades que garantizan el trato sincero y sin dobleces.

-La humildad no necesita adornos ni hacer ostentación, porque es como el agua, que sin tener ni gusto, ni sabor, ni color, es igualmente necesaria.

-Para ser auténtico hay que empezar por ser sencillo, no escabroso, dificultoso o peligroso, deseoso de mostrarse tal cual es, sin afectación ni ningún decorado

-La humildad combina la dulzura y la sabiduría.

-Los que personifican la sencillez están libres de pensamientos complicados y extraños. El intelecto es despierto. La sencillez invoca al instinto, la intuición y el discernimiento para crear pensamientos con esencia y sentimientos de empatía.

-Carecer de deseos no significa arreglárselas sin nada. Al contrario, uno lo tiene todo, incluyendo la satisfacción interna. Esto se refleja en el rostro, libre de perturbaciones e ira, esto no significa que todos debamos adoptar este estilo de vida. Sin embargo, se puede aprender de la naturaleza.

–Cuando se observa la ética de la sencillez, casi no hay desperdicio. Todos los recursos se valoran: el tiempo, los pensamientos, las ideas, el conocimiento, el dinero y las materias primas.

-Con la humildad surge la generosidad, que es compartir con un espíritu altruista los ingresos ganados a pulso.

(Este texto esta escrito  por anónimo, fue agregado por Adonis).

 

 

EL AMOR NO SABE DE IDIOMAS

UN NUDO EN LA SÁBANA

En la reunión de padres de familia de una escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos.
Ella entendía que aunque la mayoría de los padres de la comunidad eran trabajadores, debían encontrar un poco de tiempo para dedicar y pasar con los niños.
Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana.

Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo y cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya estaba acostado.

Explicó además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia.
Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba reemplazar esa falta dándole un beso todas las noches cuando llegaba a su casa y para que su hijo supiera que él le había ido a ver mientras dormía, hacía un nudo en la punta de la sábana.
Cuando mi hijo despierta y ve el nudo, sabe que su papá ha estado allí y lo ha besado. El nudo es el medio de comunicación entre nosotros.

La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando comprobó que el hijo de aquel hombre era uno de los mejores alumnos de la escuela.

Este hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros.
Aquél padre encontró su forma, una forma simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía a través del nudo, todo el afecto de su papá.

Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento.
Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban para aquél hijo, muchísimo más que un montón de regalos o disculpas vacías.

Es válido que nos preocupemos por las personas, pero lo más importante es que ellas sepan y puedan sentir nuestra preocupación y cariño por ellas.

Para que exista la comunicación, es necesario que las personas “escuchen” el lenguaje de nuestro corazón, ya que los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras.
Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el golpe de la rodilla o el miedo a la oscuridad.
Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben distinguir un gesto de afecto y amor, aunque ese gesto sea solamente un nudo en la sábana. Un nudo cargado de afecto, ternura y amor.

“Vive de tal manera que cuando tus hijos piensen en justicia, cariño, amor e integridad, piensen en ti”

La vida te devuelve lo que siembras

De repente hijo y su padre estaban caminando en las montañas.ente, el hijo se lastima y grita: “Aaaahhhhhhh!!”. Para su sorpresa, escucha una voz que repite en algún lugar de la montaña: “Aaaahhhhhhh!!”.

Con curiosidad el niño grita: “¿Quién está ahí?”.

Recibe una respuesta: “¿Quién está ahí?”.

Enojado con la respuesta, el niño grita: “Cobarde”.

Y recibe de respuesta: “Cobarde”.

El niño mira a su padre y le pregunta: “¿Qué sucede?”

El padre, sonríe y le dice: “Hijo mío, presta atención”.

Y entonces el padre grita a la montaña: “Te admiro”.

Y la voz le responde: “Te admiro”.

De nuevo, el hombre grita: “Eres un campeón”.

Y la voz le responde: “Eres un campeón”. El niño estaba asombrado, pero no entendía.

Luego, el padre le explica: La gente lo llama eco, pero en realidad es la vida.

Te devuelve todo lo que dices o haces. Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.

Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor. Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.

Si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma de los que conoces.

Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida.

La vida te dará de regreso, exactamente aquello que tú le has dado. Tu vida, no es una coincidencia, es un reflejo de ti.

Alguien dijo: “Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa muy bien lo que estás dando”.

Nadie es perfecto en la vida, pero siempre intentemos ser mejores cada día.

Consejos de un padre a su hijo

Jackson Brown no es un gran pensador, ni un Nobel de literatura. Es solo un hombre común, un padre preocupado por la felicidad de su hijo que quiso escribir estos simples ‘consejos’, al momento que este se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa. Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudio. Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos. Poco tiempo después, ampliado bajo el título ‘Vivir Feliz’, se convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y millones de ejemplares traducidos a varios idiomas.

Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.

Ten un buen equipo de música.

Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.

Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

Conduce automóviles que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.

Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.

Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).

Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.

Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.

Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

Encomienda tus tareas y decisiones diariamente al Espíritu Santo.

Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.

Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.

Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.

No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.

Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).

Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

Confía en Dios, pero cierra tu automóvil con llave.

Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también el gran riesgo.

Nunca confundas riqueza con éxito.

No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.

Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.

Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.

Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.

No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.

No confundas comfort con felicidad.

Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.

Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca.

Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.

El amigo que nunca falla es Jesús. Confía siempre en Él y rézale todos los días.

Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo… simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

EL DEPORTE ES SALUD Y BIENESTAR

Recomendaciones a la hora de apuntarte a un gimnasio

No te apuntes al primero que veas, asegúrate que tenga muchas opciones de maquinaria y expertos que te puedan hacer un plan de ejercicios según tu nivel de salud y fuerza.

Controla a poder ser, que no esté muy lejos de casa porque sino… Entre pocas ganas que tengas se une a la pereza de la distancia.

No tomes ir a practicar ejercicio como un trago que tienes que pasar tómalo como un rato de relajamiento, trato con más gente y beneficio para tu cuerpo.

Usa las pesas de vez en cuando porque se acelera el metabolismo cuanta más masa corporal creas, y todo lo que te acelere los resultados mucho mejor a la vez que te tonificas y te sientes mejor.

Que no te falte apuntarte a clases grupales al principio te puede dar corte pero todo lo que sea compartir emociones, tu mente y tu cuerpo te lo agradecerá, que mejor que divertirse y poder compartirlo con los demás.

Ventajas del ejercicio

 

Disminuye el riesgo de enfermedades del corazón, como el infarto, la muerte súbita o la insuficiencia cardíaca, se deben a la falta de ejercicio físico.Reduce el estrés: cuatro o cinco horas semanales de ejercicio en el gimnasio, mientras hablas con tus compañeros de entrenamiento, te harán olvidar tus problemas personales y laborales y el estrés, ya que necesitas concentración para lo que estás haciendo.

 Diversos estudios han confirmado que la práctica de ejercicio físico mejora el perfil lipídico de varias formas:

  • Aumenta el colesterol HDL.
  • Reduce los triglicéridos.
  • Reduce el colesterol LDL.
  • Convierte las lipoproteínas LDL densas y pequeñas en lipoproteínas LDL grandes y ligeras.

 -Reduce la grasa subcutánea localizada entre los músculos, dado que la utiliza como combustible o fuente principal de energía para que los músculos parezcan magros y sanos, y no voluminosos sin estética.

– Disminuimos la presión sanguínea según explica el doctor Manuel Luque, responsable de la Unidad de Hipertensión del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid. “El deporte no solo consigue disminuir la presión arterial de los pacientes hipertensos, sino que también ayuda a controlar el sobrepreso, la hipercolesterolemia y la diabetes tipo 2, todos ellos factores de riesgo de la hipertensión”.

Conciliamos el sueño es ideal para personas con problemas de sueño ya que puede ayudar muy notablemente y un posterior descanso profundo, no superficial.

-Aumenta la absorción de calcio por los huesos, fortaleciéndolos y disminuyendo el riesgo de fracturas

-Mejora la capacidad pulmonar, la circulación en general y el aprovechamiento del oxígeno

Estos son algunos ejercicios y calorías que podrás quemar en una hora:

Trotar en una caminadora te hará quemar hasta 675 Kcal/h

Saltar la cuerda icono premiumSaltar con la cuerda te hará quemar hasta 730 Kcal/h

Hacer bicicleta te ayudará a quemar más de 450 Kcal/h

Hombre haciendo sentadillas icono gratisHacer una hora de sentadillas quema hasta 500 Kcal/h

Subir escaleras quemas unas 700 Kcal/h

Nadar intensidad alta quemas unas 476 Kcal/h

levantamiento de pesas 400 Kcal/h

Baile icono gratisBailar zumba puedes llegar a quemar hasta 350 Kcal/h

 Caminar a un paso normal 230 Kcal/h

Practicar tenis 476 Kcal/h

Jugar al fútbol 550 Kcal/hFutbolista icono gratis

¿Cuándo es mas útil hacer deporte, mañana, tarde o noche?

Cuando nos levantamos el cuerpo se encuentra en su temperatura corporal más baja y hay un menor flujo sanguíneo, es positivo para activarse de cara a afrontar el día, y permanecer con energía por la adrenalina que se genera con el deporte.

A partir del mediodía, se producen una serie de mejoras a nivel fisiológico: más coordinación, mayor velocidad de reacción, así como eficacia cardiovascular y fuerza muscular. En estos puntos del día, los músculos están más calientes y flexibles, por lo que hay menos probabilidades de lesionarse, Esto hace que la tarde sea ideal para actividades de alto impacto como puede ser correr o los deportes de contacto. Aquí también son recomendables las pesas del gimnasio, dado que mejora la fuerza y también se vería reflejado un aumento de la masa muscular.

La noche es la hora menos recomendable porque con el ejercicio físico aumenta el ritmo cardíaco y el organismo genera adrenalina, lo que dificulta conciliar el sueño. Si a eso le sumamos el tener que madrugar para ir a trabajar o por otras cuestiones, podríamos no descansar lo suficiente o tener un sueño de mala calidad.

Frases de ánimo para hacer ejercicio

  • El ejercicio debe ser considerado como un homenaje al corazón.
  • Solamente hay dos requisitos a la hora de hacer ejercicios, uno es que lo hagas y otro es que lo continúes haciendo.
  • El cuerpo humano está diseñado para caminar, correr, saltar y bailar. Básicamente estamos hechos para movernos.
  • Un atleta no puede correr con dinero en sus bolsillos. Debe correr con esperanza en su corazón y sueños en su cabeza.
  • Mantener nuestro cuerpo con buena salud es un deber. De lo contrario no seremos capaces de mantener nuestras mentes fuertes y claras.
  • Lo que quieres conseguir no está en tus manos, está en tu cabeza. Piensa que puedes y podrás, pero espera el sufrimiento, perseverancia y disciplina.
  • No interpretes la incomodidad del ejercicio como algo doloroso, interprétalo como algo que te acerca a conseguir tus metas y a desarrollarte personalmente.
  • No tener tiempo para hacer ejercicio es una decisión, no es un problema de tiempo…
  • ( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

TRUCOS CASEROS

Las mejores ideas para quitar las resistentes manchas de la ropa Lavandería icono gratis

Para tirar la ropa siempre hay tiempo, aquí te dejo 4 ideas diferentes para quitar manchas difíciles:

1-Echa en un recipiente bicarbonato sódico y añadir agua, mezclarlo bien y sumergir la ropa blanca. Dejar para 3 a 4 horas. Y tu ropa blanca volverá a estar impecable.

2-Mezcla 1 taza de vinagre con 100 ml de producto para lavar platos
Mezclar el vinagre con el producto y lavar la ropa como normalmente.

3-Mezclar 5 aspirinas en un cubo con agua, meter la ropa y dejarla una media hora y la mancha quedará disuelta.

4-Una taza de jugo de limón cuando la ropa entre en posición acarado, esto ayudará a que desaparezca las manchas resistentes.

¿Quieres tener un pelo más sano? Cabellos femeninos icono gratis

Echa los posos de café en recipientes de  . Déjalo reposar por 30 minutos, lo cuelas y echas el líquido en una botella con splait. Durante el  te echas en la raíz del pelo con la infusión.Lo que te sobre guardalo en la . El café puede oscurecer el cabello por lo que no es conveniente este remedio para personas de cabello . Otra manera de usar los posos de café para el cabello es a la hora de lavarte el pelo, Antes de echarte el champú, lávate el pelo con los posos de café. El café eliminará  el residuo que dejan los productos comerciales y dará como resultado un pelo más  y con brillo

¿Cómo solucionar el exceso de  en un plato? Salero icono gratis

Cuando un  te ha salido demasiado , no te preocupes, ya que  tiene solución: échale un par de rodajas de patata cruda, peladas y de un par de centímetros de grosor, a continuación, déjalo durante media hora a fuego lento y retira la patata. Verás cómo esta ha absorbido la  sobrante y el  quedará en su  de .

 N sin olores Nevera icono gratis

Cuando haya vaciado la nevera para descongelarla y note que tiene malos olores, coloque en el  de la misma un  con vinagre hirviendo, el vapor acabará con el mal olor, por el contrario, la nevera está llena de , ponga dentro un vaso con , y el olor se irá de inmediato.

  apretados? Zapato icono gratis

1-Si te aprietan los zapatos, coge un trozo bastante grande de  periódico lo remojas e introduces en tu deja secar el periódico y después sácalo y ya debe de haber cedido un poco y sentirás más comodidad

2-Llena con agua las bolsas plásticas, ciérralas muy bien y revisa que no estén rotas.Coloca cada bolsa dentro del zapato y ponlas para que ocupen todo el calzado interiormente. Si es necesario, coloca dos bolsas. Ten mucho cuidado de que no se rompan.Después, lleva los zapatos al congelador una noche o la cantidad de horas suficientes para que el agua se convierta en hielo.

Luego, retira los zapatos del congelador, espera que el hielo se derrita y quita las bolsas. Y listo, ahora tendrás un calzado más suelto y holgado.

Truco  y e anti arrugas  

Se pone a hervir 2 o 3 , después de suaves las haces puré y le agregas 2 cucharadas de  de abejas y mezclas , con la  resultante la utilizas como  durante 20 minutos, cuando acabes te enjuagas con una infusión de , sin secarse la . Puedes hacerlo 2 veces por semana y veras  en poco , es efectivo y fácil de hacer… Comprueba el resultado.

 Quita chupe tones 

Para esos chupe tones que son inoportunos… Nos queda intentar quitarlos como sea, Pones en la  afectada un poco de  hasta que este se derrita por completo, esto puede tardar 2 días en quitarse pero mas si no  lo haces.

Otro remedio de quita chupe tones, dale en esa zona con un  de  todas las veces que puedas, mucho mas  si lo haces cada una hora al día siguiente ni se notara si lo vuelves a repetir lo eliminaras por completo, es 

 Prevenir el mal aliento 

El aceite de semilla de perejil, el aceite de menta, el mentol y la clorofila reducen el mal aliento, especialmente después del consumo de ajo, cebolla o alcohol. El aceite de perejil, junto con el aceite de menta fresca, el mentol y la clorofila pueden ayudar abordando el problema desde la raíz, el olor no se camufla, si no que previene su aparición.

Truco para detener el hipoChico icono gratis

Aguantar la respiración, llevarse un gran susto…y tomarse una cucharada de azúcar. El molesto hipo también puede desaparecer con este truco casero solo apto para golosos. Según los expertos, el dulce repentino sobrecarga las terminaciones nerviosas de la lengua y detiene el espasmo del hipo.

¿Te mareas en el coche? 

¿De viaje en coche, te mareas en la parte de atrás del coche? Pues existe una fórmula muy sencilla y que, según aseguran quienes la han probado, funciona. En una botella de agua mineral de medio litro se coloca una aceituna y se exprime el jugo de medio limón. Se agita bien la mezcla, así se obtiene un efectivo remedio contra las náuseas gracias a los taninos que contienen estos alimentos.

Truco para quitar el acné 

El tomate es beneficioso para mejorar la piel grasa basta con majar uno pequeño, extender la pulpa en la cara, se puede añadir un poco de miel que es hidratante, deja reposar durante unos 30 minutos. Después se lava rápido la zona con agua tibia y secar con un paño limpio. Repetir este gesto una vez al día durante una semana contribuye a curar el acné. Y es que este fruto es un astringente natural que ayuda a refrescar la piel y tonificar los poros. Además, sirve para controlar la grasa y le da más vida a la piel opaca, fomentando asimismo la regeneración celular.

  ¿Quieres unos dientes blancos? 

1. Aceite de coco: Usa aceite de coco encima de tus dientes y frota. .Deja actuar 10 minutos y enjuaga con agua.

2. Fresas, limón y bicarbonato de sodio: mezcla los tres productos y úsalo como un dentífrico. Deja actuar durante un minuto y luego aclárate. La vitamina C de las fresas ayudan a eliminar las bacterias oscurecen la placa dental.

3Bicarbonato de sodio y limón: haz una mezcla con estos dos productos y luego úsala como tu pasta de dientes, deja actuar durante un minuto. Puedes repetir esto hasta que notes los dientes más blancos.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

VIVIMOS NECESITADOS DE AMOR

El gusano y la florFlor icono gratis

Había una vez un gusano que se había enamorado de una flor.

Era por supuesto, un amor imposible, pero el animalito no quería seducirla ni hacerla su pareja. Ni siquiera quería hablarle de amor. Él solamente soñaba con llegar hasta ella, y darle un beso. Un solo beso.

Cada día, y cada tarde, el gusano miraba a su amada, cada vez más alta, cada vez más lejos. Cada noche soñaba que, finalmente, llegaba a ella y la besaba.

Un día, el animalito decidió que no podía seguir soñando cada noche con la flor y no hacer nada para cumplir su sueño. Así que, valientemente, avisó a sus amigos, los escarabajos, las hormigas y las lombrices, que treparía por el tallo para besar a la flor.

Todos coincidieron en que estaba loco, y la mayoría intentó disuadirlo, pero no hizo caso. El gusano llegó arrastrándose hasta la base del tallo y comenzó la escalada.

Trepó toda la mañana y toda la tarde, pero cuando el sol se ocultó, sus músculos estaban exhaustos.

– “Pasaré la noche agarrado del tallo, y mañana seguiré subiendo. Estoy más cerca que ayer”, pensó, aunque solo había avanzado diez centímetros y la flor estaba a más de un metro y medio de altura.

Sin embargo, lo peor fue que, mientras el gusano dormía, su cuerpo viscoso y húmedo resbaló por el tallo, y por la mañana el gusano amaneció donde había comenzado un día antes.

Miró hacia arriba y pensó que debía redoblar los esfuerzos durante el día y aferrarse mejor durante la noche. De nada sirvieron las buenas intenciones. Cada día, el gusano trepaba, y cada noche, resbalaba otra vez hasta el piso. Sin embargo, cada noche, mientras descendía sin saberlo, seguía soñando con un beso deseado.

Sus amigos le pidieron que renunciara a su sueño, o que soñara otra cosa, pero el gusano sostuvo, con razón, que no podía cambiar lo que soñaba cuando dormía, y que si renunciaba a sus sueños, dejaría de ser quien era.

Todo siguió igual durante días, hasta que una noche que el gusano soñó tan intensamente con su flor, que sus sueños se transformaron en alas… y a la mañana el gusano despertó mariposa, desplegó las alas, voló a la flor… Y la besó. (Jorge Bucay)

Poesía del amor imposible

Esta noche pasaste por mi camino
Y me tembló en el alma no sé qué afán
Pero yo estoy consciente de mi destino
Que es mirarte de lejos y nada más.

No, tú nunca dijiste que hay primavera
En las rosas ocultas de tu rosal.
Ni yo debo mirarte de otra manera
Que mirarte de lejos y nada más.

Y así pasas a veces tranquila y bella,
Así como esta noche te vi pasar.
Más yo debo mirarte como una estrella
Que se mira de lejos y nada más.

Y así pasan las rosas de cada día
Dejando las raíces que no se van.
Y yo con mi secreta melancolía
De mirarte de lejos y nada más.

Y así seguirás siempre, siempre prohibida,
Más allá de la muerte si hay más allá.
Porque en esa vida, si hay otra vida,
Te miraré de lejos y nada más.(José Ángel Buesa)

La necesidad de ser amado

Eterno tema donde los haya y, sin embargo, ¡cuánta fuente de dolor es amar desde la necesidad!

Cuando nuestro deseo primario es recibir, amamos desde la necesidad. Yo necesito que llenes un hueco de mi interior para colmarme con tu amor. Pero ese hueco no se llena nunca por mucho amor que me des porque mi vacío es mío y sólo se puede llenar desde dentro, con mi propio amor.

Damos con la secreta esperanza de recibir a cambio. Pero como damos desde la carencia, desde el sentir que no tengo suficiente amor en mi interior, convertimos el amor en un juego de “yo te doy, tú me das”, un intercambio mercantil condenado al fracaso.

El que da amor gratuitamente, sin tener la expectativa de cuándo recibiré algo a cambio, siempre recibe amor, aunque sepa que habrá personas que no estarán preparadas para recibir ese amor porque les remueve sus dolores y heridas propias. Pero otros corazones se sentirán movidos a amar también.

Aman porque amar es su forma de ser, el aire que respiran, lo que les constituye y no pueden hacer otra cosa que expresarlo, como el sol no puede hacer otra cosa que dar luz y calor, es su esencia. Y sólo por el hecho de expresar lo que uno es ya va recibiendo por el camino, sin esperarlo.

No puedes pedir a nadie que te ame o te comprenda -puntualmente sí, como actitud no-; es una experiencia espontánea y natural que surge cuando se ha descubierto que se tiene amor dentro de uno para dar y que éste se reparte a los demás como la luz se desparrama en todo el día.

Si das esperando recibir, eres como un mendigo con su cuenco vacío esperando que otro lo llene. No se puede mendigar el cariño y la comprensión porque estás actuando desde tu propia carencia y convirtiendo el amor en una necesidad y no en la expresión de lo que eres.

Sólo se da lo que se tiene y se recibe aquello para lo que se está preparado, y tú no estás preparado para recibir amor si vas de mendigo con tu cuenco vacío. Tienes suficiente amor dentro de ti porque tú eres amor, aunque necesites descubrirlo por ti mismo, y entonces dando amor estarás preparado para recibirlo.

En el mismo acto de dar amor te estás llenando, siempre que des gratuitamente y seas consciente de que tu amor no pretende nada más que seguir siendo tú mismo, sin salir fuera de ti contentando a los demás.

Y entenderás a la gente que no pueda amarte o que rechace tu amor porque, simplemente, tienen que hacer su propio camino para encontrarse con el amor que son. Tienen mucho miedo a toparse con su dolor y se defienden de sentir. Pero a ti te basta con amar porque no puedes hacer otra cosa.

(Texto inspirado en un articulo de Osho) “El deseo de amar y ser amado ”

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

A MAL DÍA, PINTALABIOS ROJO

Ser mujer es un privilegio

Jamás permitas que algún hombre te esclavice, tú naciste para amar y no para ser esclava.

Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor, amar es un acto de felicidad, ¿porqué sufrir?.

Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará reír.

Jamás permitas que tu cuerpo sea usado, sabes que tu cuerpo es la morada del espíritu.

Jamás permitas quedarte horas esperando por alguien que nunca vendrá, ¡así te lo tenga prometido!.

Jamás permitas que tu nombre sea pronunciado en vano por un hombre, que ni se sabe si tiene nombre.

Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado por alguien que nunca tendrá tiempo para ti.

Jamás permitas escuchar gritos en tus oídos, ¡el amor es el único que puede hablar más alto!.

Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te saquen de un mundo real para otro que nunca existió.

Jamás permitas que los otros sueños se mezclen a los tuyos haciéndolos girar en una gran pesadilla.

Jamás confíes que alguien pueda volver, ¡cuando nunca estuvo presente!.

Jamás permitas prestar tu útero para engendrar un hijo que nunca tendrá un padre.

Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre haciendo creer que tú naciste inválida.

Jamás permitas que quedes linda y maravillosa, ¡para esperar a un hombre que no tiene ojos para admirarte!.

Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre, ¡que solo vive huyendo de ti!.

Jamás permitas que el dolor, que la tristeza, que la soledad, que el odio, que el resentimiento, que los celos, que el rencor y todo que pueda sacar el brillo de tus ojos; haciendo debilitar la fuerza que existe dentro de ti.

Jamás te permitas perder tu dignidad de ser… ¡Mujer!.

“Hombre… Cuídate mucho de hacer llorar a una mujer, pues, ¡Dios cuenta sus lágrimas!.

La mujer salió de tu costilla, no de tus pies para ser pisoteada, ni de tu cabeza para ser superior; sino del lado para ser igual… Debajo de tu brazo para ser protegida y al lado de tu corazón para ser amada.

Yo quiero ser

Yo quiero ser una mujer consciente del privilegio y milagro de la vida… De sentir que tengo todo el derecho a VIVIR y disfrutar lo que ella me ofrece…

Yo quiero ser alguien, para agradecer y retribuir todas las bendiciones que Dios me ha dado…

Yo quiero ser FELIZ siendo yo misma, sin máscaras, sin sentimientos de culpa, conforme a mi vocación, a mi misión y a mis sueños…

Yo quiero tener el coraje de ser y sentirme libre para elegir mis caminos, vencer mis miedos y temores y asumir las consecuencias de mis actos…

Yo quiero tener alegría para reír, para hacer y recorrer mi camino a la felicidad, para sentir la energía de VIVIR plena e intensamente…

Yo quiero sentir, ser una mujer COMPLETA, amarme, reconocer que soy única, irrepetible e irreemplazable, que valgo porque han instalado en mí una LUZ divina y porque en mi interior hay mucho para DAR…

Yo quiero hacer conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita, que nadie puede agredirme porque no lo merezco…

Yo quiero ser LUZ para mi SOL, mi familia y mis hijos, porque así les ayudaré a crecer sin miedos y con responsabilidad.

Yo quiero dejar de ser y sentirme víctima para retomar o tomar por primera vez en mi VIDA la capacidad de auto gobernarme, de ser protagonista de mi historia…

Yo quiero AMAR el presente, elegir el futuro y luchar para hacerlo, con el corazón sin renunciar ni cansarme jamás…

Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en EL, para aprender a no cometer los mismos errores, quiero soñar con un futuro brillante lleno de estrellas, sin dejar de vivir y disfrutar mi presente, teniendo plena conciencia que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora…

Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y liberar la carga para hacer más liviano mi caminar hacia una VIDA NUEVA…

Yo quiero, todos los días de mi vida en esta dimensión agradecer cada instante de aliento, cada sonrisa, cada lágrima, cada amigo que me ha dado la mano en mi peregrinaje, cada experiencia vivida que me han hecho SER quien soy, con mis defectos y virtudes…

Yo quiero seguir siendo YO para poder sentir el TU…

 ¡Vamos¡

Haz como los pájaros que comienza el día cantando. La música es alimento para el espíritu. Canta cualquier cosa, canta desafinando, pero canta. Cantar dilata los pulmones y abre el alma para todo lo bueno que la vida le ofrece. Si insistes en no cantar, por lo menos escucha mucha música y déjate llevar por ella.

Ríete de la vida, ríete de los problemas, ríete de ti misma. La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse de sí misma. Ríete de las cosas buenas que te suceden. Ríete abiertamente para que todos se puedan contagiar de tu alegría.

No te dejes abatir por los problemas. Si procuras convencerte de que estás bien, vas a terminar convenciéndote de que realmente lo estás, y cuando menos lo pienses te vas a sentir realmente bien. El buen humor, así como el mal humor, se contagian. ¿Cual de ellos vas a escoger?

Si estás de buen humor, las personas a tu alrededor también lo estarán y eso te dará más fuerza. Lee cosas positivas. Lee buenos libros, lee poesía, porque la poesía es el arte de aceitar el alma.

Lee romances, historias de amor, o cualquier cosa que haga reavivar tus sentimientos más íntimos, más puros. Practica algún deporte. El peso de la cabeza es muy grande y tiene que ser contrabalanceado con algo!

Además te vas a sentir bien dispuesta, más animado, más joven. Encara tus obligaciones con satisfacción. Es maravilloso disfrutar de lo que se hace. Pon amor en todo lo que está a tu alcance.

Cuando te propongas hacer algo, ¡métete de cabeza! No dejes escapar las oportunidades que la vida te ofrece, ellas no vuelven. No eres Tú que está pasando, son las oportunidades que dejaste ir. Ninguna carrera es infranqueable si estás dispuesta a luchar contra ella.

Si tus propósitos son positivos, nada podrá detenerlos. No dejes que tus problemas se acumulen, resuélvelos lo antes posible. Habla, conversa, explica, discute, perdona: lo que mata es el silencio, el rencor.

Exterioriza todo, deja que las personas sepan que las estimas, las amas, que las necesitas,
y principalmente en familia.

Vuelve a las cosas duras, dedícate a la naturaleza. Cultiva tu anterior y ella hará que brote belleza de todos tus poros. Tú puedes. Todos podemos.

De vez en cuando hay que hacer limpieza interior

Estaba necesitando hacer una limpieza en mí…
Tirar algunos pensamientos indeseados.
Lavar algunos tesoros que estaban medio oxidados.
Entonces saqué, del fondo de las gavetas, recuerdos que no uso y no quiero más:

Tiré algunos sueños, algunas ilusiones…
Sonrisas que nunca di.
Tire la rabia y el rencor de las flores marchitas que estaban dentro de un libro que nunca leí.
Miré para mis sonrisas futuras y las alegrías pretendidas, y las coloqué en una cajita, bien ordenadas.

Saqué todo del armario y lo fui tirando al suelo.
Pasiones escondidas, deseos reprimidos. Heridas de un amigo, recuerdos de un día triste. Pero también encontré otras cosas y muy bellas :

Un pajarito cantando en mi ventana.
Aquella luna color plata, el poner del sol.
Me fui encantando y distrayendo, mirando cada uno de aquellos recuerdos.

Arrojé en el cesto, los restos de un amor que me hirió.
Tomé las palabras de rabia y de dolor que estaban en el estante, las tiré en el mismo instante.
Otras cosas que aún me hieren… Veré que haré con ellas.

Fue en aquella gaveta en la que uno guarda lo que es más importante, el amor, la alegría, las sonrisas, un poco de Fe, para los momentos en que necesite.

Recogí con cariño el amor encontrado, doblé ordenados los deseos, coloqué perfume en la esperanza, pasé un paño en el estante de mis metas, y las dejé a la vista, para no olvidar.

Coloqué en los estantes de abajo, algunos recuerdos de infancia.

En la gaveta de encima, las de mi juventud y colgado bien a mi frente, coloqué las de mi capacidad de amar
y principalmente las de RECOMENZAR.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

 

 

LAS MUJERES SON LA CHISPA DE LA VIDA

Dios creó a la mujer

Sin las mujeres no existiría San Valentín, no habría día de la madre, no se celebrarían cumpleaños, no habría día del padre y muchos menos día del amor

Para cuando Dios hizo a la mujer, ya estaba en su sexto día de trabajo de horas extras. Un ángel apareció y le dijo: ¿Por qué pones tanto tiempo en esta?
Y El Señor contestó: ¿Has visto mi Hoja de Especificaciones para ella?

Debe ser completamente lavable, pero no ser de plástico, tener más de 200 piezas movibles, todas cambiables y ser capaz de funcionar con una dieta de cualquier cosa y sobras, tener un regazo que pueda acomodar cuatro niños al mismo tiempo, tener un beso que pueda curar desde una rodilla raspada hasta un corazón roto y lo hará todo con solamente dos manos.

El ángel se maravilló de los requisitos. ¡Solamente dos manos….Imposible! ¿Y este es solamente el modelo estándar? Es demasiado trabajo para un día…Espera hasta mañana para terminarla.
No lo haré, protestó el Señor. Estoy tan cerca de terminar esta creación que es favorita de Mi propio corazón.

Ella ya se cura sola cuando está enferma Y puede trabajar días de 18 horas.” El ángel se acercó más y tocó a la mujer.
“Pero la has hecho tan suave, Señor “Es suave”, dijo Dios, pero la he hecho también fuerte. No tienes idea de lo que puede aguantar o lograr.¿Será capaz de pensar? preguntó el ángel.

Dios contestó: “No solamente será capaz de pensar sino que razonar y de negociar”
El ángel entonces notó algo y alargando la mano tocó la mejilla de la mujer….
“Señor, parece que este modelo tiene una fuga…
Te dije que estabas tratando de poner Demasiadas cosas en ella”
“Eso no es ninguna fuga… Es una lágrima” lo corrigió El Señor.
“Para qué es la lágrima,” preguntó el ángel.

Y Dios dijo: “Las lágrimas son su manera de expresar su dicha, su pena, su desengaño, su amor, su soledad, su sufrimiento, y su orgullo.”
Esto impresionó mucho al ángel “Eres un genio, Señor, pensaste en todo. La mujer es verdaderamente maravillosa”

¡Lo es!
La mujer tiene fuerzas que maravillan a los hombres.
Aguantan dificultades, llevan grandes cargas, pero tienen felicidad, amor y dicha.
Sonríen cuando quieren gritar.
Cantan cuando quieren llorar.
Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas.
Luchan por lo que creen.
Se enfrentan a la injusticia.
No aceptan “no” por respuesta cuando ellas creen que hay una solución mejor.
Se privan para que su familia pueda tener.
Van al médico con una amiga que tiene miedo de ir.
Aman incondicionalmente.
Lloran cuando sus hijos triunfan y se alegran cuando sus amistades consiguen premios.
Son felices cuando escuchan sobre un nacimiento o una boda.
Su corazón se rompe cuando muere un persona querida.
Sufren con la pérdida de un ser querido, sin embargo son fuertes cuando piensan que ya no hay más fuerza.
Saben que un beso y un abrazo pueden ayudar a curar un corazón roto.

Sin embargo, hay un defecto en la mujer: ¡ES QUE SE OLVIDA DE CUÁNTO VALE!

El valor de la mujer 

Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.

Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:
Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.

Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.

Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!!

Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.

Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!!!

Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella.

Ser mujer

Nada más contradictorio que ser mujer…
Mujer que piensa con el corazón, actúa por la emoción y vence por el amor.

Que vive un millón de emociones en un solo día, y transmite cada una de ellas con una sola mirada.

Que vive buscando la perfección y vive tratando de buscar disculpas para los errores de aquellos a quienes ama.

Que hospeda en el vientre otras almas, da a luz y después queda ciega, delante de la belleza de los hijos que engendró.

Que da las alas y enseña a volar pero no quiere ver partir los pájaros, aún sabiendo que no le pertenecen.

Que se arregla toda y perfuma la cama, aunque su amor no perciba más esos detalles.

Que como una hechicera transforma en luz y sonrisa los dolores que siente en el alma, solo para que nadie lo note.

Y aún tiene fuerzas, para dar consuelo a quien se acerca a llorar sobre su hombro.

Feliz del hombre que tan solo por un día sepa, entender el alma de la mujer.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

 

RÍE Y EL MUNDO ENTERO REIRÁ CONTIGO, LLORA, Y LLORARÁS SOLO

Recetas para ser felices

1. Haz felices a otros. Crear felicidad nos hace mejores y más felices. Tu vida es lo que has dado.

2. Comparte los Domingos con la familia.

3. Olvídate rápido de lo negativo. La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro.

4. Da y recibe amor, la gente necesita establecer conexiones significativas con otras personas para sentir verdadera alegría.

Las personas solitarias y que no se interesan por los demás, suelen ser infelices.

El hombre siempre necesitará al hombre. Se equivoca de lleno quien pretenda desdeñar a sus semejantes, evitando estar cerca de quienes se encuentren desamparados y faltos de calor humano. Nuestras obras son las que mejor hablan de nosotros. Es una gran verdad que nadie es más que nadie si no hace cuanto puede por sus semejantes (Bernabé tierno)

La verdadera felicidad la da la tranquilidad de conciencia.

Mahatma Gandhi decía que la alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria. Hablo de ser felices. Para “estar” felices, solo hace falta ir por la vida acumulando placeres y evitando sufrimientos a cualquier costo.

La felicidad tiene que ver con saber que quiero hacer con mi vida. El que no sabe lo que quiere no puede ser feliz. Cada día está lleno de posibilidades, si sabemos leerlo adecuadamente. Podemos convertirlo en un valle de lágrimas o en un paraíso. Cambiemos ahora, antes de que sea tarde.

En un reciente estudio realizado por Bernabé Tierno, indica que en cuanto a los multimillonarios con patrimonios por encima de los 100 millones de dólares, con grandes mansiones, yates y aviones privados, tan solo se sienten ligeramente más felices que el ciudadano medio. Lo que si influye son los demás: cuanto más feliz es alguien, más desea comunicar su estado a quienes le rodean, y cuando más hundido está, más necesita de una compañía que le ayude a salir de ese estado. Nadie puede ser feliz solo.

La mayoría de la gente mide su felicidad en términos de placer físico y posesión material. Si la felicidad se pudiera medir y palpar, yo que no puedo ver ni oír, tengo todos los motivos para sentarme en una esquina y llorar sin parar. Si a pesar de mis privaciones, soy feliz. Si mi felicidad es tan profunda que se convierte en una filosofía de vida, entonces resulta que soy una persona optimista por elección.

Cuenta tu vida por tus sonrisas, no por tus lágrimas.

A la noche le sigue el día, como a la tempestad la calma. Así es la naturaleza y tú formas parte de ella. Por eso, toma conciencia de tus sentimientos y de tus estados anímicos y de cómo alternan los buenos con los regulares y los pésimos. Acepta que las cosas sean así y no te tomes demasiado en serio esas variaciones y alternancias… Vivir es cambiar (Bernabé tierno)

Disfruta de la travesía y del paisaje porque tu felicidad no está al extremo del camino, sino que el mismo camino es la causa de tu felicidad.

Llena la mochila de tu alma de gozo por vivir. Acostúmbrate cada día a llenar tu alma, tu mente, tu corazón, tu piel y tus sentimientos de abundantes provisiones de paz, de gozo por vivir, de amor a la vida, de abrazos, de besos, de risas, de caricias, de miradas de complicidad y de ternura.

“No concibo una vida en plenitud si no es viviendo para amar y amando para vivir. No conozco una razón más poderosa para vivir que el amor”. El sentido de la vida reside en “vivir para amar y amar para vivir”, si rechazamos este mandamiento estaremos poniéndoselo cada vez más difícil a la felicidad. Como afirma Bernabé Tierno, “El amor es una asignatura” y como tal se puede aprender. Para dominar es necesario comprender, asimilar y practicar

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

ESTADOS DE ANIMO

 LLORAR O REÍR ¿POR QUÉ PRIVARNOS DE ELLO?

“Una situación dolorosa y una emoción de tristeza son necesarias para mantener un equilibrio. Comprender que vamos a atravesar por ellas nos dará la fortaleza para superarlas, aprender de las mismas y saber que vendrán muchas más”, agrega Sierra Gaviria, y concluye que, “lograr el equilibrio entre las emociones es la tarea que todos tenemos para vivir una vida plena emocionalmente”.

La tristeza también nos ayuda a reorientar nuestros objetivos, reflexionar sobre nosotros mismos, a tomar decisiones, así como buscar apoyo y pedir ayuda a nuestros seres queridos… Igualmente ocurre con las otras emociones: el miedo nos ayuda a huir del peligro, la ira nos incita a luchar y el asco o disgusto, nos hace rechazar cosas que nos pueden hacer daño.

En definitiva, todas las emociones tienen algo que enseñarnos acerca de nosotros mismos, y sin ellas jamás sabríamos lo que es la felicidad.

Es conveniente permitirnos los estados de tristeza, aunque hay que vigilar no quedarnos atrapados en ellos

Si desterramos la tristeza… ¿Cómo se curarán las heridas?

Derramar lágrimas no es perjudicial. Gracias a ellas, se liberan las hormonas del bienestar que ayudan a disminuir los niveles altos de angustia y que actúan como un calmante natural de las emociones intensas. Y, después del llanto, llega la calma y se entra en un estado de relajación.

Cuando lloramos, el cuerpo libera tensión, esa tensión que sentíamos como angustia. Por eso luego de llorar nos sentimos así de bien, así de relajados. Porque ya no cargamos con ese peso emocional. El llanto ayuda a superar los problemas y a veces llorar un solo día no es suficiente, quizás la tristeza de, por ejemplo, la pérdida de un ser amado se extienda por días y hasta semanas. Pero si lloramos cada vez que lo sentimos sin contenernos, probablemente superemos antes la pena.

El llanto es el primer paso para estar mejor. Reprimirlo es querer seguir mal, angustiado, afligido. El reprimir los sentimientos es sumamente nocivo para la salud mental y hasta física. Produce ansiedad y depresión. Nos hace aislar, alejar de amigos y familiares.

La tristeza te fuerza a mirar esas partes de ti misma que no están sanas todavía.

Si puedes mirar a la tristeza como una enseñanza, crecerás. El dolor de la tristeza no es el único maestro en esta vida, pero si es observado adecuadamente, con conciencia y el corazón abierto, es uno de los más grandes maestros de todos. Las semillas de la sabiduría y la iluminación están plantadas dentro de las heridas de la tristeza. Lo que se ha perdido solo puede regresar a nosotros nuevamente de un modo superior.

Aunque las cosas no cambien por una lágrima, siempre podemos y en eso estarán de acuerdo conmigo, retomar con más calma, el empeño de la vida…

Los remedios naturales para luchar contra ella muchas veces están dentro de nosotros mismos. El primero, por no decir el único, es no tomarse a uno mismo demasiado en serio. Tristeza en modo alguno es sinónimo de pesimismo, al contrario, soy de los que apuesta a que la tristeza sonriente le ganará la partida a la pena y a la amargura. Eso sí, es necesario evitar que la tristeza se convierta en una postura cómoda de desintegración paulatina soportable.

Recuerda que tanto la alegría como la tristeza son emociones básicas del ser humano y ambas deben sentirse y vivirse intensamente.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

El AMOR ESTÁ EN PELIGRO

 ¡Maten al amor!

Hubo una vez en la historia del mundo, un día terrible en donde el odio  fue el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes;
Entonces convocó a una reunión urgente a todos ellos.Todos los malos sentimientos del mundo y los deseos más perversos del corazón humano, llegaron a esta reunión, con la curiosidad por saber cual era el propósito de la misma. Cuando estuvieron todos reunidos habló el odio… y dijo: “Los hemos reunido a todos, porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien”.Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el odio el que estaba hablando y él siempre quiere matar a alguien… sin embargo, todos se preguntaban entre sí, quién sería tan difícil de matar para que el odio los necesitara a todos ellos. “QUIERO QUE MATEN AL AMOR“… dijo. Muchos sonrieron, pues más de uno había sentido ganas de hacerlo.El primer voluntario fue el mal carácter, quien dijo: Yo iré y les aseguro que en un año el amor habría muerto. Provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará”.
Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el resultado del mal carácter, quedaron muy decepcionados.
Lo siento, lo intenté todo, pero… Cada vez que yo sembraba una discordia, el amor la superaba y salía adelante…”Fue entonces cuando muy diligente se ofreció: La ambición, que haciendo alarde de su poder dijo:
“En vistas que el mal carácter fracasó, iré yo,
Desviaré la atención del amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder… Eso nunca lo ignorará…”Y empezó la ambición el ataque hacia su víctima, quien efectivamente cayó herida, pero… Después de luchar por salir adelante renunció a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo. El odio, furioso por el fracaso de la ambición, envió a los celos, quienes burlones y perversos, inventaban toda clase de artimañas y situaciones, para despistar al amor y lastimarlo, con dudas y sospechas infundadas.Pero el amor confundido lloró, y pensó que no quería morir… Y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y venció. Año tras año, el odio, siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros; envió a la frialdad, al egoísmo, la indiferencia, la pobreza, la enfermedad, y a muchos otros que fracasaron siempre, porque cuando el amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerzas y todo lo superaba.El odio convencido de que el amor era invencible, les dijo a los demás:
“No hay nada que hacer, el amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos”.De pronto, en un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido; vestía todo de negro, con un sombrero gigante que le caía sobre su rostro y no lo dejaba ver; su aspecto era fúnebre como el de la muerte.”Yo mataré AL AMOR“, dijo con seguridad.Todos se preguntaron quien era ese sentimiento que pretendía hacer él solo, lo que ninguno de ellos había podido hacer.El odio dijo: ¡ve, y hazlo!Tan solo había pasado algún tiempo cuando el odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que después de mucho esperar por fin…EL AMOR había muerto.Todos estaban felices, pero sorprendidos.Entonces el sentimiento del sombrero y traje negro habló:
“Ahí les entrego al amor, totalmente muerto y destrozado”.Y sin decir nada más se marchó.¡¡ Espera !! dijo el odio: En tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir? ¿Quién eres?El sentimiento levantó por primera vez su feo rostro y dijo:”Yo soy… LA RUTINA…”

Conclusión: Estar con una pareja mucho tiempo y compartir cosas cada día exige rutina. El problema es que, muchas veces, nos estancamos en esos hábitos que nos acaba paralizando en no buscar  nuevas fórmulas para crear nuevas sensaciones, nos resta improvisación e ingenio para construir desde la rutina experiencias nuevas que nos llenen de ilusión Es ahí donde conviene hacerles entender algo importante: la rutina no es un síntoma de que algo falla, sino de que algo se ha construido juntos.

Cuento de la caja que estaba llena de besos

Hace ya tiempo, un hombre castigó a su niña pequeña, de 3 años, por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado.
El dinero era escaso en esos días, por lo que explotó en furia cuando vio a la niña envolviendo una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad. Sin embargo, la mañana siguiente la niña le llevó el regalo a su padre y dijo:
– “Esto es para ti, papito”. Él se sintió avergonzado de su reacción de furia, pero volvió a explotar cuando vio que la caja estaba vacía. Le volvió a gritar, diciendo:
– “¿No sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe haber algo dentro?”.

La pequeña volteó hacia arriba con lágrimas en los ojos y dijo:
– “Oh, papito, no está vacía. Yo soplé besos dentro de la caja… Todos para ti, papi”. El padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su niña y le suplicó que lo perdonara.

Se dice que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y siempre que se sentía derrumbado tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su niña había puesto ahí.

En una forma muy sensible, cada uno de nosotros, humanos, hemos recibido un recipiente dorado, lleno de amor incondicional y besos de nuestros hijos, amigos, pareja, familia o de Dios. Nadie podría tener una propiedad o posesión más hermosa que ésta.

Conclusión: Nada es lo que parece, las personas reaccionan cada cual de una forma diferente y cada cual usa sus emociones como las siente en cada momento, no demos nada por hecho, porque muchas veces por dudar o suponer no le damos oportunidad de explicarse a las personas que de mejor o peor manera usa sus razones para llevar la vida lo mejor que pueden, si quieres juzgar pregunta primero, no puedes juzgar a alguien según tus valores, tus prioridades o tus gustos personales.Porque tú eres una persona distinta y, por tanto, tienes tu propia forma de pensar y de actuar.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

 

CADA PERSONA ES ÚNICA

¡El agua que quería ser fuego!

Aceptemos quien realmente somos.Llama icono gratis

Ya estoy cansada de ser fría y de correr río abajo. Dicen que soy necesaria. Pero yo preferiría ser hermosa. Y encender entusiasmos. Y hacer arder el corazón de los enamorados y ser roja y cálida.

Dicen que yo purifico lo que toco, pero más fuerza purificadora tiene el fuego. Quisiera ser fuego y llama.

Así pensaba el agua de un río de montaña. Y, cómo quería ser fuego, decidió escribir una carta a Dios y pedir que cambiara su identidad.

“Querido Dios: tú me hiciste agua, pero quiero decirte con todo respeto que me he cansado de ser transparente. Prefiero el color rojo para mí. Desearía ser fuego. – ¿Puede ser?.

Señor, tú mismo te identificaste con la zarza ardiente y dijiste que habías venido a poner fuego en la tierra. No recuerdo que nunca te compararas con el agua. Por eso, creo que comprenderás mi deseo. No es un simple capricho. Yo necesito este cambio para mi realización personal”.

El agua, salía todas las mañanas a su orilla para ver si llegaba la respuesta de Dios. Una tarde pasó una lancha muy blanca como la nieve y dejó caer al agua un sobre muy rojo.

El agua lo abrió y lo leyó:
“Querida hija: me apresuro a contestar tu carta. Parece que te has cansado de ser agua, yo lo siento mucho porque no eres un agua cualquiera. Tu abuela fue la que me bautizó en el Jordán, y yo te tenía destinada a caer sobre la cabeza de muchos niños. Tú preparas el camino del fuego. Mi Espíritu no baja a nadie que no haya sido lavado por ti. El agua es siempre primero que el fuego.”

Mientras el agua estaba embebida leyendo la carta, Dios bajó a su laso y la contempló en silencio. El agua se miró a sí misma y vio el rostro de Dios reflejado en ella.

Y Dios seguía sonriendo, esperando una respuesta.
Ella comprendió que el privilegio de reflejar el rostro de Dios, solo lo tiene el agua limpia.
Suspiró y dijo:“Sí Señor, seguiré siendo agua, seguiré siendo tu espejo. Gracias.”

MORALEJA: Aceptemos quien realmente somos. Cada uno de nosotros es único, peculiar y muy especial. ¡Amémonos!
– Muchas veces no estamos conformes con lo que somos y anhelamos ser como otros pensando que no somos capaces de lograr lo que estos otros han logrado. Nos olvidamos que Dios nos ha dado la capacidad para transformar al mundo que nos rodea. Solo necesitamos ponernos en Sus manos y estar dispuestos a que Dios haga la obra a través de nosotros.

En esta vida hay muchísimos ejemplos de personas que lograron transformar vidas siendo lo que eran. Personas que lo “poco” que eran ante los ojos de los demás y quizás ante los suyos, se convirtió en un tesoro inigualable en las manos de Dios.

(Esta historia fue escrita por autor desconocido. La historia con moraleja fue coleccionada y recontada por Adonis).

Este texto nos explica lo injusto que podemos ser al no valorar lo que tenemos y querer ser siempre ser ” el otro”lo primero que debemos evitar son las comparaciones y si lo hacemos que sea con personas que tengan metas a nuestro alcance si no solo alcanzaremos frustación

Dedícate a conocerte mejor, siempre tenemos tiempo para pararnos a reflexionar que somos y que queremos y para donde vamos, analiza todo estas preguntas y verás como tu mente y corazón te dará respuestas que te sorprenderán

Piensa siempre en positivo no resaltes lo negativo que habita en ti, todos tenemos defectos y virtudes pero somos lo que pensamos y nuestro carácter se forja de ese pensamiento.

Siempre tenderemos a estar insatisfechos porque es una regla motivaciones básica: Motivarse es moverse y para moverse hay que tener cierto desequilibrio y cierta inquietud.

La capacidad está en ti, no hay excusa que valga: solo tienes que salir ahí fuera y demostrarte que tú estás aquí para ser feliz.

 La envidia no es la admiración que sentimos hacia algunas personas, ni la codicia por los bienes ajenos, ni el desear tener las dotes o cualidades de otro. Es otra cosa.

        La envidia es entristecerse por el bien ajeno. Es quizá uno de los vicios más estériles y que más cuesta comprender y, al tiempo, también probablemente de los más extendidos, aunque nadie presuma de ello (de otros vicios sí que presumen muchos).

        La envidia va destruyendo —como una carcoma— al envidioso. No le deja ser feliz, no le deja disfrutar de casi nada, pensando en ese otro que quizá disfrute más. Y el pobre envidioso sufre mientras se ahoga en el entristecimiento más inútil y el más amargo: el provocado por la felicidad ajena.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

¿ESTARÁ EL TUYO?

 Origen. Se encuentra en el latín, sus raíces residen en dos palabras: Beatriz y Benedicta. Otros significados que le han atribuido los historiadores, aparte de “Chica sonriente, mujer bienaventurada o con bienestar”.

Características. Es detallista, sensible y honesta.También es sociable y tiene un gran magnetismo con las personas. Tiene un gran sentido del humor y está siempre pendiente de sus afectos. Es una persona competente, trabajadora y ordenada.Siempre intenta innovar para no caer en la rutina y mantener viva la llama del amor.

 Santoral. Se celebra el 6 de noviembre.

Origen. Es uno de los nombres femeninos que cuenta con dos significados diferentes. Uno por parte del latín, que quiere decir “Música” o “Poema”, y otro del hebreo, que significa “El jardín de Dios”.

Características. Mujer que sabe dar confianza y cariño. Es una mujer progresista, abierta a nuevas ideas. Acepta muy bien las críticas de sus amigos más íntimos. Para ellos, siempre la tendrán como alguien en quien apoyarse cuando necesiten consejo o una fuente de sabiduría.Es honesta, inquieta e independiente.

Santoral. Cae el día 16 de julio.

 

Origen. Es un nombre que tiene origen inglés su significado, quiere decir “mujer vanidosa”.

Características. Es femenina, observadora, imaginativa y sociable, siempre dispuesta a ayudar a los demás, le gusta avanzar en sus conocimientos y su familia es primordial. Su mentalidad está en ser persona respetuosa y que acepta cambiar de opinión si es necesario.

 Santoral. 23 de septiembre.

Origen. En el latín significa “Mujer igual de bella que un rosal”.Hace referencia a la belleza más pura de esta especie de flor.

Características. Es alegre, simpática y amable, le gusta sobresalir en lo que hace y lucha siempre por lo que quiere, no soporta la falta de puntualidad ni la falta de responsabilidad, necesita airearse visitando bosques, manantiales y nuevos senderos.

 Santoral. Ocurre en agosto, el día 30.

Origen. Latino significa ” la que tiene el pensamiento claro”y también Mujer que sigue los pasos de Dios”.

Características. Es de fuerte personalidad, racional y de gran sentido común, es conversadora y sociable, pone mucho empeño en todo lo que quiere, es una persona muy tradicional, suele verse como la matriarca y eje central de su familia. No le interesa tener cantidad sino de calidad de amigos.

 Santoral. 

El 13 de marzo – Santa Cristina, mártir en Persia.
El 11 de agosto – Santa Cristina, abadesa.
El 13 de febrero – Santa Cristina de Spoleto.

Origen. Significa “La mujer del amanecer” o ” La mujer de blanco”, significado que viene de la palabra  “Blanco o amanecer”. Además, es un nombre que inspira alegría nos recuerda al despertar con el sol apareciendo a través de la mañana dando la primera luz del día.

Características. Es una persona que ama la naturaleza defensoras del medio ambiente .Tienen un carácter independiente y odian que estén encima de ella constantemente, ya que su libertad es algo que aprecia casi más que nada en el mundo no son nada egoístas.

Santoral. 15 de agosto: Nuestra Señora del Alba.

Origen. Significa introspección, pensamiento acerca de la vida y su esencia. Reflexionar intensamente. Amar a los seres queridos y a la vida, así también denominada la elegida y madre de Dios.

 Características. Una personalidad sosegada, que conecta bien con otras personas. Es algo sensible Es muy impulsiva, a veces el corazón le puede más que la razonable y emotiva. No guarda rencor. En el trabajo, destaca por su agudeza.

 Santoral.  

1 Enero Santa Maria, Madre de Dios.

19 Mayo María,Madre de la iglesia.

15 Agosto La Asunción.

8 Septiembre El Nacimiento de la virgen.

8 Diciembre La Inmaculada concepción de María.

12 Septiembre El Dulce nombre de Maria.

Origen. Árabe significa ” La que vive”y «río de amor».

Características. Son muy especiales y distintas suelen adaptarse a cualquier tipo de situaciones, además son muy gentiles, vivaces y amigables son personas independientes y les gusta valerse por si mismas y no depender de los demás. Son de carácter muy fuerte y son decididas. En el amor les gusta implicarse al máximo y dan todo de sí, lo que a veces es un inconveniente ya que sufren mucho cuando les hacen daño. Además son bastante enamoradizas.

Santoral. Es el 12 de Diciembre nuestra señora de Guadalupe y el 16 de Enero.

Origen. Este nombre propio procede de la forma antigua griega monos, «uno solo, único»aquel que vive de forma íntima y espiritual.

Características. Tiende a socializarse. No le gusta nada sentirse sola. Es muy extrovertida, habladora, alegre y un toque de carisma que aporta un toque de alegría a su grupo de amigos. Por eso es muy querida entre ellos, aporta nuevas ideas para mejorar la productividad de todos. Es organizada, suele estar bastante volcada en su trabajo, es bastante independiente en este sentido.

Santoral. 27 de Agosto.

 Origen. Es un nombre femenino de origen árabe que significa “Única” o“Chica singular”.

Características. Da consejos con sinceridad y siempre con el fin de ayudarte a encontrar una solución. Solo critica de forma constructiva y con sus consejos no pretende ganar nada a cambio su carácter poco conformista es capaz de evitar las superficialidades. Espiritual. Está contenta y aprecia lo que tiene.se le da especialmente bien la dialéctica.

Santoral. Se celebra el 13 de mayo.

 Origen. Es un nombre propio femenino de origen griego que significa “verdad”o Persona honesta”.

Características. Busca relaciones amorosas a largo plazo. En su juventud es muy insegura y bipolar. En el amor necesita estabilidad y confianza mutua, es decidida, original y emotiva; además de ser una persona directa, sincera e íntegra.emprendedora y competitiva, gran anfitriona. Como amiga será la mejor. Si tuviésemos que decir algo negativo sería que es impaciente y a veces indulgente.

Santoral. 

Es el 5 de febrero Santa Alicia, abadesa.

Es el 15 de agosto Santa Alicia, virgen.

Es el 16 de diciembre Santa Alicia, emperatriz.

Origen. En latín se atribuye su origen a la palabra “Laurus” (laurel) “Mujer victoriosa” es el significado que se le otorga a este nombre.

Características. Una mujer impregnada de alegría y ganas de vivir que contagia a todo el que se le acerca. se le da muy bien hacer amistades duraderas. Es muy romántica destacan por ser muy sinceras y francas. No soportan las mentiras. valora mucho la originalidad y la independencia. Busca constantemente la aprobación de su entorno y siente atracción por asuntos ocultos o misteriosos.

Origen. Es el 19 de octubre, el día de Santa Laura.

 Origen. Este nombre propio significa “La que es pequeña” o “Mujer diminuta”.

Características. Es muy sincera y no guarda secretos. Se asocia a una mujer desdichada en el tema del amor, es una chica muy desconfiada y que muestra bastante sus celos es muy fácil confiar en ella Le gusta estar al corriente de todo lo que pasa a su alrededor. Es una persona muy charlatana, le encanta conversar sobre cualquier tema, pero no es criticona. Se puede confiar en ella ya que es una mujer honesta y leal,es ingeniosa e intuitiva. No le gusta seguir con lo establecido suele meditar mucho sus ideas e investigar a fondo.

Santoral. Es el 26 de enero.

 Origen. Significa “Salud y belleza”, además evoca ternura y una sensación agradable, probablemente porque su etimología sea “Isis bella”.

Características. Está repleta de ternura, la amabilidad y el saber estar. Una persona con quien puedes tratar sin mucho esfuerzo, es sencilla, con un encanto especial, el grado de confianza que le otorga a sus amistades de vez en cuando puede provocar algunas decepciones. Es una persona familiar. No es superficial.

Santoral. Es el 19 de noviembre a pesar de que, según el santoral actual, la onomástica de Santa Isabel se celebra el día 17 del mismo mes.

ORIGEN. El nombre de Ana proviene del hebreo “Llena de gracia”, con lo que ya vemos como será el carácter de las mujeres que comparten este bello nombre.

CARACTERÍSTICAS. Es inteligente y aprende muy rápido. Dice lo que piensa sin medir las consecuencias. Es sensible, creativa, afectuosa y sociable. Aporta a la familia lo mejor de sí misma. Destaca por su memoria y claridad mental. No le gusta sentirse inferior. Es una de las mujeres más emotivas que conocerás, que lo da todo por su amado. No tolera las infidelidades.

SANTORAL. Se celebra el 26 de julio.

ORIGEN. Se asocia a la valentía y a la fuerza,que proviene del griego “aner” y “Andros”, que significa “hombre” y “fuerza vital” es decir, a lo cariñoso y familiar.Su origen es griego.

CARACTERÍSTICAS. la personalidad es algo débil.Suele ser una mujer que cede ante la presión de las situaciones que se le presentan en la vida, gana un gran poder de concentración. Sobre la familia, es bastante dedicada. Protege a los suyos. En el amor es algo menos atenta, concentra más sus energías en los hijos que en la pareja. A pesar de la susceptibilidad ya comentada, en soledad es muy fuerte, y no le afecta estar por debajo de los demás.

SANTORAL.30 de Noviembre: San Andrés.

ORIGEN. El significado del nombre  es “Recolectora de habas”, para entenderlo es necesario ponerse en la piel de las sociedades antiguas, llenas de superstición y misticismo.

CARACTERÍSTICAS. Le gusta mandar y tener todo bajo control. Se preocupa y protege a sus hijos. En el amor es una persona seductora. Pese a ser una mujer fiel le gusta llamar la atención de los hombres y sentirse observada por ellos. A un nivel más íntimo le gusta emprender proyectos con su pareja .Con sus amigos es incondicional, es capaz de sacarse el pan de la boca por dárselo a un amigo, de verdad que es muy solidaria y sensible.

 SANTORAL. 27 de diciembre: Santa Fabiola de Roma

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

UN BELLO CORAZÓN

Pasar la vida con el corazón intacto

Un joven estaba en el centro de la ciudad, proclamando tener el corazón más bello de la región. Una multitud lo rodeó y todos admiraron su corazón. No había marcas ni cualquier otro defecto. Todos estuvieron de acuerdo en que aquel era el corazón más bello que hubiesen visto.
El joven estaba muy orgulloso de su bello corazón. De repente, un anciano apareció frente a la multitud y dijo:¿por qué el corazón del joven no es tan bonito como el mío? La multitud y el joven miraron hacia el corazón del anciano, que estaba latiendo con vigor, pero tenía muchas cicatrices. Tenia lugares en que se habían removido pedazos habiéndose colocado otros en su lugar, pero estos no encajaban bien, causando muchas irregularidades. En ciertos puntos del corazón, faltaban pedazos.
El joven al ver el corazón del anciano, dijo: Usted debe estar bromeando… Compare nuestros corazones. El mío está perfecto, ¡y el suyo es una mezcla de cicatrices y agujeros! ¡Así es!, dijo el anciano. Viéndolo, tu corazón parece perfecto, pero yo no cambiaría el mío por el tuyo. Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual le di mi amor. Tomé un pedazo de mi corazón y se lo di a cada una de esas personas. Muchas de ellas me dieron un pedazo de su propio corazón para que lo pusiera en el mío, pero, como los pedazos no eran exactamente iguales, posee irregularidades. Pero yo los quiero porque me traen recuerdos del amor que compartimos. Algunas veces di pedazos de mi corazón a quien no me retribuyó. Por eso tiene agujeros. Y duelen. Permanecen abiertos, recordándome el amor que sentí por esas personas…
Espero que un día ellas me correspondan, llenando ese vacío.¿ Que te parece joven? ¿Ahora entiendes en qué consiste la verdadera belleza? El joven se quedó callado y las lágrimas rodaron por su rostro. Se aproximó al anciano. Arrancó un trozo de su perfecto y joven corazón y se lo ofreció al anciano, quien retribuyó el gesto.
El joven miró su propio corazón, que ya no era perfecto como antes, sino más bello que nunca. Los dos se abrazaron y se fueron juntos. Cómo debe ser triste pasar la vida con el corazón intacto. Esta es tu oportunidad de quitarte un pedazo de tu corazón y enviárselo a la persona que quieras, o no hacerlo, y dejar tu corazón intacto… ¡¡¡ Yo me quité un pedacito especialmente para ti !!!

“Examinad el corazón, no las apariencias”

Me quedé viuda muy joven y con tres hijos pequeños. Mi casa estaba ubicaba frente a la entrada de la Clínica Universitaria de Navarra, en Pamplona. Para ayudarme económicamente, alquilaba una habitación a algunos pacientes de la clínica que vivían fuera y buscaban dónde quedarse mientras duraba su tratamiento.

Una tarde de verano mientras preparaba la cena, escuché que llamaban a mi puerta. Abrí y vi a un anciano verdaderamente repugnante.

Es un poco más alto que mi hijo de ocho años.– Pensé mientras miraba su cuerpo pequeño y arrugado. Lo más aterrador era su rostro, deformado a causa de la hinchazón, y las heridas que todavía estaban en carne viva. Sin embargo, su amable y dulce voz contrastó radicalmente el escenario cuando dijo:

—Buenas noches. He venido a ver si usted tiene una habitación disponible tan solo por una noche. He venido esta mañana desde la costa para un tratamiento y no hay ningún autobús de vuelta hasta mañana temprano.

Luego, me comentó que había estado buscando un cuarto por varias horas pero que no había tenido éxito, pues al parecer nadie tenía habitaciones disponibles.

—Debe ser por mi rostro…sé que se ve horrible, pero mi doctor dice que con algunos tratamientos más…

Por un momento vacilé en aceptarlo como huésped, pero sus siguientes palabras me convencieron:

—Puedo dormir en esta mecedora, aquí afuera, en la entrada. Mi autobús sale mañana en la mañana.

Le dije que teníamos una cama preparada, y que pasara a la habitación si lo deseaba. Mientras tanto, entré y terminé de hacer la cena. Cuando estuvo todo listo le pregunté al anciano si le gustaría cenar.

—No, gracias. Tengo suficiente – Y levantó una bolsa de papel marrón, donde según él guardaba una “suculenta” cena que se había preparado la noche anterior. Yo le hice ademán de que pasara al comedor a cenar conmigo y mis hijos; lo cual hizo encantado.

Cuando terminé de lavar los platos, salí al comedor para hablar con él algunos minutos. No era muy difícil darse cuento que este hombre tenía un inmenso corazón. Me dijo que pescaba para mantener a sus seis hijos y a su esposa, quien había quedado inválida por un problema en la columna. No lo contaba para quejarse; de hecho usaba mucho el “gracias a Dios…”. Estaba agradecido de no sentir dolor alguno por su enfermedad, que era aparentemente algún tipo de cáncer de piel. Sobre todo, agradecía mucho a Dios por la fortaleza que le daba para poder seguir adelante.

Después de una larga y amena charla, se despidió y pasó a su dormitorio.

Cuando me levanté en la mañana, vi que la puerta de la habitación estaba abierta, las sábanas estaban perfectamente dobladas y el pequeño hombrecito estaba fuera en la entrada, esperando. No quiso tomar desayuno, pero poco antes de que se fuera, y como si pidiese un gran favor, me preguntó:

—¿Podría quedarme aquí la próxima vez que reciba el tratamiento? No le incomodaré en lo más mínimo. Puedo dormir cómodamente en una silla.

Se detuvo un momento y luego añadió:

—Sus niños me hacen sentir en casa. A los adultos les asusta mi rostro, pero a los niños parece no importarles.

Le dije que sería bienvenido en cualquier ocasión.

En su siguiente visita llegó poco después de las siete de la mañana. Trajo de regalo un gran pescado y unos pulpos gigantescos. Dijo que los había pescado esa misma noche para que estuvieran frescos y deliciosos. Yo sabía que su bus salía a las 4:00 a.m y me preguntaba cuándo habría dormido el pobre hombre.

Durante los años que vino a quedarse con nosotros siempre nos traía pescados o vegetales de su jardín. Sus regalos tenían doble valor sabiendo cuán pobre era el anciano. Cuando recordaba estas cosas, pensaba en un comentario que hizo nuestro vecino después que partió aquella primera mañana.

—¿Alojaste a ese repugnante hombre anoche? ¡Yo lo rechacé! ¡Puedes perder clientela recibiendo tal gente!

Probablemente haya perdido clientela, pero sé que mi familia estará siempre agradecida de haberlo conocido. Aprendimos de él a aceptar sin quejas lo malo y a agradecer a Dios lo bueno.

Recientemente estaba visitando a una amiga que tiene un vivero. Me estaba mostrando sus flores hasta que llegamos a la más bella de todas: un crisantemo dorado floreciendo. Pero para mi sorpresa, estaba creciendo en un viejo bote oxidado y abollado.

Yo pensé,

—Si esta fuera mi planta, la pondría en la mejor maceta que tuviera mi amiga me hizo cambiar de parecer.

—Me quedé sin macetas– me explico- y sabiendo cuán bella sería esta flor, pensé que no importaría que brotara en este viejo bote. Era solo por un corto tiempo hasta que la pudiera poner en el jardín.

Ella se debe haber preguntado por qué sonreí, pero me estaba imaginando esta escena en el cielo:

—Aquí está uno especialmente hermoso, debe haber dicho Dios al encontrarse con el espíritu del viejo pescador. Estoy seguro de que no le importará empezar en este pequeño y deforme cuerpo.

A veces los hombres somos muy injustos a la hora de emitir nuestros juicios. Tendemos a juzgar rápidamente, y además, por las apariencias. ¡Con qué facilidad rechazamos a una persona porque en la primera impresión no nos gustó! ¡Qué sería de nosotros si Dios juzgara con tanta ligereza! Afortunadamente, Dios mira el corazón. Aprendamos también nosotros a hacer lo mismo.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

EN EL AMOR NO ES TODO FÁCIL

Las pruebas del amor

Una princesa que solo tenía 17 años estaba locamente enamorada de un capitán de su guardia. Deseaba casarse con él, aún a costa de lo que pudiera perder.

Su padre, el Rey, que tenía fama de sabio no cesaba de decirle:
– No estás preparada para recorrer el camino del amor.
– El amor es renuncia y así como regala, crucifica.
– Todavía eres muy joven y a veces caprichosa.
– Si buscas en el amor solo la paz y el placer, no es este el momento de casarte.

La princesa respondía:
– Pero padre, ¡ seré tan feliz junto a él !
– No me separaré ni un solo instante de su lado.
– Compartiremos hasta el más profundo de nuestros sueños.

Entonces el rey reflexionó y se dijo:
– Las prohibiciones hacen crecer el deseo.
– Si le prohíbo que se encontrará con su amado, su deseo por él crecerá desesperado.
– Además los sabios dicen:
Cuando el amor os llegue, seguidlo, aunque sus senderos son arduos y penosos

De modo que al fin el Rey dijo a su hija:
– Hija mía, voy a someter a prueba tu amor por ese joven.
– Vas a ser encerrada con él cuarenta días y cuarenta noches.
– Si al final siguen queriéndose casar es que estás preparada y entonces tendrás mi consentimiento.

La princesa, loca de alegría, aceptó la prueba y le di las gracias a su padre.

Todo marchó perfectamente, pero tras la excitación y la euforia de los primeros días no tardó en presentarse la rutina y el aburrimiento. Lo que al principio era música celestial para la princesa se fue tornando ruido. Comenzó a vivir un ir y venir entre el dolor y el placer, la alegría y la tristeza. Así, antes de que pasaran dos semanas ya estaba deseando tener otro tipo de compañía, llegando a repudiar todo lo dijera o hiciese su amante. A las tres semanas estaba tan harta de aquel hombre que chillaba y aporreaba la puerta de su recinto. Cuando al fin pudo salir de allí, se echó en brazos de su padre agradecida de haberle librado de aquel a quién había llegado a aborrecer.

Al tiempo, cuando la princesa recobró la serenidad perdida, le dijo a su padre:
– Padre, háblame del matrimonio.

Y su padre, el rey, le dijo:
– Escucha lo que dicen los poetas de nuestro reino:

“Dejad que en vuestra unión crezcan los espacios.
Amaos el uno al otro, más no hagáis del amor una prisión.
Llenaos mutuamente las copas, pero no bebáis de la misma.
Compartid vuestro pan, más no comáis del mismo trozo.
Y permaneced juntos, más no demasiados juntos,
pues ni el roble ni el ciprés, crecen uno a la sombra del otro”

 

El amor es ciego

Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura, como siempre tan loca, les propuso:

– ¿Jugamos al escondite?

La Intriga se levantó con los ojos fruncidos, y la Curiosidad sin poder contenerse preguntó:

– ¿Al escondite? ¿Y cómo es eso?

Es un juego – explicó la Locura – en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y, cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

La Alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la Duda, e incluso la Apatía a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse; ¿para qué? Si al final siempre le hallaban. La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que le molestaba era que la idea no había sido suya), y La Cobardía prefirió no arriesgarse.

– Uno, dos, tres…. Comenzó a contar la Locura.

La primera en esconderse fue la Pereza, que como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra de el Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad, casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: ¿qué si un lago cristalino?¡Es ideal para la Belleza!; ¿Qué si la rendija de un árbol? ¿Perfecto para la Timidez; ¿qué si el vuelo de una mariposa? ¡ Lo mejor para la Voluptuosidad!; ¿qué si una ráfaga de viento? ¡ Magnífico para la Libertad! Así que terminó por ocultarse en un rayo de sol. El Egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo… Eso sí, solo para él.

La Mentira se escondió en el fondo de los océanos ¡mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris! y La Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes, el Olvido …¡se me olvidó donde se escondió!… Pero no es lo importante.

Cuando la Locura contaba 999999, el Amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

– ¡Un millón! – contó la Locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la Pereza, solo a tres pasos de la piedra. Después escuchó a la Fe discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología, y a la Pasión y al Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la Envidia, y claro, pudo deducir donde estaba el Triunfo. Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo; él solo salió desesperado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al algo descubrió a la Belleza. Y con la Duda resultó más fácil todavía pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún en que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos: el Talento entre la hierba fresca, la Angustia en una oscura cueva, la Mentira detrás del arco iris… (¡Mentira, ella estaba en el fondo del océano!), y hasta el Olvido, al que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite.

Pero solo el Amor no aparecía por ningún sitio.

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de las montañas y, cuando estaba a punto de darse por vencida, divisó un rosal y las rosas… Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos al Amor y la Locura no sabía que hacer para disculparse; lloró, rogó, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra,

El amor es ciego y la locura siempre, siempre le acompaña.

La princesa de fuego

Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada de pretendientes falsos que se acercaban a ella para conseguir sus riquezas, hizo publicar que se casaría con quien le llevase el regalo más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se llenó de flores y regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor incomparables y de poetas enamorados. Y entre todos aquellos regalos magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó diciendo:

– Esa piedra representa lo más valioso que os puedo regalar, princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es vuestro y es duro como una piedra. Solo cuando se llene de amor se ablandará y será más tierno que ningún otro.

El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida y atrapada. Quedó tan enamorada que llevaba consigo la piedra a todas partes, y durante meses llenó al joven de regalos y atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego; al momento vio cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una bella figura de oro. Entonces comprendió que ella misma tendría que ser como el fuego, y transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo importante.

Durante los meses siguientes, la princesa se propuso cambiar en el reino, y como con la piedra, dedicó su vida, su sabiduría y sus riquezas a separar lo inútil de lo importante. Acabó con el lujo, las joyas y los excesos, y las gentes del país tuvieron comida y libros. Cuantos trataban con la princesa salían encantados por su carácter y cercanía, y su sola presencia transmitía tal calor humano y pasión por cuanto hacía, que comenzaron a llamarla cariñosamente “La princesa de fuego”.
Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del joven, que tal y como había prometido, resultó ser tan tierno y justo que hizo feliz a la princesa hasta el fin de sus días

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

RECUPERAR LA VIDA

Un móvil no reemplace al corazón

Me resisto a no comentar en la mesa en familia, lo rica que está la sopa por no poner atención ni al los sabores solo al tacto del móvil.

 Me resisto a pasar horas sin sentido mirando una pantalla.

Me resisto a no ver atardeceres por falta de tiempo, solo por haberlo perdido”vía Internet”.

Me resisto a la falta de abrazos porque la calidez de la piel ya no es lo primordial, importa el tacto de un móvil duro y frío que te hace comunicar con personas lejanas que ni conoces, ignorando a quién te acompaña que se muere por darte cariño cada día.

 Me resisto, quiero volver donde te despertabas e ibas directamente a desayunar con la familia y no ahora… Donde en la cama chateando se está mejor, te levantas mediodía sin salir de tu cuarto para estar más tiempo en soledad, hablando con personas que le importas un carajo.

Me resisto a perder momentos a perder vida a perder salud a perder el eco de las palabras que miran a los ojos, me resisto a querer de verdad “no solo cuando interesa”pasear al perro con tu padre porque le das importancia no porque se fue Internet por un rato y tienes que pasar el rato como sea “aunque sea en familia”

Me resisto a querer a ratos a que me quieran a momentos, quiero todo, la vida pasa, nosotros pasamos, el final llega y perdimos la vida mirando pantallas mirando plasmas mirando estados, “miremos la vida” miremos lo que importa.

¡No te distraigas!

El corazón no se llena con vistos en línea, se llena con un beso o un abrazo, se llena con un TE QUIERO o un TE AMO.

¡Me resisto! Quiero un mundo donde la hora la mires en el reloj no en un móvil y así aprovechar y darle un repaso a todas las redes posibles no vaya a ser que se te escape algo y destruya tu vida. ¡Estamos locos!

Me resisto a la mediocridad, donde todo lo fácil es lo que atrae y lo complicado ya lo harán otros “mi vida más cómoda”.

Me resisto a pasar días con la mente en blanco ocupando solo para mirar y mirar una pantalla que llena la vida de vacíos y elimina emociones con las personas piel a piel, miradas cómplices, ratos ámenos paseando, personas y momentos que nunca podrás recuperar.

Me resisto a que un día te despiertes y te des cuenta que perdiste tanto, tanto… Que solo te quedan recuerdos virtuales que ni en el corazón queda, Se fueron a la mente donde la cultura debería ocupar ese lugar.

¿De verdad los humanos evolucionamos?

¡No lo creo! Cuando nos pasamos media vida subiendo fotos para fingir una vida perfecta. Cuando todavía tienes lagrimas en los ojos,   la ultima pelea con tus padres por la poca atención que le ofreces. Pero tus amigos envidia tu vida y eso es lo que realmente importa.

Podrás comprar todo menos el tiempo

Hasta que no te valores a ti mismo no valoraras tu tiempo. Y hasta que no valores tu tiempo no harás nada de con él.
M.Scott Peck

Cuando comienzas algo, no malgastes el tiempo buscando problemas antes de tenerlos. Si los hay, ya los encontrarás.

Trata siempre de disfrutar lo que estés haciendo y no malgastes el tiempo lamentándote por lo que no te dio tiempo a hacer.

No es breve la vida, largo es en el hombre el descuido del tiempo. “Séneca

Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otro… Vive tu propia vida. Todo lo demás es secundario.”Steve Jobs

Deja de actuar como si la vida es un ensayo. Vive este día como si fuera el último. El pasado ya se ha ido. El futuro no está garantizado.”Wayne Dyer

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)

 

 

El VALOR DEL TIEMPO

¡No te duermas! Haz tus sueños realidad

Bendito tiempo que perdemos en dudas, falsas ilusiones, enfados por orgullo, rencores que solo hacen que llevemos carga negativa, distancias que solo se arreglan dando pasos y sobre todo el “Ya lo haré…” Y nunca llega porque confiamos en que tenemos un futuro infinito. No te mientas, sabes que te queda poco tiempo. La vida es un suspiro, un grano de arena, un pez en el mar. El tiempo pasa y el tic tac del reloj jamás deja de sumar.

Tiempo Vivido 

Esto era un hombre que vagaba por el mundo viajando y viendo nuevas bellezas.
Un día fue a un pueblo, había un valle… Entró, era un cementerio.
Miró una lápida y comprobó que era de un niño de 8 años, el hombre se asustó siguió mirando y era un niño de 5, otro de 6…
El hombre aterrado y desolado se sentó en una piedra y comenzó a llorar pues miró todo el valle y la persona con mayor edad no superaba los 12 años.
Llego el cuidador del cementerio y le pregunto:
¿Es por algún familiar?

No señor, vera usted ¿Que maldición es la que hay aquí para que todos los niños mueran? ¿Una plaga? ¿Una enfermedad?
El cuidador sonrió y le dijo:
Tranquilícese, aquí nunca mueren los niños, verá:
Hay una tradición, desde que un chico cumple los 15 años le dan una libreta, se la cuelgan al cuello y cada vez que disfrutan de algo intensamente se apuntan cuanto duró y que fue… El primer beso, el primer amor, una fiesta con sus amigos…
Cuando mueren miramos en su libreta y sumamos todos los momentos que apuntó, porque en este pueblo pensamos que el tiempo disfrutado intensamente es el tiempo realmente vivido.

Para vivir aprendiendo

A los 5 años, aprendí que a los peces dorados no les gustaba la gelatina.
A los 9, aprendí que mi profesora solo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.
A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.
A los 12, aprendí que, si tenia problemas en la escuela, los tenía más grandes en casa.
A los 13, aprendí que, cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo.
A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.
A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.
A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
A los 27, aprendí que el titulo obtenido no era la meta soñada.
A los 28, aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te va a hacer doler la cabeza la vida entera.
A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos
A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.
A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.
A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos croquetas y elige la menor.
A los 42, aprendí que, si estás llevando una vida sin fracasos, no estas corriendo los suficientes riesgos.
A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle una pequeña postal.
A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.
A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en él. También a los 63, aprendí que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.
A los 64, aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado nunca suceden.
A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo
A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.
A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.
A los 76, aprendí que envejecer es importante.
A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.
A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.

Moraleja

Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cuál es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma. Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos y podemos ofrecer a los demás y además enriquecernos, aceptar y disfrutar con las que otros no pueden brindar. Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas difíciles. Encaminarse hacia ellas es el primer paso hacia algo que ni siquiera podemos imaginar.
Realmente no tiene mucha importancia hasta qué edad vivimos, lo importante es sentir que no lo hemos hecho en vano.

( Los textos son de autor desconocido, fueron copiados y recontados por Adonis)